velvet_yoongi SkyraSalvatore

El día del amor, todo lo que odia Jungkook, día de parejas y un día comercial. Planeaba disfrutar de su soledad, pero cierto enemigo de la infancia, Taehyung, se le cruzó en el camino. ¿Que pasaría si estos se encuentran solos y deciden hacerse compañía? →Mención superficial de otros shipps. →🔞 Contenido NSFW +18 Adaptación del OS del mismo nombre, Valentine's day OS Namjin by Skyra


Эротика 18+.

#Taehyung #Jungkook #Taekook #kooktae #Kookv
Короткий рассказ
2
46 ПРОСМОТРОВ
Завершено
reading time
AA Поделиться

Jungkook siempre odio el día de San Valentín, desde chico, lo veía como un día en la que las empresas aprovechaban a lanzar productos, que si querías estar acordé con la ocasión tenías que comprar o adecuarte a esta situación, para él era solo algo comercial no real.


Para Jungkook, era un día en que todo era jodidamente molesto, todo atestado de gente y de parejas, algunas hasta se engañaban entre sí, todos unos jodidos hipócritas.


Había aceptado ese trabajo en Seoul porque sí, se lo merecía, ser cantante era su sueño y estaba trabajando duro para ser uno de los mejores, eso no se le discutía, en cuanto a sus metas de vida, el no dejaba que nada interfieriera con ellas.


Siendo 14 de febrero, salió temprano del trabajo, puesto que su coach era muy sentimental y las fiestas lo ponían así, por eso los dejó salir temprano ese día, todos estaban ansiosos de pasar ese día con sus parejas, pero él estaba solo, no tenía a nadie, no tenía una pareja y sus amigos iban a estar con sus parejas esa noche.


Él sabía que sobraba, que solo afectaba al ambiente amoroso que se estaba formando, pensaba pasar por algún lugar para comprar un americano e ir a casa.


Pero en eso vió un parque, este estaba lleno de parejas, buscó un lugar para sentarse y se quedó observando, analizando sus comportamientos estaba tan concentrado, que se le pasó la hora y no se dio cuenta que ya era de noche.


Maldijo, no iba a poder conseguir su americano, todos los lugares iba a estar atestados de gente e iba a tener una noche mala solo por eso; molesto, decidió ir a su departamento a pie, ya que le quedaba cerca de ese lugar.


Mientras caminaba, se dio cuenta de que una cafetería resaltaba de las demás que estaban abiertas, esta estaba vacía a diferencia de las otras porque tenía un cartel que decía "no se admiten parejas", la gente leía el cartel y reía, pasaban de largo, supuso que era una suerte que el estuviera soltero.


Se dijo que después de todo su noche no sería tan desastrosa y podría obtener su café y sin parejas molestas a su alrededor, entró y esa típica campanita que avisa de la llegada de nuevos clientes sonó.


El lugar estaba desolado, no había ni una sola alma, ni siquiera el dueño del lugar o dueña, se acercó al mostrador y este mostraba diversos postres, se quedó observando cada postre y se le antojo uno, de verdad estaba esperando a que el dueño se apareciese, porque si no, no tendría piedad y tomaría un postre sin permiso.


Sus plegarias fueron escuchadas y un hombre de cabellera oscura y hermosos ojos apreció ante sus ojos, se le fue el aire cuando se acercó totalmente y pudo reconocerlo.


– Hola, ¿En qué puedo ayudarlo?– Dijo el hombre.


Kim Taehyung, ese era su nombre, claro que lo conocía como olvidar al hermano de su crush, Kim Seokjin, lo reconocía muy bien puesto que era uno de los mayores oponentes de su relación amistosa con su hermano mayor.


Las peleas que tuvieron aún las recordaba, Taehyung le decía que se alejara de su hermano, que él no era una buena influencia para él, que si lo quería de verdad, que se alejara de él.


Jungkook nunca entendió del todo el porque de tanta oposición, mira que la vida da mis vueltas y se viene a encontrar con el chico que impidió que estuviera con el amor de su vida, al que detestó tanto por no permitirle acercarse a Seokjin.


– Si, quiero un americano y un postre de esos.– Dijo Jungkook cuando Taehyung quedó justo en el frente de él.


