Cuando el sol se ha ido Подписаться

u895080955 Alexei Ricse Jiménez

Cuando parece que el sol se ha ido y los colores se van desvaneciendo, entonces cierro los ojos lentamente y recuerdo con ternura esta historia para recuperar las ganas de vivir.


Любовные романы Всех возростов. © Alexei Saúl Ricse Jiménez

##sirena
0
5934 ПРОСМОТРОВ
В процессе - Новая глава Каждые 30 дней
reading time
AA Поделиться

La sirena y el amante

Cuando parece que el sol se ha ido y los colores se van desvaneciendo, entonces cierro los ojos lentamente y recuerdo con ternura esta historia para recuperar las ganas de vivir.

Eran cerca de las seis y todo se tornaba gris, y próximo a luto. Las estrellas apenas iluminaban el firmamento el día en el que ya no se sentía el perfume del amor. Había perdido el brillo en sus ojos y su rostro como una flor marchita despedía un hálito de enfermedad, y es que había cruzado el mar para verla a ella, a quien nunca terminó de conocer, y cuando la visitó la encontró meciendo a un bebé, el hijo que a él le hubiera gustado darle un nombre y ser su padre, pero no. Sintió como su corazón era devorado por la impotencia, qué hacer. Tú eres la única — se dijo. Fingió una sonrisa, le platicó que era él su amigo, a quien nunca tuvo la oportunidad de ver, a quien conoció por internet, a quien robo su corazón con cada mensaje y videollamada, a quien ponía hacer volar con saber de ella. Ella le dijo que había estado esperando para darle una sorpresa, entonces mantuvo la cordura hasta que todo terminó. El amado de la mujer de sus sueños era un tipo como ninguno y quizá por eso ella lo eligió. Compró un billete de avión lo más pronto posible, y volvió a casa. Viernes 13, cerca al mar, en un acantilado en donde nadie oye más que la brisa azotando las playas con delicadeza, decidido a partir a un viaje sin retornó se lanzó al mar.

Dicen que cuando vas a morir puedes ver tu vida retratada en un segundo, enamorado de ti, pero tu no. Sumergido en las lágrimas del mundo, lentamente se echó a dormir. Sin embargo, en sus sueños, lo único que podía ver era la vida color de rosas que ya nunca será verdad. Adiós tú desdichado, serás castigado por haber amado y ese será tu pecado.

En algún lugar donde la imaginación del hombre moderno no puede llegar, existen criaturas tan bellas como la inocencia. Por ejemplo, una sirena. Había estado peinando su larga cabellera cuando las olas tristemente le advirtieron de que alguien había decidido dormir eternamente en sus brazos. No — gritó y fue por él.

Un llamado de lo salvaje: — La conozco y cada impresión que recibo de ella la llevo dentro de mí. La conozco, todas las hojas rotas de amor las deja atrás. La conozco y en mi mente sueño con ella, ¿cómo sufre sin mí? La conozco y todo corazón es un cazador solitario cuando ella pasa.

Abrió los ojos luego de una pesadilla, la vio a ella siendo golpeada, la vio con el rostro bañado en sangre y pegando gritos de horror. Tanto le atormentaba el mal sueño que no llegó a sorprenderse de que había pasado tres noches en la habitación de una sirena. Como dos amigos comenzaron a charlar siempre evitando recordar ese fatídico día, pero cuando su corazón ya no podía soportarlo, le preguntó a la ninfa donde estaban y si estaba vivo. Ella le vio por unos instantes y le dijo:

—Estamos en mi hogar y aún estas vivo, sino toca tu corazón que con locura la añora, pero debo darte malas noticias.

—No importa, tan solo dilo querida amiga y salvadora.

—Tengo el don de ver los pensamientos y sueños de los humanos, y lo que te aterra es real, ha sucedido mientras dormías.

—No, por favor —echó a llorar.

La doncella le mostró un cristal mágico en donde podía verla. Le comentó que los últimos días ha ido escuchando a su corazón y que quería ayudarlo porque en su vida, la de su amada, nada es como parece, el niño no nació de ella, ella no lo ama (a su marido), le teme. El día después que partió ella le fue a ver, pero el avión ya había salido llevándose sus esperanzas consigo.

—Dime como puedo retornar.

—No hay forma, si das un paso fuera de esta barrera mágica te convertirás en polvo.

—Pero entonces cómo he ingresado.

—Es fácil llegar hacia mí, pero irte, solo si tienes una voluntad inquebrantable y un sueño por el que darías tu vida, y solo así podrás ser libre.

—Ayúdame.

—Sueña, simplemente has que tu espíritu contacte con ella y llámala por su nombre, será por poco tiempo cuando la barrera se debilite y entonces escapa de esta tu prisión.

Aprendió a realizar un viaje astral, después de cientos de intentos, ella sentía palabras tan cálidas como el sol que hacían que su lastimado corazón se sintiera como en los brazos de su madre. La sirena lo empujó fuera en el breve lapso en que la barrera se quebrantó y nadando lo llevó hasta la playa. Quiero ser yo a quien tú digas amor, tu vives en mi mitad (dentro de mi corazón) —susurraba entre sueños. La sirena adoptó forma humana y despertó a su amigo. Ambos tomaron el primer vuelo hacia las lejanas tierras en donde su corazón gemelo yacía. El silencio de su rostro vacío hablaba tan fuerte de sí, que la ninfa entendía cada segundo de su pesar. Era como un libro abierto, podías ver las alas del amor y el amor siempre encontrará una forma. La única manera de que su amada pueda acompañarlo en el viaje del matrimonio, era rompiendo las cadenas que la ataban a esa mentira, que torturaban a la preciosa ser que no llegó a ser comprendida, pero que era amada por alguien en el lugar menos esperado.

El momento por fin llegó. Cruzar esa línea que no vio la última vez para desgarrar la máscara de la hipocresía y la crueldad. Él la cogió en brazos y le dijo:

—Mira el lastimado rostro de la mujer a la que juraste cuidar en las buenas y en las malas. Mira su belleza vislumbrando a través de una cicatriz.

—¡Qué diablos te importa!

—Mucho, porque a diferencia de ti quien solo codicia su cuerpo, yo la he amado sin tenerla cerca, sin citas, pero desnudando nuestras mentes en cada plática.

—Deja a mi mujer.

—Ella no te pertenece, además tu boda es una farsa.

—…

—Ahora quédate y no digas más.

Tan solo cuando la razón se ha perdido, despierta el lado salvaje. Y un rey por proteger a su reina es una fiera comparable a un león; sin embargo, perdonar solo un sabio lo elige. Ella y él se tomaron de las manos y juntando sus caminos comenzaron a caminar por la vida acompañados de quien menos se lo esperaban.

Pasaron muchos años, en una noche hermosa de estrellas fugases la dulce nodriza que nunca envejecía y dormía en una cama de agua, acostó a dos angelitos mientras sus padres recogían los platos después de la cena.

El hombre solo tiene un corazón…

Autor: Alexei Ricse Jiménez

20 марта 2018 г. 16:25:00 0 Отчет Добавить 1
Продолжение следует… Новая глава Каждые 30 дней.

Об авторе

Прокомментируйте

Отправить!
Нет комментариев. Будьте первым!
~