phtrespalacios Fred Trespalacios

Ha nacido un asesino abominable. Recorre las calles de la ciudad a sus anchas. La policía está tras su pista. La radio obliga a los ciudadanos mantenerse alerta. Nadie sabe quién pueda ser. No hay un nombre ni una cara, solo le llaman, El comegente


Korku Tüm halka açık.

#salvaje #ccanibalismo #crimen #asesinos
Kısa Hikaye
22
4.5k GÖRÜNTÜLEME
Tamamlandı
okuma zamanı
AA Paylaş

Salvaje

—Muy buenos días, bienvenidos y bienvenidas a nuestra programación matutina en Tu Altura FM, 102.7, les habla su estimado locutor, Jaime Reyes, desde la ciudad de San Cristóbal. ¿Qué más, Daniel? ¿Cómo estás?


—Hola, ¿qué tal radioescuchas? Hola, Jaime, muy bien gracias. Hoy estamos cargados de muchas noticias que seguro serán del impacto de todos, y, tocaremos ciertos temas lúgubres. El insólito caso que tiene consternada a media ciudad.


—Así es, Daniel, hablaremos más lueguillo de eso, porque eso da mucha tela que cortar. Antes de empezar, les recuerdo que este programa es auspiciado por: Vercingéntorix, desde 1800, el único whisky celta de alta calidad.


—Almacenes Todo Hogar, todo lo que necesitas para tu casa o apartamento, lo tiene Todo Hogar.


—Heladería Frutiloco, el sabor de la locura.


—¿No sabes a dónde viajar? Viaja con Starline y busca destinos inimaginables, Starline, tu estrella de vida.


—Odontología Alemana, y ten una sonrisa bávara.


—Nuevo Dypoxi, para los dolores de cabeza, fiebre y malestar general. Dyxopi, de GeneX Pharmaceutic.


—Ahora sí, Daniel, ¿con qué vamos a empezar?


—Empecemos con el bochornoso caso de los policías de Las Delicias pasados de tragos.


—Oh, por Dios. La primera vez que vi la noticia quise desmayarme de la risa, pero luego te pones a pensar que pudo haber muerto alguien.


—Así es, Jaime, pero gracias a Dios no hubo vidas que lamentar. Los policías identificados como Luis Rodrigo Vayarte García, y Marco Antonio Jiménez Pérez, ambos patrulleros, protagonizaron un accidente en el municipio de Las Delicias en la cual se llevaron por el medio la fachada de una vivienda, luego de haber colisionado con un poste eléctrico, y, dejó como resultado, heridos, por supuesto, a estos dos policías.


—No era para menos, más bien me extraña que sigan vivos.


—Una vez que colegas y miembros del sector de la salud se presentaron, y vieron el alterado estado de ebriedad de los patrulleros, procedieron efectivamente a hacerles la prueba de alcoholemia.


—Y, reventó, ¿no es así?


—Mostró el nivel más alto, y de hecho cuando procedieron a arrestarlos, tuvo que ser necesario el uso de refuerzos, ya que se resistían a ser procesados.


—Vaya, ¿quién lo diría? Las vueltas de la vida.


—Todo lo demás como ya vemos, ha quedado plasmado en redes sociales, la pelea, los vecinos, incluso el disparo al aire de unos de los patrulleros, dejando muy por el suelo el nombre de la policía nacional.


—Dime algo, Daniel, ¿pero de dónde demonios venían estos policías? ¿O por qué permiten que los patrulleros lleven alcohol a su horario de trabajo? Digo, porque, ¿ellos sí y nosotros no?


—Según las declaraciones del director de la policía, ambos venían de una fiesta, es decir, los dos se encontraban fuera del horario de turno en el cumpleaños de unos de los familiares, e ingresaron en ese estado paupérrimo de consciencia. Así deja entrever en sus redes sociales como ingerían alcohol con el uniforme de la policía puesto.


—Y después dicen que somos nosotros los que irrespetamos el uniforme.


—También declaró el director de la policía, y manifestó que ambos patrulleros serán expulsados y posteriormente multados, ya que aún tienen que responsabilizarse por los daños ocasionados a la vía pública y bienes ajenos.


—Bueno, ya no vigilarán las calles, pero tendrán más tiempo para emborracharse. Dios nos libre, hombre.


