Perdidos en la transposición Подписаться

captainleon CharmRing

La familia Robinson atraviesa el agujero negro y quedan perdidos en el espacio junto a una nave robotech, la cual debe efectuar un aterrizaje de emergencia. Fanfic de conspiracion, crimen, crossover, misterio.


Фанфик Аниме/Манга Всех возростов.

#scifi #conspiración #bolivia #robotech #macross #chicas-gato #perdidos-en-el-espacio
0
4.9k ПРОСМОТРОВ
Завершено
reading time
AA Поделиться

Perdidos en el espacio

Este es un fanfic sin ánimo de lucro y que no intenta vulnerar los derechos de quienes tengan la propiedad de las franquicias de: Lost in Space; Robotech/Macross; Thunder Jet.



PERDIDOS EN LA TRANSPOSICIÓN

Capítulo 1: Perdidos en el espacio


El planeta colapsaba sobre sí mismo y pese a que la tripulación del Júpiter 2, había usado este fenómeno para escapar del planeta, ahora se había generado un pequeño agujero negro donde antes estaba este y amenazaba con tragarse la nave.

―¡No podemos escapar del agujero negro! ―gritaba el profesor John Robinson, comandante de la misión.

―¡Mayor no hay nada que pueda hacer! ―gritaba la profesora Maureen Robinson, vicecomandante de la misión y esposa del profesor Robinson.

―¡Es imposible, nos jala cada vez más y más! ―negaba el Mayor Don West, capitán de la nave.

―¡Estamos condenados, estamos condenados! ―gritaba el Doctor Zachary Smith, quien había saboteado la nave y ahora por circunstancias ajenas a su voluntad se hallaba junto a la familia Robinson.

West, irritado por la neurótica carrera de Smith por todo el puente de mando, golpeó al despreciable hombre con el reverso de su puño, dejándolo inconsciente.

―Eso se sintió bien ―dijo el Mayor con una sonrisa en la boca.

―¿Por qué no usamos el hiperimpulsor para salir de aquí? ―sugirió Penny Robinson, la hija de 16 años de los Robinson.

―¡Ella tiene mi voto! ―gritó la Doctora Judy Robinson, hija mayor de la familia y graduada con honores en la universidad.

―¡Vamos Mayor, active el hyperdrive! ―gritó Will Robinson, el menor de los tres hijos y que antes de la misión todavía asistía a la escuela primaria en la Tierra.

West giró su rostro hacia John y Maureen, quienes asintieron. El Mayor procedió a encender el hiperimpulsor justo en la boca del agujero negro rezando para que no terminasen en una sección desconocida del universo y estuviesen de nuevo... perdidos en el espacio.

.

.

En una sección de la galaxia, cuatro naves Clase Centinela, de 144 metros cada una, patrullaba en dirección de un agujero negro debido al informe de que una base de piratas espaciales que traficaban con tecnología humana y zentraedi se situaba por los alrededores.

―Señora, hemos detectado movimiento de lo que parecen ser mechas meltran modificadas ―decía Juan Pérez, un oficial del puente de mando a la Capitán Ana López.

―Bien, Juan, comunícalo al comandante de la misión.

El comandante de la misión, ordenó activar los sistemas de ocultación de última generación que se habían colocado en las naves y procedieron a seguir el curso de las mechas meltran.

―Dios mío ―susurró Pérez, al ver que las mechas se dirigían a un asteroide pequeño, el cual al parecer, había sido remodelado para servir de base a los piratas y por si fuera poco, estaba cerca del agujero negro.

―Algo me dice que debimos traer más naves ―dijo para sí misma la Capitana López, al ver la masiva estructura.

Tanto López como los otros capitanes de las demás naves no tuvieron mucho tiempo para salir de su asombro cuando los instrumentos de cada nave les informaban que habían sido descubiertos por los piratas.

―Mayor, se le ordena desplegar sus quince VF-19 Excalibur para interceptar a los enemigos que se aproximan.

―Entendido señora ―respondía el Mayor Nathaniel Miller.

―¿Me pregunto si 60 veritechs serán suficientes ante esa monstruosidad? ―se preguntaba a sí misma la capitana cuando en eso entró al puente el Capitán José Gonzales, comandante del grupo de marines espaciales y a cargo de cincuenta moto ciclones tipo VR-066 Hurricane.

―¿Cómo va la batalla capitana?

