0
3.7k ПРОСМОТРОВ
В процессе - Новая глава Каждые 30 дней
reading time
AA Поделиться

Primer Presagio


Borrosos recuerdos de la persona más importante en mi vida yéndose del hogar, el soltar de su agarre en mi mano me destruyó el corazón, pero debía aguantar, no podía parecer débil frente a mi padre siendo que este me nombró claramente que volvería y sucedió, comenzó a caminar y yo solo podía ver su espalda con una rústica mochila en los terrenos que me he criado, estos no eran parte de una ciudad o una casa con un gigantesco patio, era una humilde y pequeña casa construida en un amplio campo. Los árboles abundaban tanto como el pasto, así que esto lo diferenciaba un poco del campo normal.

No recuerdo bien qué fue lo que le grité, pero nunca olvidaré el rostro humilde y despreocupado, lleno de esperanza que mi padre me devolvió antes de desaparecer en el camino. Logró calmar mis sentimientos un tanto, pero siempre me punzaba la inquietud de lo que podría suceder, pero desapareció, junto a su mirada.

Pasó el tiempo y en un día que nadie esperaba, volvió. Lo pude ver entrando al área visible de la ventana en que me encontraba intentando escribir algo y al percatarme de su llegada, rápidamente fui a buscar dos cosas para entregarle en la bienvenida.

Corrí a abrir la puerta, lo que torpemente cumplí y él ya estaba casi frente a esta. No aguanté los impulsos y salté a su pecho abrazándolo fuertemente.

No hubo palabras de bienvenida ni dichos tales como -He vuelto-, solo fue un cariñoso abrazo de afecto entre padre e hija.

Me separé lentamente y de un pequeño bolsillo que tenía en la falda saqué dos objetos y los escondí en mi espalda. Padre se quedó mirando curiosamente este acto mientras se quitaba la mochila, que era la misma con que se fue, pero estaba un poco destrozada por el tiempo.

-Lo siento, el maná de mi cuerpo aún no se desarrolla tanto y por ahora solo soy capaz de esto…-

Dijo colocando en su mano 3 trozos doblados de cuero, eran pequeños, pero se veía el trabajo delicado en ellos.

-Yo también he estado haciendo cosas. Mira lo que hice-

Sacando un brazo hacia adelante, el que llevaba una libreta cubierta de cuero y rellenada con hojas blancas bien lineadas.

Se quedó contemplándola unos segundos y evitando parecer nerviosa por abrirla, lo hice despacio levantando la tapa de la libreta.

A primera vista solo eran páginas en blanco y no muchas, pero encontrando la página correcta, se podía ver un dibujo junto a un mensaje. Este dibujo, un tanto infantil, era un boceto de mí; pelo negro con dos colas de caballo y piel blanca.

-Esto es para que me recuerdes en tus viajes y escribas las cosas que te suceden-

Dije un tanto tímida.

Seguí moviendo las páginas y aparecieron dos, uno en cada plana cerca de la mitad de la libreta.

Lo importante no era el dibujo en sí, sino que el mensaje que había escrito y estos decían:

-Recuerda siempre comer-

-Te extraño-

Y tomando un fuerte aliento, continúe

-No estés cerca de monstruos tanto tiempo-

-Vuelve pronto-

La voz comenzó a salir entrecortada junto a pequeñas lágrimas.

-No confíes en extraños-

-…

Y antes de leer el último escrito, todas las lágrimas que estuve conteniendo este tiempo, brotaron fluidamente de mis ojos, que se cerraban inconscientemente a la vez que el rostro se contraía involuntariamente y se sentía un dolor inmenso al decir las frases escritas.

La reacción del padre no fue distinta de ella, provocando que se agachara y la abrazara gentilmente. Lentas y dolorosas gotas surgían de su rostro. El sentimiento de querer quedarse junto a ella siempre le invadió el cuerpo, pero no se podía dar tales lujos, no en las condiciones en que se encontraban y ella lo entendía, aun así, no podía evitar sufrir por esto.

Se alejó lentamente de ella, limpiándole los rastros de lágrimas que quedaban y se puso de pie. Llegó la hora de despedirse…

-Te estaré esperando aquí-

Pronuncié con tristeza.

Comencé a ver borroso…volveré a llorar…

Padre se acercó y quedando a nivel con mi rostro, hizo una sonrisa pronunciando:

-Volveré aquí siempre que lo desees-

Luego de eso todo volvió a ser borroso y desapareció por una luz cubierta de neblina.

29 декабря 2019 г. 0:22:17 0 Отчет Добавить Подписаться
2
Прочтите следующую главу Segundo Presagio

Прокомментируйте

Отправить!
Нет комментариев. Будьте первым!
~

Вы наслаждаетесь чтением?

У вас все ещё остались 2 главы в этой истории.
Чтобы продолжить, пожалуйста, зарегистрируйтесь или войдите. Бесплатно!

Войти через Facebook Войти через Twitter

или используйте обычную регистрационную форму

Похожие истории

Больше историй

Petrichor Petrichor
When the trees bled and other dark micro-fictions © When the trees bled ...
220 Queen Street Starbucks 220 Queen Street Sta...