—Pues sí, y en otro caso, pero mucho más delicado, autoridades de Rubio encontraron a una mujer semidesnuda que corría en la calle a horas de la madrugada. La mujer identificada como Angélica Inés Avendaño Benavides, quien pertenece a la facultad de medicina de la Universidad Católica, fue hallada con signos de violencia, como cortadas, golpes, y varias quemaduras alrededor del cuerpo.


—Desnuda, corriendo, golpeada... ¿Otro caso de violencia doméstica?


—Otro caso imparable, Jaime, un suceso que no termina. La chica, la mujer, fue llevada a un centro asistencial donde declaró que su pareja, de nombre Orlando Fidel Noriega Vélez, la secuestró y la torturó, oigan bien, por el simple y solo hecho de que no había llegado temprano a casa.


—Bueno, yo también he querido golpear a la gente que es impuntual, pero, eso es solo un eufemismo.


—La chica, que estudia en el horario nocturno, no se presentó a casa como era de costumbre, así señaló ella, ya que siempre llegaba a las once o doce como máximo... Llegó a la dos y media de la madrugada.


—Bueno, ¿y en qué iba ella?


—Pues, se enlazó la discusión, los celos, y su pareja procedió a violentarla. La desnudó, la amarró a una silla y procedió a efectuarle toda clase de dolores.


—Y lo denunció, ¿no es así? Porque un tipo como ese no merece andar por la calle.


—El sujeto fue previamente retenido, pero se supo a las horas de esta mañana, que la víctima había quitado la denuncia.


—Santa María de la Piedad.


—Los vecinos sin embargo afirman que no es la primera vez que pasa. Pues con este, ya sería el octavo caso ocurrido entre la estudiante y su pareja. Queda resaltar, que ya fue dada de alta y que se encuentra en buen estado de salud.


—Tantas canciones contra la violencia y estas mujeres se lo pasan por el agujero discreto.


—Increíble, Jaime, increíble.


—¿Qué más nos tienes, Daniel?


—Ahora sí, hablemos del espantoso caso ocurrido esta mañana en la ciudad de San Cristóbal.


—Santo Cielo, acababa de ver la noticia cuando desayunaba. Perdí el apetito de inmediato.


—No eres el único que ha perdido hasta las entrañas, Jaime. La ciudad está consternada, hace tiempo que no veíamos un caso como este.


—Había leído por allí de que se trataría del quinto cuerpo encontrado con las mismas características. ¿Eso es así?


—Estás en lo correcto... El pasado trece de abril fue hallada Alicia Ocampos en el vertedero municipal, luego de analizar minuciosamente una parte de sus brazos, piernas y una mano izquierda, ya que la cabeza no fue hallada. En ese entonces se declaró como un crimen atribuido al narcotráfico. Dos semanas después ocurrió el asesinato de Valerio Díaz, un humilde albañil en los alrededores del centro de San Cristóbal, cuya muerte fue consideraba como un ataque agresivo de perros rabiosos. Tenía parte del rostro y del tórax mordido.


—Pero Dios mío.


—Y esta mañana terminó de ser identificado, Luis Ramón Araujo, solo, en su vivienda, sin órganos y parcialmente mutilado, luego que las autoridades fueran alertadas de un putrefacto hedor desde hacía días. La escena, retratada de manera dantesca por el jefe de la policía capitalina, describe que el hombre fue golpeado con un tubo de metal por la cabeza. Posteriormente se le atacó con un cuchillo, la cual fue abriéndose paso a través del tórax. No estaba ni el corazón ni el hígado, sin embargo, otros órganos como los riñones o las tripas no fueron devorados totalmente. Asimismo reveló que los brazos de Luis Ramón Araujo colgaban de la liana de la ropa, y en la cocina, contenidos en un frasco de vidrio sus ojos extraídos. Aunque, no pudieron hallar su pie derecho.


—No sigas, Daniel, no sigas... Déjame respirar un momento... Pero, ¿cómo alguien puede tener las viles agallas para comerse...las tripas de una persona? ¿No bastan las vacas o los chivos?


—Psicológicamente hablando, esto da mucha tarea para pensar, ya que en la mente de un psicópata reinan muchas cosas, Jaime, no simplemente en el hecho de querer matar o hacer daño.


—Oí en un comunicado, no sé, una teoría, que parece que le gusta coleccionar pies.


—Es una teoría que cobra sentido cada vez que más cadáveres en San Cristóbal son hallados de esa forma.


