dayaxkim DayaxKim

Jeon Jungkook le hace una promesa a su hermoso novio Kim Taehyung, un día antes de partir a luchar por el país, en la Guerra de las dos Coreas. —Contenido explícito y sexual. —Pareja: KookV | KookTae —Jungkook (Top| Activo) ; Taehyung (Bottom|Pasivo) —Obra escrita por DayaxKim. No se permiten copias o adaptaciones de ningún tipo.


Фанфик Сериалы/Дорамы/Мыльные оперы 18+. © Todos los derechos reservados

#gay #amor #bts #jungkook #vkook #taekook #kookv #taehyung #kooktae #btsfanfic #btsvkook #años50 #btsos
29
535 ПРОСМОТРОВ
Завершено
reading time
AA Поделиться

Parte 1


24 de Junio de 1950.


El reloj marcó las ocho de la noche. Taehyung embozó una gran sonrisa. Se levantó con prisa de su silla para ir a la cocina y lavar su plato, después corrió a darse un baño, lavó sus dientes, se puso su pijama y arregló un poco sus húmedos cabellos castaños.


—Listo— Dijo con felicidad.


Sin más, se fue a la puerta principal para esperar a su amado novio, Jeon Jungkook, el soldado más guapo del mundo entero, el dueño de su corazón.


Tras cortos minutos transcurridos, Taehyung divisó a Jungkook acercándose a su pequeña casa. Los ojos de ambos conectaron a pesar de la espesa oscuridad, y radiantes sonrisas se dibujaron en sus rostros.


—¡Tae, amor!— Jungkook corrió hacia Taehyung, lo alcanzó velozmente y lo tomó de la cintura para levarlo en el aire. El menor de ambos rió.


—¡Kookie, al fin viniste!— El azabache bajó a su novio. Apenas lo tuvo frente a él, lo abrazó muy fuerte. Habían pasado seis días sin verse, pero se sentía como si hubieran sido años, siempre es así— Te extrañé mucho, cielo. Pensé en ti todo el tiempo, incluso soñé contigo...— Taehyung abultó sus finos labios, Jungkook lo tomó de las mejillas, mirándolo a los ojos con una dulce sonrisa.


—¿Soñaste conmigo, bebé?— Lo empujó con suavidad al interior de la casa, cerró la puerta tras sí, y ambos se abrazaron nuevamente.


—Ujum. ¿Tú soñaste conmigo, mi amor?


—Por supuesto, cariño— Se alejó unos cuantos centímetros para verlo a los ojos— En los descansos, pensaba mucho en ti, en nosotros, en que lo mucho que deseaba tenerte en mis brazos, en lo mucho que deseaba besarte— Sus ojos negros descendieron hacia los labios del más bajo, su corazón se sacudió con el recuerdo del sabor que poseen esos finos labios encendidos.


—¿Deseabas?— Taehyung llevó lentamente sus manos a los hombros del pelinegro, le brindó una linda sonrisa, mientras se acercaba despacio a rozar sus narices.


—Deseaba y deseo— Acabó con la distancia que los separaba.


Jungkook rodeó la cintura de Taehyung, apegándolo completamente a su cuerpo, sintiéndolo tan cerca de él. Besó sus labios como si fuese la última vez, pues una relación como la de ellos...no es permitida, por lo que siempre corre riesgo de acabarse, y eso sería el fin para ambos.


—Te amo, te amo, te amo tanto, Taehyungie— Lo cargó en sus brazos, el menor enredó sus piernas en las caderas contrarias, al igual que sus brazos en el cuello.


Pronto llegaron a la habitación, entre besos que subían de nivel y manos ansiosas que deseaban desvanecerse en la piel del otro. Jungkook bajó el cuerpo de su hermoso novio, dejándolo sobre las suaves sábanas color rosa pastel.


Taehyung se acomodó en el centro, sus cachetes estaban hirviendo, al igual que todo su cuerpo. Miró con una sonrisita al azabache, que se encontraba buscando en la mesita circular al lado de la cama el envase de lubricante y condones.


