Las vueltas de un destino Подписаться

methrar 『 』

Arsiel, mercenario y guardián de un demonio, su linaje oculta el secreto de su peculiar habilidad; Se gana la vida como espada de alquiler, aceptando cualquier clase de trabajo, desde una simple escolta hasta la caza de las mas grandes criaturas, brujas, espectros, grifos y quimeras. Su vida errante lo lleva de pueblo en pueblo descubriendo como los monstruos son muchas veces los propios hombres. La tierra de magia y fantasía esta llena de peligros para todos, la muerte no espera a nadie y tarde o temprano esta llegará a todos, mas esto no es impedimento para forjar nuestra leyenda, nuestra historia que contar.


Фэнтези 13+.

#Muerte #Espadas #Magia #fantasy
0
7324 ПРОСМОТРОВ
В процессе - Новая глава Каждый понедельник
reading time
AA Поделиться

Un demonio y un guardián [I]

La lluvia golpea fuerte, oscuras nubes grises cubren el cielo impidiendo el paso de los últimos rayos del sol de la tarde antes de que caiga la noche, el horizontes más allá de las montañas del oeste pintado de un color anaranjado y rojizo, lo único que resalta en el paisaje desolado frente a mi: una planicie cubierta con varios árboles y arbustos, un follaje de un color verde oscuro y melancólico, bajo mis pies un camino de tierra y ahora barro con algunas rocas grises que suenan con el pisar del caballo tras de mí.

Volteo y veo a la yegua que renté, el caballo carga con la cabeza de un grifo atado a uno de los costados de la silla con mis espadas en el otro.

Un trabajo fácil...

Un grifo, la mezcla entre ave y mamífero, águila y león, surcaba los cielos de una granja cercana y destruía los cultivos; el hombre que hizo el trato con migo lo quería muerto, quería su cabeza, a veces me pregunto quiénes son los verdaderos monstruos, las criaturas que cazo, esta vez un grifo indefenso que no destruía los cultivos, solo robaba los alimentos para alimentar a sus crías más allá del bosque, en las cavernas, o son los hombres que me contratan quienes solo protegen sus intereses, o tal vez soy yo que vendo mi espada al mejor postor dejando todo rastro de honor y empatía de lado para cumplir la tarea.

—La verdad da igual mientras tengamos dinero en el bolsillo y podamos comer a la noche— digo en voz alta para nadie en particular con desgano soltando un suspiro de cansancio.

Ser un mercenario no es lo mejor del mundo, la gente olvida que eres un ser humano, te hacen hacer cosas que ellos no harían, te pagan cantidades miserables por arriesgar tu vida, después de un tiempo eres visto como poco más que un precio y una espada, pero, en el fondo que importa cuando yo también soy quien olvida mi humanidad.

—Ya deja de lamentarte tanto, podremos comer con el dinero de la recompenza al llegar al pueblo y entregar esta jodida cabeza, la cual siendo sincera comienza a apestar— dice la voz de una chica, dulce, suave, pero al mismo tiempo con un toque de burla y juego.

—Para de meterte en mi cabeza Abyss, te dije que me molesta— grito al aire—. A veces me pregunto porque no te vendí a ese chico cuando tuve la oportunidad— digo intentando mantener mi voz lo mas monótona posible.

—Por favor dime que no lo estarás considerando; ese día fue horrible, aun tiemblo al ver la sonrisa de ese hombre, te elegí a ti como mi guardián, has que no me arrepienta mercenario.

—Entonces no me molestes y no tendré que venderte, ya he tenido un día lo suficientemente cansador como para ahora soportar a un demonio con ganas de algo de atención— digo con molestia.

No hay respuesta, la voz etérea en el aire no vuelve a responder.

— Mierda... lo siento— digo cayendo en la cuenta de mis palabras mientras guardo las manos en los bolsillos de mi pesada chaqueta y miro el suelo de tierra por el cual camino.

— V... vale— escucho decir a la voz de una forma leve.

Sigo caminando cuando siento que la temperatura del aire baja unos grados, por la esquina del ojo veo un pequeño destello de un color morado y a los pocos segundos siento a un cuerpo haciendo presión contra el mío, me rodea con sus delgados y delicados brazos, siento como hunde su cara en mi espalda, unas suaves palabras llegan a mis oídos.

