Una Raza Olvidada Подписаться

joni-mercado1563915439 Joni Mercado

La tierra se encuentra pasívamente acorralada. Una raza extraterrestre ha alunizado y no sabemos exactamente que es lo que estan buscando. La tierra y la luna han sufrido ataques a manos de esta nueva raza. Debemos prepararnos para lo inminente. Aunque tal vez, la llegada de una flota alienigena a tu satélite puede no ser lo peor que le puede pasar a tu planeta. Embarcate en esta historia que busca ahondar en los secretos antropologicos de una civilización.


Научная фантастика Всех возростов. © Todos los derechos reservados

#ficcion #ciencia #joven #autor #argentina #ruta #filosofía #antropología #teoria #olvido #raza #alienigenas #cienciaficcion #suspenso
18
4.2k ПРОСМОТРОВ
В процессе
reading time
AA Поделиться

LA FLOTA ERIDIANA

1

Hemos girado un poco más de treinta y siete veces alrededor del Planeta Verde montados en esta roca gris sin poder avanzar en nuestra misión. Si bien sabíamos de la existencia de vida avanzada en este planeta, no habitaba en nuestros planes más conservadores, la idea de que esta raza pudiera interponerse a nuestro objetivo de esta manera.


Doce ciclos más atrás, antes de empezar esta cacería, cuando aún estábamos pidiendo autorización al consejo en la estación Eris, detrás del camino que recorre el Planeta Enano, había quienes contemplaban que tendríamos que llegar más allá de los Anillos e inclusive sumergirnos en los sesenta y tres Satélites del Gran Planeta, pero no estaba en los planes de nadie llegar a surcar la órbita del Planeta Verde.


2

Nuestro viaje había resultado una frustración desde el comienzo, de acuerdo a las cartas de viaje, en el Planeta Enano debíamos explorar cuatro Satélites, pero solo encontramos tres, que giraban alrededor del cuerpo celeste como marcando el paso de un reloj que tenía intenciones de dejar de funcionar.

El Enano no es un planeta más, su órbita lo diferencia al resto. Se puede adivinar, con solo observar su superficie, que albergó vida inteligente hace más ciclos de los que estoy decidido a aventurar.

Atravesando las orbitas se puede entender que las cosas fueron muy distintas alguna vez.


Habían pasado siete ciclos desde que oímos la sirena de despedida en Eris y el rastro de Gortep se enfriaba a medida que nos dirigíamos al centro del Sistema. Los Anillos habían quedado atrás y el Gran Planeta se mostraba amenazante, los sesenta y tres Satélites le giraban alrededor, como un escudo dinámico que protege un secreto en su interior y una malla de asteroides se batía sobre él en una órbita irregular. Uno a uno fuimos explorando los Satélites para descubrir, en todos ellos, que Gortep se nos había adelantado una vez más. Recorrimos sesenta y un satélites que orbitaban ese monstruoso planeta antes de encontrarnos con nuestro primer problema. En Calisto, el penúltimo satélite del Gran Planeta, un cambio de rotación repentino nos dejó sin base de apoyo y a mi alrededor pude ver mi tripulación flotar por algunos segundos, pero mi preocupación se enfocó en la excavadora principal que estaba ahora flotando a dos piernas del suelo. Con la ayuda del equipo de los transportadores pudimos estabilizarla, sin embargo, un sonido contundente nos avisó que la maniobra había tenido un costo, que en ese momento, fue imposible calcular.


3

El décimo ciclo comenzaba y solo tres Satélites restaban por explorar. El Planeta Rojo giraba veloz alrededor de la Estrella de Fuego y con él, lo hacían dos satélites gemelos de similar tamaño. Eran Fobos y Deimos, que miraban hacia la flota, posados sobre el planeta, como dos ojos penetrantes que haría temblar la estructura de un carácter bien templado.


La Flota Eridiana era la flota principal de la Estación Eris, contaba con ocho transportadores individuales que se movían ligeros a través del espacio llamados portables y una Cámara de Recorrido Espacial que está protegida por un sistema de defensa que nunca proyectamos activar.


Los transportadores le marcaban el camino a la Cámara, en la que viajaba la Comisión del Sistema, facilitando el paso a través de las cadenas de asteroides que intentaban impedirlo cada vez que se acercaban a la órbita de un nuevo planeta.

Cuando la Cámara tocó el duro suelo del Satélite y la rampa de acceso descendió, una nube de calor se abrió paso desde el exterior y nos golpeó con fuerza, Fobos nos daba la bienvenida.


4

Mi tripulación y yo trabajamos durante un ciclo y medio en los Satélites, y a medida que avanzábamos en la excavación, encontrábamos los vestigios de un planeta manipulado por alguien más. Gortep ya había pasado por aquí. Con las esperanzas diezmadas y el ánimo derribado, continuamos con la excavación hasta llegar a la Bóveda Gris de Fobos, no había señales de Gortep y la Bóveda estaba vacía.


Al momento de salir a la superficie, uno de los transportadores estaba intentando aterrizar cerca del Campamento, venía con noticias de Deimos, la excavación había sido infructuosa.


Solo quedaba una oportunidad para terminar con la misión, el éxito se había demorado bastante y ya no había lugar para el fracaso.

Hoy, doce ciclos después de haber salido de Eris, la esperanza abraza a la Comisión y los ánimos se han revitalizado debido a que en el último Satélite de cara a la Estrella de Fuego no hemos encontrado rastros de Gortep y la excavación es prometedora.


