Короткий рассказ
0
7.6k ПРОСМОТРОВ
Завершено
reading time
AA Поделиться

Solo era un sueño...

Todo comenzó en un sueño. Esa noche me había ido a la cama antes de lo normal pero no tardé mucho en dormirme. En el sueño aparecemos mi primo y yo, enfrente nuestra había dos chicas una era roja y la otra era azul, como si fuesen dibujos animados. La chica roja entabló conversación con mi primo mientras que la chica de azul iba a mi lado sin decir nada, pero aun así, cada vez que la miraba sonreía. Hubo una parte en la que mi primo desapareció y me asusté tanto que no dude en ir a buscarle pero ya era demasiado tarde… la chica de rojo le había robado su alma y pude ver su cuerpo sin vida mientras que ella, nos miraba fijamente y sonreía maliciosamente, la chica de azul me sacó de allí tan rápido como pudo. Después de estar un rato caminando cogió mi mano me miró a los ojos y me prometió que siempre estaría a mi lado y me protegerá de personas como la chica de rojo-

Momoka- ¿Crees que tiene algún sentido? Rei

Rei- Supongo que sí

Momoka- *empezó a reírse*

Rei- Vamos, no te rías ahora

Momoka- Perdona es que… me sorprende que puedas soñar todo eso

Rei- ¿Te parece raro?

Momoka- Si no te conociera diría que sí pero viniendo de ti es algo normal

Rei- ¿Gracias?

Momoka- Yo no creo que los sueños tengan un significado especial

Rei- Lo sé, pero este sueño lo llevo soñando desde que era niña, últimamente se repite más y se que quiere decir algo. Hasta que no lo sepa no creo que vaya a dejar de pensar en ello

Momoka- No te preocupes-

Yuto- Hey Rei ¿contando tus historias a Momoka?

Rei- Pero si estabas ahí al lado, lo has oído todo

Yuto- No me he reído ni nada

Rei- No, que va

Momoka y Yuto son mis amigos desde que íbamos al colegio, yo soy Rei, la chica de los sueños, o así me llaman en clase. Este es nuestro último año de instituto y aunque es bastante difícil sacar tiempo para estudiar todas las asignaturas, sorprendentemente, ninguno de los tres hemos repetido una vez.

Rei- Pronto empezarán a poner los exámenes

Momoka- No me lo recuerdes

Yuto- Tú siempre apruebas

Momoka- Pero el hecho de saberlo me pone nerviosa ¿A vosotros no?

Yuto y yo nos miramos y dijimos a la vez.

Yuto y Rei- No

Momoka- Tengo que ir al baño un momento

Rei- ¿Pero no habías ido-

Cuando Momoka se levantó vi a su novio, que era el chico de la clase de al lado, pasar por la puerta.

Momoka- *sonrió* Ahora vuelvo

Yuto- Si tuviera a mi chica aquí también me hubiera ido

Rei- ¿Aún sigues con ella?

Yuto- Estoy durando más de una semana…

Rei- ¿La dejarás?

Yuto- De momento no somos nada

Rei- Pero ya has dicho que es tu chica

Yuto- Rei, ya me entiendes, nunca he tenido una relacion seria

Rei- Eso es verdad, pero esta chica te está durando más de una semana

Chico random 1- Yuto vamos fuera

Yuto- Ya voy… Te dejo Rei

Rei- Recuerda que luego tenemos que ir a comprar el regalo para Momoka

Yuto- Sí, te llamaré al móvil

Era última hora y el profesor no había venido, pero muchos de la clase se quedaron para estudiar o eso era lo que le dijeron al profesor de guardia. Me quedé en mi sitio escribiendo una de tantas historias las cuales había soñado, Momoka y Yuto me animaban para que las colgara en internet, no me gustaba la idea de que todo el mundo leyera lo que escribía ya que me parecía personal y consideraba que solo dejaría leer estas historias a las personas que yo creyese convenientes.

Estaba sonando la campana, salí una de las primeras y volví a casa donde estaría sola con la única compañía de mi perro Nura. Ese dia mis padres estarían fuera comiendo con mis tíos, me dejaron una nota donde ponía que la comida estaba ya hecha en el microondas.

Me pase toda la tarde estudiando hasta que Momoka me llamo para ver si podía ir a su casa, vivíamos al lado, no más de cinco minutos de su casa a la mía.

La puerta del portal estaba abierta, pase dentro y subí en el ascensor hasta su casa allí me encontré a su novio que estaba esperando al ascensor.

Tora- Así que por eso quería que me fuera

Rei- Hola Tora ¿Te ha echado?

Tora- *suspiró* Sí, ve a ver que le pasa

Rei- ¿Le ha pasado algo? *salí del ascensor*

Tora- *entró al ascensor y pulsó el botón* Eso me gustaría saber, adiós Rei

Se cerraron las puertas. Cuando había hablado con Momoka estaba bien de hecho la notaba contenta, serán imaginaciones de Tora.

Me abrió la puerta el hermano pequeño de Momoka, fui a su habitación y allí estaba tirada en la cama leyendo MI libreta desaparecida.

Rei- Así que la tenías tú

Momoka se giró.

Momoka- No te quedes ahí, pasa

Pasé dentro de su habitación y me senté en su cama donde me había dicho que me sentara.

Rei- Me he encontrado a Tora

Momoka- N-no me hables de él ahora…

Rei- Bueno… ¿Para que querías que viniese?

Momoka- Quería entregarte una de tantas cosas que te pedía prestadas y luego nunca sabíamos nada de ellas

Rei- Como esa libreta

Momoka- Por ejemplo *se levantó de la cama y fue a su armario* Veamos… lo había dejado por aquí *rebuscó entre la ropa*

Rei- ¿Lo has vuelto a esconder?

Momoka- Lo encontré el otro día por casualidad pero se me olvidó apartarlo de toda esta ropa

Su armario era imposible de organizar, ella compraba ropa y más ropa pero nunca se le ocurría hacer limpieza o al menos organizar la que ya tenía y así acumulaba ropa de cuando era pequeña que no le venía, incluso ropa nueva con su etiqueta.

Momoka- Aquí está

De entre el montón de ropa sacó un colgante, era azul celeste y de él colgaba una letra.

Momoka- *me puso el colgante sobre la mano* Recuerdo que cuando lo perdiste te pusiste a llorar porque era muy importante para ti

Estuve mirándolo por un buen rato pero no recordaba haber tenido nunca este colgante.

Rei- Creo que esto no es mio

Momoka- Yuto también sabe lo que lloraste por este colgante

Rei- Pero esta letra ni siquiera es de ninguno de vuestros nombres

Momoka- … Rei, esto es tuyo

Rei- Si tú lo dices… *cogí mi libreta* Esto sí que es mio

Momoka- No me lo quites ahora, estaba leyendo cuando Nozomi y Tsumugi van a-

Rei- Tengo que irme

Momoka- ¿Ya? Quédate un rato más

Rei- He quedado con alguien

Momoka- ¿Alguien?... ¿Estás saliendo con alguna chica a escondidas?

Rei- No… He quedado con mi primo para ir a comprar una cosa

Momoka- Te puedo acompa-

Rei- ¡No!