– Mira a quien me vengo a encontrar, Jeon Jungkook, ha pasado mucho tiempo.– Taehyung sonrió.


– Kim Taehyung, sí han pasado 10 años, ahora, ¿Vas a darme mi americano? – Dijo Jungkook tratando de sonar serio.


– Ansioso, toma asiento y te lo traeré en un minuto.– Sonrió Taehyung.


Jungkook asintió y fue a sentarse en una de las tantas sillas desocupadas, luego de un par de minutos Taehyung llegó con el café y un postre de fresas en sus manos, dejo las cosas en la mesa y tomó asiento justo al frente de Jungkook.


–¿Te vas a quedar mirándome fijamente toda la noche? – Pregunto Jungkook sarcástico.


–¿Qué? ¿No puedo? – Respondió Taehyung en tono burlón.


– Me gustaría que me dieras mi espacio, Kim.– Dijo Jungkook mirándolo fijamente.


– Pensé que querías pasar San Valentín acompañado, pero veo que no.– Taehyung se levantó de la mesa.– Entonces ve a casa, voy a cerrar este lugar, de todos modos no hay nadie.


– Entonces me hechas antes de que termine mi café, bien, le voy a dar 1 estrella a este lugar, y voy a dejar una crítica negativa.– Dijo Jungkook, tomando su café y levantándose de la mesa.


– Y... ¿Se supone que me tengo que asustar?– Dijo Taehyung altaneramente.


– Taehyung, no cambiaste nada, siempre fuiste insoportable, por tu culpa no pude estar con Seokjin, nunca voy a olvidarme de eso.– Escupió Jungkook con rabia.


– Por favor, han pasado 10 años, olvídalo ya.– Taehyung rodó los ojos y se volvió a sentar en el lugar de antes.– Siempre te fijaste en él.


– ¿Perdón? Era mi crush, obviamente que iba a fijarme en él siempre.– Jungkook se giró hacia Taehyung.


– Nunca te fijaste en mí, por más que hiciera hasta lo imposible para que me notaras.– Dijo Taehyung cruzando sus brazos y haciendo un puchero.


– ¿De que estás hablando? – Jungkook rió.


– Jungkook, me gustabas, por eso obviamente quería alejarte de Seokjin.–Dijo Tae aún con los brazos cruzados.


– ¿Me estás diciendo que yo te gustaba y por eso me hacías la vida imposible? ¿Solo porque no querías verme al lado de tu hermano?– Preguntó Jungkook entre sorprendido y enojado.


– Básicamente... Si y no lo lamento.– Siguió con Taehyung con una sonrisa sarcástica.


– Esto es demasiado para procesar.– Jungkook se sentó en frente de él nuevamente.


– Bueno ya, perdón por hacer cosas estúpidas para llamar tú atención.– Se disculpó Taehyung.



[...]



– Entonces... ¿Qué paso? ¿Porque estás aquí y no en Daegu? ¿Paso algo con tu familia?– Preguntó Jungkook tratando de entablar una conversación.

– Emm... ¿Porqué la pregunta?– Dijo Taehyung poniéndose nervioso.


– Tu eras muy unido con tu familia, sobre todo con Seokjin, decías que era tu hermanito mayor y estarías siempre con él.– Jungkook tomó un poco de café – No me cabe en la cabeza el porqué estás aquí solo y sin nadie en medio de Seúl, siempre dijiste que no te gustaban las ciudades grandes.


– Es una larga historia.– Dijo Taehyung dándole un bocado al postre de fresas que trajo anteriormente.


– ¡Eh! ¡Eso es mío!– Reclamó Jungkook.


– No lo pagaste– Dijo Taehyung mirándolo divertido, Jungkook se avergonzó porque era verdad.


– ¿Qué quieres decir con larga historia?– Preguntó Jungkook tratando de cambiar de tema.


– Yo, bueno... No sé si contarte en realidad es una historia muy larga y tal vez tengas que ir a algún lugar, con tu novia o novio, tal vez otro día.– Taehyung se removió incómodo.


– Taehyung, estoy más solo que un perro, no tengo a nadie, me gustaría escucharte, eso es mejor que pasar "el día de amor" solo en mi habitación.– Dijo Jungkook tomando un sorbo de su café.


