3
1.1k ПРОСМОТРОВ
В процессе - Новая глава Каждое воскресенье
reading time
AA Поделиться

01

"Simplemente no me llaméis"

"No me busquéis"

"Simplemente esperar mi llegada"

Todo se encontraba demasiado oscuro, quizás era por el pañuelo que lograban tapar mi ojos, no presenciaba ningún calor proveniente del sol, ya que la ultima vez que había visto algo eran como las tres de la tarde.

El olor del ambiente era claramente gasolina y el auto en el que me encontraba no paraba de balancearse fuertemente de un lado a otro mientras mantenía mi bocacerrada, sin poder hablar.Mis manos y mis pies se encontraban atados entre sí, no pretendía soltarme ya que los anteriores 20 minutos había gritado e intentado quitarme estas malditas cuerdas y solo conseguí grandes rozaduras en mis muñecas y tobillos.

Mi cuerpo se encontraba tumbado sobre los asientos de atrás del auto, temía caer en cualquier momento debido a la velocidad.

El auto se paró escuchando fuertemente un portazo para luego abrir otra puerta. Unas manos rodearon mis muñecas haciendo que me incorporara para lograr salir del coche. Mis muñecas ardían y parecía que mis tobillos estaban libres por fin.

-"¡Cuidado! Te vas a caer." -Detuve mis pasos cuando escuché su voz.

-"Quizás si pudiera ver no lograría caerme." -Vacilé a esa voz, como respuesta oí un suspiro antes de quitar el pañuelo de mis ojos.

-"Una sola palabra y acabarás muerta." -Parpadeé haciendo que la luz contrastara con mis pupilas, divisé al chico que había escuchado hablar sobre amenazas para mí. Llevaba un pasamontañas ocultando su rostro, desviaba mi mirada de él constantemente mientas que él con las manos en su cintura iba de un lado para otro.

-"¿Qué estoy haciendo aquí?" -Pregunté confusa, mi idea de vacaciones al lado de la playa parecía que había acabado muy mal, jamás debería de haberme alejado tanto de la comida que se celebraba en la playa pero mi instinto de ser una chica solitaria me atrapó.

-"¿Que parte de una sola palabra y te dejó aquí mismo sin vida no entiendes?" -Sus pasos se volvieron en mi dirección mientras su mano se extendía señalándome.

-"¿Es por el dinero, por mi padre?" -Mis manos se movían solas deseando liberarse de esas cuerdas de soga. Sus labios se separaron queriendo pronunciar algo pero una melodía de teléfono le interrumpió, su mano bajó hasta su bolsillo para contestar aquella llamada.

-"¿Si?" -Su voz cambió de tonalidad a un tono mas desesperado, su espalda dio con mi visión mientras yo rondaba mi vista sobre su figura. Vestía todo de negro, chaqueta con capucha, pantalones negros y unas zapatillas de mercadillo. La mueca de mi rostro mostraba mis pensamientos sobre él.

Observé el lugar en el que me encontraba, era una especie de polígono por el cual nadie pasaba, se encontraba como abandonado. Las farolas rotas fruto de varias violencias de vandalismo y la carretera mostraba señales de derrapes de moto o de coche. Su mirada no dejaba de torturar en mis pensamientos mientras hablaba en susurro por ese teléfono.

¿Me encontraba secuestrada? O era una cruel y vil broma de Jam, mi mejor amigo. Si era así, él lo iba a pagar demasiado caro. Mis pensamientos fueron dirigidos a la playa, donde tan bien lo estaba pasando, gente reunida disfrutando de un día soleado, al lado de la playa, playa que todavía no he podido disfrutar por encontrarme aquí.

-"Mierda, enserio tío no me jodas" -Me hizo sobre saltar, su cara se encontraba al descubierto dejándome ver un pelo alborotado, su pasamontañas se encontraba sujetado en una de sus manos fuertemente mientras pasaba su puño una y otra vez por su cabello ya despeinado.- "Ambos habíamos llegado a un acuerdo".

Mi respiración comenzaba agitarse. ¿Acuerdo? ¿Que clase de broma es esta? Deseaba correr, huir de aquí pero no veía a nadie por mis alrededores, este lugar estaba verdaderamente solitario. Mis pies inconscientemente retrocedían hacía atrás mientras clavaba su mirada en él y él en mi.

Colgó rápidamente mientras su rostro se fijaba en mí, dio grandes pasos hacía donde me encontraba mientras mis pies luchaban por alejarse mas de él.

-"¡Quieta!" -Su mano agarró mi brazo haciendo que retrocediera. Suspiró mientras volvía a colocarse el pasamontañas ocultando su rostro.

-"Ya te he visto, no hace falta que vuelvas a ocultarte." -Tambaleé mi brazo hasta deshacerme de su agarre.

-"¡Cállate ya la maldita boca!" -Sus pasos comenzaron a iniciarse arrastrándome hacía el coche nuevamente, protestaba y gritaba que no quería largarme con él, pero, obviamente el tenía mas fuerza que yo.

-"¡Déjame salir de aquí!" -Protestaba cuando vi que el cierre del coche estaba puesto.

-"Mira niñata, ambos queremos perdernos de vista, eso está claro, pero si no cierras tu maldita boca acabarás muy mal." -Se le encontraba desesperado en sus palabras, cerró sus ojos fuertemente mientras apretaba el volante con sus manos.

-"¿Esto ha sido idea de Jam? Porque no tiene ninguna gracia."