Momoka- …

Rei- Me voy ya, sino se me hará tarde, adiós

Salí de la habitación.

Llamé a Yuto varias veces pero no me cogía el móvil, cuando ya estaba llegando a su casa me contestó.

Yuto- ¿Rei?

Rei- Llevo llamándote un buen rato ¿Dónde estás?

Yuto- Estoy un poco liado ahora… ¿Qué quieres?

Rei- Tenemos que ir a comprar el regalo para Momoka

Yuto- Se me había olvidado por completo… ¿Puedes ir tú? luego te pagaré mi parte

Rei- Siempre te escaqueas para *colgó* estas cosas…

Yuto y yo pensamos que regalarle un viaje para Tora y ella estaría bien pero después de lo que he visto hoy será mejor cambiar el regalo, el problema era que no dabamos por hecho que esto podría pasar. Yendo hacia el centro comercial, donde podría encontrar de todo, se puso a llover, tuve que ir corriendo hasta acabar en un tienda de lo más rara, llovía torrencialmente y no parecía que fuese a parar pronto, así que entre para ver que vendían. Amuletos, abalorios, pulseras, colgantes, muñequitos, tazas y más cosas las cuales todos tenían un significado especial y no todos sirven para lo mismo, unos atraía la suerte, para que la relación fuese bien… todos esos tópicos de cualquier puestecito de “brujería”. Estuve viendo todas aquellas estanterías y me paré donde había piedras preciosas, eso es lo que ponía en el cartelito, una de las piedras me llamó la atención y esa fue el coral una piedra de color rojo, anaranjado y en la parte posterior era blanco.

¿?- Aporta equilibrio espiritual. Aleja el miedo a la muerte. Inculca coraje, confianza en uno mismo y aporta alegría de vivir. Ofrece optimismo y da energía para combatir la pereza. Protege contra la envidia, la ira y el rencor, ya sea de uno mismo o de los demás.

Di un paso hacia atrás y vi que a mi lado había una señora mayor.

¿?- No te asustes joven, solo quiero ayudarla

Rei- No sabía que estas piedras tuviesen un significado

¿?- Para que la piedra funcione tiene que ser un regalo

Rei- ¿Un regalo?

¿?- Sino nunca podrá surtir efecto

Rei- Entiendo…

¿?- ¿La quieres?

Rei- No… quiero ver algunas más

La señora se quedó a mi lado todo el rato explicando que significaba cada una de ellas hasta que encontré la piedra para Momoka.

Rei- Esta piedra rosa

¿?- Esta piedra es la turmalina, símbolo de la pasión, es una de las piedras más positivas. Inspira confianza en el amor. Atrae energía positivas y la salud, disipando el dolor emocional.

Rei- Me llevaré esta

¿?- Aún quedan muchas más por ver

Rei- No se preocupe, me la llevaré

Pasé por delante de los colgantes y pude ver uno que era bastante parecido al que Momoka me había dado. En la etiqueta no ponía ninguna descripción y solo había un colgante más, el resto estaba intacto.

¿?- Ese colgante muy pocas personas pueden llevarlo

De nuevo la señora se acercó a mí sin avisar, no se le oía caminar como si levitara.

Rei- ¿Por qué?

La señora sin hacer caso de mi pregunta se alejó, fui tras ella hasta sin darme cuenta llegar hasta la puerta.

Rei- ¿Pero qué?

Estaba fuera, ya no llovía. Me giré y la tienda ya no estaba, todo era muy extraño.

Rei- Terminé comprando una de sus películas favoritas y entradas para el cine…

Yuto- ¿Y el viaje?

Rei- ¿Crees que tengo dinero para eso? Contaba con que tú vendrías

Yuto- No pude porque tenía que-

Momoka- ¿Ya estáis discutiendo?

De camino al instituto Yuto y yo no nos dirigimos la palabra, Momoka en medio no entendía nada pero ella estaba también más en sus cosas que en la discusión tonta, una de tantas que tenía con Yuto.

Quedamos en que los regalos se los daríamos cuando Tora estuviese presente pero ese día Tora falto, Momoka no supo decirnos porqué así que aprovechamos el recreo para dárselos.

Rei y Yuto- Felicidades Momoka

Momoka- Gracias *sonrió*

Rei- Te daré mi regalo primero *le dí la película*

Momoka- Como se nota que lo has envuelto tu Rei

Rei- Lo he intentado, ya sabes que no se me da bien estas cosas

Cuando abrió se quedó mirando la película, se quedó blanca al igual que Yuto.

Momoka- No la venden… esta película no está en ningún sitio ¿Cómo-

Rei- Había un montón de películas en una caja, estaban en oferta y al buscar entre todas esas películas al fondo la encontré. Tuve que volver a meter todas las películas dentro pero… ha merecido la pena *sonreí*

Momoka- Gracias Rei *me abrazó y sonrió*

Yuto- Toma Momoka

Momoka- Unas entradas… esta es la película de miedo que llevo esperando todo este tiempo ¿Cómo lo has sabido?

Yuto- Cuando algo te gusta no paras de contárselo a todo el mundo, estuviste un mes diciéndonos lo-

Momoka- *abrazo a Yuto* Gracias Yuto pero no creo que pueda ir con Tora

Yuto- ¿Por qué ibas a ir con él? Hay tres entradas

Momoka- …

Rei- Pensé que era lo mejor ¿no?

Momoka- No se que haría sin vosotros

Rei- Tengo algo más *busqué en mi mochila*

Yuto- Rei quedamos en que no haríamos regalos sin hablarlo antes con el otro

Rei- Lo sé, lo sé pero por alguna razón me vi obligada a comprarlo

Saqué la piedra y se la puse en la mano a Momoka.

Momoka- ¿Una piedra preciosa?

Rei- ¿Sabes lo que son?

Momoka- Si, a mi madre le gusta todo esto y esta piedra la he visto antes pero aquí no se venden

Rei- La encontré de casualidad

Yuto- ¿Al igual que la película?

Rei- Sí

Momoka- No importa como la haya encontrado… me alegra teneros como amigos *nos abrazo a los dos*

Al volver a clases nos cruzamos con Tora, este saludo y felicitó a Momoka mientras que ella no quería ni mirarle a la cara, Tora con una sonrisa forzada se despidió de nosotros y Yuto fue tras él.

Rei- Si quieres contarme lo que ha pasado…

Momoka- *sonrió* No te preocupes, no es nada

Yuto y yo intentamos animar a Momoka pero esta no reaccionaba a nada ni siquiera a los chistes de Yuto que era lo único que la hacía reír a carcajadas.

A la salida mi primo vino a recogerme, siempre que podía salir antes del trabajo pasaba a por mí como cuando era más pequeña y me recogía en el cole.

Rei- Haru

Haru- Hola chicos

Yuto- Hola

Momoka- … *miraba hacia otro lado*

Haru- Vamos Rei, tenemos que irnos

Rei- ¿Hoy tienes prisa?

Haru- Hay una persona que quiero que conozcas

Yuto- Me encargaré de acompañar a Momoka no te preocupes

Rei- Si ocurriera algo llámame

Yuto- Que sí, no te preocupes, vamos Momoka

Subí al coche de Haru, dentro había una chica.

