Sonuç bulunamadı

Tekrar aramak

El destino es intocable

En una esquina, un hombre viejo detuvo mi andar; su cabello era blanco y su rostro arrugado. Su mirada, colmada de tristeza, se clavó en mis ojos con vehemencia. Sin dejar de mirarme suspiró hondam... Dram OKUMAYA BAŞLA

El destino es intocable

En una esquina, un hombre viejo detuvo mi andar; su cabello era blanco y su rostro arrugado. Su mirada, colmada de tristeza, se clavó en mis ojos con vehemencia. Sin dejar de mirarme suspiró hondam... Dram OKUMAYA BAŞLA