The golden tree Подписаться

grace-gonzales-castillo Grace Gonzales Castillo

Una jovencita llamada merida que su vida no es tan buena, Un conocido árbol dorado salva y mejora la vida de la pequeña concediendo su deseo, Por lo tanto su vida mejora, No te pierdas esta historia te va a encantar.


Фэнтези Всех возростов.

#merida #niños #misterio #infantiles #infantil #golden #fantasia
Короткий рассказ
3
9603 ПРОСМОТРОВ
Завершено
reading time
AA Поделиться

The golden tree


Erase una vez un pueblo en el país de suiza donde reinaba la paz y tranquilidad, Era un lindo pueblo en el año 1625, Con lindas y humildes casas de paja, Y junto a una panadería antigua, Esa niña merida era feliz con una panadería a un lado de su casa. Merida era una niña de 7 años de edad con su mama que trabajaba en la granja cuidando los animales y alimentándolos. Junto al extremo de la casa de merida había una biblioteca donde le gustaba mucho leer sobre todo con sus amigos, Pero mas al fondo del pueblo había un un árbol de color dorado donde había muchos nidos de pájaro con manadas habitando, y a un lado había un hermoso lago con agua muy cristalina donde los pájaros se daban un baño. Un dia, Merida la pequeña de 7 años, estuvo paseando por el pueblo con su bicicleta, Pero por accidente tropezó con su bicicleta en un gran charco de barro, Y estuvo llorando pero después llegaron unos niños y le dijeron:

-Eso te pasa por andar aquí haciendo tonterías sin permiso, niña tonta

Y después merida se puso triste y lloro cada vez mas y mas, fue al lago de agua cristalina y dijo:

-Aquí me lavare el vestido, oops olvide que no debemos ensuciar este pozo de agua, porque esta muy limpia y no quisiera contaminarla.

después fue a su casa y su tía le dio un baño

-¿Donde fue que te paso esto? dijo su tía

-Me tropeze por accidente en un charco de barro. dijo merida.

-Que limpia quedaste, ¿ahora, cual vestido te quieres poner? dijo su tía.

-El que me regalo mi abuelita. dijo merida.

Cuando su tía había cambiado a merida, ¡había quedado muy linda!

En la noche ya había llegado la mama de merida de la granja, y después le hizo la cena a merida, era un rico pan cubierto de mermelada de arándano y una fresca leche de las vacas de la granja.

-Que rico. dijo merida

Cuando merida termino de cenar, su mama fue junto a ella a la cama y la arropo, después su mama le dijo:

-Buenas noches merida. dijo su mama

-Buenas noches mami. dijo merida

Cuando merida estaba en la cama, había mucho viento, y desde la ventana de su casa se podía ver el árbol dorado, y con el viento despejaba toda la brisa del lago hacia el árbol, dando un lindo aspecto brillante del agua, Pero hacia mucho frió. El dia siguiente merida estuvo en su bicicleta paseando por el jardín de su abuela, Pero de pronto su tía le dijo:

-¡Merida cuidado con las zanahorias de tu abuelita!

-Si tía, Tendré cuidado. dijo merida.

De pronto merida se canso, Y fue adentro de casa, Pero inesperadamente su abuelita estaba perdiendo la vida.

-Abuelita, ¿Que te pasa?. dijo merida mientras su lagrima corría en su rostro.

-No llores merida, morir es parte de la vida, todos en algún punto de nuestra vida morimos. Dijo su abuelita.

-¡Mama! grito la tía de merida.

-Lo siento hija, no te asustes. Dijo la abuelita mientras sostenía su mano.

-¿Que pasa? ¡Mama! Estas perdiendo la vida. Dijo la mama de merida

-¡no! Grito merida.

Cuando ese triste momento había pasado, Estaban velando a su abuelita.

-Mi abuelita ha fallecido. Dijo merida.

El dia siguiente merida aun estaba con dolor por dentro, Incluso ella pensó que jamas dejaría de llorar, Ese dolor parecía que era permanente. Unos momentos después su tía estaba leyendo un cuento junto a merida, Pero ella aun no podía leer cómoda, Aun pensaba en su abuelita.

-Merida ve un rato a tu habitación. Dijo su mama

Su mama le había dicho que se fuera a jugar a su habitación para hablar de algo importante con su hermana.

-No se que hacer, Estamos acabadas, Me han despedido de la granja, Dicen los dueños que no puedo tomar la leche de sus vacas, Dicen que tengo que pagarla. Dijo su mama.

Merida ya había oído todo lo que su mama dijo, Pero después merida pensó que su vida era muy fea, Y estuvo llorando toda la noche.

Después ya eran las 12:00 p.m, Merida ya estaba durmiendo, Pero algo la despertó, De pronto fue al baño, Pero al salir vio que el árbol brillaba, Era tan hermoso brillando con ese alegre color dorado, Todos los pájaros cantando alrededor de el, Todas las hojas cayendo directo al lago, Era un definitivo paraíso, Pero de pronto merida se acerco, No evito ir hacia el viendo ese precioso color.

-Que lindo árbol. Dijo merida.