Haru- Os presentaré, ella es Nanase una compañera del trabajo

Nanase- Encantada

Haru- Y ella es mi prima Rei

Rei- Hola… ¿Es ella a quien me querías presentar?

Haru- No, no, hemos quedado en un restaurante

Rei- Pero no llevo dinero encima, si me hubieras avisado

Haru- No te preocupes

Nanase- Yo pagaré tu parte

Haru- No hace falta que lo hagas, ella es mi prima y-

Nanase- No me importa hacerlo

Y así estuvieron todo el rato hasta que llegamos al restaurante.

Haru- Tu ganas Nana

Nanase entró primero.

Haru- Rei, ven un momento

Rei- *me acerqué a él* ¿Qué?

Haru- A lo primero te resultará un poco especial pero en el fondo es buena chica

Rei- ¿Lo dices por Nanase?

Haru- No… ahora lo verás

Fuimos a la mesa donde ya estaban sentadas y la otra chica no me daba muy buenas vibraciones, diría que hasta me sentía incómoda.

Haru- Ella es Yoko, mi pareja, ella es Rei mi-

Yoko- De la que tanto me has hablado *se acercó más a mi* Estaba deseando conocerte ¿Te he dicho que Haru no para de hablar de ti?

Nanase- Sentémonos a comer ¿si?

Fui salvada por Nanase y el chico que nos vino a atender.

Por suerte me senté al lado de mi primo y enfrente tenía a Nanase, pero durante la comida Yoko no dejaba de “meterse” conmigo, todo lo que le decía le resultaba gracioso o simplemente se reía de mí. Lo que me extrañó es que mi primo la dejase decir lo que quisiera, en ese aspecto el siempre me ha defendido frente a los demás.

Al terminar mi primo olvidándose de los demas se fue con Yoko dejandonos a Nanase y a mí solas.

Nanase- ¿Tienes algo que hacer ahora?

Rei- Tengo que seguir estudiando

Nanase- ¿Estás en época de exámenes?

Rei- De momento no, pero no faltara mucho, aún así no podría dejarme todo para última hora

Nanase- … Haru me ha pedido que te acompañara a casa, solo si quieres

Rei- No me importa

Tenía curiosidad de saber porque Nanase había estado comiendo con nosotros, era solo la amiga de Haru y quien se supone que importaba era Yoko… ¿sería la hermana de Yoko o su amiga? Me lo estuve preguntando todo el camino hasta que llegamos a casa.

Rei- Aquí es

Nanase- ¿Aquí?...

Rei- Gracias por acompañarme

Nanase- *negó* No ha sido nada tranquila

Rei- ¿Te puedo preguntar una cosa?

Nanase- *asintió*

Rei- ¿Por qué estabas en la comida hoy?

Nanase- *sonrió* Diría que tenía curiosidad por conocer a una persona

Rei- …

Nanase- Es broma, no pongas esa cara. Haru quería que fuese otra persona para que Yoko no te incomodara tanto

Rei- Así que era eso, de nuevo gracias por hacer que la comida fuese más agradable

Nanase- De nada

Rei- Iré subiendo ya, hasta otra Nanase

Nanase- Nana, llamame Nana

Rei- De acuerdo… Nana

Cogí las llaves de mi bolsillo y entré al portal, Nana me cogió de la mano y me puso frente a ella, Nana sin pensarselo dos veces me besó. Pude oír como las puertas del ascensor se abrían, Nana se separó y se despidió de mí con una sonrisa yo aún sin creerme lo que había pasado fui hacia al ascensor.

Yuto- Tierra llamando a Rei, hoooolaaaa

Momoka- Está muy ida. Rei ¿Te ha pasado algo?

Rei- Los exámenes

Yuto- Rei despierta

Rei- *mire a Yuto*

Yuto- ¿Estás bien?

Rei- *sonreí*

Momoka- Nunca la había visto sonreír así

Yuto- Yo tampoco…

Había pasado una semana desde que me besó Nana, aún lo recuerdo como si fuese ayer pero por alguna razón hoy me estaba afectando demasiado.

Yuto- Te acompañaré a casa

Momoka- Yo no puedo, tengo que ir a casa de Tora

Rei- ¿Tora? Pero si vosotros estabais-

Momoka- Eso fue la semana pasada Rei

Rei- Ya…

Yuto me acompañó hasta casa, durante todo el camino me estuvo preguntando de todas las formas posibles que me había pasado pero aún así no le contestaba, no podría decírselo aunque tenga la suficiente confianza con él.

Al girar la esquina vi a alguien sentado en el poyete de mi portal, conforme nos íbamos acercando pude ver quien era, cogí a Yuto del brazo y volvimos por donde habíamos venido.

Yuto- ¿Qué haces Rei?

Rei- Acompañarte a tu casa

Yuto- Pero si tu casa está ahí mismo

Yuto tiraba de mí hacia mi casa y yo al contrario, hasta que caímos al suelo.

Rei- … Perdón Yuto

Yuto- ¿Qué te pasa?

Rei- La chica que has visto en mi portal

Yuto- ¿Había una chica?

Rei- Si, la había, puedes ir a comprobarlo

Nos asomamos a la esquina y la vimos sentada.

Yuto- ¿Qué pasa con esa chica? Esa una pena que ahora esté saliendo con Kaori

Rei- Esa chica es la compañera de mi primo

Yuto- ¿Haru?

Rei- Sí, el otro dia fuimos a comer ¿Te acuerdas?

Yuto- *asintió*

Rei- Y ella estuvo ahí para hacer que la comida con la novia de mi primo fuese más agradable… no te recomiendo que conozcas a esa mujer

Me centré en hablar con Yuto y le conté lo que sucedió.

Nanase- Hola Rei *sonrió*

Rei- …

Yuto- Tu eres Nanase ¿verdad?

Nanase- Si

Yuto- Soy un amigo de Rei, encantado

Nanase- Igualmente

Yuto- *me susurró* Estas roja

Nanase- ¿Le pasa algo a Rei?

Yuto- No le pasa nada solo que se alegra de verte

Rei- *miré a Yuto*

Yuto- Tengo que irme ya, hasta mañana Rei

Rei- Espera Yuto

Yuto se fue y me dejó sola con Nana

Nanase- ¿De verdad estás bien?

Rei- *asentí*

¿Tres minutos hasta llegar al portal? Solo sé que se me hicieron eternos.

Rei- N-nana ¿que hacías aquí?

Nanase- Estaba esperandote para darte una cosa

Sin pensarlo me tapé la boca con mi mano. Nana al ver eso se echó a reír.

Nanase- No era eso *se reía*

Rei- *me quité la mano* No te rías… *miraba al suelo*

Nana buscó en su mochila y sacó una cajita.

Nanase- El otro dia se te cayó esto y se me olvido dártelo

Cogí la cajita y la abrí, era mi colgante azul ¿Como lo podría haber perdido?

Rei- ¿Donde estaba?

Nanase- En el coche de tu primo

Rei- … ¿Él te ha mandado a que me lo devolvieras?

Nanase- *negó* Yo he querido devolvertelo

Rei- Que… bien y-

Nanase- ¿Te estás sonrojando de nuevo?

