SOMBRAS DE LA NOCHE Подписаться

marina-medina15364397 Marina Medina

Ludmila Gilson es una bruja que al empezar las clases conocerá al joven Drago Schneider y no podrá evitar enamorarse de el poniendo en duda su relación con Tyler Preston y a su vez ellos no podrán evitar que el Rey de los vampiros quiera de su sangre para así, cumplir su objetivo que pondrá en peligro a toda la ciudad de Flander's Creek.


Фэнтези 18+.

#sangre #vampiros #amigos #familia #brujas #drama #romance
1
433 ПРОСМОТРОВ
В процессе - Новая глава Каждый понедельник
reading time
AA Поделиться

Capitulo 1

Me desperté media hora antes de que la alarma de mi teléfono sonara. No se porque tenia la sensación que este nuevo año de inicio escolar seria diferente a todos los demás. Después de que anoche regresamos con mi tía Eleanor y mi primita de cinco años Julinda Gilson, me senti muy cansada y lo primero que hice al entrar en mi habitación fue tirarme en la cama y así como estaba vestida, me dormí. Me levante lenta y perezosamente y luego camine hacia mi comoda para buscar en los cajones la ropa que me pondría. Un jeans, remera mangas cortas y encima me puse mi chaqueta de cuero de color azul que era mi preferida, y luego tome el cepillo que estaba sobre la comoda y mientras me miraba en el espejo que colgaba de la pared me lo cepille. Entonces vi la foto de mis padres que estaba incrustada entre el marco del espejo y el vidrio de este.


Mi tia siempre me decía que yo tenia los ojos azul grisaceo como los de mi madre y el cabello castaño claro, con algunas ondas como lo tenia mi padre y tenia razón, era muy parecida a ellos y mi hermano mayor Alerico a quien no veía hace mas cinco años también, solo que el era fisicamente mas parecido a mi padre. Ahora solo tenia a mi tia y a mi primita conmigo y después estaban mis amigos quienes nunca me fallaban o al menos eso creía yo. Me cargué la mochila al hombro y salí con cuidado por el corredor para no despertar a Julinda que dormía en su habitación y luego baje por las escaleras siendo atraída por el aroma a café que seguro ella acaba de hacer en la cocina y no me equivoque... solo que cuando la vi estaba en pijama y con una taza de café en la mano sentada en uno de los taburetes que estaba serca del divisor - desayunador que dividía la cocina del comedor y lo que me preocupo fue ver que mi tía tenia cara de haber estado llorando.


—Tía ¿ que pasa ? ¿ Por que estas llorando ?


—Es sobre tu abuela... acaban de comunicarme desde la corte que anoche falleció de un ataque cardiaco... —no pudo seguir hablando porque empezó a llorar y yo tambien no pude contener las lagrimas.


Mi abuela Rihanna Gilson, había sido mi unico familiar mas cercano durante estos últimos cinco años y ahora ya se habia ido asi, sin previo aviso. Tuve que armarme de valor e ir igual al colegio y ni el desayune tome. Estaba destrozada y muy angustiada pero sabia que esto seria mas llevadero si me encontraba con mis amigos y con mi novio Tyler Preston que siempre estaban para mi cuando mas le necesitaba.


Al llegar al "Nelson School" un edificio echo de ladrillo rojo y ventanas blancas vi que en la entrada estaba Solange Duran mi amiga una pelirroja de ojos color marrones que justo estaba platicando con mi otra amiga Candice Farred, una rubia de ojos celeste.


—¡ Ah ! mira quien llego aca... —dijo Candice al verme.


—Hola chicas ¿ como estan ? —dije al asercarme a ellas y entonces llego un descapotable negro un Chevrolet Camaro de 1969 que tenia el circulo de las llantas en rojo y parte del cuero negro de los asientos tambien.


—Muy bien ahora que lo mencionas... —dijo al ver como el descapotable entraba en el aparcamiento del colegio que estaba a un costado del edificio.