—Es decir, y si algún radioescucha que haya estudiado psicología me lo confirma, que quedarse con los pies de sus víctimas significa alguna especie de recuerdo, ¿no es así?


—Tal parece, Jaime.


—Entonces, eso quiere decir ha matado a más personas de lo que nos hemos imaginado. Virgen María.


—Tanto, que el jefe policial se ha atrevido llamarlo, El Comegente, un nombre un tanto irrisorio, pero que no raya fuera de la realidad.


—Créeme, es mejor que El ladrón de pies o El loco caníbal de San Cristóbal... La prensa siempre haciendo cundir el pánico.


—Bueno, también las autoridades no descartan toda hipótesis para dar con la identidad del asesino, incluso se cree que pueda ser Enrico Yáñez, el enfermo mental que escapó del incendio del psiquiátrico de Piedrablanca cuyo historial criminal es muy amplio.


—Otros dicen que es Lucrecio Robles, el asesino en serie del caso de canibalismo en la plaza Bolívar, hoy prófugo de la justicia. De ahí a que le apoden el Loco.


—Sí, Jaime, ahora mismo la policía está trabajando de lleno en eso, y, saber quién es, porque mientras este sujeto siga suelto, más horrores como estos veremos todos los días.


—Así es, Daniel. Bueno, queridos radioescuchas, pondremos un poquito de música, para disipar estas horribles noticias, y ya regresamos con Tu Altura FM en la mañana. No se despeguen.


Apagó la radio.


—José, querido, olvidaste cerrar la puerta del baño —dijo su esposa—. ¿Otra vez oyendo ese programa?


—Hoy estaba interesante. Fíjate que ya han avanzado en la investigación del caníbal, y es muy probable que lo encuentren.


—Como sea, sabes que no me gusta que los niños se pongan a oír esas cosas.


El hombre sonrió.


—Está bien, lo siento —dijo—. ¿Querías decirme algo, querida?


—Sí, pensaba comprar algunos huevos para el desayuno.


—De acuerdo, entonces compraré algunos panes.


—Mientras —dijo su esposa—, ¿podrías hacerme el favor de sacar la basura del garaje?


José cruzó la sala y salió a la oscuridad trasera de la casa. Vio un bulto negro cerca del auto y se desesperó por abrirlo. Como era de esperarse, sacó un pie en el interior de un frasco de vidrio. Rápidamente dio a destaparlo y comprobó de forma palpable de que aún estuviera allí. Lo sintió rígido, como le gustaba, y lo olfateó con fuerza hasta recordar su dueño. Sí, Luis Ramón Araujo, su empleado. Sería la última vez que lo tendría en su posesión. Lo acercó a su cara y procedió a proveerle una ligera mordida. Aún conservaba su sangre espesa, y lo selló. Cerró la bolsa y repasó el sabor exquisito en sus labios.


—El Comegente —dijo—, me gusta ese nombre.

09 Ekim 2020 00:41:52 4 Rapor Yerleştirmek Hikayeyi takip edin
8
Son

Yazarla tanışın

Fred Trespalacios Escritor, estudiante de publicidad y amante de la nueva literatura https://www.instagram.com/phtrespalacios/

Yorum yap

İleti!
M M M M
Me encanto como lo presentaste y ese detalle al final ¡Excelente! Yo estaba esperando por otro ataque y que ese "buen esposo" fuera la siguente victima, no el canibal. ¡Esta genial, sigue asi!✨😄
May 18, 2021, 14:02

  • Fred Trespalacios Fred Trespalacios
    Agradecido por tu comentario 🙌🙌🙌 la historia tiene un trozo de realidad, pero preferí darle otro toque para hacerlo más ameno 😊😊 un saludo, y gracias por leer May 25, 2021, 06:47
Keith Rios Keith Rios
La manera en la que se ponen a dar las noticias me recuerda a crónicahd, un noticiero con un dramatismo digno de un programa amarillista, muy atrapante. Buenísima historia.
April 25, 2021, 23:15

  • Fred Trespalacios Fred Trespalacios
    Muchas gracias por tu apreciación 😊😊😊 por un comienzo pensé que ese tipo de narración podría opacar la historia central, pero veo que lo has disfrutado 🙌🙌🙌 aprecio tu lectura, un saludo!! April 28, 2021, 06:57
~