El Espectro de Un Columpio Подписаться

angellovix Angela Lovix

Naomi, una estudiante de criminología, se ha decidido a resolver un caso de hace muchos años no solo por un trabajo de clase sino también por terminar de una vez con las leyendas que corren alrededor de la familia Reeds y la familia Hamilton. Sin embargo, Naomi no lo va a tener muy fácil y es posible que el asesino desaparezca de nuevo. ¿Será capaz de descubrir el culpable?


Саспенс 13+.

#tragedia #romance #378 #asesinato #paranormal #sobrenatural #misterio
0
3801 ПРОСМОТРОВ
В процессе - Новая глава Каждую пятницу
reading time
AA Поделиться

Leyenda vs Realidad

El viento balanceó suavemente el columpio. Las cadenas de hierro chirriaron y el columpio comenzó a balancearse. Unas barras de hierro puro sujetaban al columpio algo oxidado que llevaba varios años abandonado en esa casa de las afueras de la ciudad.

El pueblo contaba que la familia Reeds que había vivido ahí, había sufrido muchas penurias.

Naomi se sabía todas esas historias de memoria y nunca se había creído ninguna de ellas, ni siquiera la más popular y la más extendida que contaba que la hija de los Reeds, Charlotte de siete años, seguía en esa casa jugando con sus cosas y columpiándose en su viejo columpio.

Se decía que la familia Reeds se había hecho con la propiedad mucho tiempo atrás y ésta había pasado de generación en generación. Se decía que estando la última generación cenando en su casa tranquilamente una noche de diciembre, un asesino a sueldo contratado por la familia Hamilton, enemiga eterna de la familia Reeds, había entrado en la casa asesinando con un cuchillo a los padres, mientras que la niña primero fue violada y luego asfixiada hasta matarla.

Después de que la investigación policial no pudiese encontrar ninguna pista que les llevase al asesino y que no se aclarara nada sobre las circunstancias del crimen, el caso se había cerrado y la casa no se había vuelto a tocar.

A Naomi le daban escalofríos solo de pensar que alguien tan perverso pudiese matar de esa manera a unas personas que realmente no habían hecho nada malo a nadie; no le cabía en la cabeza y todos los días iba a la casa a investigar. No era la primera vez que lo hacía, aunque tenía que admitir que pasaba muchos momentos de miedo nada más oír un ruido. Como siempre, antes de entrar, dejó sus playeros en la entrada y se puso unos guantes de plástico y entró en la casa con mucho cuidado. Bajó al sótano, no sin antes encender la luz que misteriosamente seguía funcionando y miró toda la información que había estado recogiendo a lo largo de dos años. Con sus 19 años de edad, ya había conseguido descubrir que quien entró en la casa tenía que ser algún allegado, pues las dos puertas por donde se podía entrar no estaban forzadas y había conseguido averiguar que los policías afirmaron que al llegar, todas las puertas de entrada estaban cerradas y nadie se había acercado a la casa.

Gracias a Google y a unos cuantos amigos, había conseguido averiguar quiénes habían trabajado allí y había tomado declaración de algunos que aún seguían vivos. La más importante fue la hija de la ama de llaves, que afirmó que su madre le contó que ese día la familia Reeds tenía una visita pero desconocía cuál.

De momento Naomi solo tenía dos salidas: O la visita misteriosa había matado a esa familia, pues el resto que habían declarado tenían coartada o los mismos padres habían asesinado a su hija y luego se habían suicidado.

Pero eso no encajaba porque la madre de Charlotte adoraba a su pequeña hija y casi siempre jugaba con ella.

Le llegó una llamada de su mejor amigo, que tenía de padre a un policía que se había prestado para ayudarla.

—¡Naomi, oye te paso a mi padre que yo tengo entrenamiento y así mejor te lo explica él!

—De acuerdo, Daniel. ¡Suerte en tu entrenamiento! —agradeció ella.

Oyó un sonido y un poco de ruido antes de oír la voz del padre de Daniel.

—Naomi, estuve investigando esa famosa visita que me mencionaste y encontré en la agenda de visitas de los señores Reeds la respuesta —me dijo totalmente serio.

—¿De verdad? ¿Y quién les visitó?

—El hijo de los Hamilton, Richard. Por lo visto la famosa familia envió a su hijo primogénito para pedirles disculpas después de todos esos años de rencor y para ofrecerles el perdón de todos. Además he conseguido averiguar que todos los que trabajaban allí se fueron antes que el hijo de los Hamilton.