—Bueno vayamos entrando —dijo Solange que parecia que estaba apurada.


—Espera un momento que quiero presentarle a Ludmila, mi nuevo novio.


—¿ Como ? ¿ acabas de terminar con Marcos y ahora ya tenes nuevo novio ? —pregunte sorprendida y ella saco pecho.


—Si, es muy dificil ser yo... —dijo al echar su cabello hacia atras mientras hacia una mueca.


—Creo que las presentaciones lo podemos dejar para después —dijo Solange al acercarse a nosotras y luego le quedo mirando a Candice.


—Esta bien, ya te entendi... —entonces todos los estudiantes que estaban afuera mas bien las chicas se giraron para ver al joven que ya salia del aparcamiento. Era alto de cabello lacio y capeado de color negro y vestía un jeans con una chaqueta de cuero de color negro. Era guapo si, pero no se si para suspirar como lo hacian las chicas al verlo pasar.


—Hola Drago ¿ nos va saludarme ? —dijo Candice cuando este iba a pasar a un lado nuestro y este se detuvo y luego le miro a ella.


—Hola ¿ como estas ? ¿ Listo ? —dijo fastidiado y Candice se rió nerviosa.


—¡ Ah ! el siempre tan gracioso... —Drago siguió caminando y yo me quede helada. Algo aterrador y maligno desprendía de el y sus ojos negros al cruzarse con los míos antes de marcharse me lo confirmaron, el no era humano, era un vampiro y de eso estaba casi segura.


Desde que mi tia me conto el secreto de nuestra familia y de que venimos de un linaje antiguo de brujas yo no reniego de eso e intento mejorar dia dia para ser buena con los hechizos del libro de magia que dejaron mis padres escritos para mi y hermano. Hasta el momento se que tengo el don de percibir el aura y las energías de las personas pero también creo que me pasaba con los vampiros ya que una vez mi tía dijo que cuando tenia cinco años yo estaba asustada porque decia que un vampiro estaba parado en medio de la noche enfrente de nuestra casa y luego de tres días ella lo comprobó al cazar a ese mismo vampiro con ayuda de su equipo. Mi tía era la sheriff y aparte de cuidar a la ciudad y de nuestros habitantes, cazaba vampiros junto con su equipo de ayudantes que eran Henry Rupenski y su hermano Owen y hasta el momento ellos solo habían capturado dos o tres vampiros junto con el cabecilla de todos ellos uno que se llamaba Raymond Maquiavelos el rey de todos los vampiros.


En el aula de historia me senté serca de Solange mientras Candice se sentaba un poco atras, serca de sus seguidoras que eran unas siete chicas y de ellas solo recordaba el nombre de Hanna e Irene que siempre estaban para lo que ella necesitaba aunque a veces ella les trataba mal, yo no dejaba que conmigo hiciera lo mismo. Mi novio Tyler Preston, era rubio y de ojos avellana con tintes verdes y era actualmente el Quarterback del equipo de fútbol, le había terminado de ganar el puesto titular a Marcos Rupenski el hijo de Henry el año pasado y yo estaba muy orgullosa por el y justo en ese momento en el que estaba mirando hacia la puerta, Tyler entro y luego paso a un lado mio dedicándome una de sus encantadoras sonrisas y yo enseguida se la devolví. Atrás de el entraron, Evans Rupenski primo de Marcos e hijo de Owen y ademas, era el actual novio de Solange y después Marcos y para mi sorpresa Drago tambien entro justo atras de este.


—¡ Buenos días chicos ! —dijo la profesora Brunella Benson, la actual pareja del Alcalde Preston y la madre de Marcos. Enseguida todos en el aula le contestaron menos yo que me había quedado como paralizada de solo saber que Drago estaba en el mismo aula que yo.


