Alma encarcelada Подписаться

marcmenendez Marc Men�ndez

Sabes el típico niño de tu clase que en el recreo hace los deberes y que en clase responde a todas las preguntas del profesor? Ese pequeño engendro odiado por todos sus compañeros? Sabes a cual me refiero, verdad? Pues ese soy yo. Vivo en una aburrida rutina de estudio y trabajo, ayudo en casa y con 16 años no he salido jamás de fiesta. Pero ella va a cambiarlo todo, y cuando digo todo, me refiero a TODO.


Драма Всех возростов.

#corazonrobado #posesion #relacion-toxica #verano #prision #alma #problemas-mentales #transtorno #toc #problemas #posesiva #malainfluencia #manipulacion #luna #instituto #drogas #colegio #chica #chico #amor
0
3.4k ПРОСМОТРОВ
В процессе - Новая глава Каждое воскресенье
reading time
AA Поделиться

Vida sana

-Buenos días cariño -dice mamá abriendo las cortinas dejando pasar la luz de un precioso día, una luz que no me deja ciego de milagro- levántate ya o llegarás tarde al instituto.


-¿No te cansas de repetir día tras día la misma frase? Siempre dices lo mismo y jamás en mi vida he llegado un miserable segundo tarde -este soy yo, Dani Robledo, y el mal genio lo he sacado de mi padre.


Mi madre se llama Catarina, una mujer dulce y cariñosa con el único propósito de cuidarme y mimarme. Mi padre se llama Carlos, un hombre estricto y sabio que maneja los problemas con firmeza y el cual me mantiene totalmente a rajatabla. Aún no entiendo cómo pudieron terminar juntos siendo tan opuestos el uno del otro, algún día lo descubriré.


Sabes el típico niño de tu clase que en el recreo hace los deberes y que en clase responde a todas las preguntas del profesor? Ese pequeño engendro odiado por todos sus compañeros? Sabes a cual me refiero, verdad? Pues ese soy yo. Vivo en una aburrida rutina de estudio y trabajo, ayudo en casa y con 16 años no he salido jamás de fiesta.


Una família de locos.


Con los libros en la mochila y con mi bocadillo delicioso de Nutella (en realidad jamás he probado ni un solo bocadillo de los que me prepara mamá, cuándo llega la hora del recreo ya hace rato que me lo han robado. Por eso digo que es delicioso, ya que o los niños pasan mucha hambre, o los bocadillos de mamá están tan ricos que no pueden resistirse a quitármelos) me dirijo a la estación de autobuses para coger el sucio bus infestado de bacterias y sobacos malolientes que me llevará al instituto. Falta recalcar que mi miedo a las bacterias ajenas me produce un elevado nivel de estrés, razón por la cual voy a todas partes con mi pelotita antiestrés roja y desgastada por la gran cantidad de apretones que recibe durante el día. Este miedo a las bacterias se llama bacilofóbia y no se la deseo a nadie, es una tortura constante. Si me dieran un par de céntimos por pelotita antiestrés que he tirado a la basura por estar demasiado desgastada, podría dejar los estudios y alimentar a mi familia, hijos y nietos.


El autobús llega a la parada de la escuela, ando hacia la puerta de entrada. Evidentemente llego 10 minutos antes de empezar clase, no puedo permitirme llegar tarde, ni un minutito, perdería una décima en mi nota final de curso. Una décima! Llegar 10 veces tarde significa un punto menos. ¡Un punto menos! Ni de broma...


Ahora que lo pienso esta mañana no he desayunado. ¡Uf! Que hambre tengo. Lo que me preocupa mas es que hasta la hora de comer no comeré nada ya que mi bocadillo del recreo tiene demasiados fans...Eso es! Si me como mi bocadillo ahora dejaré de tener hambre, no me lo quitarán, podré probar por primera vez el bocadillo que hace mi madre... ¿Estará bueno? Seguro que sí.


Abro la mochila y saco ese tesoro tan preciado, envuelto en papel de plata, un tamaño de bocadillo de recreo estándar, ni muy grande ni pequeñito, suficiente para terminar con el hambre pero sin llenarme demasiado, busco la punta de papel donde termina el envoltorio, lo empiezo a separar con delicadez. Primer mordisco, intriga. Segundo, sorpresa. Tercero, placer...


Unos miran por la ventana, otros la pantalla de su móvil, otros duermen, ¿soy el único que esta escuchando al profesor? Que vergüenza... Pensar que los padres trabajan cada día para que podamos estudiar y gente tirando ese dinero a la basura y perdiendo el tiempo...


Me siento a última fila, no me gusta pero por norma del colegio los malos estudiantes van en la primera para que atiendan más. Hoy en especial noto el ambiente diferente, todo es distinto, ¿será por el bocadillo? No creo...


Pican a la puerta. Entra el director y a su lado ella.

-Queridos alumnos, os presento a Luna, os acompañará durante el resto de curso, acogedla bien. Siéntate en cualquier sitio libre, puedes elegir -le dice a ella.


Al ser el rarito de la clase y no tener amigos, todos los sitios libres de la clase están a mi alrededor. Se sienta a mi derecha. Gran elección. Está lo suficientemente cerca de la estufa para sentir calor en invierno, pero no lo suficientemente cerca como para sentirse acalorada, esta posicionada de manera que los reflejos del sol por la ventana no le reflejan en la cara, ni le cubren parte de la pizarra, y además el ángulo de visión elegido es perfecto para no perder de vista al profesor, sin olvidar que tiene la estantería de libros al lado, de donde podrá extraer mucha información. Probablemente no lo ha echo a propósito, soy demasiado rarito.


Empiezo a analizar cada uno de sus bonitos rasgos. Pelo color miel y largo, ojos azules por fuera pero anaranjados por dentro, lleva una blusa roja pastel que le deja los hombros y la tira del sujetador al descubierto, unas mallas negras resaltan el perfecto contorno de sus piernas, lleva unos zapatos preciosos que te incitan a bailar un bals con ella y, lo mas importante, una piel lisa y morena con la que no me importaría abrazarme. Observo como coge su bolsa blanca de ropa, empieza a hurgar en su interior y saca una cajita metálica con una calavera coloreada en la tapa, es una pitillera. Empieza a liarse un cigarrillo con destreza cuando se da cuenta de que la estoy analizando. Me mira y gesticula con su cara haciéndome entender que si quiero me da uno a mi también, esta claro que no quiero, aunque quizá esta seria la excusa perfecta para hablar con ella, es solo un cigarrillo, no tiene que ser tan malo, por uno no va a pasar nada... Me armo de valor y acepto su propuesta.


Sin pensárselo dos veces Luna levanta la mano y pide al profesor que algún alumno le muestre la escuela, ya que no quiere perderse por los pasillos. El profesor acepta y me elige a mi para acompañarla, ¿cómo sabía Luna que me elegiría a mí?

3 февраля 2019 г. 18:42:07 0 Отчет Добавить 0
Прочтите следующую главу Ella

Прокомментируйте

Отправить!
Нет комментариев. Будьте первым!
~

Вы наслаждаетесь чтением?

У вас все ещё остались 3 главы в этой истории.
Чтобы продолжить, пожалуйста, зарегистрируйтесь или войдите. Бесплатно!

Войти через Facebook Войти через Twitter

или используйте обычную регистрационную форму