Sin embargo, ya dimos treinta y siete vueltas alrededor de este planeta, soportando el calor agobiante y la velocidad excesiva, sin poder avanzar como quisiéramos ya que nuestro último obstáculo se nos ha presentado llevándonos a un combate para el que no estábamos preparados: El parásito que habitaba el planeta verde.


5

El moderador de intensidad de la excavadora no estaba funcionando correctamente debido al incidente en Calisto.

La excavadora principal es un derivado de un artefacto de la Armada de Eris, es básicamente un cañón de protones de alta compresión, al que se le adhirieron dos tenazas dentadas de largo alcance, la descarga de protones, regulada con un moderador de intensidad, quiebra el suelo, mientras las tenazas se van abriendo paso hacia abajo.


El moderador de intensidad del cañón de protones es lo que permite diferenciar esta herramienta de excavación con un dispositivo de ataque de largo alcance.

En el primer intento de perforar el suelo del último satélite, un rayo de protones se abrió por la tangente del satélite gris dirigiéndose hacia el Planeta Verde, la Estrella de Fuego ardía detrás nuestro cuando el impulso tocó la superficie de aquel planeta. El tiempo apremiaba y las consecuencias del accidente no fueron sopesadas correctamente.

El primer giro alrededor del planeta verde llegaba a su fin y la última Bóveda Gris estaba aún muy lejos, la excavación era la prioridad.


6

El emblema eridiano brillaba sobre la Cámara de Recorrido Espacial que se encontraba estacionada detrás del campamento Lunar, el calor no era fácil de soportar, la velocidad de traslación estaba haciendo mella en la tripulación y la actividad sobre el sedimento había disminuido gravemente.


La excavadora había fallado dos veces más luego del primer incidente, afortunadamente las descargas se fundieron en el vacío.

Promediando el décimo giro alrededor del Planeta, un cuarto disparo volvió a sacudirnos con una liberación de energía que terminó por desprender parte del satélite y abandonó la órbita que recorríamos para desembocar nuevamente sobre la superficie del Planeta Verde.


El éxito de la misión parecía darnos la espalda, pero la ausencia de Gortep nos empujaba a seguir adelante.


Varias veces me encontré admirando aquel planeta que nos mantenía girando alrededor de su órbita. Mientras me sumergía en su particularidad, me daba cuenta que el nombre que le habíamos dado no representaba la complejidad que se podía apreciar. Los colores se fundían y la superficie parecía complementarse entre sí, como si la cobertura del planeta se hubiese cuarteado y estuviese flotando sobre una pátina de un azul profundo como el vacío.


Me imaginaba descendiendo y explorando aquel accidentado planeta en el momento que terminábamos de cerrar el giro número veintiocho, debajo, el suelo temblaba con fuerza y el polvo que una vez estuvo planchado al ras del piso, ahora flotaba como una densa niebla que esconde un mal presagio.


7

La luz se escondía en el horizonte del satélite cuando un sentimiento extraño me invadió. La admiración que sentía por aquel planeta, súbitamente, se transformó en una intranquilidad alarmante, de alguna manera podía sentir como las cosas se alborotaban allá abajo y una ansiedad repentina nubló mi razón por un instante.


Cargué la orden de doblar los esfuerzos en el intercomunicador y el satélite tembló nuevamente como quejándose por la excavadora abriéndose paso.

El vacío nos miraba inmóvil, las estrellas refulgían, inundadas por un brillo natural que nos acompañaba y nos permitía recordar la quietud de la estación Eris, la imagen de lo que dejamos al partir en esta misión era recurrente y casi necesaria, cuando la Estrella de Fuego se ocultaba de nosotros.


El último satélite nos mostraba los dientes, hacía un largo lapso que en el intercomunicador no se escuchaba nada, la concentración se intensificaba en las etapas de oscuridad y el sonido gutural que ascendía desde el centro del satélite, como un rugido, parecía aumentar a medida que nos hundíamos en ella.

El desenlace estaba cerca y el giro treinta y cinco llegaba a su fin.

23 июля 2019 г. 21:04:19 7 Отчет Добавить 9
Прочтите следующую главу ANTES DEL AMANECER

Прокомментируйте

Отправить!
Dece Scott Dece Scott
Felicitaciones es muy interesante tu historia!,cuanto detalle...
Eva Lender Eva Lender
Inquietante y buen inicio
23 октября 2019 г. 0:43:55
Baltazar Ruiz Baltazar Ruiz
No imaginé que comenzarías la historia desde el punto de vista de los invasores, muy buen inicio!
10 августа 2019 г. 8:22:21

Lihuen Lihuen
que bella forma de narrar; me ha gustado como iniciaste esta historia. La sensación de alarma que siente el narrador me ha dejado con mucha intriga.

  • Joni Mercado Joni Mercado
    Gracias por tu comentario. Espero te gusten los otro cuatro capítulos que ya tengo publicados. Saludos! 29 июля 2019 г. 13:03:10
~

Вы наслаждаетесь чтением?

У вас все ещё остались 7 главы в этой истории.
Чтобы продолжить, пожалуйста, зарегистрируйтесь или войдите. Бесплатно!

Войти через Facebook Войти через Twitter

или используйте обычную регистрационную форму

Больше историй