Volar con las alas rotas Подписаться

mmmmmmmmm Farah Laurel

Emprender el vuelo en busca de la propia felicidad y ser despojado de todas tus fuerzss vitales.


Короткий рассказ Всех возростов.
Короткий рассказ
0
2.6k ПРОСМОТРОВ
В процессе
reading time
AA Поделиться

Arrancadas de cuajo


Me había alzado como Ícaro viviendo el sueño más bello, volar.

Me subí a lo más alto del cerro, lloré, tenía miedo, me temblaba todo el cuerpo, me sudaban las manos, estaba aterrorizado, no quería que me vieran sollozar antes de emprender el vuelo, - es demasiado pronto para volar, me dijeron, pero yo me sentia listo.

Tenaz, tozudo, determinado a estrenar mis flamantes y vigorosa alas blancas. Me subí y con aire vencedor erguí cuello y espalda, saqué pecho y colgué una expresión de seguridad en mi rostro.

Estaba invadido por el temor, pero debía hacerlo, tenía que emprender el vuelo. Así pues me lancé.

En cuanto mis pies se elevaron del suelo , mis alas tomaron vida propia, me sujetaban, eran fuertes, más de lo que yo hubiese podido imaginar, me estaban haciendo volar alto y sin un atisbo de inseguridad.

Qué maravillosa sensación la de volar, sentir que el mundo está a tus pies, ser invadido por una libertad real y absoluta hecha de infinitas posibilidades.

Volé a la luz del sol y a la de la luna, surqué campos y playas, llené mi pecho de pura e inmaculada felicidad, la brisa y las nubes eran mis compañeras, nada me atemorizada y con poco mi Alma se colmaba.

Una noche me atacaron, me persiguieron, debo decir que no los ví venir tampoco estaba preparado para tal violencia.
Me agarraron en pleno vuelo, me azotaron, me insultaron, me escupieron, no pude defenderme ni durante un sólo momento, eran demasiados y muy grandes. En pleno vuelo me arrancaron las alas, de cuajo...

Un grito desgarrador se oyó en la noche, seguido de otro más, no sé cuánto tiempo permanecí así, quisiera haber muerto pero cuando empecé a caer en picado ellos no tuvieron piedad de mí, no me dejaron siquiera morir... y a un metro del suelo me alcanzaron para impedir que me aplastara, que acabase de reventar.

Allí me dejaron, sin alas, sin vuelo, en la noche, helado, sólo... humillado y lo peor desesperado.

No quedaban comprensión, amor ni esperanza en mí... sólo una minúscula luz brillaba tímida y temerosa.

La fé

27 ноября 2019 г. 10:10:10 0 Отчет Добавить 0
Продолжение следует…

Об авторе

Прокомментируйте

Отправить!
Нет комментариев. Будьте первым!
~