OSM Cronicas de un soldado caido: Parte1 Подписаться

adrian-oceguera1788 Adrian Oceguera

Adrian Zib es un estudiante de secundaria común quien a pesar de que tiene problemas economicos en su casa y problemas con algunos de sus compañeros de clase, siempre se muestra optimista ante tales hechos. Su vida dará un vuelco de 180° despues de toparse "fortuitamente" con un joven de una organizacion muy importante. a partir de esto se sucitarán los hechos mas asombrosos y extraños que jamas habia imaginado. una historia en la cual muchos se sentirán identificados, pues el personaje es lo mas humano posible, tiene problemas de todo tipo y no es el tipico "todo lo puede" de cualquier historia fantasiosa. narrado en primera persona.


Приключения 13+.

#romance #fantasia #misterio #drama #accion #cuchillo #armas #secretos #378 #381 #332 #328 #217 #326 #383 #vida-escolar #organizacion #primera-persona
1
5288 ПРОСМОТРОВ
В процессе - Новая глава Каждый понедельник
reading time
AA Поделиться

~Todas las decisiones que eh tomado~

Entro al cuarto y cierro rápidamente la puerta con seguro detrás de mí. Sostengo el cuchillo con mi mano derecha firmemente y me mantengo alerta de cualquier movimiento sospechoso.

Hecho una mirada rápida al lugar. Hay tres puertas más. — ¡Rayos! ¿Cómo encuentro la salida de aquí?


Alguien golpea fuertemente la puerta.


¡Sé que estás ahí! ¡Abre la puerta!


Una vos familiar se escucha detrás. ¿Cómo es posible que siga vivo?

¿Qué debo hacer? ¿Y si se convierte en una de esos monstruos?

Pero tal vez podría ayudarme a salir de aquí. Más importante aún ¿cómo sobrevivió?


¡Agh!


Un dolor proveniente de la herida en mi pierna derecha me recuerda que no tengo mucho tiempo. Empiezo a desangrarme y como van las cosas no durare mucho tiempo.

¿Debo abrirle o no?

¡Lo hare! De todos modos si llegara a atacarme podría cortarlo con mi cuchillo.

Quito el seguro de la puerta y abro. El chico entra, detrás de él empiezan a dibujarse sombras humanas. Cierra la puerta detrás de él.


— ¡¿Por qué no abrías maldito?!


—No estaba seguro de si hacerlo o no.


¿Solo eso?


Ignorando lo que dijo decido preguntarle otra cosa.


¿Sabes cómo salir de aquí?


—No. Creí que tu sabias


Contesta el indiferentemente. Debería haberlo dejado afuera.


—Debemos apresurarnos y elegir entre estas puertas, tal vez alguno nos saque de aquí.


Digo tratando de contener el dolor de mi pierna.

Camino arrastrando un poco la pierna dañada y llego a la mitad de la habitación.

¿Cuál será?

Mmm…

Volteo a preguntarle si tiene alguna idea. Sin embargo me detengo, pues noto que su camisa en la parte del hombro comienza a mancharse de rojo.

Al ver mi cara consternada decide hablar.


—No es nada. Me lastime con un vidrio cuando escapaba de ellos. Deberíamos elegir esta.


Se dirige a una de las puertas, la abre y entra. Se escuchan algunos gruñidos y sale de ahí rápidamente.


¡Tomemos otra dirección rápido!


Me jala a otra de las puertas bruscamente y entramos a un cuarto similar al anterior. Mas puertas…

Entramos a un cuarto, escogemos entre tres puertas y entramos a otro cuarto. El proceso se repite unas cuantas veces…

Estoy empezando a cansarme.


—Espera… necesito descansar un poco.


Digo mientras me siento en una silla.

El no responde. Solo camina a una de las esquinas del cuarto y se queda ahí parado. Ahora que lo noto, la mancha roja se ha expandido más a través de su camisa.


¿Estás bien?


No contesta. Quizás está comenzando a desesperarse. Es verdad, no hay tiempo de descansar. Así que me levanto de la silla y camino hacia él.


—Hay que continuar, ya verás que-


Me detengo cerca de él. Comienza a actuar extraño. Esta temblando, comienza a bajar la cabeza.

Se voltea.

Esto no está bien.

Sus ojos están inyectados de sangre, su piel es un poco rojiza y de apariencia seca. Es decir… Se ha convertido en uno de esos monstruos.

Gruñe en mi dirección y se abalanza hacia mí.


¡Demonios!


Antes de que pueda darme la vuelta y correr se lanza hacia mí.

   ¡BAM!

Caigo de espaldas. Estando en el suelo intenta morderme, pero lo detengo con ambas manos. Lucho por que no lleguen sus dientes a mí.


¿Cómo se supone que saldré de esto?


   ¡CRASH! ¡CRASH! ¡CRASH!