— Lo siento, no me volveré a meter a tu cabeza... es solo que me haces sentir muy sola si solo me tienes envainada, sé que soy un demonio y todas esas cosas, pero, te elegí como mi guardián, me gustaría un poco de atención también—. dice con suavidad y tal vez algo de vergüenza—. Además, tampoco eres mal guardián, me has protegido todo este tiempo.

— Apenas lleguemos al pueblo dejaremos la cabeza de grifo con el contratista e iremos a comer algo — digo en un pobre intento de una disculpa, la chica sonríe y me abraza con más fuerza—Pero primero ponte algo más encima, puede que seas un demonio, pero tu cuerpo físico es tan débil como el de un humano, no quiero tener que lidiar con una espada enferma—. digo al tiempo que me zafo de su abrazo y tiro una manta a la chica, esta solo sonríe y se la pone encima, no puedo evitar sonreír ante la imagen.

Abyss, un demonio de alta categoría encerrada en una desgastada espada desde hace mas de un siglo, su conciencia durmió hasta que la encontré en las profundidades de un viejo templo hace ya medio año, la he mantenido a mi lado todo este tiempo y no es fácil lidiar con ella, reclama por muchas cosas, actúa de forma infantil y no para de reclamar atención, su cuerpo físico es tan débil como el de un humano promedio por lo que el frío y el hambre son también un problema para ella, aun así, de alguna forma logro entrar a mi mundo para quedarse.

La chica camina a mi lado más cerca de lo que cualquier persona lo haría, su apariencia humana luce como una mujer de no más de dieciséis años, su piel blanca como la nieve y su pelo oscuro como la noche, su fino rostro adornado con algunas pecas y un par de grandes y brillantes ojos de un peculiar color morado.

—Por cierto... te dije que no me llamaras mercenario— digo de la nada rompiendo el silencio.

—Entonces como quieres que te llame, ¿Siel? ¿Kuro? — dice con un tono infantil y de falsa intriga—. O es que te van otras cosas, tal vez prefieres que te llame amo ¿no? — dice sin poder contener su risa ahora con picardía.

—Solo llámame por mi nombre.

—Que aburrido... amo— dice con un tono de burla dándome una mirada picara.

—Calla— digo algo avergonzado mirando hacia otro lado causando mas risas por parte de la chica, maldición, nunca me e acostumbrado a tratar con gente por mucho tiempo, aun se me hace raro todo esto.

[. . .]

El rojo del cielo se apaga dando paso a la noche, un relámpago surca el cielo iluminando la oscuridad con su color azul eléctrico seguido de un poderoso estruendo, el camino de tierra que seguíamos se convierte progresivamente en uno de rocas y adoquines a medida que nos acercamos al pueblo, a simple vista un tranquilo...

El grito desgarrador de una chica puede escucharse por todo el lugar.

— La ciudad esta cerrada hasta nuevo aviso— dice uno de los guardias apostados a las afueras controlando la puerta del muro que los separa del exterior cuando nos ve acercándonos.

—Por que, que ocurre, tengo asuntos allá adentro— pregunto algo molesto.

—No hay excepciones, hay un asesino suelto, se a descubierto otro cadáver.

—Yo seré el asesino si no se hacen a un lado— digo explotando, de alguna forma necesito sacar toda la tensión y frustración del día.

—Métete con la guardia una vez mas niño, y te encerraremos de por vida sin importar que tan jodidamente inocente y puro seas.

—Quieres apostar— Digo con una voz mas grave y amenazante al tiempo que desenvaino una espada de hierro vieja desde mi cinturón.

—No resolverás nada así, sabes que ningún lugar esta cerrado para nosotros— dice Abyss con una mano en mi pecho en un intento de detenerme.

Exhalo con fuerza.

— Bien, supongo que podemos ver que pasa allá adentro— digo intentando calmar mi tono de voz, tomo la mano de la chica junto a mi mientras comienzo a liberar algo de esencia desde mi interior, cenizas de un color rojo sangre fluye a mi alrededor, danzando, de un segundo a otro desaparecemos, nos teleportamos, un parpadeo y ya estamos dentro de las murallas del pueblo.

12 февраля 2018 г. 8:16:07 0 Отчет Добавить 0
Прочтите следующую главу [II]

Прокомментируйте

Отправить!
Нет комментариев. Будьте первым!
~

Вы наслаждаетесь чтением?

У вас все ещё остались 1 главы в этой истории.
Чтобы продолжить, пожалуйста, зарегистрируйтесь или войдите. Бесплатно!

Войти через Facebook Войти через Twitter

или используйте обычную регистрационную форму