Rei- ¿Yo? No, no

Nanase- ¿Estas mala? Déjame ver

Rei- No soy una niña peque… ña

Puso su frente contra la mía, estaba demasiado cerca.

Nanase- Estas ardiendo tienes que subir a casa

Rei- …

Nanase- Te acom-

El móvil de Nana empezó a sonar, se alejó un poco y yo aproveche para entrar al portal. Quise irme pero no sin antes despedirme de ella.

Nanase- Tenía la tarde libre ¿Cómo puedes hacerme esto? *iba de un lado para otro* … No me parece justo Yoko, era su turno … Si, soy su compañera pero no por eso tengo que hacer- *colgo*

Rei- ¿Estás bien?

Nana estaba alterada pero no podía irme así.

Nanase- No te preocupes Rei… *suspiró*

Rei- ¿Era sobre el trabajo?

Nanase- Sí… tendré que hacer otro turno y precisamente el de tu primo

Rei- ¿Qué? ¿Por qué?

Nanase- Cosas de Yoko… Tendré que volver a casa comer algo, si es que me da tiempo y salir de nuevo *resopló*

Rei- Si quieres puedes comer conmigo

Nanase- Rei no hace falta

Rei- No me importa, de verdad

Nanase- *me miraba sin decir nada* … *asintió*

Subimos a casa y deje mi mochila en la habitación, para mi sorpresa sí que había alguien más en casa.

Sora- Rei ya estas en casa, pensaba que no ibas a venir *salió al pasillo* tu no eres Rei

Salí de la habitación y vi a mi hermano intentando hacer de las suyas.

Rei- *me puse entre Nana y Sora* Ella es una amiga, vuelve a tu cuarto

Sora- ¿No le vas a presentar a tu hermano mayor?

Rei- Si, Sora ella es una amiga. Amiga el es Sora ¿Contento?

Sora- Estaré en el salón si necesitas algo

Rei- Si, si

Compartí mi comida con Nana pero ni siquiera llegue a comer nada.

Nanase- ¿No comes?

Rei- No tengo… hambre

Nanase- Sé que es tu comida y aún así la estás compartiendo conmigo, come un poco vas hacer que me sienta mal

Rei- … Vale

Habíamos terminado, mi hermano ya se había ido no sin despedirse antes de Nana.

Nanase- Tengo que irme ya, gracias por lo de hoy

Rei- No es nada

Nanase- *sonrió* ¿Puedes quedar?

Rei- ¿Eh?

Nanase- Otro día, quedar tu y yo

Rei- No creo…

Nanase- No me hagas caso, no quería-

Rei- No es que no quiera, es solo que ahora tengo exámenes y tengo que seguir estudiando, de hecho tendría que haber empezado ya

Nanase- Hasta que no termines no estaras libre

Rei- *asenti*

Se quedó callada por un momento, me miro y volvio a sonreir.

Nanase- Nos veremos pronto chica de los sueños

Rei- ¿Cómo sabes eso?

Nanase- Trabajo con tu primo ¿Recuerdas? Adiós Rei

Antes de que saliese por la puerta…

Nanase- Te estaré esperando, aprueba todo *cerró la puerta*

Después de lo que dijo Nana no pude concentrarme en toda la tarde, hasta que Momoka me llamó para preguntarme por unos ejercicios.

Pasaban los días, cada vez quedaba menos para que el último examen llegase. Yuto y Momoka también estaban estudiando, algo sorprendente en Yuto.

Esa tarde salí con Momoka a estudiar a la biblioteca, cuando terminamos decidimos ir a comer algo al sitio donde trabajaba mi primo, no tenía nada que ver que fuese a ver a Nana…

Momoka- Tora vendrá en un rato

Rei- ¿Él también?

Momoka- Llevamos más de una semana sin vernos por culpa de los exámenes

Rei- Mientras que-

Momoka- Esa chica te quiere decir algo

Señaló hacia la barra donde estaba Nana atendiendo sin quitarme ojo.

Rei- *sonreí*

Momoka- Así que por eso querías venir

Rei- Para ver a mi primo

Momoka- Claro a tu primo ¿Vas tu a pedir?

Rei- Sí, claro

Cuando llegó mi turno me atendió mi primo.

Haru- ¿Qué haces aquí?

Rei- ¿Admirar cómo trabajas?

Haru- Gracias pero eso ya lo hace Yoko *señaló a la cámara de vigilancia que había detrás suya* ¿Has venido con Momoka?

Rei- *asentí*

Haru- Entonces no te preocupes, ahora te llevaremos “lo de siempre”

Volví al sitio con Momoka.

Momoka- ¿Es la chica de la que me hablaste?

Rei- Sí…

Momoka- Es muy guapa, cuando Yuto me la describió pensaba que era una de sus amigas

Rei- Será mejor que Yuto no oiga eso

Momoka- Ya sabes a lo que me refiero. Así que solo te robo un beso

Rei- Shhh

Momoka- ¿Ella te gusta?

Rei- Supongo, no se

Momoka se puso a mirar su móvil a ver si Tora le había hablado mientras que yo miraba a Nana, en todo momento estaba sonriendo no parecía ni que estuviese cansada lo más mínimo por otro lado mi primo no podía hacer eso, su cara de cansado y de no tener humor para aguantar estupideces lo decía todo.

Momoka- Iré a por Tora, aún no se conoce la zona

Rei- Vale

Cuando volví a mirar a la barra, Nana ya no estaba, seguí mirando detenidamente pero no aparecía.

Nanase- ¿Estás buscando a alguien?

Estaba a mi lado con la bandeja.

Rei- S-s-solo estaba mirando a la barra y-

Nanase- Me alegro de volver a verte ¿Agobiaba por los exámenes?

Rei- Dentro de dos días tendré el último examen

Nanase- ¿Dos días?

Rei- Si

Momoka y Tora vinieron.

Momoka- Ya estamos aquí

Nana se fue sin decir nada más.

Tora- Hola Rei

Rei- Hola

Cada uno cogió su hamburguesa y la mía llevaba un papelito debajo, vi que ponía un número y debajo ponía “Este es mi número de móvil- Nana”.

Momoka- ¿Qué miras tan atentamente?

Rei- Nada *guardé la nota en mi bolsillo*

Tora- Aún queda otra semana de exámenes

Rei- Pero si en dos días ya no hay-

Momoka- Tora es de los que se ha dejado alguna que otra asignatura para el final

Tora- Ahora es cuando me arrepiento

Momoka- No me hiciste caso cuando te lo dije

Tora- *se quedó mirando a Momoka* Tú sabes porque no lo hice

Momoka- …

Rei- No pasa nada, si necesitas ayuda podemos ayudarte

Tora- Gracias Rei pero no creo que hagas mucho en ciencias

Rei- Bueno yo…

Momoka- Nosotros nos iremos ya

Rei- ¿Ya?

Se levantaron los dos.

Momoka- Tenemos que pasar antes por su casa para que me devuelva uno de mis libros

Tora- Hasta otra Rei

Momoka- Nos veremos mañana *se acercó a mí y me susurró* y suerte

Rei- ¡Momoka!

