nonavkook Vale ♡

❝Os❞ Parafilia: 𝕮𝖍𝖔𝖗𝖊𝖔𝖋𝖎𝖑𝖎𝖆 = Excitación sexual producida al bailar. 🕎 Título Spanish = 𝙈𝙞 𝙃𝙚𝙧𝙢𝙤𝙨𝙤 𝘽𝙖𝙞𝙡𝙖𝙧𝙞𝙣 (Apodado como YineYangLamor por mi revoltosa favorita @Imc2216) ✎ Three Shot | Os ✎ Única Pareja: KookV ✎ Contenido homosexual. ✎ Lenguaje explícito. ✎ Contenido Dirty +21 ✎ Jungkook↑; Taehyung↓ ❥ Fecha Original: 13/06/18 ❥ Finalizado y Editado. | Obra registrada en SAFE CREATIVE. Se prohíbe la distribución de este contenido. Todos los derechos reservados ©nonavkook.


Фанфик Знаменитости 18+. © Todos los derechos reservados

#Taehyung #instituto #Bangtan #profesor #Jungkook #taekook #dancer #descontrol
31
627 ПРОСМОТРОВ
Завершено
reading time
AA Поделиться

( ありがと)


No podía apartar su vista de tan sexuales e hipnotizantes movimientos que hacía su profesor de baile.


Hace 20 minutos que habían terminado la clase y ya yodos se habían ido a sus casas prro tuvo que volver debido que se le había olvidado su abrigo. En ningún momento espero encontrar a Taehyung, su profesor, moviendo su cuerpo al compás de la suave canción que se escuchaba por todo el lugar.


Él fue la razón por la cuál decidió tomar calses de baile.


Sacudió un día cuando fue a acompañar a su mejor amigo Jimin al estudio de baile. Ahí lo vió en medio de todos, bailando con una pasión inigualable, de forma tan única y esplendida como si la música fuera una parte de sí mismo y no sólo el pelirrojo se dió cuenta de eso. Cuándo el castaño terminó de bailar y Jungkook volvió en sí, se percató de que tenía una errcción. Avergonzado y con miedo de que alguien más lo viera, salió corriendo del lugar e intentó sacarse al castaño de sus pensamientos pero le fue imposible hasta que se decidió por tomar clases con él.


Jimin se sorprendió por un momento cuando el pelirrojo le comentó eso puesto que tenía mucho tiempo intentando convencer al aludido para que tomaran calses juntos, pero sus respuestas siempre eran negativas y que de un día para otro le dijiera que iba a tomar clases de baile lo desconcertó bastante, sin embargo se alegró mucho porque pensó que sus esfuerzos habían dado frutos y que su amigo quería pasae más tiempo con él. Lástima que esa no eran las razones correctas.


Taehyung sólo deseaba seguir viendo bailar a ese chico que lo había dejado totalmente cautivado.


Ya habían pasado varios meses desde que comenzó a tomar clases con Taehyung, en los que su baile no había mejorado mucho pero era algo que lo tenía sin cuidado y que cuándo el castaño bailaba de esa forma tan especial, terminaba teniendo una erección de la cuál tenía que encargarse, ya sea en su casa o en los baños del lugar.


Toda esa situación ya lo estaba cansado. Cada vez le era más difícil controlar sus impulsos y pensamientos cuando estaba con Taehyung. Había un montón de cosas que quería hacerle a ese delicioso chico que no le dejaba dormir por las noches.


Justo era uno de esos momentos donde dejaba a sus pensamientos volar libremente mientras apreciaba anonadado el baile del castaño. Sólo deseaba poder pasar sus manos por ese divino cuerpo mientras besaba su cuello, saboreando su exquisita piel morena brillante por el sudor y bailar una suave y sensual canción.


No fue consciente de cuánto tiempo había pasado hasta que la música ceso cesó y sólo los jadeos de Taehyung se escuchaban en la habitación. Intentando calmarse, decidió dar mediia vuelta para ir a casa y así encargarse del problema en su parte baja, pero la voz sorprendida y confundida de Taehyung lo hizo detenerse.


— ¿Jungkook? ¿Todavía estás aquí? —el pelirrojo contuvo la respiración deteniéndose para luego de un momento, girarse mientras se colocaba el abrigo alrededor de la cintura intentando curbir su prominente erección.


— Taehyung... Emm... Su me había ido pero regresé a buscar este abrigo — señaló el objeto en cuestión alrededor de su cintura — Te ví bailando y no pude resistit las ganas de quedarme a ver... En serios bailas increíble. Lo siento si te incomode — concluyó con una sonrisa nerviosa en el rostro al ser atrapado.


