La loba solitaria de Zarek Подписаться

kevinmweller Kevin Weller

Una atípica familia de lobos albinos, originaria de una bella aldea septentrional llamada Zarek, cae en desgracia al perder a un valiosísimo miembro. Gámasha, madre de dos inocentes lobeznas, sin otra opción a cuál recurrir, se subleva para defender a su especie, obligada a convertirse en una verdadera máquina de matar: acerba como un animal salvaje, sedienta de venganza, enceguecida por la tirria, incapaz de mostrar compasión por los enemigos. Un peligroso viaje hacia remotos territorios desconocidos debe realizar para poder deshacerse de los molestos invasores que tanto daño han provocado desde el momento de su aparición. Álgidos céfiros que exhalan constantemente, tenebrosos y fragorosos cielos oscuros que no dejan de plañir y lanzar rayos, horrendos recuerdos que no dejan dormir, desesperantes clamores de angustia, hermosos sueños destrozados y descorazonadoras experiencias que no cicatrizan con facilidad conforman la vida de una joven loba solitaria que decide hacerse a un lado, abandonando su apreciable hogar de forma definitiva, para poder sobrevivir en un mundo truculento donde la armonía brilla por su ausencia y la soledad es su única acompañante.


Фэнтези средневековый 13+.

#guerra #confrontación #viaje #antropomorfismo #invasión #melancolía #recuerdos #lobos #sueños #soledad #familia #dragones #invierno #muerte #drama
0
824 ПРОСМОТРОВ
Завершено
reading time
AA Поделиться

Prólogo

El Norte de Mitriaria se había ennegrecido luego de la inesperada aparición de monstruos asesinos que aniquilaban sin piedad a todas las criaturas que encontraban. Dragones salvajes de escamas negras habían sido enviados por Dáikron para hacer una limpieza general ya que la existencia de seres inferiores era algo indigno en su reinado. Como inicuo líder, representante del autoritarismo monsista, no le preocupaba otra cosa más que la sumisión total de los habitantes del antedicho continente; de esa manera, quienes no estaban bajo su dominio, estaban en contra de su reinado y, al mismo tiempo, en contra de la Autoridad Suprema de Xeón. La sublevación se consideraba un terrible acto de herejía cuyo único castigo era la muerte. La extrema crueldad del rey de Korozina era conocida de una punta a la otra, pero su insistencia era cada vez más notable a medida que pasaban los años.

Varias aldeas del Norte habían quedado deshabitadas porque la apremiante situación beligerante obligaba a los nativos a migrar a tierras lejanas para estar a salvo, siendo necesario, en la mayoría de los casos, un largo y agotador viaje. La época conflictiva hacía que muchas familias se separaran y sus valiosos lazos se rompieran. Pocos eran lo suficientemente intrépidos como para enfrentarse a los enemigos y defender a sus congéneres y vecinos. Las absurdas confrontaciones dejaban muchas víctimas y angustiantes recuerdos que no podían pasarse por alto.

Los osados guerreros que más luchaban eran los grifos, los sáklios, los pegasos, los sétrekes, los marrukos, los sátiros, los ogros, los ocelotes, los unicornios y los chacales. Su intervención marcó un importante retroceso en el avance de los reos de Korozina, siendo necesaria una reacomodación en distintos puntos de encuentro. Los enemigos que más había en ese momento eran minotauros comunes, centauros, kolosos, quimeras, centinelas, kratsukes y dragones.

Las alianzas de especies posibilitaron que los invasores no pudieran cruzar más allá de los límites territoriales que tanto anhelaban destruir. Ningún nativo de Mitriaria tenía pensado darse por vencido sin antes presentar resistencia, aun sabiendo las pocas posibilidades que tenían las criaturas rebeldes de sobrevivir ante la inminente amenaza. La viabilidad no era algo que estaba a favor de los rebeldes, sí estaba de parte de los rivales cuya naturaleza asesina y encarnizamiento eranconocidos por todos.

27 сентября 2019 г. 21:11:46 0 Отчет Добавить 0
Прочтите следующую главу I. Tormentos interminables

Прокомментируйте

Отправить!
Нет комментариев. Будьте первым!
~

Вы наслаждаетесь чтением?

У вас все ещё остались 11 главы в этой истории.
Чтобы продолжить, пожалуйста, зарегистрируйтесь или войдите. Бесплатно!

Войти через Facebook Войти через Twitter

или используйте обычную регистрационную форму