Ya me había terminado mi hamburguesa pero aún seguía allí sentada haciendo como que miraba el móvil mientras miraba de reojo a Nana, no me cansaria de verla nunca. Sus ojos azules, su media melena pelirroja y su sonrisa. Solo la veía a ella como si el resto del mundo no existiese.

Haru- Rei

Rei- …

Haru- ¡Rei!

Rei- *volví en mí* ¿Qué? ¿Qué pasa? *miré a Haru* Eres tú

Haru- Estamos cerrando ¿Qué haces aún aquí?

Rei- Estaba estudiando, pero ya había terminado así que me iré a casa. Adiós

Haru- Espera Rei te acerco yo a casa

Rei- No te preocupes estaré bien

Cogí mi mochila y salí de allí casi corriendo. Iba distraída añadiendo a la lista de contactos a Nana cuando choque contra alguien.

Rei- Lo siento, no estaba prestando… *me quedé mirando a aquella cosa* ADIÓS

Salí corriendo ¿Qué era eso? ¿Tenía tentáculos? No me paré para comprobarlo y seguí corriendo. Como si no avanzase, seguía en la misma calle y aquella cosa cada vez estaba más cerca. Veía que una luz salía de mi pecho, no era mi pecho en si el que brillaba sino mi colgante, cuando lo tuve en mi mano este se transformó en dos dagas, no entendía que estaba pasando. Hasta que llegue a un callejón sin salida

Rei- Vamos, vamos, tiene que haber alguna salida por aquí

Podía oír sus pasos más cerca, cuando me giré lo tenía enfrente de mí. Esa cosa no tenía rostro, solo dos puntos brillantes es lo único que se podía ver de él, por un momento se me quedó mirando como si no supiera que hacer, pegada a la pared pensaba que iba a tirarla de tan fuerte que empujaba hacia atrás pero cuando vio mis dagas brillar se echó hacia atrás y se fundió con el suelo. Aquella sombra vino hacia a mí, aproveche para salir corriendo pero no sirvió de nada ya que me agarró de los pies. Me estaba llevando hacia él, no podía moverme por más que lo intentara.

Rei- No me vas a llevar contigo…

Use mis dagas contra la sombra y esta me soltó, se quedó en el suelo chillando tan fuerte que pensaba que los oídos me iban a explotar en cualquier momento, esta vez sí pude salir de allí.

De nuevo choqué contra algo y sin mirar por donde iba salí corriendo pero este me cogió del brazo.

Rei- ¡Suéltame! ¡No quiero morir aquí!

Nanase- Tranquilizate Rei

Rei- ¿Nana?

Me giré y de verdad era Nana.

Rei- ¿Qué haces tú aquí? Tienes que irte de aquí, hace un momento una cosa me estaba siguiendo y me-

Nanase- He venido a por tí, quédate aquí

Nana salió corriendo hacia el callejón ¿ella sabe que es esa cosa?

A mi lado había un chico el cual no parecía muy amigable, se acercó a mí…

¿?- Estás a salvo, puedes estar tranquila

Rei- ¿Tú quién eres?

Eren- Mi nombre es Eren, soy la pareja de Nana

Rei- …

Eren- ¿Estás bien?

Rei- Creo que si…

Me senté en el bordillo mientras esperaba a que Nana volviese. Al rato Nana volvió con una gema que traía en su mano.

Nanase- Esto es tuyo *me dió la gema*

Cogí la gema y me la guardé.

Rei- Adiós

Eren- Te acompañaremos hasta casa

Rei- … No hace falta

Seguí mi camino pero ellos me seguían, cuando ya estaba llegando a casa uno de ellos ya se había ido.

Rei- Sea quien seas puedes irte, ahí delante está mi casa

Nanase- No me iré hasta que me digas que te pasa

Rei- *murmure* Nana…

Nanase- *se puso delante mía* ¿De verdad estás bien? ¿No te ha atacado ni-

Rei- N-no sigas, vuelve con Eren

Nanase- ¿Qué pasa con Eren?

Rei- Nada dejalo, yo volveré a casa *pasé por su lado*

Nanase- Rei… ¿Te ha dicho que soy su pareja?

Me detuve por un momento.

Nanase- A la hora de patrullar nos obligan a ir por parejas

Rei- ¿Ahora que eres policía?

Nanase- *empezó a reír*

Seguí caminando hasta mi portal, Nanase no se daba por vencida y entró conmigo.

Nanase- Perdón no quería reírme... ¿Te preocupaba más el hecho de que tenga pareja antes de que un sincorazón te haya atacado?

Rei- *me giré* Pues sí, me preocupaba más. He estado esperando a que los exámenes finales acabasen para poder quedar contigo y ahora me entero de que-

Vecina marujil- ¡DEJAR DE GRITAR QUE NO SON HORAS!

Nanase- Yo también estaba esperando a que terminaras los exámenes para quedar contigo, me ha gustado que vinieras a verme precisamente hoy que había discutido con Yoko y he tenido que hacer turno doble

Rei- … Lo siento

Nanase- Mañana vendré a recogerte, te explicaré lo que ha sucedido hoy y-

Rei- ¿Me volverán a atacar?

Nanase- … No estoy segura del todo

Rei- ¿Puedes quedarte conmigo?

Nanase- Tengo que seguir haciendo la guardia Rei, puede que cuando termine si pero-

Rei- No me importa esperarte un poco más

Nanase- No hace falta Rei, tú mañana tienes que madrugar

Rei- Esperare tu llamada

Me metí en el ascensor y subí a casa, mi madre estaba esperándome ya que nunca solía llegar tarde a casa un día de diario sabiendo que había ido a la biblioteca a estudiar.

Ya era muy tarde y Nana aún no me había llamado, en cuatro horas sonaría el despertador tenía que dormir un poco.

La alarma del móvil no paraba de sonar, extendí el brazo para coger el móvil pero agarré algo más blandito, no sabía que era aquello aún medio dormida seguí tocando hasta que abrí los ojos y vi que a mi lado había alguien más, me baje de la cama y lo primero que hice fue encender la luz. ¡Nana estaba durmiendo en mi cama! ¿Que hacía ahí? ¿Cómo había entrado? Por alguna razón no la quise despertar, cogí todas mis cosas y salí de la habitación sin hacer ruido.

Mis padres aún dormían, me vestí y preparé el desayuno mío y de Nana, se lo deje en la habitación y cuando iba a salir por la puerta.

Nanase- Rei…

Rei- Bien ya te has despertado ahora desayuna y vete antes de que mis padres te vean

Nanase- ¿Qué hora es?

Rei- En cuarto de hora tengo que estar abajo

Nanase- ...

Rei- ¿Vas a venir conmigo?

Nanase- Si… ¿Me dices donde está el baño?

Rei- Está ahí, a la izquierda

Nanase- Gracias

No pasaron más de tres minutos de que Nana entró al baño, pronto mi padre se iba a levantar.

Rei- *llamé a la puerta del baño* Nana date prisa

Nanase- Ya estoy, ya estoy

Nanase- Lo que te atacó ayer era un sincorazón, son seres que se alimentan de los corazones de otras personas.

