Crónicas de un soñador Подписаться

ave_phoenix91 Ave Fenix

Los sueños pueden conectarnos con las personas menos esperadas. Algunas veces no las conoces, pero en los sueños sí. Cada uno te va mostrando lo que en realidad es en ese mundo, sin embargo, sólo se trata de un sueño, una mala pesadilla, un deseo...


Приключения 13+.

#romance #vampiros #apocalipsis
1
5933 ПРОСМОТРОВ
Завершено
reading time
AA Поделиться

El vampiro en el espejo


Salió de casa por la noche caminando hasta el centro de la ciudad; a pesar de la hora que era circulaba mucha gente por la calle. Se detuvo en una tienda departamental pues había muchas personas haciendo compras como si fuera una fecha especial, los podía ver desde afuera por el enorme vidrio del aparador, mas una sensación interior la incitaba a entrar.


Se metió dudosa y mientras su vista miraba lo que podía de la tienda, a lo lejos pudo observar a un hombre sentado en una silla viéndose en un espejo. Frente a él había un tocador. Vestía con una camisa blanca de mangas largas abierta hasta el pecho exhibiendo su torso musculoso por arduas horas de trabajo en el gimnasio. Su cabello era negro y corto; sin embargo, lo que atrajo más la atención de la joven fueron sus ojos de color azul. Eran brillantes y la miraban a través del espejo. Caminó hasta él sin titubear.


Susurró palabras suaves que llegaron hasta sus oídos, era una voz hermosa y seductora con tono grave. Sus ojos azules tenían una mirada inexpresiva que la hicieron sentir miedo, está emoción la invadía y a la vez se sentía atraída por su mirada azulina. Se quería ir pero no podía. Con lentitud caminó hasta él y posó su barbilla en la cabeza de pelo corto. Estaba atrapada por la magia que desprendían los ojos del sujeto. Lo abrazó por detrás colocando sus manos en su pecho por debajo de la camisa, lo acarició haciendo círculos llegando a tocar sus pezones. A aquel hombre no parecía importarle pues sonreía.


Los cabellos del desconocido olían delicioso, un olor dulce indescriptible. Ambos se miraban por el espejo. Él dijo unas palabras provocando qué la joven lo soltará y así cómo llegó, se fue diciéndole adiós en un susurro. El local estaba vació ya no había personas, sólo las luces encendidas para poder observar el mostrador desde la calle. Salió del local como si fuera dirigida en automático por una fuerza invisible y caminó unos metros más hasta llegar a la esquina para cruzar de acera. En el acto vio a un conocido.


Era un hombre de estatura mediana. Vestía una camiseta blanca, pantalones negros y unas botas del mismo color.


Le gritó por su nombre y le advirtió que le robaría las botas. El hombre le miró sorprendido y después de reconocerla le sonrió para despedirse moviendo su mano. Siguió caminando sin mirar atrás mientras ella contemplaba como se alejaba en silencio y admirada.

4 апреля 2018 г. 4:26:59 0 Отчет Добавить 0
Прочтите следующую главу En los brazos de la noche

Прокомментируйте

Отправить!
Нет комментариев. Будьте первым!
~

Вы наслаждаетесь чтением?

У вас все ещё остались 26 главы в этой истории.
Чтобы продолжить, пожалуйста, зарегистрируйтесь или войдите. Бесплатно!

Войти через Facebook Войти через Twitter

или используйте обычную регистрационную форму

Больше историй