-"¿Qué dices?"

-"Pronto te encontraran y te pudrirás en la cárcel."

-"¿Por que? Según varias cartas que dejaste en tu nombre, informan que deseabas aislarte del mundo y por eso has iniciado un viaje hacía el extranjero, nada de llamadas, nada de preocupaciones."

-"¿Qué?" -Lleve mis manos a mi rostro como signo de preocupación ante los acontecimientos que estaban ocurriendo.-" ¡ Suéltame imbécil!"

-"He dehacerme de ti hasta la entrega" -En su sonrisa divisó mi cara de miedo al escuchar ultima palabra, ¿acaso yo era "la entrega"? ¿de quién?.- "Nada de preguntas y con el tiempo obtendrás las respuestas." -Se acomodó en su asiento, girando la llave para hacer rugir el motor de aquel coche y salir de allí con la misma velocidad con la que habíamos llegado.

Sentía que mi cabeza de un momento a otro iba a explotar, y siempre con la misma pregunta: ¿Que ocurre aquí? He sido secuestrada por un chico que no conozco, haciéndose pasar por mi en cartas hacia mis amigos y mis padres para que no pusieran remedios para contactar conmigo o intentar localizarme y encima el chico con el que respiro el mismo aire debe de hacerse cargo de mi hasta una entrega que parece ser que soy yo.

Tengo miedo de preguntar ya que sus nervios parecen haberse calmado pero parece ser un humano de carácter fuerte y no quiero terminar mi vida con tan solo 18 años pero parece ser que estoy condenada a ello.

Mis ojos en determinadas ocasiones se inundaban y un nudo en mi garganta se formaba al razonar en la situación en la que me encontraba, quizás era el trabajo sucio de algún enemigo de mi padre. Él y sus negocios que tanto destrozaron a mi familia, menos a él.

El coche aparcó en una casa de la ciudad, la observé durante un gran tiempo hasta que las lagrimas de mis ojos desaparecieran de ellos. El mecanismo de seguridad fue quitado y con él, el chico salió del coche para luego sacarme disimuladamente a mí.

Su mirada bajó hacía mis manos mientras quitaba las cuerdas de ellas, un gemido de dolor salió de mis labios por las quemaduras de ellas. Su cabeza negó mientras una fila blanca asomaba por sus labios.

-"Te veía mas fuerte" -Sus ojos se clavaron en mi mientras una lagrima traviesa resbalaba sobre mi mejilla.

-"Solo quiero volver a donde estaba" -Hice un esfuerzo por sonar contundente y no quebrada por dentro, llevé una de mis manos a mis ojos apartando delicadamente las gotas de agua.

-"Será mejor que vayamos adentro" -Ignoró mi necesidad, llevó una mano detrás de mi espalda haciendo que fuera a su mismo paso hacía el interior.

La puerta se abrió haciendo que yo entrara primero por sus leves empujones, era un buen sitio para alguien como él, fui avanzando lentamente hasta encontrarme en medio del salón parada. Noté como su figura pasaba por mi lado, quitando su chaqueta para luego dejarla encima de un incomodo sofá. Mis labios se encontraban sellados, por primera vez no quería decir nada, simplemente que todo esto fuera una gran pesadilla y que ahora me despertara en mitad de la playa con botellas del alcohol a mi alrededor.

-"¿No es de tu gusto? Sé que no es como una de las muchas mansiones de tu padre pero es un hogar" -Recalcó su ultima palabra mientras en el vaso que sostenía en su mano depositaba algo de alcohol.

-"¿Qué sabes de mi padre?"

-"Es el mas ricachon de la ciudad, ¿no?" -Aparté mi mirada de él, en verdad tenía razón, mi padre se encontraba en los primeros puestos de el hombre mas rico de toda la ciudad, odiado por muchos, amado por pocos.- "Y apuesto a que tú eres la hija consentida de la familia" -Su postura se colocó enfrente de mi dejando el olor del alcohol cerca de mis fosas nasales. Clavé su mirada en el con odio para luego hacer que ese vaso cayera al suelo.

Una de las cosas que mas odiaba es que me comparasen con mi familia, ellos eran sucios bastardos con sus juegos limpios pero a la vez tan misteriosos. La única a la que podía adorar y amar era a mi madre, mi padre siempre rodeado de negocios jamás pasaba un fin de semana entero junto a nosotros y mi hermano desapareció con miles de deudas que tuvimos que pagar nosotros.

Su mano agarro mi cuello haciendo que chocara con la pared, agarraba su brazo fuertemente para que me soltara pero las fuerzas eran inútiles era una batalla perdida.

-"Mira niñata, no hagas muchas tonterías porque si no tú y yo acabaremos muy mal, Daveesta harto de esta mierda y no le gusta nada que le digan lo que tiene que hacer. Que te quede claro, esto no es tu juego, ni el de tu maldita familia, ni siquiera el mio, esto es de ellos."

18 марта 2020 г. 15:55:44 0 Отчет Добавить 2
Прочтите следующую главу 02

Прокомментируйте

Отправить!
Нет комментариев. Будьте первым!
~

Вы наслаждаетесь чтением?

У вас все ещё остались 2 главы в этой истории.
Чтобы продолжить, пожалуйста, зарегистрируйтесь или войдите. Бесплатно!

Войти через Facebook Войти через Twitter

или используйте обычную регистрационную форму

Похожие истории

Больше историй