— No tienes porque disculparte Jungkook, entiendo — después de eso ninguno dijo nada y dejando que un incómodo silencio reinara en el lugar.


Jungkook intentaba mirar a cualquier parte que no fuese Taehyung, pues el mayor traía una camiseta blanca y al estar todo sudado, ésta se adhería a su cuerpo dejando ver su marcado abdomen y sus pezones —Tengo que salir de aquí —pensó.


— Bueno adiós Taehyung, no vemos mañana — sacudió su mano en gesto de despedida, dió media vuelta para irse del todo pero la voz del castaño lo hizo detener nuevamente.


— Espera — el pelirrojo se giró con una mirada interrogante, esperando a que Taehyung continuase — Bueno es que he estado trabajando en una nueva coreografía y me gustaría la opinión de alguien... ¿Crees qué podrías quedarte un momento para mostrártela? — Jungkook se odiaba por ser tan débil ante Taehyung, por no saber decirle que no y más cuándo ponía esos tiernos ojos azules diltados.


Y ahora se encontraba sentando en una esquina esperando a que el castaño comenzara su baile, y así también su tortura.


Los melodiosos sonidos de la canción Rock Your Body de Justin Timberlake llenaron el lugar para que luego, el castaño comenzara a bailar con suaves movimientos que fueron aumentando a medida que la canción sonaba.


Jungkook gimió ante la vista, como las manos del castaño delineaban su propio cuerpo, deseando que fuesen sus propias manos las que estuviesen en su lugar. El dolor de su erección paso a ser insoportable y todo se detuvo excepto la música y el baile del chico frente a él. Tragando duro, observó cómo las gotas de sudor corrían por su cuello hasta perderse en el incio de su camiseta. Incapaz de controlar sus pensamientos, comenzó a imaginar cómo sería penetrar ese divino ser, saborear todo su cuerpo y brindarle un placer inconmensurable que lo hicieta rogar por más.


Sus pupilas se dilataron e incapaz de contener sus deseos e impulsos más primitivos, se puse de pie. Tenía que poseerlo sí o sí; sentía que si esperaba otro minuto más iba a explotar. Avanzó hacia el castaño quién tenía los ojos cerrados y lo tomó por la cintura, provocando que diera un respingón y abriera sus ojos con sorpresa.


Taehyung detuvo todo movimiento alguno y dirigió su visra hacia el espejo frente a él para ver la mirada hambrienta que Jungkook le regalaba. Lo miró fijamente, un momento antes de morderse el labio y pegar más su cuerpo al del pelirrojo, notando la gran erección que este tenía.


La verdad era que el castaño había hecho todo todo eso a propósito.


Cuando vió al pelirrojo por primera vez quedó encantado con su etérea belleza, su personalidad única, su linda sonrisa y esa sensualidad que inconsciente o conscientemente mostraba. Taehyung lo había visto antes por el espejo, pero el menor estaba tan concentrado mirando su cuerpo que no se percató de ello, al ver la erección que Jungkook poseía mordió divertido su labio inferior.


Por eso se había inventando eso de la nueva coreografía. La verdad era que no tenía idea de lo que estaba haciendo, solamente quería bailar de la forma más sensual posible para provocar a Jungkook, cosa que al parecer, había logrado.


Incapaz de detenerse ahora y sabiendo que el pelirrojo no se lo permitiría, empezó a retregar su trasero al ritmo de la canción sobre la erección del menor, provocando que éste soltara un suspiro mientras aumentaba la presión del agarre en su cintura.


Taehyung echó su cabeza hacia atrás para darle libre acceso a su cuello que el pelirrojo no desaprovechó, acarició con la punta de su nariz la linda curva de este, disfrutando del exquisito olor que desprendía la piel mientras el cuerpo del castaño continuaba con tortuosos sus movimientos de cadera.


Luego empezó a repartir suaves besos y mordicos por todo su cuello soltando sus caderas para dirigir sus manos dentro la camiseta de Taehyung y repartir caricias en su vientre bajo, provocando que soltase suaves suspitos de placer.


Dirigió sus besos hasta detrás de su oreja para después morder el lóbulo de esta y continuar con una linea de besos por toda su mandíbula mientras una de sus manos acariciaba su cada vez más abultado miembro. Volteó rápidamente al castaño para tomar su boca en un beso brusco apretando sus nalgas para apegar más sus cuerpos sofocados por un bochorno ligero. La música cesó pero ninguno de los dos se dió cuenta. Los sonidos morbosos del chasquido de sus besos y gemidos ahogados por los mismo, reinaban en el lugar. No eran conscientes de lo que pasaba a su alrededor salvo de las sensaciones que estaban sintiendo.