– Ven a mi departamento.– Dijo Taehyung mirándolo fijamente, mientras le daba otro bocado al postre de fresas.


La manera de comer de Taehyung estaba haciendo reaccionar a Jungkook, que estaba tratando de hacer el mayor al comer tan sensualmente aquella fresa, no lo sabía, Jungkook se puso a pensar en la propuesta que le hizo el mayor.


Jungkook no tenía nada que perder, por qué no aceptar, es una mejor idea que pasarla solo y triste y viendo Netflix.


– Somos enemigos, ¿Lo olvidas?– Dijo Jungkook haciéndose el díficil.


– Olvídate de eso, no quiero pasar una este dia solo, pero si no quieres no hay problema.– Dijo Taehyung.


– Tenía la esperanza de que insistieras más.– Jungkook rió – Después de todo fui tu crush ¿No? Vamos.


– ¿Estabas tratando de manipularme? ¡Jeon Jungkook!– Taehyung lo fulminó con la mirada.


Jungkook sonrió y esas pequeñas líneas de expresión que acompañaban su sonrisa le volvieron a llamar la atención, esa sonrisa que a través de los años aún se conservaba, esa sonrisa que lo enamoró, Taehyung sacudió su cabeza en un intento de apartar esos pensamientos.


Jungkook espero a que Tae cerrará la cafetería y lo acompañó hasta su departamento, ya una vez fuera del mismo, Tae sacó una llave magnética y abrió la puerta, era un departamento lujoso de por sí, caro por donde se veía, ¿Qué habrá estado haciendo Kim Taehyung para tener algo como esto?.


– Bueno, siéntate en donde quieras, yo iré a preparar algo de tomar, enserio me congelé afuera.– Dijo Taehyung sacándose el abrigo y dirigiéndose a la cocina.


Jungkook se sentó en el sillón, ese que está diseñado para una persona, se sacó el abrigo y lo puso junto al de Taehyung.


Era curioso, el como había terminado en el departamento de su enemigo de la infancia, todo era tan raro, pero si le picaba la curiosidad de porque Taehyung no estaba con su familia, siempre era su familia primero, por eso el no estuviera con ella se le hacía muy raro.


Taehyung vino con un poco de ramen ínstantaneo que dejó en la mesa, y viró su mirada hacia Jungkook, encontrándolo en el sillón solitario.


– Prepare un poco de ramyeon, ¿Quieres un poco?– Preguntó Taehyung mirándolo divertido.


– ¿Estás intentando seducirme?– Pregunto Jungkook arqueando una ceja.


– Tal vez, ¿Funciona? – Dijo siguiéndole el juego al menor.


– ¿Tu qué crees? – Jungkook arqueó una ceja.


– Creo que la comida se enfría, si no quieres, bueno, más para mí.– Dijo Taehyung sirviendo un poco de fideos a su bol cambiando de tema.


– Si quiero.– Dijo Jungkook aproximándose hacia la mesa y tomando asiento justo al frente del mayor. – Hace mucho tiempo que no comía un poco de esto, enserio que lo extrañé, tengo hambre.


– Toma palillos, puedes servirte cuanto quieras.– Dijo Taehyung dándole los cubiertos.


– Entonces... ¿Cuál es tu historia? ¿Porque no estás en Daegu con Seokjin y tu familia?– Preguntó Jungkook para romper el hielo.


– Cierto para eso te invite aquí y para alejarnos de las jodidas parejas también, pero bueno.– Sonrió Taehyung falsamente.– Yo, bueno después de que te mudaras de Daegu, me costó superarte, tenía 14 años y sentía que estaba enamorado de ti hasta la médula, pero hubo alguien que estuvo ahí para mí, tu otro mejor amigo de hecho.


– ¿Hoseok?– Preguntó Jungkook sorprendido.


– Si, él y yo nos odiabamos.– Continúo Taehyung.


– Si, nos odiabas a ambos.– Confirmo Jungkook.


– Eso no es cierto, tu me gustabas, a él no lo soportaba.–Aclaró Taehyung.– ¿Me dejas continuar?


– Si, adelante.– Jungkook, aún no asimilaba que le gustaba a su mayor.


