Короткий рассказ
0
4818 ПРОСМОТРОВ
Завершено
reading time
AA Поделиться

Enterrados en la nieve

El alud había cubierto por completo la lujosa y solitaria cabaña de madera. Aquella zona estaba incomunicada y los servicios de emergencias tardarían en llegar. Los vecinos sabían que al menos había tres personas atrapadas y por eso excavaban ellos mismos para intentar rescatar a sus vecinos, si es que la casa había soportado el peso y el impacto de la nieve. Dieron con la chimenea metálica de la vivienda de dos plantas, estaba retorcida, pero por la altura parecía que la casa seguía en pie, así que decidieron cortarla para intentar hablar con los habitantes. Cuando lo consiguieron, nadie respondía y a los cuatro vecinos les pareció extraño, ya que estaban convencidos de haber visto a dos mujeres y un hombre aquella misma mañana, pocas horas antes del alud. Excavaron hasta el tejado y decidieron hacer un agujero. Uno de los vecinos trajo un hacha con el que cortaba la leña y comenzó a golpear con vigor. Abrió un pequeño agujero y cuando paró a descansar, oyeron unos pasos. Fue entonces cuando confirmaron que había al menos una persona dentro. Gritaron a través del orificio sin obtener respuesta. Otro vecino agarró el hacha y terminó de agrandar el agujero hasta que cupiera una persona. Fue ese mismo vecino el que descendió de un salto en la cabaña, linterna en mano, al ser el más joven.


-¡Aquí todo está bien, no veo a nadie en esta planta! ¡Bajaré a ver si encuentro a alguien!


Pasado unos minutos decidieron descender todos juntos al no responder el primero en hacerlo. Mientras, las dos mujeres enderezaban el trozo de chimenea cortada que clavarían en la nieve y le colgarían una chaqueta roja para que los servicios de emergencias la vieran. El vecino restante, un señor mayor, fue a por una escalera para descender. Bajaron uno tras otro adentrándose en la oscuridad que iluminaban con linternas.

Cuando los servicios de emergencias lograron llegar, encontrando la chaqueta, se acercaron y vieron un rastro de sangre colina abajo. Dos guardias civiles siguieron el rastro y otros dos se adentraron en la casa mientras los bomberos y los médicos esperaban fuera.

Se adentraron en la oscuridad. Al bajar a la primera planta sacaron sus armas y les quitaron el seguro a la vez que echaban a temblar, vieron varios cuerpos sin vida, con visibles ataques de un hacha que se encontraba clavada en la espalda del hombre muerto situado al pie de la escalera. Tras confirmar la muerte de dos mujeres y un hombre, encontraron el acceso a un sótano, al que entraron cuidadosamente. Allí la escena era aún más atroz, en el centro de la sala estaba el cuerpo de un joven decapitado, frente las escaleras dos mujeres desnudas pendían de la pared encadenadas y visiblemente torturadas hasta la muerte.

Fuera, los dos guardias civiles continuaban rastreando las marcas en la nieve, que ya no tenía sangre. Al ser alertados por sus compañeros, habían desenfundado sus armas y aceleraron el ritmo. A los pocos minutos se detuvieron ante el gran acantilado al que habían llegado y donde se perdía el rastro. Miraron hacia abajo.


-Va a costar mucho recuperar el cuerpo de ese desgraciado.

23 апреля 2018 г. 22:48:59 0 Отчет Добавить 0
Конец

Об авторе

Salvador Alba Soy muy creativo, autodidacta, dibujo, compongo canciones y sobre todo creo historias. Mi primera novela se titula "Bienvenidos a Soberania".

Прокомментируйте

Отправить!
Нет комментариев. Будьте первым!
~

Больше историй