— No sabes cuánto he deseado esto — habló jadeante el pelirrojo, luego de que se separaran por falta de aire. Pegó su frente con la del mayor, regalándole una sonrisa ladina que fue devuelta por Taehyung.


— Pues soy todo tuyo — respondió para luego quitarse la camisa, saltar, enredar sus piernas esbeltas y brazos en la cintura y cuello del pelirrojo para seguir con aquella sesión de besos embriagantes.


Jungkook mordió su labio inferior provocando que Taehyung soltara un jadeo y aprovechó para introducir la sin hueso en la boca contraria, degustando su dulcificado sabor.


El menor avanzó hacia adelante hasta que la espalda del castaño chocara con los espejos. Terminó con aquél beso, ganándose varios gemidos de protesta que luego se convirtieron en gemidos de placer cuándo cubrió con sus labios uno de sus pezones para chuparlo y morderlo ávidamente.


Taehyung comenzó a mover sus caderas haciendo fricción entre sus miembros. El pelirrojo alternó las caricias entre entre ambos pezones para luego bajar al castaño y ambos desvertirse a la velocidad de la luz.


Cuándo terminaron, Taehyung dirigió una mirada golosa al enorme y duro miembro de Jungkook que erguía majestuoso frente a él. Lamiéndose los labios, dirigió su vista hacia el rostro del menor espetando la aprobación de este para lo que tenía en mente. Jungkook le sonrió burlón asintiendo con la cabeza y sin perder tiempo se arrodilló frente a él, tomando el pene con ambas manos y empezar a repartir pequeños lametones en la punta para luego, introducirlo de golpe en su boca sacándole un profundo gemido al pelirrojo, quién lo tomó fuertemente del cabello. Taehyung lo sacó de su boca para comenzar a masturbarlo con sus manos deteniéndose de vez en cuando para lamer las venas palpitantes y la punta. Con su mano libre masturbó su propio miembro con el mismo ritmo que lo hacía con el del contrario. Luego volvió a introducir el falo en su boca hasta que sintió náuseas, las cuales ignoró y comenzó a mover su cabeza de arriba abajo chupando y lamiendo a su antojo. Deleitando sus piernas con los gemidos que salían de la boca del menor. Incapaz de controlarse, Jungkook lo tomó del cabello aumentando sus movimientos y embistiendo la boca del castaño al sentir su orgasmo creciendo. Taehyung cerró los ojos, dejándose hacer por el pelirrojo mientras que con la mano sobrante, seguía masturbándose hasta que el menor se vino en su boca con un fuerte gemido echando su cabeza hacia atrás.


Con un gemido lo tragó todo mientras el pelirrojo fue bajando despacio el ritmo de sus embestidas, disfrutando de los últimos rastros de su orgasmo.


Jadeando, bajó su mirada hacia Taehyung para percatarse de que este también se había corrido. Sacó su miembro de boca, arrodillándose frente al castaño para tomar su rostro en sus manos y besando sus labios con delicadeza, sintiendo su propio sabor en su boca. Ambos se dejaron caer en el suelo con un Jungkook jadeante y encima de Taehyung, repartiendo besos húmedos en su mandíbula, labios y mejillas mientras que sus manos acariciaban todo su menudo cuerpo, pensando en todas esas veces que lo vió bailar tan jodidamente erótico y en todas las fantasías que se fueron acumulando hasta este momento.


Sintió cómo iba poniéndose duro nuevamente por lo que dejó de besar a Taehyung, para introducir dos de sus dedos en su boca y hacer que este los lubricada ávidamente con su saliva, mientras Jungkook acariciaba suavemente su propio miembro. La imagen lujuriosa del mayor haciendo aquello, lo hizo jadear más fuerte.


Cuándo creyó que fue suficiente sacó sus dedos de la boca del castaño e introdujo uno, moviéndolo despecio en su fruncido agujero, ganándose un suspiro del contrario. Dirigió su boca hacia los pezones de Taehyung, a la par de la intromisión de un segundo dedo con movimientos de tijeras. El mayor mordió su labio inferior con fuerza, sintiendo un chupetón en su cuello.


Cuándo pensó que era suficiente, sacó sus dedos, dispuesto a penetrar al castaño de una vez por todas pero éste lo detuvo tras recordar algo.


— ¿Tienes condón? — Jungkook maldijo por no haberle hecho caso a su amigo y llevar uno consigo siempre.


— No, pero te aseguro que estoy limpio, nunca lo he hecho sin condón. ¿Qué hay de ti?