Taehyung juntos sus manos sobre su pecho y sonrió mirando la blancura del techo. Cada vez que Jungkook viene a verlo se siente tan feliz.


—Precioso— Murmuró el pelinegro, se aproximó al rostro de Taehyung y besó sus labios.


—Tú...


—No no, tú y punto— Ambos rieron bajito, aún con sus labios rozándose muy lentamente.


Jungkook paseaba sus manos por la hermosa figura de Taehyung, deslizando sus dedos por el pequeño espacio entre la camisa y el pantalón, haciendo que la piel del menor se erice y su cuerpo reaccione deseoso al instante.


—¿Puedes hacer que esta noche dure para siempre?— Preguntó Taehyung. Sus labios inconscientemente formaron un puchero. Él...no quiere despedirse otra vez de su Jungkookie, no le gusta extrañarlo tanto, no le gusta estar sin él, no le gusta porque duele mucho.


—Puedo hacer que recuerdes esta noche para siempre— Le sonrió. Los corazones de ambos se sacudieron de amor.


—Está bien, mi Kookie bonito.


Pronto las prendas de ropa comenzaron a caer al suelo, y sus cuerpos desnudos se rozaban con suavidad. Los besos aumentaban de intensidad con el paso de los segundos, dándole la bienvenida al exquisito y húmedo contacto de lenguas, que se enredan despacio y succionan vehementes.


Taehyung acaricia la fuerte y ancha espalda de Jungkook, subiendo y bajando sus manos por toda esa piel suave, preciosa, pura y sin imperfecciones. Toca sutilmente sus hombros, su cintura, sus caderas, su trasero, lo toca como si quisiera pintar esa piel en las yemas de sus dedos para toda la eternidad, con el aroma y el recuerdo de esa noche especial.


Jungkook se deleita con la suavidad de las manos de Taehyung, lo besa con hambre, pero con cierta calma, como si fuera una vigorosa adicción que danza en plena serenidad.


Abre espacio entre las bonitas piernas de Taehyung, y sonríe encantado al oírlo jadear.


El mayor se aparta un poco para alcanzar el envase de lubricante. El castaño lo observa con una tierna sonrisa; la calentura en su cuerpo se riega con prisa, las cosquillas y esas ganas de sentirlo dentro de él, llenándolo por completo. Su cuerpo se estremece con el recuerdo de tan maravillosa sensación.


—Kookie, te amo mucho— Susurró un poco nervioso y muy tímido. Vio los dedos de su novio chorrear lubricante, e inevitablemente su garganta se secó.


—También te amo, mi universo, te amo demasiado.


Dejó el envase, se acomodó entre las piernas de su novio, y llevó sus dedos humectados a la estrecha entrada de su Taehyungie.


El castaño se sentía en el paraíso; sentir como los largos dedos de su novio acariciaban en círculos su deseoso anillo de músculos, esparciendo despacio el líquido viscoso, y pronto sentir las puntas de esos dedos adentrándose en él, muy lentamente. Gime, se remueve ansioso, baja un poco su cuerpo para sentir más adentro los dedos de Jungkook, que llegan cada vez más profundo, y le encanta, le encanta tanto sentirse así, tan caliente y excitado.


—Jungkookie...mhg, K-kook...— Jadea con sus ojos cerrados. Jungkook lo observa con detalle, totalmente encantado. Mira las expresiones lujuriosas de Taehyung, y eso lo incita a meter mucho más sus dedos, llegar hondo, incluso acariciar dócilmente el punto dulce de su pequeño novio.


Luego de unos minutos, Jungkook retira sus dedos para esta vez llenar a su lindo Taehyung con algo mucho más grande, largo, grueso y bastante duro. Se colocó el condón, y vertió un poco de lubricante por toda su extensión.


No demoró en tomar las piernas de Taehyung y acomodarlas para él, llevó la punta de su pene al pequeño agujero y lentamente fue ingresando. Una eléctrica corriente helada transitó por la columna de Taehyung, haciéndolo arquear fuertemente su espalda, y gemir sin pudor alguno.


