juan-gugliara1577694219 Juan Gugliara

Una gran responsabilidad corre por las venas de un joven, el destino de él y de todo el mundo depende de si será capaz de vencer, ¿lo logrará?


Ужасы Монстро-литература Всех возростов.

#295 #288 #371 #229 #402
Короткий рассказ
0
3.8k ПРОСМОТРОВ
В процессе
reading time
AA Поделиться

La pesadilla blanca

Desde que soy pequeño mi padre y mi abuelo me han dicho que soy un chico especial, que mi futuro tendría un gran impacto en la vida de los demás. Ellos siempre me decían que tenía una responsabilidad que viene de un tiempo muy lejano, una responsabilidad que corresponde a todo hombre que lleve nuestra sangre. Desde los 5 años que he entrenado con mi padre el arte de la espada japonesa, él decía que me preparaba para el momento más importante de mi vida, pero no me quería decir cuál era, lo justificaba diciendo que aún no estaba listo para saberlo. Mi abuelo no estaba en condiciones de entrenar junto a mí, pero se encargaba de otro aspecto no menos importante, me preparaba mentalmente. Juntos, antes y después de cada entrenamiento, meditábamos frente a una gran estatua de una serpiente blanca, siempre sentí que él miraba la gran figura con cierto odio. Ellos siempre entraban solos en la oficina de mi padre, hasta los 23 años no supe que había dentro ya que no me dejaban pasar, justificándolo nuevamente con que no estaba listo. A pesar de los deseos de mi padre y de mi abuelo que solo me concentre en las actividades que ellos querían, y que decían que eran más importantes que cualquier otras, mi madre influyó mucho para que yo intentase llevar una vida ''normal''.

Cuando cumplí 23 años todo cambió para mí, ya que al fin comprendí la gran responsabilidad que llevaba en mi sangre. El día de mi cumpleaños mi padre y mi abuelo me llevaron a la misteriosa oficina que nunca antes había visto por dentro. No estaba muy iluminada, no era muy grande, pero lo que había dentro me maravilló. Había pinturas muy antiguas que retrataban a mis ancestros posando con una gran espada negra en una mano y una cabeza gigantesca de lo que parecía ser una serpiente en la otra, también había grandes estanterías llenas de libros muy antiguos, y en el centro de la habitación, en un ataúd de vidrio, estaba la espada de los retratos. Mi abuelo se sentó en un sillón, me pidió que me sentara a su lado, y comenzó a relatar la historia que cambiaría mi vida. Resulta que mi familia es la responsable de mantener dormido a un gran demonio con la forma de una gigante serpiente, la llamada pesadilla blanca. Este demonio ataca en los sueños de las personas y el daño que les realice allí, se los hace en la realidad. ¿Qué quiero decir con esto? Que si el demonio te devoraba un brazo en un sueño, despertarías sin el. Hace miles de años, se alimentaba noche tras noche de las personas en sus pesadillas, hasta que una madrugada un hombre, con más suerte que virtud, pudo escaparse del demonio y despertó vivo. Esta persona fue la primera en lograr sobrevivir a la gran criatura, y temiendo que volviese a terminar el trabajo que había comenzado, decidió orarle con la esperanza de que le perdonase la vida. Él usaba drogas para no dormir y esto motivó al demonio a pisar el mundo físico por única vez en sus millones de años de vida. La pesadilla blanca le propuso que se duerma y le concedería una muerte rápida e indolora, pero el hombre rechazó la oferta diciendo que él quería tener la oportunidad de defenderse. El demonio, confiado de que no podría perder con un simple mortal, decidió ofrecerle un trato. Le daría la oportunidad de defenderse, y si el hombre moría, también como castigo devoraría a todo su pueblo en una noche, pero si vencía, el demonio se iría por 50 años y cuando volviese se tendría que enfrentar con uno de sus descendientes para repetir el mismo trato. El hombre aceptó y la gigante serpiente riendo escupió una gran espada negra, le dijo que era lo único que podía herirla, y que si por alguna casualidad llegaba a vencer, que conserve la espada para futuras generaciones o no tendrían ni la más mínima chance contra ella. El hombre la venció, el primero de mis ancestros en hacerlo, las generaciones pasaron y ahora llegó mi momento.