―Muy mal José, somos superados en número y la base pirata es enorme ¿me pregunto cómo diablos pudieron remodelar ese asteroide y llevarlo hasta aquí sin que nos diésemos cuenta?

―Tal vez algún político o alguien del alto mando este metido en esto ―suponía Gonzales―, la logística empleada para cubrir una base de esta magnitud es superior a la que podrían aspirar simples traficantes de tecnología robotech.

La batalla no fue tal sino una masacre, al final sólo la nave de la capitana López seguía operativa, pero con daños de consideración.

―Señora, el Mayor Miller acaba de regresar al hangar de la nave, sólo él lo logró ―informaba Pérez.

―Si intentamos escapar seremos destruidos. José, prepárate para entrar a la base enemiga ―dijo López y todos en el puente la miraron como si a su capitana le hubiese crecido una segunda cabeza.

»Embestiremos la base enemiga y el Capitán Gonzales ingresará con sus moto ciclones para tomar el centro de mando de esa cosa, es la única oportunidad.

―Pero las mechas enemigas y los cañones antinave de la base enemiga... ―le decía Pérez a su capitana.

―Por eso mismo debemos darnos prisa, ¡a toda marcha! ―ordenó la capitana y la nave fue a realizar la suicida maniobra.

Pese a las probabilidades, la nave si pudo embestir a la base enemiga, y mandó a Gonzales y a sus hombres a tomar el comando central, pero en ese momento una fuerte descarga de energía salía de la boca del agujero negro.

―¡Señora, se detecta una nave que está saliendo por la boca del agujero negro y se dirige hacia nosotros! ―le informaba Pérez.

―¡Eso es imposible, nada puede salir de un agujero negro! ―le respondía la capitana.

―¡No sólo eso señora, fuertes descargas de energía salen por la boca del agujero negro! ¡Dios mío el agujero negro se está expandiendo!

―¡Qué! ¡Ordene a Gonzales y a sus hombres que regresen de inmediato!, ¡nos arriesgaremos a efectuar una operación de transposición, sin esperar los cálculos de la computadora!

.

.

En el Júpiter 2, el Mayor West y la familia Robinson miraban asustados al ver que habían aparecido en lo que parecía ser una batalla espacial.

―¿Pero qué son esas cosas? ―preguntaba Penny Robinson al ver las mechas piratas que iban y venían a una velocidad endiablada.

―No lo sé y no planeo averiguarlo ―decía West―, activaré el hiperimpulsor, todavía hay carga para una segunda operación.

―¡Activando el hiperimpulsor!

―¡Activando la operación de transposición!

―¡Querido, el agujero negro está creciendo!

―¡Capitana, fuertes descargas de energía salen del agujero negro!

―¡Judy, Penny, Will, sujétense!

―¡Sujétense firme tripulación!

Las descargas del agujero negro, las operaciones del hiperimpulsor del Júpiter 2, y la operación de transposición de la nave robotech, se combinaron y rasgaron la tela física cuántica del tiempo y el espacio; torciendo y retorciendo las leyes universales conocidas y mandando al Júpiter 2 y la nave clase centinela a un punto desconocido de la galaxia, a un lugar en el que estaban... perdidos en el espacio.

.

.

―Que... ¿están todos bien?, ¿mamá, papá? ―preguntaba Penny, quien era la primera en recuperar la consciencia.

La voz de Penny despertó a Don y este despertó al resto de los Robinson.

―Mayor, ¿me puede decir que es eso? ―preguntaba John al ver la nave robotech frente a ellos, al parecer junto a esta se hallaba un buen pedazo de lo que antes era la base de los piratas espaciales.

―No lo sé, pero espero que sean amigables.

―¿Cuál es el status de la nave? ―preguntó Maureen.

―Muy malo ―respondió Judy―, el desgaste del metal es crítico y todos los sistemas de poder están a un cinco por ciento de su capacidad y siguen descendiendo. Su reparación es imposible, nos quedan menos de 15 minutos de soporte vital.

―Prepárense para abandonar el Júpiter 2, iremos hacia esa nave del frente, no tenemos opción ―ordenó John.

En el puente de mando de la nave robotech, las noticias tampoco eran nada buenas.

―Casi toda la estructura exterior de la nave ha sufrido un daño del 80% el resto sufrió un desgaste del metal cercano al 50% ―informaba Juan. El resto del puente de mando también le informaba a la Capitana Ana respecto a otros daños sufridos en la nave.

