¡Arf! Подписаться

wereyes Waldo Reyes

El pueblo de Borden sufría de una nueva desgracia. ¿Podría sobrevivir esta vez? Cuento perteneciente a una compilación registrada en: safecreative Código de registro: 1902280069083


Фэнтези средневековый Всех возростов. © Todos los derechos reservados

#cuento-corto #cuento #fantasía #campeón #aldea #dragon #hielo #jauría #mago #lobo #arf
Короткий рассказ
2
3.8k ПРОСМОТРОВ
Завершено
reading time
AA Поделиться

¡Arf!


La jauría de lobos invernales había acabado casi en su totalidad con el pueblo de Borden. Tan solo quedaban diez casas. Su campeón, Christian Magnuson, muerto en las fauces del líder Destrok. La sangre estaba tibia aún en el hocico del lobo gris gigante de ojos de iris blancos. La cabeza del tamaño de diez humanas, sus colmillos del largo de dagas.

Dirigía el pelotón de muerte de vuelta a lo que quedaba.

Nicodemus levitando envuelto en un orbe azul, descendió frente a él.

«Retírate tú y tu clan. Esta gente ha sufrido mucho daño y no permitiré más», le dijo con el pensamiento.


Hace treinta años el dragón de fuego de hielo, Vorlok, acabó con la mitad de los habitantes de la aldea. Cinco años más tarde sufrieron la invasión de las hordas vikingas comandadas por Edgard el rubio que destruyeron por completo el lugar.


«Con quién crees que tratas soy Destrok, el destructor, el asesino sangriento, no me des ordenes», gruñó la bestia.

Saltó sobre él dispuesto a partirlo en dos.

El viejo mago chasqueó los dedos y toda la manada se convirtió en pompas de jabón. El atemorizado animal lo miró gimiendo.

Tocó su frente y lo convirtió en un cachorro, que lo vio con asombro. Dio vueltas tratando de morderse la cola, saltó, sacó la lengua, se rascó, rodó y se sentó observándolo mientras movía la cabeza a un lado.

—Ahora estás bien.

—¡Arf! —respondió.



10 марта 2019 г. 1:25:47 0 Отчет Добавить 2
Конец

Об авторе

Прокомментируйте

Отправить!
Нет комментариев. Будьте первым!
~