— También estoy limpio — mencionó, rodeando el cuello del menor como señal de que podía continuar con ello.


Tomó fuertemente de los hombros a Jungkook cuándo este lo penetró de una forma ruda y cruda, sacándoles un profundo gemido de satisfacción a ambos. Comenzó con penetraciones suaves que fueron en aumento a medida que el calor iba subiendo en la habitación. El sonido melodioso de sus gemidos acompañado del erótico palmoteo de pieles era lo único que se escuchana en el lugar.


Jungkook mordía y succionaba el cuello del mayor a su antojo. Riendo atractivamente mientras se deleitaba con los susurros incoherentes que Taehyung dejaba salir sobre su oído.


— Dios... Vuelve hacer eso — pidió cuando sintió a Taehyung enterrar sus uñas en su espalda debido al placer que le era brindado. Taehyung hizo lo ordenado, con una sonrisa, sacándole un fuerte gemido al pelirrojo quién fue aumentando más el ritmo de sus erráticas embestidas.


— ¡Oh, Dios! Sí... Justo ahí, joder. No te detengas — balbuceó Taehyung entre gemidos inestables, tomando fuerte a Jungkook del cabello antes de devorar los labios ajenos desesperadamente, moviendo sus propias caderas a la par de cada embestida del menor.


Se sentía lleno, su interior se encogía a la perfección en cada estocada. Dió un apretón alrededor del miembro del menor, que gimió entre el beso y aumentó mucho más sus embistes cuando se sintió al borde de jodido orgasmo.


Jungkook succionó la piel sensible del cuello bronceado y tomó el miembro adverso para comenzar a masturbarlo acorde a sus movimientos. El castaño sentía como su cabeza daba vueltas debido a las sensaciones placenteras que estaba sintiendo. Su respiración era agitada, dejando salir gemidos más audibles y sosteniéndose de los hombros de Jungkook con poca fuerza debido potente orgasmo que azotó su cuerpo, haciéndole delirar bajo un placer inconmensurable y exquisito. Con unas cuántas estocadas más, Jungkook se corrió largando un fuerte gruñido. El mayor apoyó su cabeza en el hombro del pelirrojo, observando a su alrededor con la vista borrosa y una sonrisa cansada, sintiendo al menor llenarlo completamente.


Aún jadeante, el pelirrojo bajó el cuerpo de Taehyung hacia un lado para recostarse junto a éste con una sonrisa. Por fin, por fin había tenido sexo con el chico que lo traía loco a él y lo hacía suspirar cada noche. Tenía mucha suerte pues todo el instituto, deseaba estar unos segundos al lado de Kim Taehyung, quién por supuesto era difícil en muchos sentidos.


No sabía como sentirse al respecto, ni como serían las cosas entre ellos a partir de ahora. Pero de algo si estaba seguro y era que no sentía una pizca de arrepentimiento y no dudaría en volver a repetir aquél encuentro.


Se giró hacía el castaño, topándose con la mirada azulada de este y una sonrisa tranquila que correspondía con la suya. Simplemente, Taehyung era la cosa más hermosa del mundo.


— Ahora que me has atrapado por completo, ¿tengo oportunidad de que seas solamente mío? — Jungkook dijo, alzando una ceja y sonriendo con diversión.


— Creo que ya sabes la respuesta.


— ¿Así?


— Sí — sonrió insuficiente, acercando su rostro al contrario — También si quieres y tienes tiempo mañana, luego de las clases puedo mostrate otra coreografía en la que estoy trabajando — mencionó con un tono y mirada inocente, haciendo que Jungkook soltara una carcajada.


— Qué más quisiera yo los siete días a la semana, precioso.


Taehyung se rió, besando sus labios con dedicación y gimiendo cuando las manos del pelirrojo apretaron su trasero. Definitivamente ambos eran el uno para el otro.





═══•♔〘Ł€Ǥ€ŇĐ〙♔•═══


Are you ready to meet hell? read this and you will know more than that †

22 апреля 2021 г. 19:52:40 0 Отчет Добавить Подписаться
10
Прочтите следующую главу ↳ 𝙿𝚕𝚊𝚢𝙻𝚒𝚜𝚝 ¡๑°⸙͎ ˎ'-

Прокомментируйте

Отправить!
Нет комментариев. Будьте первым!
~

Вы наслаждаетесь чтением?

У вас все ещё остались 2 главы в этой истории.
Чтобы продолжить, пожалуйста, зарегистрируйтесь или войдите. Бесплатно!

Войти через Facebook Войти через Twitter

или используйте обычную регистрационную форму