andypfrench Andy P French

El universo hace que una pareja de viejos amigos se reencuentren, decidan lo que decidan, para demostrarles que nunca es tarde para tomar las decisiones correctas.


Romantizm Chick-lit Tüm halka açık. © Todos los derechos reservados

#interactive #theauthorscup #TheBestStoryRomance
10 BÖLÜMLER İnteraktif Hikaye
4
285 GÖRÜNTÜLEME
Tamamlandı
okuma zamanı
AA Paylaş

Drama


Era un lugar frío, lleno de contrastes, algunas personas felices por partir a nuevas aventuras, por reencontrarse con seres queridos, otros tristes porque dejaban su tierra, a su gente o su pasado. Yo por mi lado me sentía como una estatua de mármol, fría, sin sentimientos, solo esperando ahí en la sala de espera del aeropuerto por mí vuelo a Nueva York mientras revisaba el chat con mis amigas...


Qué emoción Sabrina estaba embarazada, Julia se iba a casar y Verónica acababa de comprar el apartamento de sus sueños con su esposo. No es que no me alegrara por ellas, pero no tenía muchas ganas de celebrar. Por mi lado iba a pasar San Valentín sola, totalmente sola, ya que a último segundo había decidido terminarle a mi novio “perfecto” con el que había cumplido cinco años de relación. Nadie se explicaba por qué lo había hecho, si Martín era un santo o eso creía todo mundo, incluyendo mi familia.


•*°∆°*•»»◦✿◦««•*°∆°*•


—Pero... ¿Cómo qué terminaste con Martín? —gritó mamá llamando a papá con vehemencia— ¡Gerardo! ¡Gerardo! ¡Gerardo Augusto!


—¿Qué es todo ese escándalo? —preguntó papá acercándose mientras arrastraba los zapatos haciendo un sonido que me exasperaba.


—¡La niña! —exclamó mamá cómo si me hubieran dictaminado la peor de las enfermedades o sentencias.


«¿Cuándo iban a dejar de decirme niña?, tenía 33 años… O bueno de pronto por eso le decían niño Jesús… mal chiste», pensé y solté una risita.


—Pero si hasta se está riendo —bufó papá señalándome, como afirmándole a mamá que no estaba bien, que ya había enloquecido.


—Gerardo, la niña le terminó a Martincito y se va sola a Nueva York ¿Ah? Se nos va a quedar solterona —bramó mamá cruzando los brazos caminando en círculos por la cocina.


Dios, cuan retrógrados podían ser. Los amaba con todo el corazón pero seguían viviendo en el siglo pasado.


—Padres, solo quería contarles, no era para armar un escándalo y si me quedo solterona no es el fin del mundo…


•*°∆°*•»»◦✿◦««•*°∆°*•


Mamá empezó a llorar, papá a reclamarme, incluso me confesaron que Martín iba a pedirme matrimonio en Nueva York, que había hablado con ellos, tan buen muchacho que era que seguía esos protocolos que tanto adoraban. Me suplicaban que debía recapacitar. No aguanté la tragedia familiar y antes de que llamaran a mi hermana, “la perfecta”, decidí salir de ahí, sacando una excusa de trabajo.


La reacción de mis amigas no fue muy diferente, ellas seguían el modelo de mis padres, pensándolo bien, no comprendo en qué momento terminé con un círculo de personas así rodeándome.


•*°∆°*•»»◦✿◦««•*°∆°*•


—Aniiii, no puede seeeeer —sollozó Sabrina poniéndose terriblemente sentimental—. Todo estaba listo para que Martín fuera parte de nosotros, era obvio que te iba a pedir matrimonio en Nueva York.


—¿Le pusiste los cachos? —preguntó Verónica abriendo los ojos dejándolos completamente redondos.


—¿Por qué yo? —bufé molesta, mirándola mal.


—Entonces te puso los cachos, no lo puedo creer —aseveró Julia.


—Nadie puso los cachos. Se terminó y ya está —dije realmente enojada.


—¿Pero cómo te vas a ir sola? ¡A Nueva York! ¡En San Valentín! —soltó Sabrina llorando atacada.


—Sí, me voy sola y tú no llores, no es para tanto.


Estaba insoportable últimamente, no hacía sino llorar por ninguna razón.


—Ay amiga, noo, va a ser horrible…


Julia tan optimista como siempre, además para ella no existía nada más importante que casarse en la vida. Siempre pensaba qué iba a pasar con ella el día que lo hiciera, luego de eso, ¿qué?.


—No, ¡va a ser increíble! —exclamé.


Otro lugar en el que me excusaba y salía corriendo, les dolía más a ellas, que a mi. Las había escuchado hablar de que no podrían hacer planes de las cuatro parejas, porque todo iba a ser un problema quedándome yo sola.


•*°∆°*•»»◦✿◦««•*°∆°*•


—¿Señora?


Tenía enfrente a la hermosa señorita de la aerolínea, quien llevaba un tremendo anillo de compromiso, que por supuesto me hizo pensar que todos estaban felices y enamorados, menos yo. De seguro se iba a casar con un piloto... Bueno, ya estaba dejándome llevar por mis películas.


—¿Si? —respondí saliendo de mis pensamientos.


—Señora…


—Señorita —corregí.


—Disculpe, quería comentarle que tenemos un cupo en primera clase, solo deberá cancelar una diferencia de dinero no muy grande, ¿nos podría decir si está de acuerdo?

Devam etmek için aşağıdaki seçeneklerden bir karar verin:

04 Aralık 2020 22:31:47 0 Rapor Yerleştirmek Hikayeyi takip edin
2

Yorum yap

İleti!
Henüz yorum yok. Bir şeyler söyleyen ilk kişi ol!
~

Okumaktan zevk alıyor musun?

Hey! Hala var 9 bu hikayede kalan bölümler.
Okumaya devam etmek için lütfen kaydolun veya giriş yapın. Bedava!