Rei- Nunca había oído hablar de esto

Nanase- ¿Cómo lo ibas a saber? Por suerte no has tenido que llegar a ver el mundo de donde provienen o como controlan a las personas a su antojo... Para eso estamos los guardianes, fuimos elegidos por la reina al nacer. No somos muchos ya que la fuerza de los sincorazones ha aumentado y no podemos contra ellos

Rei- Sincorazones, guardianes, una reina que elije gente al azar…

Nanase- También eres parte de este mundo Rei

Rei- ¿Qué?

Nanase- Pronto habrá una reunión con todos los guardianes, la reina me ha pedido personalmente que asistas a esa reunión

Rei- Yo… Nana no puedo ir a-

Momoka- ¡Rei!

Yuto- También está su amiga

Rei- Hola

Nanase- Hola chicos

Momoka- ¿Por qué habéis quedado tan temprano?

Nanase- En realidad-

Rei- Ayer se me olvidó el móvil encima de la mesa y ya que mi primo no podía venir Nana se ha ofrecido a traerlo

Yuto- Que raro que te hayas olvidado tu móvil

Rei- Mañana es el examen

Momoka y Yuto- No lo recuerdes

Momoka- De pensarlo me pongo nerviosa

Yuto- He estado un mes sin salir por culpa de estos exámenes

Yuto y Momoka se liaron a hablar entre ellos.

Nanase- Entonces ¿vendrás?

Rei- ¿A esa reunión?

Nanase- *asintió*

Rei- Yo no pinto nada ahí, soy una chica normal que está intentando aprobar todos los exámenes

Nanase- Tú tienes algo más que otras chicas no tienen y es tu colgante

Rei- Mi colgante…

Nanase- Gracias a él pudiste escapar

Rei- ¿Me estabas vigilando?

Nanase- No, pero estaba cerca cuando oí como chillaba el sincorazón

Rei- Como para no oírlo…

Nanase- La reunión es en cinco días

Rei- Cinco días…

Nanase- Te estaré esperando en el parque

Rei- N-no he dicho que vaya a ir

Nanase- Pero Rei

Rei- Te llamaré el día de antes

Nanase- De acuerdo *sonrió*

Momoka- *se giró* Rei estas roja

Rei- Yo no estoy nada, dejadme

Me adelanté un poco dejando atrás a Momoka y a Yuto. Mi móvil empezó a vibrar, era un mensaje de Nana “Me gustaría comer contigo mañana ¿te apetece?”

Me gire y Nana no estaba detrás con Momoka y Yuto.

Momoka- Nanase ha desaparecido

Rei- Tenía que ir a trabajar

Yuto- Rei ¿nos estás escondiendo algo?

Rei- ¿Yo? Puede que anoche me quedase estudiando hasta tarde pero no… ¿Por que me miráis así?

Yuto- Ya...

Momoka- Dejala Yuto

Faltaban dos días para la reunión, ya había terminado los exámenes y he estado tres días en casa de Yuto jugando a la consola aprovechando que sus padres no estaban en casa

Rei- Contesta al móvil

Yuto- Ahora mismo estoy ocupado dándote una paliza, además me he cansado de la chica esta con la que estaba saliendo

Terminamos la partida con un “You win” de fondo mientras Yuto celebraba que me había ganado de nuevo. Me tumbé en el sofá y él se sentó en el sillón que había al lado

Yuto- Echaba de menos esto

Rei- Tú decidiste dejar de hacerlo porque una de tus chicas te llamó friki

Yuto- ¿Por qué crees que no me duran tanto?

Rei- No me gusta cuando hablas así

Yuto- *suspiró* ¿Has vuelto a saber algo de Nanase?

Rei- *negué* No pasa nada porque no sepa nada de ella, solo han pasado tres días

Yuto- Te conozco, podrías llamarla… ¿O no tienes su número de teléfono?

Rei- Yo *mire la hora en el móvil* volveré a casa

Yuto- Te acompañaré

Como había dicho, me acompañó hasta casa. Al entrar al portal me cruce con Haru

Rei- ¡Haru!

Haru- Rei…

Rei- ¿Estás bien?

Estaba pálido y tenía la mirada perdida

Haru- …

Alguien más salió del ascensor

Yoko- Eres tu Rei

Rei- ¿Yoko? ¿Qué hacéis aquí? *miré a Haru*

Haru- Habíamos venido a verte pero-

Yoko- Te hemos traído un regalo

Haru- Adiós Rei

La risa de Haru era totalmente forzada, Yoko estaba muy tranquila y se despidió con una de sus mejores sonrisas.

Ya en mi cuarto vi una cajita envuelta en papel de regalo negro, parecía que tenía relieve a simple vista, al coger la caja se me cayó de las manos, no entendía porque quemaba. Fui a por un trapo pero igualmente quemaba, desistí y fui hacer la cena, esa noche cenaremos solo mi padre y yo ya que mi madre estaba fuera con mi hermano y mi tía.

Agarré algo blandito, al ver que había alguien más en mi cama me caí al suelo y fui hasta el interruptor y di la luz.

Nana- ¿Por qué has tenido que encenderla?

Rei- ¿Qué haces aquí?

Nana- Dormir, apaga la luz

Rei- ¡Nana!

Al ver que estaba enfadada se incorporó, al darme la vuelta vi que no llevaba nada encima.

Rei- *me giré* Ponte algo encima

Nana- La otra vez no te importaba

Rei- N-no se de que me estas hablando

Nana- ¿Contenta?

De nuevo me di la vuelta y se había puesto la primera camiseta que había en el escritorio.

Rei- ¿Qué haces aquí?

Nana- Me habían avisado de que en mi zona de patrulla una chica tenía una de las cajas negras, la señal provenía de tu piso y al subir he encontrado la caja encima del escritorio abierta y encima tuya sincorazón

Rei- …

Nana- Gracias a tu colgante aún sigues viva

Rei- … ¿Y lo de dormir sin camiseta en mi cama?

Nana- Quería estar contigo *sonrió*

Rei- ¿Qué tiene que ver eso?... Da igual, iré a por agua

Estaba nerviosa y al ir hacia la puerta me di con el marco, llegué a caerme pero me levanté lo más rápido que supe. Cuando ya conseguí abrir la puerta fui hacia la cocina

¿?- Rei

Rei- ¡Papa! N-no me asustes de esa manera

Padre- He oído un golpe y he salido a ver que pasaba

Rei- He tropezado, solo ha sido eso

Padre- Vale... volveré a la cama. Buenas noches

Rei- Que descanses

Volví a mi habitación y Nana estaba sentada en el borde de la cama

Nana- Rei ¿puedo preguntarte algo?

Rei- Si…

Nana- ¿Te molesto?

Nana miraba al suelo cuando me hizo la pregunta, como si se sintiese mal

Rei- ¿Nana?

Nana- Siento que te incomodo y no se porque…

Creo que el hecho de encontrarla en mi cama semidesnuda no ayuda a que me sienta más cómoda.