Tres de las puertas son perforadas por brazos rojizos.

Estoy muerto. Pronto romperán las puertas y me devorarán.


¡Ah!


Y un pensamiento golpea mi mente. No me había percatado hasta ahora, pero tengo el cuchillo en mi mano derecha.

Debo usarlo, es mi única oportunidad.

Lo siento.


   SLASH


Corto la parte superior de su cabeza, sobre sus ojos horizontalmente. No necesite ningún esfuerzo, de hecho fue como cortar mantequilla.

Deja de moverse. Lo alejo de mí, cae al piso y la parte superior de su cabeza se desprende, derramando una especie de gelatina rosada cubierta por un líquido rojo de aspecto baboso y pegadizo.

Me levanto y abro la única puerta que no está siendo destruida por “esas cosas”. Salgo a un pasillo, a los lados hay más puerta; sin embargo al final de este puedo ver una tenue luz. Debe ser la salida, tiene que serlo.

Comienzo a avanzar.

Y ahora que lo pienso…

Todas las decisiones que eh tomado me han traído a este punto. ¿Si le hubiera hecho caso, esto habría sido diferente?


   Correr. Correr.


Es lo único que puedo hacer ahora.

O es lo que intento hacer. Mi pierna ya no responde como yo quiero, el dolor es insoportable, cada paso que doy es como si pusieran sal en la herida. Pero no me importa , mi cerebro me dice que si tengo energía para sentir ese tipo de dolor, la utilice para correr aún más rápido.


Lo que en realidad estoy haciendo es cojear, todo mi peso es soportado por mi pierna izquierda, y si le sumamos que ahora estoy jalando desesperadamente mi pierna derecha, podríamos ver una escena muy parecida a cualquier película de terror.


El dolor se agudiza aún más, y mi cuerpo se está sobre esforzando tanto en mantenerse de pie que comienzo a sentirme mareado. Pero todo esto es mejor que el destino que me espera si me detengo.


   ¡CRASH!


Volteo sobre mi hombro. La puerta está hecha pedazos y de esta están saliendo esos monstruos con forma humana. Debo llegar al final de este pasillo. Por fin me acerco más a la luz, esta proviene de una puerta de emergencia con ventana.

Voy a la mitad del camino y ya estoy cansado.

Estoy tan cansado que ahora todo pareciera que va en cámara lenta. Me cuesta trabajo respirar, así que inhalo aire sonoramente

Continúo avanzando.

Choco contra unas sillas de las cuales no me había percatado de que estaban ahí hasta que me topé con ellas.


   ¡CRASH! ¡CRASH! ¡CRASH!

Las puertas del pasillo están siendo perforadas por más brazos.

Esquivo torpemente una silla y volteo rápidamente sobre mi hombro.

Ahí están, son muchos y se acercan a paso veloz. Aún están lejos, pero se acercan a una velocidad constante. Aun así continuo como puedo. Choco contra otra silla, esto me hace perder un poco el equilibrio, pero intento no caer.


   Correr. Correr.


   ¡CRASH! CRASH! CRASH!


Más puertas son destruidas.

No quiero mirar atrás otra vez, sé que “esas cosas” están más cerca ahora.


   Correr. Correr.


Poco a poco empiezo a no sentir dolor, y eso me da miedo. El dolor es lo único que me mantiene alerta y tengo la seguridad de que si dejo de sentirlo me desmayare.


   Correr.


   ¡CRASH!


   Correr.


Hay un gran escritorio frente a mí, llego a él e intento saltarlo, pero tengo tan poca energía que solo subo sobre este y caigo de espaldas del otro lado.


¡Agh!


El dolor regresa.

Intento levantarme rápidamente, coloco mis manos sobre el piso y con gran esfuerzo me coloco de pie. Mientras me incorporo puedo ver la luz a través de la pequeña ventana de la puerta.

Ya casi llego, solo unos cuantos metros más.

Eso me alivia un poco, pero ahora oigo que los pasos de esas cosas se hacen más sonoros y veloces. Parece que están… ¿Corriendo?

A esto se suma el sonido de sillas siendo aventadas a todas direcciones. Los escucho más cerca.

Con todas las energías que me quedan avanzo a través del pequeño tramo para llegar a la puerta.


   Correr. Correr.


Mi respiración es más pesada y entre cortada.

Toco la manija de la puerta.

Abro la puerta.


(4 días antes.)
8 апреля 2018 г. 23:35:05 0 Отчет Добавить 0
Прочтите следующую главу ~ Verano ~

Прокомментируйте

Отправить!
Нет комментариев. Будьте первым!
~

Вы наслаждаетесь чтением?

У вас все ещё остались 3 главы в этой истории.
Чтобы продолжить, пожалуйста, зарегистрируйтесь или войдите. Бесплатно!

Войти через Facebook Войти через Twitter

или используйте обычную регистрационную форму