– Cuando te fuiste, Jin estaba devastado y yo también, HoSeok estuvo ahí para nosotros, un día que Jin y Él se juntaron en casa, yo quise acompañarlos y nos quedamos viendo películas lo tres juntos; mientras estaba con ellos sentí una vibra rara entre Seokjin y él, cosa a la que no le di importancia en su momento– Suspiró.


–¿Me estás diciendo que entre Seokjin y HoSeok ocurrió algo?– Pregunto Jungkook con asombro.


– A Seokjin tu no le gustabas, eso lo tenía claro, pero y... ¿quién le gustaba a mí hermano? , lo descubriría mucho después, HoSeok y Jin se habían besado la noche anterior y al parecer a HoSeok le pareció extraño y el ambiente entre ellos se volvió extraño; volviendo a esa noche que dormí con ellos, dormí entre medias, yo tengo esa mala costumbre de abrazar mientras duermo,¿Qué? ¡No me mires así!– Taehyung le reclamo cuando vió un poco de burla en el rostro de Jungkook.


– Es que no te imagino abrazando a nadie.– Sonrió Jungkook burlón.


– Uhg.. bueno, la cosa es que HoSeok y yo dormimos muy pegados y a la mañana siguiente él y yo despertamos abrazados en cucharita, Jin no sé había dado cuenta de ello; ahí empezó todo, HoSeok empezó a venir más, dormíamos juntos, hablábamos todo el tiempo y así fue, hasta que él me pidió ser su novio, yo acepté, por qué sí, no voy a negar que HoSeok me atraía bastante.– Admitió el mayor.


– ¿Entonces tu y HoSeok fueron pareja y Jin se molestó contigo y por eso se separaron?– Preguntó Jungkook tratando de adivinar la historia.


– Algo así, no es tan simple, primero hay que considerar lo siguiente, yo no sabía que a Seokjin le gustaba HoSeok, HoSeok sí, pero nunca me lo dijo, en resumen no sabía que algo había pasado entre ambos.– Tae aclaró.


– ¿Entonces que pasó?– Preguntó Jungkook curioso.


– Sin saber nada de esto cuando cumplimos 4 años de novios y ambos con 18 años, HoSeok me propuso matrimonio...– Tae no pudo terminar de hablar porque Jungkook lo interrumpió.


– ¿4 años? Wow.– preguntó Jungkook muy sorprendido.


– Si, wow, tengo que admitir que lo quise mucho.– Tae suspiró.


– Entonces ¿No te casaste?– preguntó Jungkook.


– Lo hice, no fue muy costoso ni algo grande, fue pequeño, solo nuestras familias y nuestros amigos, Jimin y Namjoon, también estuvo Yoongi.–


– Entonces si te casaste...–


– Como te dije, estaba muy enamorado–


– Enserio no puedo creer que te hayas casado con Hobi– Jungkook se hallaba sorprendido.


– Lo hice y todo fue felicidad, hasta que pasó un año dónde no podíamos estar juntos por la universidad y eso; pero por nuestro primer aniversario, regresé a casa y pensaba hacerle una pequeña sorpresa en su departamento, ya sabes, preparar algo de comer y decoré toda su habitación con pétalos de rosas para pasar una velada bonita...– a Taehyung se le quebró la voz.


– ¿Pero?...– Interrumpió Jungkook.


– Espere a que llegara para darle la sorpresa, me encerré en su habitación y justo cuando llegó, esperé a que entrase a esta, pero no fue así, en vez de escucharlo solo, venía acompañado, ja, nada más y nada menos que de mí hermanito mayor; ojalá los hubiera escuchado solo hablar, no fue así, escuche claramente los gemidos de Seokjin y de HoSeok mezclandose, mientras que yo escuchaba todo y se me iba rompiendo el corazón poco a poco.– Taehyung sonrió amargamente.


– Debiste salir de allí.– Pronunció Jungkook.


– No pude, estaba destrozado, mí esposo y mí hermanito a quienes quería demasiado, estaban engañandome, solo me quedaba llorar en silencio; no pasaron la acción a la habitación, cosa que yo agradecí bastante; cuando Seokjin se fue, HoSeok llamó a mí móvil, este sonó, entonces abrió la puerta y me vió en su habitación.– Taehyung sonrió falsamente ante aquel recuerdo.