No le tenia miedo, bueno creo que si pero solo porque estaba casi segura que el era un vampiro y yo no tenia nada con que defenderme y ni siquiera los hechizos de defensa propia me sabia.


Las clases siguieron normalmente y para mi no tan suerte en todas ellas como Matemáticas, Ciencias, Informática y Español las tenia junto con mis amigos y con Drago también. En los dos primeros descansos de quince minutos que duraba cada uno, me di cuenta que Marcos y Evans me evitaban y que apenas me habian saludo mientras ellos estaban con Drago y Tyler. Me molestaba que estos dos últimos estuvieran juntos, tenia ganas de decirle a Tyler lo que yo sospechaba de Drago pero no me animaba, tenia miedo que me dijera que estaba paranoica. Cuando llego la hora del almuerzo fuimos con las chicas directo a la cafetería y nos sentamos como siempre en nuestra mesa, la del medio.


—Que opinan ¿ debo pintarme las uñas de negro, rojo o rosa ? —dijo Candice mientras extendía sus manos y se miraba las uñas.


—Negro —dijo Irene quien estaba sentado a un lado de ella.


—Rojo —dijo Hanna que estaba sentado del otro lado de Candice.


—Me gusta mas el rosa creo que te ira bien con tu tono de piel —dijo Solange y luego ellas me miraron.


—¿ Y tu que opinas, Ludmila ? —dijo Candice al inclinar su cabeza hacia un lado tapando mi visión de Tyler que estaba platicando con Drago en la mesa del fondo donde también estaban Marcos y Evans —pero ¿ que estas mirando ? —dijo divertida y luego se giro para ver —¡ aah ! pero ¿ no son lindos ? nuestros novios ya están siendo mejores amigos.


—¿ Como es que conociste a Drago ? —le pregunte por curiosidad y ademas queria saber si existía esa posibilidad de que el sea lo que yo pensaba.


—En la Delicia, el me invito un trago cuando estábamos con las chicas —todas enseguidas apoyaron lo que ella dijo —enseguida me acerque hasta la barra donde el estaba y empezamos a platicar.


—Que bueno... se nota que pasaste rapido de pagina con Marcos —dije al llevarme mi botella de jugo de naranja hacia la boca y cuando mire hacia la mesa de Drago vi que me estaba mirando y por la sorpresa, casi me atraganto y empece a toser.


—¿ Estas bien ? —dijo Solange al poner una mano en mi espalda y pare de toser levantando mi cabeza avergonzada viendo que Candice me miraba con las cejas levantadas y no muy contenta por mi comentario.


—Si, ya estoy bien —dije al mirar la bandeja de mi almuerzo y empece a comer mi comida mientras las chicas hablaban acerca de hacer una fiesta el fin de semana en casa de Candice porque justo ese dia su madre la doctora Zendaya Farred salia con su pareja hacia los Angeles.


Las clases se terminaron por ese dia y apenas sonó el timbre para irnos a casa, salimos y yo trate de apurarme yendo con mis libros en la mano listos para meterlos rápido en mi casillero y luego irme junto con Solange que dijo que me estaria esperando afuera junto con Candice. Estaba tan apurada pasando entre medio de todos los estudiantes que iban hacia la salida, que cuando quise doblar en una esquina de uno de los pasillos para ir hasta donde estaba mi casillero, no me di cuenta y choque con la espalda de alguien. Se me cayeron los tres libros que traía en la mano y hasta senti que me lastime los nudillos de esta y la nariz pero aun asi, rapido me agache para levantar mis libros.


No me gustaba esa parte en las películas donde a la chica se le caía los libros y el chico se agachaba para intentar ayudarla y luego sin querer ambos se tocaban las manos y luego ¡ zas ! ya estaban enamorados. Aunque eso en la vida real no ocurre así como el hecho de que el que estaba enfrente mio no se molesto ni siquiera en intentar agacharse para ayudarme a levantar mis libros y yo por dentro se lo agradecí.


