lotusvowmoon Kimberly García

Vamos siendo sinceros, originalmente es un guión en donde Inko, Inka y Katze sufren de algunas situaciones provocadas por Katze para ayudar a Inka e Inko a entender porque es importante saber diferenciar entre verdad y mentira. Historia escrita para el reto "El Libro de Inko, Inka y Katze" para la copa de Autores 2020


Çocuklar Tüm halka açık.

#theauthorscup #TheInkoInkaKatzeBook
1
3.1k GÖRÜNTÜLEME
Tamamlandı
okuma zamanı
AA Paylaş

Capítulo 1

—Bien, estudiantes. Es importante que presten mucha atención a la clase de hoy — Inko miró a Inka emocionado y ella estuvo tentada a darle una bofetada con su nuevo cuaderno.

—¿Qué? — Preguntó Inko en voz bajita teniendo cuidado de que la profesora no pudiera escucharlos.

—No entiendo por qué te gusta tanto esta clase, es aburrida —Inko miró con recelo a Inka porque no era capaz de entender su amor por la clase de filosofía.

—Ustedes dos, ya que están tan habladores por qué no nos cuentan algo sobre la interesante conversación que llevan —la profesora ya se había dado cuenta de su conversación así que Inko optó por decir una mentira pequeñita.

—No verá maestra, nosotros solo estábamos poniéndonos al día con lo que usted estaba diciendo, es que me atrase en el dictado — la maestra no creyó en las palabras de Inko que claramente eran una obvia mentira para que ella no los regañará para no prestar atención.

Ella zapateó el suelo como si en él, estuviese buscando una pregunta que lo hiciera caer.

—¿Qué es la verdad Inko? — a Inko le cayó la pregunta como un zapato justo para su pie. Inko miró al techo como si no hubiese un piso de cemento sobre él.

—Pues en palabras técnicas la verdad es cuando lo que decimos concuerda con nuestras acciones o ser firmes a una idea real — Inko creyó que realmente esa había sido una pregunta demasiado fácil.

—Correcto — afirmó la maestra.

—Recuerda que no todas las cosas tienen un significado científico Inko, algunas cosas van más allá de eso— Inko rascó su mejilla sin entender muy bien lo que la profesora estaba diciéndole.

—Bien alumnos, pongan atención — la profesora dio otro taconazo en el suelo y aplaudió fuertemente dos veces para obtener la atención de sus alumnos.

—Se viene la semana de participación estudiantil, y ya que estamos hablando sobre la verdad, su tarea será crear una clase didáctica y proactiva para niños más pequeños, pero antes deberán traerme un ensayo sobre las mentiras y las diferencias entre la verdad y la mentira, deberán aclarar también si la sinceridad es lo mismo que la verdad. Buena suerte alumnos — Era por esa razón que algunos alumnos quedaban con vacíos en su cabeza.

—¿Esa será toda su explicación? — No había sido la intención de Inka ser grosera al expresarse, tampoco pensó que alguien pudiera llegar a oírla cuando todos los estudiantes habían abandonado en su gran mayoría el lugar, al oír la campana sonar.

Cuando la profesora se colocó tras de ella, Inka se dio cuenta de que quizá su comentario sobre el desarrollo de la clase no había sido el adecuado y se giró sabiendo que la maestra probablemente podría reprenderla severamente.

—Siento si mi clase de hoy no fue lo suficientemente explicativa señorita... —Ella no sabía si realmente a la maestra se le había olvidado de su nombre o si solo lo hacía a propósito por haber hecho un comentario sobre su clase.

—Inka — completó la castaña al ver el rostro dudoso de la maestra.

—Si, eso Inka. Verás niña, esta es tu asignación —Inka tomó las hojas que la maestra le estaba ofreciendo frente a Inko y leyó las letras en negritas que estipulaban que su compañero de trabajo sería Inko.

No es que le molestara, pero al menos no quería ser compañera de Inko en esa materia, él chico iba a ponerse intenso y lo supo con certeza cuando se limpió las gafas y poder bien las letras en negrita. Como si estuviera asegurándose de que realmente le tocó hacer el trabajo con Inka.

—Pero.. — Inka por supuesto que intentó con todas sus fuerzas negarse.

—No te preocupes lo harán bien, dentro de la asignación encontraran el grupo de alumnos, las edades de los niños y las características — Inka le dio otra ojeada a la asignación plasmada en las hojas, respiró profundo cuando vio que el publico de su pequeña exposición serían los niños de cinco a seis años y además niños especiales.

No es que a Inka no le gustaran, no, lo que pasa es que a Inka no le gustaban las cosas difíciles y entonces, se replanteó una y otra vez la razón de saber que había hecho mal esa mañana para que todo saliera de una manera equivocada.

—Estoy segura de que van a estar bien —la mujer extrañamente no se notaba enojada, tocó el hombro de Inka como si estuviera consolándola de lo que esta por venir y se retiro de las escena dejando a los dos jóvenes juntos.

Inka se halo los cabellos de la cabeza como si quisiera arrancarlo todo de golpe y pensó en que todo eso realmente era un desastre.

—Deberíamos empezar a organizarnos — añadió Inko, entonces a Inka tan solo escucharlo le parecía estresante.

No fue diferente de camino a casa mientras la acompañaba. El no paró de hablar sobre la tarea y entonces Inka se preguntaba así misma por qué seguía siendo amiga de Inko. Lo habían sido desde pequeños, pero aún así ahora que estaban bordeando los quince o dieciséis a Inka todo le parecía exasperante, impronunciable e insoportable, que había adoptado algunas maneras sarcásticas en su tono de voz.

Ya se le pasaría.

Inka solo cedió porque Inko no dejaba de ser tan insistente, ya era viernes y mientras más rápido pudieran terminar la tarea Inka sería libre de la tormentosa situación.

—¿Entonces?

—¿Entonces qué?

—¿Nos vemos mañana? ¿En mi casa? ¿Para el proyecto?

—¿Por qué en tu casa Inko?

—No es tan ruidosa como la tuya, te dejaré tocar a mi gato — Inko era un niño muy listo, utilizó a su gato para atraparla, sabía que Katze sería irresistible ante los ojos de Inka, ella amaba a los gatos y más cuando se trataba de Katze.

Su gato negro que siempre parecía estar atento a ellos cuando estaban cerca.

—Esta bien — aceptó rendida Inka, como si de verdad no supiera que ella solo iba para acariciar al gato.

—Si llegas y no hay...

—Se por donde entrar Inko no te preocupes...

11 Kasım 2020 04:38:07 0 Rapor Yerleştirmek Hikayeyi takip edin
2
Sonraki bölümü okuyun Capítulo 2

Yorum yap

İleti!
Henüz yorum yok. Bir şeyler söyleyen ilk kişi ol!
~

Okumaktan zevk alıyor musun?

Hey! Hala var 4 bu hikayede kalan bölümler.
Okumaya devam etmek için lütfen kaydolun veya giriş yapın. Bedava!