Ya habían pasado 50 años desde que mi padre venció a la pesadilla blanca, y ahora era mi turno de enfrentarla. Mi abuelo y mi padre me describieron como sería el lugar donde la encontraría, también me mostraron dibujos que había del sitio en los libros de la oficina. Todos mis antepasados se enfrentaron en el mismo lugar a la serpiente, una aldea abandonada. El lugar tenía casas de estilo gótico, y pese a no estar habitadas, estaban en muy buenas condiciones, también había árboles gigantes entre casa y casa, eran negros y con hojas rojas. Encontraría a la serpiente siguiendo el camino principal que dirigía a la plaza, y frente a esta habría una inmensa iglesia negra, solo tendría que abrir las grandes puertas de madera y estaríamos cara a cara. Uno de mis antepasados escribió en uno de los libros que están en la oficina de mi padre, que esta aldea, con la que yo soñaría para desafiar a la criatura, fue la última antes del pacto con mi familia en la que la pesadilla blanca devoró a toda la comunidad. Me dijeron que el demonio tal vez intentaría distraerme hablando pero que yo solo me tenía que centrar en cortarle la cabeza, y pase lo que pase, no podía soltar la espada porque significaría mi muerte... y la liberación de la pesadilla blanca en el mundo de los sueños.

Pasaban los días y estaba muy asustado, tenía tanto miedo de arruinar el esfuerzo que todos mis antepasados habían puesto en mantener al demonio lejos del mundo de los sueños, si yo fallaba no solo era mi muerte, si no la de todas las personas del mundo que la serpiente quisiera devorar. Una noche llegó el momento, me dormí y soñé con esa aldea, caminaba con mi espada en la mano y estaba dirigiéndome firmemente hacia la iglesia y sus puertas. Cuando las abrí una ráfaga de viento me hizo caer al suelo, me levanté y entre en la iglesia, pero estaba vacía. Salí sorprendido pensando que tal vez este sueño era solo producto de mi asustada imaginación y no era la batalla que estaba esperando. Cuando estaba cruzando la plaza la ví, fue rápida como el mismísimo viento, una serpiente gigantesca y blanca se había lanzado hacia mí y me logro devorar la pierna, aún recuerdo esos ojos rojos sedientos de sangre. Me desperté en el hospital de mi pueblo y me faltaba la pierna derecha, estuve llamando durante horas a las enfermeras y los médicos, pero no obtuve respuesta. Decidí volver a mi casa en la condición en la que estaba, tenía que hablar con mi familia, decirles que había fallado. Encontré unas muletas y partí hacia mi hogar, me llamó la atención que en el camino no me había cruzado a ninguno de mis vecinos. Cuando llegué no podía estar más arrepentido de mi derrota, la gran estatua de la serpiente estaba cubierta de sangre, la oficina de mi padre estaba destruida, y la espada ya no estaba. Los busqué en sus habitaciones pero no encontré nada, solo sangre en sus camas.

En menos de dos semanas después de mi fracaso yo era el único habitante de mi pueblo. Llevo 1 mes drogándome tratando de evitar el sueño, la oigo todo el tiempo, riéndose, y también los oigo a ellos, a mi padre, a mi abuelo y mi madre, llorando y gritando. Ella quiere que me duerma para poder terminar el trabajo que empezó. Hoy estoy viajando a un manicomio a hablar con un anciano que está relacionado con lo oculto, se dice que tiene libros hechos de piel humana, mientras que por su parte, él dice estar maldito. Es mi última esperanza, espero no dormirme antes de verlo. Les pido perdón a todos, les fallé, yo la deje libre.

30 декабря 2019 г. 8:54:24 0 Отчет Добавить Подписаться
0
Продолжение следует…

Об авторе

Прокомментируйте

Отправить!
Нет комментариев. Будьте первым!
~

Похожие истории