—Lo siento, fue mi culpa... —dije mientras yo ponia uno de mis libros encima del otro y me incorporaba tratando de soportar el dolor que tenia sobre el puente de mi nariz. No se de que estaba echo la espalda de ese chico pero sin dudas parecia tener un cuerpo fornido y fuerte y entonces me sorprendí de ver que la persona con quien me había chocado, era nada mas y nada menos que con Drago Schneider.


—No te disculpes, fue mi culpa... —dijo al sonreirme con una sonrisa curvada y arrogante. No se que me pasaba pero me temblaban las piernas al tenerlo tan serca mio —no debí quedarme aquí parado mientras leía mi libro, debería haberme quedado sentado en la biblioteca —dijo mientras tenia en sus manos el libro cuya tapa dura vi que decía "Cumbre Borrascosas" de la autora "Emily Bronte".


—Supongo... —dije nerviosa al sentir que mis piernas y mi cuerpo entero temblaron y la verdad jamas había descubierto esta faceta mía en la que me sentía así de nerviosa al estar parada frente a un chico que para todos menos yo, les resultaba muy guapo y entonces me abraze aun mas a mis libros mientras lo ponia contra mi pecho. No quería que viera que estaba nerviosa.


—¡ Ah, cierto ! —dijo al hacer una mueca y al pasarse la mano por el cabello —aun no me eh presentado. Soy Drago Schneider, amigo y socio del Alcalde Preston —dijo al extenderme su mano y al instante vi a unas tres chicas que pasaban al lado nuestro y que al mirarme me lanzaron una mirada asesina. Seguramente era porque en el descanso mas de una quiso hablarle y el mucha importancia no les había dado. Si, había estado observandolo cada vez que podía a Drago pero mas que nada por precaución me preocupaba la vida de mi novio no vaya hacer que el le mordiera y acabara con su vida mientras nadie los veía.


—Soy... Ludmila Gilson —tarde unos segundos en decirlo porque al apretar su mano y estar en contacto mi mano con la suya, senti como una fuerte descarga eléctrica me recorrió todo el cuerpo y acto seguido algo helado y temible me herizo la piel.


—Lindo nombre ¿ y eres de por aquí ? —el parecia no darse cuenta de lo que sentía o tal vez si y lo disimulaba muy bien.


—Eh... si, ¿ por que ? —dije al sentir que aparte de inundarme el nerviosismo me acorralaba la incertidumbre. Quería irme pero el parecia dispuesto a seguir platicando conmigo.


—Lo digo porque el apellido Gilson nunca lo escuche.


—Si, mi padre era de por acá y su familia también... —dije al encogerme de hombros y luego vi que el se puso incomodo.


—Era..., ¡ oh ! lo siento, no debí...


—Descuida, eso ya paso hace ya mucho tiempo —dije al ver que el se ponia mal y la verdad no se porque de repente se puso así, si el no me conocia y aunque todo mi ser me decía que el no era humano, yo no podía dejar en evidencia que sabia lo que el era e irme corriendo a mi casa, tenia que seguir fingiendo que todo estaba bien aun cuando mi cuerpo decía otra cosa.


—Si, eso... bueno, yo lo que quiero decir es que... que tengas una buena tarde Ludmila —dijo al ponerse rígido como una tabla y con la mirada firme y seria paso a un lado mio.


—Lo mismo digo... —dije al girarme para verlo irse ya doblando por donde yo había venido.



15 октября 2019 г. 2:18:17 0 Отчет Добавить 0
Прочтите следующую главу Capitulo 2

Прокомментируйте

Отправить!
Нет комментариев. Будьте первым!
~

Вы наслаждаетесь чтением?

У вас все ещё остались 17 главы в этой истории.
Чтобы продолжить, пожалуйста, зарегистрируйтесь или войдите. Бесплатно!

Войти через Facebook Войти через Twitter

или используйте обычную регистрационную форму