kathleencobac Kathleen Cobac

𝐔𝐧𝐚 𝐥𝐞𝐲𝐞𝐧𝐝𝐚 𝐪𝐮𝐞 𝐬𝐞 𝐡𝐚𝐜𝐞 𝐫𝐞𝐚𝐥𝐢𝐝𝐚𝐝.⁣ 𝐔𝐧𝐚 𝐠𝐮𝐞𝐫𝐫𝐚 𝐞𝐬𝐜𝐫𝐢𝐭𝐚 𝐞𝐧 𝐩𝐢𝐞𝐝𝐫𝐚.⁣ 𝐘 𝐮𝐧 𝐚𝐦𝐨𝐫 𝐪𝐮𝐞 𝐚𝐭𝐫𝐚𝐯𝐞𝐬𝐨́ 𝐥𝐚𝐬 𝐟𝐫𝐨𝐧𝐭𝐞𝐫𝐚𝐬 𝐝𝐞𝐥 𝐭𝐢𝐞𝐦𝐩𝐨. Las almas de Robin y Sebastian están destinadas a encontrarse, pero condenadas a separarse. Una maldición ancestral los ata a la muerte cada vez que se enamoran. Sin embargo, tal vez el siglo XXI traiga consigo las respuestas que buscan para poder ser finalmente felices. El problema es que ninguno se recuerda, y en menos de un año, en pleno 2015, la humanidad podría ver su fin debido a una siniestra profecía. Cuando el equilibrio universal está al borde del abismo no quedan más opciones que tomar decisiones drásticas para restablecerlo. Infancias rotas, una mujer que se llevó un secreto a la tumba, amistades destruidas, lazos irrompibles, poderes inexplicables y dioses dormidos, forman parte de una aventura que unirá a dieciocho personas de diferentes países por una sola causa: detener el despertar del Kaos. Pero, si la suerte está del lado de los amantes, tal vez aquel amor que ha prevalecido por los siglos despierte a tiempo para salvarnos a todos antes de que sea demasiado tarde. ... Está expresamente prohibido copiar, transmitir, almacenar, alterar o reproducir total o parcialmente por cualquier medio electrónico, mecánico, visual o auditivo el contenido de esta obra sin permiso previo y legal por parte del autor. © Todos los Derechos Reservados. Obra protegida por Safe Creative bajo el número #17031523543



Fantastik 13 yaşın altındaki çocuklar için değil. © Todos los derechos Reservados

#lazos-espirituales #caos #vida #planeta #mundo #países #globalización #balance #energías #guerra #almas #dioses #espiritualidad #romance #vidas-pasadas #reencarnaciones
5
3.9k GÖRÜNTÜLEME
Tamamlandı
okuma zamanı
AA Paylaş

La Leyenda


«Cuando el universo era joven y las estrellas salpicaban el espacio vacío como lejanos diamantes, se escribió la primera historia de amor.

Lejano en el cielo, brillante, radiante y poderoso, El Dios de la Luz, Antaruk, iluminaba a las almas guiándolas en su amanecer.

Lejos de él, en un planeta pequeño, la Diosa de la Vida, Ramaya, despertaba. Una energía sutil y cálida, como el abrazo de una madre; hermosa, encantadora y poderosa.

Cuando Antaruk conoció a Ramaya fue como si el vasto y solitario universo repentinamente cobrara sentido.

Ramaya no podía vivir sin la cálida presencia de Antaruk, era una necesidad incontrolable, un deseo desesperado, un magnetismo peligroso.

Lamentablemente Antaruk, la Luz, estaba demasiado lejos. No podía besarla ni tocarla, pero también era peligroso si lo intentaba. Su cercanía podía destruirla. La Luz no solo nutría, también irradiaba calor, y la Vida era sutil y delicada. Podía romperse en cualquier momento.

Al verse desesperado por estar con ella, Antaruk decidió quitarse un pedazo de su corazón y enviarlo a aquel planeta pequeño que era su amada.

Magníficamente aquel trozo de su alma se fue transformando a medida que se acercaba a ella.

Para cuando el pequeño halo de luz tocó tierra firme, el corazón se expandió, y en un estallido luminoso y radiante Ramaya súbitamente se vio rodeada de agua. Agua que caía del cielo, que afloraba en las montañas y que besaba sus pies.

Fue una atracción sin precedentes, inevitable, maravillosa e instantánea.

Fue tal el amor entre la Vida y el Agua, que éste cobró vida propia, transformándose en un nuevo Dios: Elderon.

Inesperadamente Antaruk se vio apartado de ese pequeño pedazo de su propio corazón, dejándolo abandonado en la lejanías del cielo.

Los celos, la rabia y la traición causaron que se apagara por un instante, entonces Ramaya comenzó a morir.
Fue tal el dolor de Antaruk al verla sufrir que volvió a iluminarla. No podía acabar con ella. No tenía la fuerza ni la voluntad para extinguir la Vida. La amaba demasiado.
La Diosa de la Vida necesitaba de la Luz para vivir, y ahora, también del Agua.

Antaruk tuvo que aprender a resignarse a que Ramaya y Elderon convivieran mutuamente en una danza que duraría toda la existencia.

Fue así como la Luz no vio otra alternativa que iluminar a la eternidad en soledad... nutriendo a La Vida para que no muera... envidiando al Agua, que se la ha quitado...»

Página suelta de a bitácora de Eydis Sólmundursdottir
Mayo 1996.

01 Eylül 2020 16:54:05 0 Rapor Yerleştirmek Hikayeyi takip edin
2
Sonraki bölümü okuyun Prefacio

Yorum yap

İleti!
Henüz yorum yok. Bir şeyler söyleyen ilk kişi ol!
~

Okumaktan zevk alıyor musun?

Hey! Hala var 48 bu hikayede kalan bölümler.
Okumaya devam etmek için lütfen kaydolun veya giriş yapın. Bedava!