jacortes Jorge Cortés

Alejandra es una mujer centrada en su trabajo, dedicada y profesional. Muchos la catalogan como alguien seria, aunque saben que es una persona confiable y buena compañera de trabajo. No tiene tiempo ni quiere saber nada sobre romances, llegando incluso a mostrarse fría ante las muestras de afecto de los hombres. Su última relación terminó muy mal y la dejó lastimada por dentro, no quiere volver a pasar por eso. Sin embargo, su mundo está por cambiar a causa de un nuevo joven que acaba de entrar a trabajar a la misma empresa que ella, quien la llevara a conocer sueños, sensaciones, deseos y placeres que nunca había imaginado sentir.


Эротика 18+.

#romance #sueños #sexo #trabajo
11
616 ПРОСМОТРОВ
В процессе - Новая глава Каждую пятницу
reading time
AA Поделиться

Solamente él

Siento mi cuerpo ceder ante sus caricias, ceder ante sus besos, cediendo solamente a él. Sus manos son cálidas, fuertes. Puedo sentir los vellos de su pecho rozando mi espalda. Su índice me recorre, pasando por mi muslo y siento su tacto rozar entre mis piernas, haciéndome imposible ocultar un gemido solamente para él.

Puedo sentir el calor de su cuerpo junto al mío. Pequeños cristales de sudor nuestro se mezclan mientras su fuerte pecho varonil, cubierto en una ligera y delgada capa de vello que me encanta sentir entre mis dedos, se aprieta contra mis pechos deseosos de ser besados, tocados, apretados y frotados solamente por él.

Mis pezones de endurecen y él lo nota. Su mano derecha sube hasta mi pecho y lo aprieta con fuerza. Duele un poco al principio la fuerza de su agarre, pero cuando sus labios comienzan a acariciar mi areola el dolor se convierte en placer, ansiándome querer sentir mas fuerte su mano, sentirlo solamente a él.

Una de sus bien trabajadas piernas pasa por encima de mi, haciendo que su pelvis y la mía comiencen a frotarse instintivamente y provocando que mi cuerpo anuncie que está listo para recibirlo, para entregarme solamente a él.

Coloco una de mis manos sobre sus firmes glúteos y puedo sentirlos duros bajo mis dedos. Mi otro brazo acaricia su amplia espalda terminado en su cuello y logrando que levante la mirada hacia mis ojos. Tiene unos hermosos ojos dorados, aún con la oscuridad de la habitación sus ojos brillan intensamente que puedo verme reflejada en ellos, esos ojos tan llenos de pasión, de fiereza y también de bondad. Esos ojos que son solamente de él.

Nuestros rostros están tan cerca que puedo sentir su agitada respiración sobre mi. Su aroma es delicioso y casi una adicción para mi. Paso una mano sobre sus mejillas; se ve tan atractivo con esa corta barba tan bien arreglada. Quiero besarlo, quiero sentir sus labios en los míos, quiero que me llene de todo de él, quiero que me haga totalmente suya, quiero ser solamente de él.

.

¡Tu papá ya salió! - escuché que gritaban afuera de mi dormitorio - ¡Date prisa antes de que se termine el gas!

Mi madre siempre gustaba de despertarme con sus "encantadores" gritos mañaneros. Y yo, como siempre, le respondía de la misma manera indicándole que ya estaba despierta.

Maldita sea, ¿por qué no puedo quitarme de la cabeza a ese tipo? No es la primera vez que sueño con él, aunque definitivamente es la primera vez que sueño con alguien ... de esa manera.

Apenas hace una semana que lo habían contratado y, aunque todas la mañanas lo veo en su lugar trabajando con sus audífonos puestos, casi no hemos intercambiado palabras y mucho menos establecido una conversación. Pero, desde aquella vez que lo había visto descender del ascensor, algo en él había capturado mi atención. Aquella camisa blanca se le veía tan bien, y la forma en que la tenía arremangada hacía que su brazos se vieran tan atractivos.

¡Demonios Alejandra! ¡Deja de pensar en eso! No entiendo como puedo estar dejando que se meta en mi cabeza. A penas y sé su nombre y eso porque le pregunté a mi amiga Vanya, si no ni idea de quien fuera.

¡Ya basta! No pienso dejar que mi mundo se descontrole por culpa de un tipo cualquiera. Además, seguramente tiene novia o de seguro es como todos los hombres que van sonriendo a cualquiera que se le cruce en el camino, a ver quien cae. ¡Pues yo no! No voy a dejar que me utilice para sus placeres o como su juguete.

Me dirigí a la ducha, apurada al ver que se me hacía tarde para una junta que tenía programada a las nueve de la mañana. Rápidamente me desvestí y no pude evitar notar la humedad que había dejado en mis pantaletas. Di un resoplido furiosa y aventé toda mis prendas juntas al cesto de ropa sucia.

Mientras dejaba que el agua acariciara mi piel, recuerdos de mi sueño nocturno comenzaron a inundar mi mente; sus piernas tonificadas, sus duros glúteos, su ancha espalda, sus brazos trabajados, su fuerte pecho y sus tan hermosos ojos color ámbar. Aunque quisiera nunca se fijaría en alguien como yo, alguien que no está a gusto con su cuerpo, alguien con tantas inseguridades como yo. Aunque, debo de admitir, que me gustaría que me viera, que me tocara y me envolviera entre sus brazos.

Quizá podría darme otra oportunidad, un nuevo comienzo para volver a sentir, para vivir y sonreír. Quizá si me lo pidiera aceptaría. No había vuelto a sentir esto dentro de mi hasta que lo vi.

¿Por qué él? ¿Por qué ahora?

Quizá podría permitirme volver a sentir, pero tendría que ser solamente él.

8 марта 2019 г. 17:51:31 0 Отчет Добавить 1
Прочтите следующую главу Deseo

Прокомментируйте

Отправить!
Нет комментариев. Будьте первым!
~

Вы наслаждаетесь чтением?

У вас все ещё остались 2 главы в этой истории.
Чтобы продолжить, пожалуйста, зарегистрируйтесь или войдите. Бесплатно!

Войти через Facebook Войти через Twitter

или используйте обычную регистрационную форму

Похожие истории

Больше историй