0
7449 ПРОСМОТРОВ
В процессе - Новая глава Каждое воскресенье
reading time
AA Поделиться

La tienda, Mike y el frío.

Volvía a casa, la cabeza me daba vueltas, como cada domingo. Me dispongo a buscar nuevamente los cascos, me los habré dejado en la mesa, como de costumbre.

Que poco me gusta salir de casa desconcertada, salir pitando por no escucharlo, por no chillarle y decirle de nuevo las cuatro mierdas de siempre.
Ojalá estuviera Mike en el turno de tarde, seguro que está buscando algún disco nuevo para enseñarme, siempre tiene algo...

Hace frío ya, el otoño ha llegado antes de lo previsto, me he abrigado poco hoy y creo que a la noche va a refrescar aun más.

Tres calles más y ya llegas, ¡vamos Helen! Tengo los pies helados y son a penas las 4 de la tarde. 

                                                    ...

Entro por la puerta de atrás, cogí un par de cafés para que el momento antes de entrar sea aun mejor. Ya viene Mike, que alegría verlo por aquí.
-¿Otro café? ¿Estás segura que duermes por las noches?-. Mike siempre está con que no voy a dormir porque tomo mucho café.

-La verdad que solo me apetece café antes de entrar a este zulo, puedo beberme el tuyo si quieres...- Pasé a la salita a dejar la mochila y el par de cafés.

Teníamos una sala con un par de sofás de un color gris mugriento, una mesa cuadrada negra en el centro y un par de estanterías con cuatro cosas sueltas de comer que íbamos trayendo de casa cuando se nos antojaba.

Mike cogió su café y se apoyó sobre el hueco de la pared pegado a la puerta. Estaba cansado, llevaba días echando turno doble para poder sacarse algo más de dinero. Su anda regular en casa, y hace lo que sea para luchar por su hermana y su madre. Supongo que esa historia la seguiré más adelante.

Mike y yo trabajábamos en una tienda de las que llaman ahora ''Modernitas'' se vendían cd's, vinilos, películas descatalogadas y demás cosa suelta, que para la poca gente que venía hacíamos caja para dos meses.  La verdad que cuando más gente viene con suerte o desgracia siempre le ha pillado a Mike, tiene mucha labia y eso al personal pues le interesa y se engancha y se echan los ratos aquí.

-¿Qué tal en casa? veo que se te ha olvidado colocarte la chapa al derecho-. Me señaló con el dedo en mi camisa, sonriendo suavemente, en ese momento me di cuenta que llevaba  la chapa del nombre al revés. 

-Sabes como es, ni si quiera entiende que tenga un trabajo, tiene a mi hermano esclavizado de tal forma que ni se concentra para la universidad...- Suspiré nada más acabar la frase.-Aún así sabes que intento pasar, y mi hermano es más pasota que yo, pero es que no le deja tranquilo-.

Mike se acercó y manteniéndose de pie, me pasó la mano por el pelo, moviéndola rápidamente despeinándome un poco.-Ya verás que todo mejora poco a poco...- Dijo dejando luego su mano unos instantes sobre mi hombro, apretando lentamente sus dedos sobre el- Deberías beberte eso y darle al curro que cuanto más te despejes mejor y cuanto antes acabes antes te vienes a tomarte una caña conmigo-. 

Sonreí como estúpida al escuchar lo último, siempre sabe como sacarme la sonrisa, desde que éramos unos mocos.-Creo que si salgo de aquí viva, saldré medio zombi-. Me levante y me acabe el café de pie mientras me colocaba los pantalones bien-. Voy ya fuera que casi es la hora, esperemos petarlo hoy, así nos hacemos ricos y nos podemos fugar-. 

Mike soltó una suave risa mientras  abre la puerta de la salita y camina hacia la tienda, mientras, le sigo por detrás.




11 февраля 2018 г. 20:00:06 0 Отчет Добавить 0
Прочтите следующую главу Otra noche

Прокомментируйте

Отправить!
Нет комментариев. Будьте первым!
~

Вы наслаждаетесь чтением?

У вас все ещё остались 2 главы в этой истории.
Чтобы продолжить, пожалуйста, зарегистрируйтесь или войдите. Бесплатно!

Войти через Facebook Войти через Twitter

или используйте обычную регистрационную форму