This is love? Подписаться

jhoyner-palomino Jhoyner_ Palomino

Rebekah Withe es una chica algo popular en su escuela, junto a su mejor amiga Camila y su mejor amigo Matthew empezaran su tercer año escolar, allí una nueva chica llegara al pueblo, donde despertara sentimientos por Matt y odio por Rebekah, ¿ellos vivirán los mejores momentos de sus vidas? o ¿los problemas destruirán la amistad que han forjado por toda la vida?, o serán esos problemas ¿los que los llevara por caminos separados?, ¿se odiaran?, ¿disfrutaran su amistad?, ¿reirán?, ¿lloraran?, y en todo esto existe dos preguntas muy importantes ¿Será que la amistad es verdaderamente fuerte? o ¿los amigos no existen en esta vida?



Любовные романы Всех возростов. © no copiar esta historia

#bestfriends #romance #amor #jovenes #amistad #amigos
5
10.0k ПРОСМОТРОВ
Завершено
reading time
AA Поделиться

I

Estaba sentada en el borde de mi cama junto a mi amiga Camila mientras hablábamos sobre mañana ya que era el inicio de clases y empezábamos nuestro tercer año de secundaria.


–Que vamos hacer mañana–dije mientras me levantaba de mi cama y me dirigía hacia el baño.

–Enserio– dijo Camila un poco molesta–ya te lo he dicho un montón de veces– dijo mientras reproducía una canción de Ariana Grande.

–Lo siento pero es que de verdad estoy muy nerviosa por lo de esta noche– le dije cuando abría la llave de la ducha y dejaba que el agua caliente me ayudará a desaparecer mis nervios.

–Ya sabemos que vas a salir con Matthew pero ¿que no son amigos? – preguntó mientras una pequeña risita escapaba de su boca.

–Si es solo eso– dije con un tono de voz algo apagado– solo una salida de amigos- volví a hablar.

–aja– dijo ella mientras yo salía del baño con un pantalón negro y una camisa suelta de flores–bueno como te venía diciendo todo el día, mañana trataremos de empezar a ser populares– dijo con mucha felicidad mientras me brindaba un chicle a lo que rechaza con un movimiento de mi cabeza.

–No sé porque te esmeras en ser popular–dije mientras le ponía a mi rostro un poco de maquillaje suave para que contrastara con mi ropa.

–Es que los populares son los reyes de la secundaria mientras que nosotras solo somos pequeños bichos del rincón– dijo mientras que se recostaba en mi cama.

–Lo sé pero prefiero ser un simple bicho a experimentar lo que le paso a Natalie– dije mientras terminaba de arreglarme.

–si pero ella se dejó subir todo el poder a la cabeza y por eso dejo de ser nuestra amiga– dijo mientras levantaba un poco la cabeza de la cama.

–Pero cualquiera que haya sido tímida toda su vida y estar con las populares la hayan vuelto así es algo que a cualquiera le pasa– dije mientras me miraba por el espejo y recordaba todo lo que vivimos con Natalie como lo dijo Camila éramos amigas pero todo cambio cuando las populares empezaron a hablarle.

Después de estar otro rato conversando con Camila escuchamos como alguien tocaba la puerta.

– ¡Rebekah, Matthew está en la puerta! – grito mi madre.

– ¡ya voy! – Le devolví el grito mientras tomaba a Camila de la mano y bajábamos juntas a la puerta principal.

–Adiós mamá– dije cuando mi madre estaba cerca de nosotras.

–Adiós señora Withe– dijo Camila mientras salía de la casa.

– ¡Adiós Isa!– fue lo último que le grite a mi hermana mientras que salía de mi casa y me encontraba a mi mejor amigo Matthew.

–El gran Matthew Ford– dije con una pequeña sonrisa en mi rostro.

–hola, ¿cómo estás?, yo estoy bien gracias y ¿cómo estuvieron tus vacaciones? – dijo un poco serio pero luego ambos soltamos una carcajada.