—Es obvio que él es el asesino entonces, ¿no? —dijo ilusionada.

—En realidad… apareció unos meses después en el lago de las afueras. Le habían amordazado y ahogado en el agua. Había muerto unas horas antes —dijo algo avergonzado.

—Vaya… y yo creyendo que por fin habíamos conseguido averiguar por fin quién fue el asesino. Esto no tiene sentido, ¿quién los mató entonces? Si no fueron ellos, si tampoco fue alguien de fuera ni Richard… ¿Cómo logró el asesino entrar en la casa sin que nadie le viera? ¿Cómo mató a toda una familia y a uno de los Hamilton?

—Lo averiguaremos Naomi. ¿Vas a ver si encuentras pruebas?

—Sí, este caso no va a quedar así como así — se despidió de él y se metió el móvil en mi bolsillo.

Subió arriba y se dirigió al primer piso donde estaban las habitaciones. La verdad es que esto no solo lo hacía porque sintiera curiosidad sino porque todos los estudiantes de criminología tenían que entregar un trabajo de un caso, daba lo mismo que estuviera inventado como si no, pero contaba para cuando fueran a trabajar.

Mientras subía, pensó en la poca suerte que tenía esa familia: Primero su primera hija Rachel desaparecida en 1981 con sólo 15 años que jamás fue encontrada; y cinco años después, los tres únicos miembros que quedaban de esa familia morían en una noche de 1986.

Miró las habitaciones que se podían abrir, examinó la única que nunca había conseguido abrir y por lo que contenían las otras habitaciones, tenía que ser la de Rachel. Pero esta vez había buscado una forma de entrar y esa era coger una escalera que había encontrado en un cobertizo que estaba al lado de la casa y entrar por la ventana que sabía que estaba abierta. Bajó decidida, cogió la escalera y subió por ella hasta la ventana por donde se coló. Agradeció al destino que la habitación diera a la parte trasera del jardín por si alguien veía la escalera, resultaba muy embarazoso tener que explicar el trabajo que tenía que hacer a todo el vecindario. Observó la habitación algo asombrada. Parecía bastante cuidada teniendo en cuenta que nadie había estado allí por años. El escritorio estaba enfrente de ella, una cama a la derecha y a su izquierda un armario bastante amplio. En el escritorio vio unos cuantos papeles en blanco y probó a mirar un cajón de la izquierda. Pero no se abría. Miró por toda la habitación pero no encontraba la llave y se veía que los policías habían intentado abrirlo de todas las maneras. Buscó en la cama pensando que a lo mejor estaba ahí, pues ella a veces guardaba cosas debajo de la cama o incluso del colchón pero enseguida comprobó que no y luego pensó que era ridículo. Seguro que a los policías se les habría ocurrido eso. Por seguir buscando, miró en muchos sitios y al final se dirigió al armario por ver si encontraba algo, aunque estaba segura que no encontraría nada. Buscó y buscó pero no encontró nada. Suspiró y se apoyó en la pared del armario, exhausta. De repente, la pared se metió para adentro.

Abrió la boca sorprendida y se dio la vuelta. Rachel había sido muy inteligente al poner ese tipo de sistema, aunque se preguntó cómo lo había hecho. Uno de los ladrillos de la pared de abajo, estaba medio salido y se agachó para ver. Quitó el ladrillo y sacudió la cabeza. Había una cantidad inmensa de cartas, todas dirigidas a Rachel. A lo mejor no era nada, pero tenía que probar. Intentó mirar a ver si las había ordenado y suspiró cuando vio que así era. Rachel se había encargado de poner números en una esquina con una gran caligrafía. Se apresuró a abrirla y leer la carta.

9 ноября 2018 г. 0:03:29 2 Отчет Добавить 0
Прочтите следующую главу Pruebas

Прокомментируйте

Отправить!
H Hamlett
Excelente, felicitaciones! Te invito a leer mis historias!
31 марта 2019 г. 1:33:28

  • Angela Lovix Angela Lovix
    Gracias :) ¡Quizás me pase! 5 апреля 2019 г. 4:53:31
~

Вы наслаждаетесь чтением?

У вас все ещё остались 5 главы в этой истории.
Чтобы продолжить, пожалуйста, зарегистрируйтесь или войдите. Бесплатно!

Войти через Facebook Войти через Twitter

или используйте обычную регистрационную форму

Больше историй