– Tae...– Jungkook quería consolarlo.


– Oh no te preocupes, ha pasado 4 años.– Respondió Taehyung tratando de restarle importancia.


– Ambos fueron unos idiotas...– Jungkook inspiro con rabia.


– Lo fueron, HoSeok me pidió perdón mil veces; mí madre se enteró de aquello y en vez de apoyarme a mí, apoyo a Seokjin, ella me dijo que yo le había quitado al amor de su vida, Seokjin nunca me dijo nada, nunca me explicó, pero por palabras posteriores de HoSeok supe que estaba enamorado de mí esposo.– Tae continuó.


– Seokjin y HoSeok, nunca lo habría imaginado.– Dijo Jungkook sorprendido.


– Si bueno, esa fue la larga historia del porque no estoy con Seokjin y mí familia, perdón si te aburrí.–


– No fue así, me alegra que me hayas podido contar, ¿Hablaste de esto con alguien?– preguntó Jungkook.


– Con Jimin, pero fue hace años, desde que él y Yoongi se casaron no se nada de ellos, según sé, se fueron a vivir a EEUU y tuvieron un hijo.– Dijo Taehyung.


– Yoongi y Jimin, me lo esperaba, después de todo Yoongi se derretía por Minnie.– Jungkook habló– Entonces esa es tu historia.


– Si, bueno ya pasó el tiempo, no pasa nada, está en el olvido.–



[...]



Después de la charla que tuvieron, terminaron de comer en silencio, Taehyung empezó a coquetearle mientras rozaba descaradamente sus dedos con la mano de Jungkook, creando un ambiente cargado de tensión sexual.

Tal vez era por como Taehyung rozaba levemente la mano de Jungkook con las yemas de sus dedos, en un obvio intento de provocarle, o por como Jungkook lo miraba extraño, como fascinado por su belleza.

Nunca antes había notado a Taehyung en sí, siempre lo detestó desde aquel incidente con Seokjin, pero ahora que sabía más sobre él, prestó atención a sus carnosos labios, que parecían jodidamente apetecibles, joder todo en él era hermoso, pero esos labios, estaban siendo protagonistas de unos pensamientos muy impuros en su mente.

¿En que momento empezó a verlo así de esa manera? ¿Cómo es que puedes conectar tanto con una persona que antes odiabas? Tal vez era porque ahora sabía su historia, pero ¿Taehyung siempre fue así de ardiente? ¿Porqué desde que empezó a tocarlo sutilmente empezó a despertar algo en él?

Y no precisamente un sentimiento, el cuerpo tiene necesidades y con Taehyung tocando sutilmente por debajo de la mesa también, no pensaba en otra cosa más que ponerlo contra la mesa , después de todo el sexo es bueno, mucho mejor con Taehyung, que ahora le estaba provocando, nublando sus pensamientos.

Podría entregarle el placer que se merecía, quería demostrarle que podía hacerlo disfrutar y olvidar sus desgracias con una noche de pasión.

– Taehyung, ¿Quieres hacerlo conmigo?– Jungkook tomó fuertemente la mano con la que Taehyung estaba tocandolo.

– ¿El qué?– Sonrió Taehyung seductoramente.

– Llevas tocandome desde que terminamos de comer.– Dijo Jungkook acercando la mano Taehyung casi hasta rozar su torso. – Creo que sabes muy bien a qué me refiero.

Taehyung se levantó de su asiento y fue a sentarse a horcajadas en la piernas de Jungkook, quedando un poco más alto que el menor, Jungkook se sorprendió ante el repentino movimiento.

Taehyung sonrió cómplice, puso sus manos detrás de la cabeza de Jungkook y susurro en su oído.

– Se muy bien a qué te refieres.– Se movió sutilmente sobre el regazo de Jungkook. – Y si, me gustaría hacerlo contigo.

A Jungkook se le erizo el vello cuando sintió susurrar a Tae, estaba empezando a sentir el calor recorrer su cuerpo, sobre todo cuando Taehyung empezo un vaivén lento que estaba empezando a lograr su cometido y cuando Taehyung le dijo que le gustaría estar con él, estuvo a punto de perder la cabeza.