Pero de pronto vio una taza de barro de su abuelita que había olvidado, Porque todos los días ella regaba el árbol, Acariciando su corteza tal como a un gato, Ese árbol era tan valioso para su abuela, Así que merida decidió cuidarlo y conservarlo, Aquellos días eran eran tan felices, Merida estaba recordando aquellos días, Con lagrimas que corrían veloz, De pronto merida dijo:

-Desearía que mi vida fuera mucho mejor, Y hasta desearía que aquellos días con mi abuelita renacieran. Dijo merida llorando.

-Deseo concedido. Dijo una ronca voz que se oía de la nada.

-¿Que? Se pregunto merida.

Cuando merida regreso a la cama, En un santiamén cerro los ojos.

El dia siguiente era un dia lluvioso, El cielo estaba muy oscuro, Mientras los rayos eléctricos hacían:

-¡Trunsh, Trunsh, Trunsh!

Todas las personas que habitaban en el pueblo estaban abrigadas, Y incluso guardaban su ropa de las cuerdas.

-Que dia tan feo. dijo merida.

Cuando nadie se lo esperaba, De la nada desapareció la lluvia poco a poco.

-Voy a dar un paseo junto al árbol. dijo merida a su tía.

Cuando merida fue con su bicicleta a pasear, Se bajo y echo unas semillas a la taza de barro de su abuelita, Esas semillas eran de naranja, Pero cuando volteo hacia el árbol habían muchas frutas de todo tipo había peras, Naranjas, Manzanas, Limones, Mandarinas, ¡Hasta había uvas! incluso hasta fresas. Y de todas las frutas había montones de cada tipo.

-¡Que increíble. Dijo merida

Merida impactada fue a casa a avisar a su familia.

-!Tía melanie, Mama¡ Ha pasado algo muy increíble, El árbol dorado del que todos hablan acaba de dar frutas, ¡Hay como miles!. Dijo merida sorprendida.

-¿Que? Imposible. Dijo su mama.

Cuando fueron al árbol quedaron sorprendidas, Merida las dejo sin palabras.

-Que increíble melanie, ¿sabes lo que significa? Dijo su mama a su hermana.

-No, ¿Que significa? Dijo la tía melanie.

-¡Que acabamos de abrir un negocio para vender fruta, Haremos una frutería!

Dijo su la mama de merida.

-Es cierto, ¡Nos arreglaremos la vida! Dijo la tía melanie.

Unos momentos después, Merida le ayudaba a las dos a limpiar la casa, Porque en una sala Abrieron una frutería, Donde muchas personas iban a comprar, Eran tantas que la familia ya no tenia poquito dinero, ¡Ahora tenían mucho dinero de sobra!

-Esto fue una buena idea mama. Dijo merida.

Unos momentos después ya era de noche y merida estaba en la cama, Como siempre leyendo algo, A ella le encantaba mucho leer, Y sobre todo ya tenían mucho dinero para pagar sus libros, Tenia todo un almacén de ellos, Y con muchas categorías. Pero después de leer merida estaba muy cansada, No podía dormir así que fue a la cocina y saco leche de las puertas para conciliar el sueño, Pero en el camino oyó unas voces, Esas voces eran parecidas a la de su abuela, Así que la curiosidad la venció y fue abajo, Pero inesperadamente vio a su abuelita tomándola de la mano, El cielo empezó a cambiar de color a un precioso cielo naranja, La casa no estaba, Era como otro lugar donde solo merida y su abuela estaban volando, Y pasaron buenos ratos jugando en un jardín, Tomando el té, Hasta plantando flores en la casa de su amiga.

Cuando ya era tarde, Su abuelita le dijo a merida:

-Ese árbol dorado, Era mio cuando yo era una niña como tu, te pido que lo conserves ya que es muy valioso para mi. Dijo su abuelita.

-Lo estaré cuidando abuela, No te preocupes. Dijo merida.

-Aunque este viva o no, Yo siempre estaré a tu lado, No importa donde estemos las dos, Estaremos juntas. Dijo su abuela.

Merida lloro de alegría dándole un gran abrazo a su abuela, Pero de pronto ese abrazo estaba dan dolo a su almohada, Merida ya había despertado muy alegre, Sin duda ese sueño que tuvo no sabia si era real o solamente un largo sueño, Pero igual le gusto soñar eso.

El dia siguiente estuvo con sus amigas jugando muñecas, Y una de sus amigas le dijo:

-En la mañana yo vi unas flores muy bonitas en mi jardín, Mi mama no las sembró no se quien fue pero igual, Que gentil de su parte. Dijo su amiga

-¿Que flores eran exactamente?. Pregunto merida.

-Creo que algunas eran rosas, Otras girasoles, Incluso hasta había plantas de uva, También guías de sandia, Aunque no entiendo porque crecieron tan rápido si ayer no estaban, No se pero mi jardín quedo muy bonito, ¿Porque lo preguntas?. Dijo su amiga.

-No nada, Solo curiosidad. Dijo merida mientras pensaba que podría ser que hayan sido ella y su abuelita.

-¡Hora de comer niñas! les prepare unas ricas galletas. Dijo su mama mientras merida miraba el árbol dorado con felicidad.

14 декабря 2017 г. 0:42:08 0 Отчет Добавить 1
Конец

Об авторе

Прокомментируйте

Отправить!
Нет комментариев. Будьте первым!
~