RAZ HEIKS Подписаться

andrea-andrade1532836118 Andrea Andrade

"No hay malos sin razones", eso se puede creer en varios escenarios, pero si nos referíamos a RAZ HEIKS, no existían razones suficientes para tanta maldad. Era el joven músico del violín, de la banda del colegio. Ese sombrío chico llenaba de oscuridad aquella pequeña sala de música cada tarde, luego de la salida. Sólo era él y una melodía raramente escalofriante. El problema, es que nadie más notaba su apariencia inquietante. Sólo yo, de todas las personas en el colegio, era quien evitaba sentarse con él, en todo momento y lugar. No podía ni pensar en tomármelo en alguna calle solitaria 《varias veces tuve pesadillas de lo mismo》.


Саспенс Всех возростов.

#miedo #psicopata #vecino
1
516 ПРОСМОТРОВ
В процессе - Новая глава Каждые 10 дней
reading time
AA Поделиться

Raz Heiks

"No hay malos sin razones", eso se puede creer en varios escenarios, pero si nos referíamos a RAZ HEIKS, no existían razones suficientes para tanta maldad. Era el joven músico del violín, de la banda del colegio. Ese sombrío chico llenaba de oscuridad aquella pequeña sala de música cada tarde, luego de la salida. Sólo era él y una melodía raramente escalofriante. El problema, es que nadie más notaba su apariencia inquietante. Sólo yo, de todas las personas en el colegio, era quien evitaba sentarse con él, en todo momento y lugar. No podía ni pensar en tomármelo en alguna calle solitaria 《varias veces tuve pesadillas de lo mismo》. Siempre me pregunté porque sólo yo sabía que era un futuro asesino serial en potencia 《si es que no lo ha sido ya》. Muchas veces creí, que tal vez estaba confundida y me imaginaba cosas, hasta fui al psicólogo por lo mismo. A pesar de todo, no deje de notarlo a él, por sobre todas las personas. Cuando él pasaba por los pasillos del colegio, era como ver a un muerto. No notaba expresiones o vida en su mirar. Sinceramente, creo que nadie notaba lo sombrío en él por su atractivo, pero aún así, no había razones para no sospechar de él. A lo mejor, yo seria igual que todos si no fuera porque es mi vecino desde que era un niño de 5 años. En el año 2007, Raz llegó junto a sus padres a la casa de al lado. Yo estaba feliz, porque era muy enamoradisa, y aquel niño lucia bastante bien. Poco tiempo duró mi enamoramiento, tenia 5 años, y aún así sabía cuando alejarme de alguien. Aproximadamente en Febrero del 2007, osea a un mes de la llegada de aquel niño nuevo, yo me dirigía al patio de mi casa a buscar mi muñeca Alison. Cuando la encontré, vi a Raz con una mirada penetrante y con una concentración perturbadora hacia un vecino de nuestra edad, que vivía al otro lado de la calle. Raz no paraba de verlo mientras Josh jugaba con su hermano y con unos camioncitos. Al principio, sólo lo encontré un poco extraño, pero para mí no fue más que ese momento. Mi miedo comenzó a nacer, cuando a los dos días Mike, el hermano pequeño de Josh, había desaparecido. Claro, al principio yo estaba triste por el pequeño Mike, porque no aparecía y todos lo estaban buscando, y se deducía que había sido secuestrado por alguien externo a la comunidad, ya que nosotros vivimos en un condominio bastante grande, pero lo suficiente seguro por la contratación de guardias a los alrededores. Por esta razón, el miedo era más grande, por que alguien externo se había llevado a un niño sin que nadie se diera cuenta. La verdad, yo a esa edad, tenia derecho a no involucrarme y no pensar en hipótesis y seguir con mi vida luego, pero es que lamentablemente o afortunadamente 《aún no lo sé》vi algo, que me ha provocado pesadillas por años. El día que los padres de Josh y Mike empezaron la búsqueda, yo vi como Raz traía en su mano el camioncito de Mike, y la forma en la que lo apretaba entre sus dedos, era tan inquietante que ni siquiera he podido olvidarlo luego de 12 años, más aún cuando Mike al día de hoy, sigue desaparecido. Luego de aquel hecho, no he dejado de vigilarlo, día, tarde y noche 《Claro, sin que él pudiera notarme, nunca tan boba》, pero el miedo ha sido tanto, que ni siquiera celebro mi cumpleaños, por miedo a que él sea o el primero en llegar o el último en salir de mi casa. Han sido años difíciles, pero si sigo viva, es porque he logrado descifrar, que la mejor forma de nunca alertar a un psicópata, es nunca decirle a nadie que creo que es un psicópata. La única persona que lo sabe soy yo, y no pienso decirle a alguien, por miedo a que aquella, se le escape y me ponga en aprietos. Todos estos años he estado analizándolo, sé donde camina para llegar a casa o al colegio, conozco sus atajos y por ende, yo uso los opuestos. Lo sé, todo suena como que aquí la psicopata soy yo, pero no, él es el extraño, aunque no lo parezca. Nuestro colegio se llama "ROOWSTONE", tiene de primero básico a cuarto medio y hasta preescolar, y por ende, se pueden ver a chicos y chicas de todas las edades. Ésto me causaba aún más miedo, no sabía