Jungkook sonrió. Adora que su novio sea tan lindo y sensible, adora contemplar el destello de placer en sus ojos marrones, la excitación bañar totalmente su cuerpo, adora sus gemidos, el papel erótico que interpreta sobre las sabanas, el deseo que despierta en él, adora todo de Taehyung.


—Kookie ¡ahg!— Taehyung entreabre sus labios, aún hinchados y brillantes de saliva por el fogoso beso con Jungkook— Mi amor, m-mi amor...— Jadea, los vellos de su piel se levantan, pero su piel comienza a vestirse por una delgada capa de sudor.


Al paso de cortos minutos, Jungkook empieza a penetrarlo con más intensidad. Embiste cada vez más profundo, cada vez más fuerte, logrando desquiciar de placer al castaño debajo de él.


—Jungkook...quiero q-que...me prometas algo— Taehyung aspiró hondo, sus ojos conectaban con los del pelinegro, quien se encontraba hechizado admirando la sensual belleza de su amado.


—¿Qué quieres que te prometa, mi amor?— Le sonrió dulcemente. Agarró más fuerte las caderas del menor, arremetiendo sin parar.


—Q-que estarás conmigo s-siempre— Gimió con velocidad, las placenteras sensaciones golpeaban su cuerpo sin piedad— Que d-después de la guerra de mañana...volverás a mí, no importa s-si pasa mucho tiempo, p-promete que volverás a mí— Sin darse cuenta sus ojos se nublaron de lágrimas. Sabía que mencionar aquello en medio del sexo no era adecuado, pero necesitaba decirlo, realmente lo necesitaba y no podía seguirlo guardando— ¿Lo p-prometes?


Jungkook lo miró largos segundos, sintiendo su corazón golpetear fuerte. La guerra de mañana es la guerra más importante que tendrá el país, y siendo él uno de los mejores soldados en el grupo más importante de militares, está comprometido a luchar por el país, aunque eso signifique poner su vida en peligro.


—Lo prometo, bebé— Dijo. Se inclinó sobre el cuerpo de Taehyung para secarle sus lágrimas, que lentamente de deslizaban por las calientes y sonrojadas mejillas— Te lo prometo, mi amor precioso— Le susurró contra sus labios. Taehyung sintió calma. Sostuvo el rostro de Jungkook con sus suaves palmas abiertas, las acarició despacio, y le dio besos, muchos besos.


—Me siento tranquilo ahora— Jadeó el menor. Ambos sonrieron grande— Y ahora...prométeme amor eterno toda la noche.


—Si lo hago no podrás caminar bien durante meses, cielo— Bromeó feliz y sonriente, sus manos repasaban la tersa piel de Taehyung.


—No me importa— Rió bajito, y Jungkook embistió bruscamente como una simple demostración, a lo que Taehyung chilló cerrando sus ojos— N-no me importa— Mantuvo su palabra, Jungkook no pudo sentirse más cautivado por él.


—Te amo tanto, mi pequeño ángel.




>>

17 апреля 2021 г. 19:27:36 5 Отчет Добавить Подписаться
11
Прочтите следующую главу Parte 2

Прокомментируйте

Отправить!
diosito_te_vigila . diosito_te_vigila .
Todo muy bonito y así, pero conociéndote me harás llorar 😞
A Ana
¿Por qué son tan tiernos? Ahhh me da miedo leer el siguiente cap. Jajajaja
A Ana
Omg, voy a llorar. Tae chiquito bb siendo tierno me re puede.
Luz Aurora Luz Aurora
Wooowww me encantó, este primer capítulo
~

Вы наслаждаетесь чтением?

У вас все ещё остались 1 главы в этой истории.
Чтобы продолжить, пожалуйста, зарегистрируйтесь или войдите. Бесплатно!

Войти через Facebook Войти через Twitter

или используйте обычную регистрационную форму