La culpa de todo la tiene Fotolog Подписаться

violetaoscurocasinegro Violeta Oscuro

Cuando tu pasado adolescente y millennial te abofetea sin venir a cuento y te lleva a tu más profundo pozo lleno de canciones de My Chemical Romance, eyeliner y juventud perdida.


Короткий рассказ Всех возростов.

#amor #nostalgia #millennials #millennial #fotolog #redessociales #adolescentes #adolescencia #amistad #amigos #treintañeros
Короткий рассказ
0
4816 ПРОСМОТРОВ
В процессе
reading time
AA Поделиться

Primera fase: Pánico

Escribo porque siempre lo he hecho. Siempre, hasta que lo conocí a él.


Al principio no era más que una vía de escape, escribía para dejar salir todo lo que tengo dentro, para respirar, para ver algo de luz... Escribía mucho, escribía mal, escribía más y más cuanto más hundida estaba en el pozo. Escribía en cuadernos, en blogs, hasta en las barras de los bares.
Por eso llevo tanto tiempo con la soga al cuello. Porque hace años que no escribo.


Tú, que me lees, si es que algún humano está leyendo esto, o es una inteligencia artificial de un futuro en que los humanos hemos sido aniquilados (ojalá), siéntate, o ponte en posición de descanso, sea cual sea esa para tu especie, y lee atento. Tengo una historia muy larga que contarte.


Toda esta mierda mental empieza con el regreso inesperado de Fotolog.

Probablemente tu, como inteligencia artificial que eres ya lo sepas todo sobre la raza humana, incluido Fotolog. Pero por si acaso no lo sabes, déjame que te explique:


Fotolog fue la primera red social. Una especie de foto diario. Te permitía actualizar tu página con una foto y un texto cada día. Pero solo una vez cada 24h, esa era la magia.

Pues bien, yo, como toda joven millenial de mi época, poseía un perfil en Fotolog. Un perfil donde me dedicaba a vomitar toda mi mierda poniendo fotos que consideraba profundas o hasta artísticas. Ella, modela, ella EMO...

Bueno en fin, a lo que voy. Que unos años más tarde, cuando ya nadie usaba Fotolog y todos nos habíamos movido a Facebook o Instagram, la plataforma que nos había visto crecer online, cerró. Sin previo aviso, sin vaselina. Cerró y punto.


Personalmente me alegré. Eso significaba que no tenia que romperme la cabeza para ver como cerrar esa cuenta habiendo ya cancelado el email que usaba para loginear.

Ya está, estaba cerrada y punto. Mi uso de Fotolog lo arrastré entre 2006 y 2009. Y ahora, sobre 2016, había cerrado sin darnos ni la oportunidad de rechistar. Perfecto. Bastante tiempo y energía había perdido ya en cerrar mi MySpace.


Y los años pasan, y yo ya no tengo 19, yo ya tengo 31... Ya es 2018 y no queda nada de esa joven EMO atormentada con los ojos pintados de negro. Y de pronto un día, BAM, bofetada en la cara. Me encuentro de morros con un artículo en una revista digital que dice que una nueva empresa ha decidido recuperar todas las cuentas de Fotolog, y hacerlas públicas, que para consultar la tuya solo tienes que escribir en cualquier navegador: www.fotolog.com/elusuarioqueusasesporalquelentoncesqueteaseguroqueeslamentable


Yo, en pánico.

No puede ser no?

No.

No.

No.


Yo ya soy una mujer de provecho con una vida de provecho en la que no puedo permitirme que todos mis malditos trapos sucios de la adolescencia se aireen en internet a los cuatro vientos.

Con las manos sudando, tecleo en mi móvil.... Y si. Ahí estaba. Yo en todo mi esplendor EMO adolescente.


Cientos, repito, CIENTOS de entradas, textos, fotos, poesías, y demás parafernalia que ponía en evidencia lo ridículos que son los adolescentes, sobre todo los atormentados que no tienen motivos reales para estarlo.

POR FAVOR QUE BOCHORNO.