Nathaniel y José, se hallaban también en el puente y ambos repararon en un objeto que se acercaba a su nave.

Parecía una especie de robot que mediante sus propulsores se impulsaba hacia ellos, este robot llevaba en sus brazos lo que parecían ser siete personas en trajes espaciales.

―¿Quiénes son esos? ―preguntó Nathaniel.

―No lo sé, pero sean quienes sean necesitan ayuda ―hizo notar José.

―Prepárense para recibir a esas personas ―ordenó Ana. José asintió y fue a recibir a los "invitados"

Los Robinson y los demás se encontraban en el interior de la nave y se sentían temerosos ante los hombres que les apuntaban con armas.

―Soy el profesor John Robinson y esta es mi familia, no representamos ninguna amenaza, por favor bajen sus armas.

―Lo haremos profesor Robinson, en cuanto ese robot suyo deje de apuntarnos con su brazo mecánico y luego desconecte todas las funciones de este ―le respondió José.

John aceptó y le ordenó al robot que se desconectase. José, ordenó a sus hombres que bajasen sus armas y se presentó, luego le indicó a los Robinson en donde estaban.

―¿UN SPACY?, ¿una organización de la Tierra? ―se preguntaba John.

―Creo que lo mejor es que se reúna con la capitana, así todos absolveremos nuestras dudas, pero primero debemos registrarlos.

Don no se mostró muy contento pero al final tuvo que acceder a que lo registraran, con lo que tuvo que entregar el arma que llevaba a los marines.

―Revisen con cuidado al doctor Smith ―les dijo Don a los soldados.

―¿Qué insinúa West? ―dijo Smith.

―No insinúo nada, usted es una rata rastrera y traicionera ―dijo Don, con lo que José y sus hombres intercambiaron miradas suspicaces.

―¡Calumnias, viles calumnias, dichas por alguien cuya inteligencia no está a la par de un razonamiento humano! ―dijo Smith, esta vez abandonando el tono venenoso de su voz, por uno lastimero al ver que los guardias de la nave le observaban.

―No es ninguna calumnia el hecho que usted haya saboteado nuestra nave.

―Ya les dije, fui llamado a verificar algo en la nave y de repente alguien me noqueó.

―Increíble, usted no tiene vergüenza Smith ―le criticó John.

―¡Suficiente! Contarán su historia en presencia de la capitán, no debatirán nada en este lugar ―les interrumpió José con voz de mando.

José, llevó a los Robinson y a los demás donde la capitana y allí intercambiaron información, al parecer los Robinson habían encontrado la manera de viajar entre universos al haber activado el hiperimpulsor justo en un agujero negro recién formado, y es que los Robinson se encontraban en un universo paralelo.

―¿Cree que pueda regresar a su universo profesor? ―preguntó Ana.

―No lo creo, recrear las condiciones en las que vinimos aquí sin los datos y mediciones científicas que hubiésemos podido tomar, sólo nos otorga un 0.00300% de posibilidades de éxito.

―Entonces creo que usted y su familia deberá quedarse con nosotros ―le dijo la capitana―, sin embargo, me temo que nuestra situación tampoco es muy buena. Salimos de la operación de transposición en un sector del espacio el cual nos es por completo desconocido, sea cual sea el destino que le espera a mi nave, será el mismo que ustedes tendrán que afrontar. Profesor, su familia y mi nave, todos nosotros estamos... perdidos en el espacio.

CONTINUARÁ...

Este fanfic está basado no en la popular serie de los años 50-60's, sino en la película de 1998, con Lacey Chabert como Penny Robinson. Gran película, la recomiendo a los fanáticos de la serie clásica porque los actores originales aparecen en varios cameos al principio de la cinta, y por supuesto también la recomiendo por Lacey Chabert.

22 июля 2018 г. 15:57:16 0 Отчет Добавить 0
Прочтите следующую главу Perdidos en el pantano

Прокомментируйте

Отправить!
Нет комментариев. Будьте первым!
~

Вы наслаждаетесь чтением?

У вас все ещё остались 6 главы в этой истории.
Чтобы продолжить, пожалуйста, зарегистрируйтесь или войдите. Бесплатно!

Войти через Facebook Войти через Twitter

или используйте обычную регистрационную форму