que podría hacer Raz, contra niños indefensos, en sí, yo estoy en penúltimo año y aún así soy totalmente vulnerable a él. Raz en el colegio no se molesta en aparentar ser normal, porque nadie lo nota. Por ejemplo, yo lo veo mirando fijamente a un chico de un curso inferior a él, talvez hasta por más de 10 minutos, y para mi eso es inquietante, pero ni aquel chico se da cuenta que es observado. Yo me pregunto, ¿es aquel chico bobo? ¿O es que los chicos guapos nunca son considerados como psicópatas? Hace una semana, Rose, una amiga desde el año pasado, me preguntó la razón de porqué no celebraba mi cumpleaños, por supuesto, tuve que mentirle. Además me mencionó, que tenía un amor platónico, y que era mi vecino, el famoso vecino 《el maldito vecino》. Estuve a segundos de golpearla, lo único que le pude decir, es que esperaba que se mantuviera como platónico. Ella no me volvió hablar en todo el día, porque se ofendió conmigo por no apoyarla en su estupido romance. Joder, como si no fuera de amigas ayudarte contra un psicopata. Horrible fue mi sorpresa, cuando a la salida de clases aquel día, vi como Rose le entregaba una carta a Raz. No podía creer lo que veían mis ojos. Lo primero que pensé fue en cómo tratar de moverme, porque en verdad que no podía mover ni un músculo. Pequeña estupida de amiga que tenía. Sacaba mejores calificaciones que yo, pero no podia escoger a un chico normal. Mientras aumentaba mi vigilancia hacia Raz 《por obvias razones》, me percaté que un camión de mudanzas había llegado a la casa en donde vivía antes Josh, Mike y sus padres 《mis alarmas de problemas comenzó a sonar》. Los vecinos nuevos, la dulce familia Tupp, incorporada por George (el padre), Sara (la madre), Lucas (el hijo de 18) y Valery (la hija de 17). Que horribles vecinos, tengo que decirlo, de seguro empeorarían mi vida con hijos de esas edades. Estaba muy preocupada por Valery y Lucas, porque no sabía como reaccionaría el dulce Raz. Sólo podía esperar. A la mañana siguiente, como es habitual, guardé en mi bolso el gas pimienta, la cortapluma, una linterna que tenía en la parte inferior una sección con la cual se podía dar la corriente 《era más poderosa de lo que se podía creer por aquel pequeño tamaño》. Aquellos objetos me acompañaban a diario. Bueno, esa mañana como es de costumbre, me dirijo al colegio por el camino viejo 《se puede creer que aquel camino rodeado de bosque, es el menos indicado para andar, si creo que vivo al lado de un psicopata, pero debo decir que están equivocados, ya que el psicópata prefiere andar en el camino normal, así que por ende, éste es el camino seguro》, y llego como en 15 minutos. Después de mi travesía, vi como Raz guardaba la carta de Rose en una cajita que se encontraba dentro de su casillero. Pero claro, como lo estaba mirando fijamente, me caí de una forma vergonzosa, pero la verdad, a mi me da igual hacer el ridículo, el ridículo es lo mío. El problema fue que no cerré bien mi bolso, y cuando me caí, la cortapluma, el gas pimienta, la linterna y muchas cosas más, se cayeron. Por un momento dije "Javiera, ya valiste", "en otra vida será", "talvez reencarnare en un lindo animalito",etc. En mi mente pensé en tantas variables, que no entendía como pasaron sólo unos segundos, cuando Lucas ya estaba ayudándome a levantar mis cosas. Hubiera apreciado aquél gesto noble, si no fuera porque Raz observaba mis cosas de la forma inquietante en la que lo sabe hacer de forma profesional. Raz estaba tan concentrado, que no notaba lo concentrada que estaba yo observándolo, así que aproveché de guardar mis cosas rápidamente, agradecer e irme al salón. Cuando me senté en mi pupitre, comencé a respirar, antes no había podido, pero los problemas seguían. En la mitad de la clase me giré un momento para ver la ventana, ya que quería apreciar unos momentos la naturaleza, ya que la clase de matemáticas estaba muy aburrida 《grave error》, al estar mirando hacia la ventana, no pude dejar de sentir que alguien me observaba y no podía ser otro, otro que no fuera el loquito 《gracias vida, si querías joderme ¿porque no me hiciste un pavo la noche antes de navidad?》. Raz no dejaba de observarme, ni en esa clase de matemáticas, ni en las clases restantes del día, y aún peor, el señor Raz, no caminó a su casa como de costumbre, se fue al baño, como nunca antes 《suena psicópata, pero no lo es》, no tuve más remedio que correr a casa 《una nunca sabe》. Ese día fue extraño, fue el primero en hacer contacto con él, al menos de forma visual alarmante. Esa noche sólo tuve pesadillas.

13 марта 2019 г. 7:29:01 0 Отчет Добавить 0
Прочтите следующую главу INQUIETA

Прокомментируйте

Отправить!
Нет комментариев. Будьте первым!
~

Вы наслаждаетесь чтением?

У вас все ещё остались 2 главы в этой истории.
Чтобы продолжить, пожалуйста, зарегистрируйтесь или войдите. Бесплатно!

Войти через Facebook Войти через Twitter

или используйте обычную регистрационную форму