Countdown to The Authors' Cup 2020. Sign up now for the chance to win prizes!. Читать далее.
1566617928 Francisco Rivera

Historia nacida del encuentro amoroso insospechado de los protagonistas...Los invitamos a conocer sus hechos y despechos inconfesados: ¿Nos acompañan...?


Юмор Черный юмор Всех возростов.

#amor-desamor #humor-negro
7
6.3k ПРОСМОТРОВ
Завершено
reading time
AA Поделиться

Mirada de Reina 1

1.- En esta hora que corre entre velocidades de minuto y perseguidos segundos, me encuentro en perfecto estado de lucidez emocional.


Puedo agregar que, desde el punto de observación donde me posiciono, veo pasar sin demora o con exceso de su tiempo citadino a congéneres de toda diversidad urbana en este Distrito Federal, que acontece ante el silencio de la vista que recorre de cabeza a pies, las personas que atraviesan fuera de la cafetería que me resguarda.


Estoy pertrechado con el café doble exprés, el infaltable cigarro cancerígeno nuestro de cada día y la libreta de apuntes in sustituida, acompañada del lapicero cómplice, la goma de migajón, la goma bicolor de oficina -remedos de un pasado atroz, dejado atrás en las costumbres personales ya sustituidas por la grafía electrónica y la liquidez parpadeante del teléfono celular adosado a mis nuevas necesidades de milenio- y la actitud cansina de ver, mirar, remirar y anotar lo que en el día a día transcurre ante mi persona, protagonista de esta historia que intento hacer entendible a mis caros lectores de ambos sexos...


2.- Bien, antes que la nada, mi presentación obligada: me conocen en este mundo como Eustorgio Chanel; tipo de estatura mediana, algo delgado y con tez morena; suave de facciones pero acendrado origen indígena mezclado con clase media de mi padrastro y mi proveedora no biológica, maternizada desde mi llegada a su candente pecho de diecisiete años y de caderas voluptuosas, donde cobijé mis fantasías de avezado cowboy de las praderas que nunca supe dónde quedaron, tras haber cumplido los cinco años de edad.


De sonrisa franca y confiable, luciendo un cabello disparado hacia la curvatura del espacio derecho, justo arriba del cenit de la sienes que me adornan, soportando ambas secreto siniestro, tuve que cambiar de criterio en el momento en que la primer fémina que me contuvo en sus brazos juraba y perjuraba que, si en atrevimiento ajeno me relajaba la gana dejarla por otra, no vería más momentos que los del último destello de sus filosas tijeras sobre mi amable vientre.


Este, algo marcado por los pasados rigores del servicio militar obligatorio, me permitió esculpirse, en parte cuando ablandamos ese estado rezongón que dominó el capitán que nos daba instrucción y sus infalibles castigos, por faltar al deber cívico señalado en la Constitución de 1917.


Luego de haber convencido sin mucha saliva de por medio al cabo receptor de sus dineros justificatorios en recurrente caso en que, más por necedad que por necesidad de cumplimiento, tuve que saldar los días sábados de cada una de las cincuenta y dos semanas que hube de completar, sin más...

¿Te aburro con esto?


¡Disculpa la digresión, pero ésta me ha ganado la ocasión!...


Ahora, a paso seguro en el numeral que sigo...


¿Nos acompañamos...?

2 ноября 2019 г. 3:15:54 1 Отчет Добавить Подписаться
4
Прочтите следующую главу Mirada de Reina 2

Прокомментируйте

Отправить!
Francisco Rivera Francisco Rivera
Narración retenida en la memoria de un conquistador conquistado por, precisamente, una Mirada de Reina..." ¿Vamos a, por su causa...? Gracias.
~

Вы наслаждаетесь чтением?

У вас все ещё остались 29 главы в этой истории.
Чтобы продолжить, пожалуйста, зарегистрируйтесь или войдите. Бесплатно!

Войти через Facebook Войти через Twitter

или используйте обычную регистрационную форму