Nana- Si no quieres seguir con esto solo dímelo, me gustas de verdad y no quisiera incomodarte ni hacerte pasar un mal rato

Rei- No quiero que me dejes, estoy bien cuando estoy contigo solo que nunca antes había estado así con nadie y no se como…

No era capaz de mirarla a la cara, cuando levanté la cabeza vi que Nana sonreía, no supe como reaccionar me quedé allí de pie mirando al suelo fijamente de nuevo. Nana se levantó de la cama y vino hacia mí, cogió mis manos y puso su frente contra la mía

Nana- Quiero que confíes en mí. Si vuelves a sentirte incómoda por mi comportamiento solo dímelo… mírame

Mire a Nana

Nana- Yo tampoco había estado antes así con otra persona

Rei- *la miré sorprendida*

Nana- *sonreía* Cierra los ojos un momento

La besé, aún sostenía mis manos. Me separé lentamente de Nana

Nana- ¿Cuando has aprendido?

Rei- No se *sonreí*

Aún así no puede dormir con ella y tuve que salir al salón, me quedé viendo una película hasta quedarme dormida.

Al día siguiente me levanté tarde, Nana me había dejado una nota al lado del desayuno

  • “¿Quedamos a comer? Ven a por mi al trabajo, te estare esperando chica de los sueños -Nana”

Terminé el desayuno y me preparé para ir a comer con Nana, llamé a Haru para asegurarme de que estaría allí pero no cogía el móvil, cansada de no obtener respuesta cogí mis cosas y fui a la hamburguesería de Yoko

Al llegar vi si estaba Nana y la vi pasar delante mía un tanto enfadada, Yoko salió de la puerta del servicio, donde estaba su despacho y todas las pantallas donde controlaba a su trabajadores. Vino directa hacia mí

Yoko- Rei *sonrió* Haru no está, se ha quedado en casa

Rei- Pero si es su turno

Yoko- Nanase se ha ofrecido a sustituirle. Pasa, te invitare a un refresco

Accedí a su oferta ya que tendría la posibilidad de hablar con Nana

Yoko- Haru me contó que estabas liada con los exámenes

Rei- Sí pero los terminé la semana pasada

Yoko- ¿Tienes pensado entrar a la universidad?

Rei- De momento no he pensado nada

No era el momento de ponerme a explicarle mis “no planes” de futuro

Yoko- Nana, trae un refresco a Rei y para mi un café

Nana- ¡Ahora mismo!

Me miró y sonrió, le había cambiado la cara por completo, en cierto modo eso me hizo estar más tranquila, nos trajo lo que Yoko había pedido.

La hamburguesería estaba hasta arriba, era conocida por la zona y no podía negar que su comida era buena pero todos estaban de acuerdo en algo y era en que la jefa no inspiraba buenas vibraciones

Yoko- Ha sido un placer hablar contigo, vuelve otro día

Rei- Vale… ¿Podrías decirle a Haru que me llame?

Yoko- *asintió* Cuando llegue a casa se lo diré, adiós Rei

Yoko se levantó y volvió a su despacho.

Me quedé allí sentada viendo como Nana iba de un lado a otro agobiada pero siempre atendía con una sonrisa. El turno de Nana se alargó hasta la noche, mi primo apareció por allí y se sentó conmigo

Haru- Ya me había comentado Yoko que has estado aquí todo el día

Rei- Si… Haru

Haru- ¿No crees que Yoko es muy buena chica?

Rei- Si tu lo dices

Haru- ¿No te gusta?

Rei- No es mi estilo además que-

Haru estaba embelesado mirando a la cámara

Rei- Estás muy raro

Haru- Mañana vendrán a por nosotros, todos volveremos a casa*sonreía*

Rei- ¿De que estas hablando?

Haru- Yoko me lo ha dicho, ella nos llevara con ellos

Rei- No se que has estado haciendo últimamente pero te veo muy mal, ven a casa y-

Se levantó de la mesa y como si no hubiera escuchado nada de lo que le había dicho se fue.

Cansada de estar dentro salí fuera a esperar a Nana

Nana- Lo siento, Yoko me prometió que tendría la tarde libre y al final…

Rei- No te preocupes, ha sido entretenido verte ir de un lado para otro

Nana- ¿Divertido? *suspiro*... Te invitaré a cenar pero esta vez será en mi casa

Rei- Tu casa…

Nana- Eren y dos compañeros más estarán con nosotras

Rei- Ah…

Nana- Puedes quedarte luego a dormir si quieres

Rei- N-no creo que pueda, seguramente Yuto o Momoka me llamen porque-

Nana- Bueno si has quedado con ellos pueden venir si quieren

De algún modo inexplicable Momoka, Yuto y su chica acabaron conmigo en la casa de Nana junto con Eren, Armin y Mika

Yuto- ¿Qué hago aquí?

Momoka- ¿Quienes son ellos?

Rei- Luego os lo explicaré

Nana- Bien os presentare, ella es Rei la chica de los sueños, Momoka su compañera y por último Yuto, otro amigo de Rei*se quedó mirando a la chica de Yuto*… ahora que me fijo esa chica no se quien es. Por este lado Eren y Armin compañeros de infancia y por último mi hermana Mika

¡Su hermana! Me quedé observándola y esta me miró y sonrió, aparté la mirada para mirar fijamente al suelo, parecía que se había vuelto una costumbre…

Yuto- Iré a acompañarla

Rei- …

Nana- ¿Ya te vas? Apenas hemos empezado

Yuto- Tal vez otro día, lo siento

Momoka se quedó conmigo aunque me costó convencerla. No sentamos a cenar y me sentía observada, Momoka parecía llevarse bien con Armin mientras que Eren y Nana no paraban de hablar entre ellos. Cuando terminamos recogí la mesa junto con Momoka y Mika.

Momoka- Rei ya se me ha hecho tarde, me gustaría quedarme un rato más pero Tora me esta esperando

Rei- No pasa nada

La acompañé hasta la puerta y al girarme vi a Mika cerca… muy cerca

Mika- Eres como Nana me había contado

Rei- ¿Puedes apartarte?

Mika- Oh *dió un paso hacia atrás* lo siento, es la costumbre

¿La costumbre de que?

Nana- Mika, Rei, venir

Al entrar al salón todos parecían muy serios, me senté al lado de Nana

Eren- Mañana ya es la reunión ¿vendrás con nosotros Rei?

Armin- Sabemos que no tienes ni idea de nuestro reino pero te cuidaremos bien

Mika- Nana, Eren, Armin y yo estaremos contigo en todo momento. Nana nos ha contado sobre tu colgante, la mismísima reina quiere verte en persona

Rei- Yo aún lo estaba pensando y no se…

Nana- *puso su mano sobre la mía* Solo es una reunión, nada aburrida

Ere- Jiro no parará de hablar y nos contará sus batallitas

Armin- Está muy mayor como para seguir en el cargo

Eren y Armin se levantaron y se fueron para la puerta.

Eren- Hay que ir a hacer la ronda

Nana- ¿Me cubrirás Armin?

Armin- Por hoy te lo dejaré pasar

Mika- Cuando el portal esté abierto os llamaré

Eren- Confiamos en ti jefa

Mika- Haciéndome la pelota no vais a conseguir nada

Eren- Tenía que intentarlo

Mika- Avisaré a Kaori de que tiene que ir en tu puesto

Mika también se levantó, todos se fueron y nos quedamos a solas. Nana me llevó a su cuarto

Nana- Está un poco desordenada pero-

Rei- Yo no veo nada en medio…

Mire a mi izquierda y vi un monton de ropa sobre una silla de escritorio, el escritorio se podía intuir que estaba ahí

Rei- Eso era ¿no?

