Luché para vencerle Подписаться

mmmmmmmmm Farah Laurel

Renunciar voluntariamente a la persona Amada por amor es un concepto que pocos entienden. ¿Cómo si en amor hay que luchar por esa persona?, ¿y si... entiendes que tu presencia es dañina para la persona a la que amas? ¿seguirías? ¿es eso AMOR? ¿de verdad lo crees?


Короткий рассказ Всех возростов.
Короткий рассказ
0
2.8k ПРОСМОТРОВ
В процессе
reading time
AA Поделиться

Luché para vencerle

Me duele tanto el corazón... Me aprieta... no puedo parar de sentir, creía haber sepultado todo esto, me llama, me llama, cada día, a cada minuto... Me duele mucho...

Y quisiera abrazarlo, darle cobijo entre mis brazos, contra mi pecho eternamente... él nunca lo sabrá, nunca sabrá ¡cuánto yo lo amé!

Hubiese muerto por él y de hecho lo hice cuando lo arranqué de mis entrañas no fue por celos, era muy fácil sentirlos pero yo no lo hacía, lo quería tanto que lo amaba libre, sabía que él necesitaba su tiempo... pero no quería que me esperase... lo quería libre y libre lo dejé... y morí...

Aquellas noches en las que lloré en mi cama agarrada a otros brazos, intententando sentir algo... no era capaz... Me cubría con capas y velos.

El dolor qué sentí, lo que imploré la llegada de un nuevo amor, yo le pedí a Dios que me enviase un corazón valiente, un corazón que me amase, pues estaba falta de calor...

Quería vivir, era necesario y esencial hacerlo, un día me levanté, parecía un cuerpo lleno de energía pero mecánico... sin calor...

Años a medio sentir, con dosis de olvido regulares, despojando a los recuerdos de su valor para arrojarlos al mar.

De vez en cuando volvía, sensaciones, imágenes, apariciones... las percibí, me convencía de que eran otra cosa.
En el pasillo como un espíritu en mitad de la noche o en forma de una presencia que se deslizaba en mi cama, un beso robado mientras dormía, también viví eso... un hombre subiendo las escaleras sigilosamente en la noche... todos desaparecían cuando los miraba o los intentaba tocar... dolores de cabeza frecuentes, un fuerte nudo en el pecho que cargué durante años y que un buen amigo me tuvo que quitar con técnicas espirituales.

Luché para vencerle, no me rendí, nunca lo hice, luché por no buscarlo. Lo pensé pero me sentía egoísta, ¿quién era yo para imponerme? ¿Qué derecho tenía? Lo amaba como sólo se puede amar para renunciar hasta a su mera presencia.

26 ноября 2019 г. 22:57:26 0 Отчет Добавить 0
Продолжение следует…

Об авторе

Прокомментируйте

Отправить!
Нет комментариев. Будьте первым!
~