Pero, Taehyung se levantó derrepente, dejándolo desconcertado y algo confundido por la repentina separación.
– Tengo que lavar los trastes.– Dijo Taehyung recogiendo todo lo que habían ensuciado momentos antes.

Taehyung recogió lo que pudo y lo llevo al lavadero, cuando iba a volver por el resto, Jungkook estaba detrás de él, aprisionadolo contra el lavadero.

– Jungkook ¿Qué crees que estás haciendo? – Dijo Taehyung tratando de apartarse.

– No puedes hacerme esto y luego levantarte de la nada.– Dijo Jungkook contra su oído.

– ¿De qué estás habla...? – Replicaba Taehyung, pero Jungkook lo interrumpió cuando se pegó más a su trasero.

Oh, Tae pudo notar a lo que Jungkook llamaba "esto", toda su dureza estaba pegada a su trasero y decir que no la sentía sería mentir, Taehyung retrocedió un poco para poder sentir más.

– Ah... – Un gemido bajo se escapó de la boca de Tae.

– Jo... der Tae, no te muevas...– Gimió Jungkook en su oído.

– Si no quieres que me mueva.– Taehyung se movió sutilmente haciendo a Jungkook soltar otro suspiro.– aparta.

Jungkook puso su manos a los costados de la cintura de Taehyung, apretando levemente.

Ambos se habían encendido, con aquellos roces y sutiles insinuaciones, no podían negar que se sentían atraídos sexualmente el uno con el otro.

Jungkook no espero a que hubiera respuesta de parte de Taehyung, empezó a dar besos en la nuca de mayor, descendiendo lentamente, mientras lo empujaba más contra si, debido a esa acción, Tae no pudo evitar gemir un poco.

Taehyung no tenía en sus planes tener sexo con Jungkook, quería provocarlo y dejarlo con las ganas, así como el menor lo alejaba todo el tiempo, quería vengarse al menos de alguien de los que le hicieron daño, pero con los suaves labios del menor empezando a rozar su cuello, no estaba pensando claramente.

Sentir a Jungkook detrás suyo, fue algo que no esperaba, no creía capaz al menor de ser tan atrevido, pero ahí estaba exitandole con solo pasear sus labios sobre su sensible cuello, Taehyung no podía pensar bien, solo quería voltear y comerle la boca al menor e iba a hacerlo, hasta que sintió como el menor empezaba a dar besos húmedos en su cuello, se derritió de placer.

Jungkook siguió recorriendo el cuello del mayor, sintiendo como este se deshacía en gemidos mientras lo apoyaba más contra el lavadero, estaba dispuesto a hacerlo disfrutar esa noche.

Taehyung no soporto más, tanto perfecto sufrimiento, empujó a Jungkook, quien se golpeó fuertemente contra la pared, Tae no lo dejó ni hablar, lo acorraló en contra la pared y rápidamente atacó su cuello también, succionando y dejando besos húmedos que hacían al menor estremecerse entre sus brazos.

Taehyung empezó a desabrochar la camisa que traía Jungkook tan lento y desesperante mientras seguía atacando el cuello del menor.

– Joder, nunca imaginé estar en... Uff... Estar en una situación así, contigo.– Dijo Jungkook entrecortado por las caricias de la lengua ajena.

– Yo sí, y no te imaginas cuantas veces imaginé este momento.– Dijo Taehyung mirándolo mientras se mordía el labio sin darse cuenta.

Ese fue el detonante para que Jungkook lo tomara posesivamente de la cintura atrayendolo más contra sí, mientas que con la otra mano tomó la cabeza del mayor, tomando posesión de sus labios por primera vez en toda la noche.

No fue un beso delicado y dulce, todo lo contrario a eso, literalmente casi se comían la boca, era un batalla de quién dominaba más aquel beso, los labios estaban besándose bruscamente y las lenguas peleaban por tener el control.

Jungkook atraía más el cuerpo de Taehyung al suyo, bajando para apretar el trasero del mayor quien se estaba dejando hacer, gimiendo levemente entre los labios de Jungkook ante el contacto.

–Jung...kook..ie– Gimió Taehyung mientras Jungkook atacaba otra vez su cuello.