Nana- Si *miro para otro lado*... Ven siéntate

Me senté junto a ella en la cama

Nana- En unas horas se abrirá el portal hacia Lothering, allí sera la reunion

Rei- La reunión… ¿Qué se hablara?

Nana- Nos reúnen a todos los guardianes para organizar las zonas, grupos de vigilancias y escuchar anécdotas del capitán

Rei- No es una reunión de urgencia ni nada ¿verdad?

Nana- Estaré contigo en todo momento, solo tendrás que hablar con la reina

Rei- Y si acabo formando parte de-

Nana- Rei, ya eres parte del reino, solo que aún no te conocen y no sabemos nada de la chica de los sueños

Rei- ¿Saben mi mote?

Nana- *empezó a reírse* Es solo que me gusta llamarte así *sonrió*

Se abrió la puerta de la habitación de golpe

Mika- Perdón, perdón no quiero interrumpir

Nana- Ya estás dentro

Mika- Oh es verdad… Quería informaros de que en dos horas iremos a Lothering, cuando terminen la guardia nos reuniremos con el grupo cuatro y nueve, tiene curiosidad por saber quien es Rei

Rei- ¿Cómo saben mi nombre?

Mika- Serás la primera persona en ver a la reina, es normal que quieran saber de quien se trata

Nana- Te dejaré dormir

Rei- No tengo sueño, saldré un rato

Mika- No te aconsejo que vayas sola

Rei- Te-tenía pensado que Nana viniese conmigo

Nana- Yo encantada *sonreía*

Salimos de casa y caminamos por un buen rato en silencio, solo pensaba en lo que me podría esperar en Lothering, portales, sincorazones y gente nueva… No tenía nada claro, también me preocupa Haru, no podía dejarle ahora solo con Yoko. Miraba a Nana y me inspiraba confianza, me esperó durante tres meses y ahora me llevará a hablar con “la renia” sobre mi colgante

Nana- Llevas un rato suspirando

Rei- Perdona, estaba pensando

Nana- No pienses tanto lo que tienes hacer y lo que no, déjate sorprender

Rei- Es fácil decirlo

Nana- Estaremos juntas, no pasara nada…. estoy siendo repetitiva, lo se

Rei- *sonreí* No me importa

Nana- ¿Seguirás mi consejo?

Rei- *asentí*

Nana- ¿Quieres volver a casa?

Rei- No... quiero estar contigo un rato más

Nana- *sonrió*

De vuelta a casa mi colgante empezó a brillar

Rei- Nana

Nana- Lo se

Eren- ¡Hemos llegado!

¿?- ¡Paso al grupo rojo!

Aparecieron sincorazones, nos rodearon por completo y no les dió tiempo a dar un paso cuando Eren y la otra chica acabaron con ellos

Eren- *paró para respirar*

Kaori- Me llamo Kaori encantada *sonrió*

Rei- …

Nana- Rei, te está hablando a ti

Rei- Si, yo soy-

Kaori- Mi cicatriz no es agradable, lo se

Rei- N-no es eso

Kaori- Rei ¿verdad?

Eren- Esos sincorazones iban tras vosotras

Nana- ¿Nos habéis estado siguiendo?

Eren- No, no… Mika nos ha avisado

Nana- Mika…

Kaori- Así que tu colgante brilla cada vez que aparecen sincorazones… ¿Quién te lo dió?

Rei- No lo se, solo se que tiene unas iniciales grabadas

Kaori- A ver

Rei- T- H

Kaori- ¿Alguien de tu familia o-

Rei- *negué*

Nana- Deja de hacerle preguntas

Kaori- No te preocupes Nana, Rei ya es mayorcita como para decirme si le molesto o no

Nana se interpuso en medio, Kaori dio un paso hacia atrás y se fue con Eren.

Rei- No hacía falta

Nana- A veces se pone pesada… ¿Volvemos?

Rei- … ¿No podemos ir más tarde?

Nana miró a Eren y este asintió.

Nana- Nos reuniremos con ellos cuando llegue la hora

Rei- Gracias *sonreí*

Paseamos un rato más por el parque, era tarde y no había nadie a esas horas, Nana se encargó de que me olvidase por completo de lo que íbamos a hacer y estuvimos hablando por un buen rato.

Nana paró en seco y me puso detrás de ella

Rei- ¿Qué pasa?

Nana- No te muevas

De nuevo vi como mi colgante brillaba, esta vez como si tuviese vida propia, salio por el cuello de mí camiseta y aparecieron las dagas azules. Solo podía ver como me temblaban las manos, no podía apartar la mirada de las dagas.

Nana- A la de tres, saldrás corriendo

Rei- …

Nana- Confía en mí, todo va a salir bien

Completamente rodeadas de sincorazones vi que Nana se preparaba para pelear, un gran sable apareció en su mano, la hoja emanaba luz e hizo que mantuviera a los sincorazones a raya, pero no por mucho tiempo.

Nana agarro mi mano con fuerza.

Nana- Mírame Rei

Rei- *mire a los ojos*

Nana- A dos manzanas encontrarás el colegio, quiero que atraveseis el portal sin mí

Rei- … No

Nana- Tú puedes salvarte, yo les distraere

Por un momento levanté la mirada pero todo estaba oscuro, aquellas cosas poco a poco se estaban echando sobre nosotras.

Rei- N-no voy a dejarte aquí

Nana- Hemos pasado poco tiempo juntas *sonrió* se que esperabas otra cosa pero no esperaba que esto acabase así

Lágrimas inundaban mis ojos

Nana- Has sido importante para mi, y no me arrepiento de haberte esperado esos tres largos meses

A pesar de que estaba sonriendo estaba llorando e intentando animarme.

Rei- Nana…

Nana- Ahora… quiero que corras lo más rápido posible, que huyas, no mires atrás en ningún momento, no vuelvas a por mi

Rei- ¡No puedo dejarte aquí!

Nana- Si que puedes…

Rei- Peleare contigo-

Nana- *me callo con un beso* Te quiero

Rei- No…

Nana con sable en mano corrió hacia los sincorazones con toda su rabia, sus gritos hicieron eco en todo el vecindario. Pude ver aterrorizada como peleaba, no quería seguir mirando, quería ayudarla.

Nana- ¡Rei!... ¡CORRE!

Dos palabras hicieron que mi cuerpo se moviera, salí corriendo de entre lo sincorazones. Mientras corría no podía evitar llorar, de fondo podía escuchar sus gritos, mis oídos empezaron a pitar, no podía escuchar nada más que mi respiración agitada. Creía que en cualquier momento me ahogaría, me apoye por un momento en la pared, pero de nuevo escuché el gruñido de aquellas cosas pero ya no tenía fuerzas, estaba sin aliento y pronto acabarán conmigo… 

13 февраля 2018 г. 9:32:34 0 Отчет Добавить 0
Конец

Об авторе

Kureha Takahashi Escribir historias como vía de escape de esta realidad

Прокомментируйте

Отправить!
Нет комментариев. Будьте первым!
~

Похожие истории