Lo primero que hago? Disimular. Mi novio me pregunta: Que haces?. - NADA, leo el periódico.

El periódico sabes? Porque ya no eres una adolescente que escucha My Chemical Romance en la cama con lágrimas en los ojos hasta que se duerme. Ya no eres esa persona y te avergüenza haberlo sido. Porque las redes sociales ya no son eso, ya no son para exponerse sin control, para desnudar el alma y dejar flotar en el abismo de la blogosfera toda la mierda que crees que te hace tan especial.


Y yo ahí, a golpe de miércoles, con todo mi pasado en las manos, con expresiones que ya no uso, con ropa que gracias a dios ya no me pongo, con muslos firmes que ya no tengo, y con tempestades, depresiones, altibajos, y amargura que ya no siento. O si?


Primera fase: PÁNICO


Bueno en fin, que me sumergí en un viaje al pasado más rápido que en el puto Delorean, repasando viejas amistades que en su momento parecían eternas, viejos y durísimos estilismos, viejos y apasionados amores, y viejas preocupaciones de adolescente.

Es curioso como al principio de la vida online nos expresábamos sin tapujos, irreverentes, rebeldes. Leí en mi propio perfil frases tan heavys como ''joder necesito emborracharme ya!'', ''tremendo blancón ayer'', ''estoy deseando que sea jueves para ir a tal o cual fiesta a ver si me encuentro a fulanito'', o ''estoy hasta los cojones de (inserte nombre y apellidos de profesor de universidad)''. Básicamente un resumen de un comportamiento que ahora se nos hace impensable. Que ahora es despiadado y bochornoso, entonces era normal.

Pues bien, este descubrimiento llegó a mis manos un miércoles a eso de las 5 de la tarde. Y yo casi sin batería en el móvil como para poder intentar cerrar esa maldita cuenta.


Un nudo se instaló en mi garganta. Alguien más ha visto esto? ALGUIEN MÁS HA LEÍDO ESTO?

Soy la única de la que han expuesto esto, o le pasa a más gente? PUEDO CERRARLO?

No.

No puedes cerrarlo.


La plataforma ha cancelado todos los logins. No se puede acceder ni aun recordando tu maldito usuario y contraseña. Ahí está. Fotolog congelado. Con todas tus vergüenzas al descubierto.

Que hago?

Me callo. Me callo como una puta y disimulo delante de mi novio y mis amigos de 34 años comprometidos y embarazados.

Me callo.


Me callo y abro el chat de Whatsapp de mis amigas de la infancia, de mis amigas de adolescencia... De esas amigas del alma que ya son hermanas porque lo saben todo de ti, ellas estaban allí, estaban en Fotolog, estaban emborrachándose conmigo, haciéndose crestas conmigo, llorando las penas por cualquier amor conmigo. Ellas. Abro su chat lo más rápido que puedo.

-HEY! SOS! Corred a Fotolog. Todo está público de nuevo. AYUDA.

Y cunde el pánico.


De pronto tengo un grupo de gallinas descabezadas corriendo en círculos alrededor de nuestros viejos perfiles, pasando pantallazos, leyendo artículos de expertos que dicen que es imposible cerrar esta mierda...


Entonces me subo en mi moto, y desconecto. Tengo que ir a casa, va a empezar a llover, y todavía no soy tan diestra en la conducción de motos como para leer blogs mientras sorteo el tráfico.

Esos 15 min con el móvil en la mochila me hacen llorar. Y me doy cuenta de que no lloro por vergüenza, o porque quiera cerrar ese perfil, o porque fuese vestida como una puta EMO. Lloro porque quiero volver a ser esa puta EMO. Lloro porque aún no se como es que 11 años han pasado tan rápido y todo ha cambiado tanto. Me asusta, me abruma, y lloro, y empaño el visor de mi casco.

27 апреля 2018 г. 8:47:07 0 Отчет Добавить 0
Продолжение следует…

Об авторе

Violeta Oscuro No se de casi nada en la vida. Millennial sin remedio.

Прокомментируйте

Отправить!
Нет комментариев. Будьте первым!
~