Después decidimos en irnos caminando hasta la cafetería cracks, cuando llegamos el lugar estaba un poco vacío algo raro ya que como era domingo y el lugar debería estar repleto, al acomodarnos en una pequeña mesa para dos junto a la ventana Matt decidió llamar a una mesera para poder ordenar lo que íbamos a comer esta noche.


–Bienvenidos a cracks en que les puedo servir– dijo una señora de casi treinta y dos años mientras nos tomaba la orden.

–Yo quiero una hamburguesa con papas y un refresco– dijo Matt mientras miraba hacia la señora.

– ¿y tú? – preguntó la señora mientras me veía a mí.

–yo también quiero una hamburguesa con papas y una malteada de fresa– dije mientras que la señora Apuntaba todo en una pequeña libreta que tenía y se iba rumbo hacia la cocina de la cafetería.

–Y como estuvieron tus vacaciones–dijo él mientras empezaba a jugar con los palillos que habían en la mesa.

–pues bien– dije algo distraída con su rostro– estuve leyendo, viendo series en netflix, salir con Isabella al centro comercial, caminar con Camila– dije mientras bajaba la mirada– ¿y tú? – le dije mientras me perdía completamente en su rostro.

–Pues nada de lo común– dijo este mientras alzaba la mirada– viaje a Suiza pero no fue nada del otro mundo– dijo este con una cara de aburrimiento.

–Enserio– le dije algo incrédula–cualquiera desearía viajar a Suiza– le dije con algo de enfado.

–Ya cálmate– me dijo este con cara de susto.

–Lo lamento pero es que cualquiera desearía viajar a Suiza pero no todos podemos– dije mientras que la camarera llego con nuestra comida.

–pues la verdad si fue lindo pero no mucho– dijo Matt mientras le daba un gran mordisco a la hamburguesa.

–oye cálmate o te vas a atragantar– dije mientras reía un poco y le daba un sorbo a mi malteada, lo bueno de ser amigos en que podemos ser nosotros mismos y no nos importa pero cuando iba a darle un mordisco a mi hamburguesa sonó la campanilla de la puerta de la cafetería provocando que Matt levantara la mirada y yo volteara para darme cuenta de quien se trataba.

–Parece que es una chica nueva– dije mientras me volvía acomodar para seguir comiendo– Matt, Matt–dije pero no podía escucharme parecía que estaba hipnotizado por algo o alguien y en eso llego a nuestra mesa.

–Hola– dijo ella con una gran sonrisa en su rostro.

–Hola– respondió Matt que al parecer ya había vuelto a la normalidad.

–Me llamo Zoey Thompson, soy nueva en el pueblo–dijo con la misma sonrisa desde que se acercó a nosotros.

–Un gusto me llamo Matthew Ford pero puedes llamarme Matt– dijo este último mientras que se le formaba una pequeña sonrisa en su cara.

–Un gusto me llamo Rebekah Withe– dije mirándola a los ojos pero con un tono algo cortante.

–ohh tú eres la chica que mañana me mostrara la escuela– dijo está muy feliz.

–Si soy yo– dije con el mismo tono cortante.

–Bueno nos vemos mañana– dijo ella mientras se daba la vuelta y se quedaba mirando a Matt y este también se quedaba mirándola.

–Adiós– dije pero me percaté de que Matt seguía mirándola.


Al finalizar la cena y esperar a que Matt terminara su hamburguesa ya que a mí se me había quitado el hambre, nos encaminamos nuevamente a nuestras casas.

Cuando llegamos juntos ya que él vivía justamente al lado mío nos despedimos y subí rápidamente a mi habitación y me puse una de mis pijamas ligeras que guardaba en mi closet, al acostarme en mi cama recordé a la chica nueva que había llegado hoy y como ella y Matt se veían, me dejo pensando cómo sería mi día mañana.

17 октября 2017 г. 22:40:30 0 Отчет Добавить 2
Прочтите следующую главу II

Прокомментируйте

Отправить!
Нет комментариев. Будьте первым!
~

Вы наслаждаетесь чтением?

У вас все ещё остались 32 главы в этой истории.
Чтобы продолжить, пожалуйста, зарегистрируйтесь или войдите. Бесплатно!

Войти через Facebook Войти через Twitter

или используйте обычную регистрационную форму