– Joder – Jungkook empujó a Taehyung hacia la encimera de la cocina apoyándose contra él, aprisionadolo contra la encimera y su cuerpo.

Lo levantó e hizo que el mayor se sentara encima del mueble, quedando un poco alto y pudiendo degustar mejor sus labios, que seguían moviéndose con desesperación.

Taehyung paso sus brazos por detrás del cuello de Jungkook, mientras esté seguía mordiendo y chupando sus labios, cuando sintió la lengua del menor rozar su labio inferior, supo que le estaba pidiendo permiso para poder adentrarse en su boca.

Sin dudarlo, Taehyung le dio permiso separando sus labios para que el menor pudiera adentrarse mejor en su boca, mientras acariciaba el torso desnudo de Jungkook haciendo que este suelte pequeños suspiros siendo ahogados por sus labios y lenguas chocando.

Ambos se separaron para tomar aire, en eso el menor aprovecho para bajarlo bruscamente de la encimera y tomar los botones del pantalón de mayor así bajándolos, dejando a Taehyung solo con sus boxers.

Taehyung se exaltó ante tal acción, y se dejó hacer, Jungkook no esperó más y bajo también el boxer del mayor.

– Tae date la vuelta – Jungkook ordenó y el mayor obedeció gustoso.

Cuando Taehyung le dió la espalda, Jungkook volvió a atacar su cuello pero está ves desabrochó los tres botones superiores de la camisa del mayor, se apoyó contra él haciéndolo sentir su dureza, que aún seguía cubierta por sus pantalones.

Taehyung buscaba más contacto empujando sus caderas contra la pelvis del menor, que ante tal acto tomó el miembro del mayor por sorpresa y empezó a acariciarlo.

Jungkook empezó a acariciarlo primero lentamente, haciendo que el mayor jadeara ante el repentino contacto, sonrió maliciosamente y empezó a aumentar el ritmo de sus movimientos, haciendo que el mayor también aumentase el tono de sus gemidos.
Jungkook, quien aún tenía puesta la ropa de la parte inferior, se acomodó de tal manera que su miembro chocara justamente con el trasero del mayor, que mientras le daba placer con sus manos, también empezó a "embestirlo" encima de la ropa, haciendo que la mente de Taehyung quedé en blanco.

– Kookie, ah...ah... Ne... cesito más– Dijo Taehyung entre jadeos.

Jungkook entendió lo que su compañero quería y mientras con una mano acariciaba los botones rosas del mayor con la otra se desabrochó el botón de su pantalón y bajo el ziper.

– ¿Tienes protección y demás? – preguntó Jungkook robándole otro jadeo con la falsa embestida.

– Si, en ese cajón de allí– Tae señalaba un cajón cercano.

Jungkook se aproximó al lugar indicado y sacó lo necesario, un par de condones y una botellita de lubricante, quitandose por completo el pantalón cuando iba a pasar a quitarse el boxer, Taehyung lo detuvo.

– Déjame ayudarte– Sonrió seductoramente.

Tomó el elástico de los boxers del menor y metió una mano acariciando su ya necesitada erección, Jungkook dejó escapar un gemido ronco ante tal acción.

El mayor lo acorraló nuevamente en la encimera siendo está vez el que dominaba en el juego y el menor no tenía ninguna queja, disfrutaba gustoso que las manos de Taehyung mientras subían y bajaban a un ritmo rápido.

– Te necesito ahora, Kookie – Gimió el mayor contra el oído de Jungkook.

Jungkook tomo el condón y se lo puso, se quitó totalmente los boxers y derramó un poco de lubricante en sus dedos, volteo a Taehyung nuevamente contra la encimera y empezó a prepararlo.
Primero empezó con un dedo, el mayor había aumentado el tono de sus gemidos.

– Koo... Kook uhm – gemía el mayor.

Luego metió dos más y Taehyung se perdió en el placer que el menor le estaba dando, empezó a embestir más fuerte mientras disfrutaba ver cómo Taehyung se derretía por el movimiento de sus dedos.

– Jo...der, Jungkook... Solo... Solo hazlo, estoy listo.– Medio gimió y gritó Taehyung.

Como acatando una orden, Jungkook obedeció a Tae, se posicionó detrás suya y fue adentrándose en el, poco a poco, primero empezando por el glande hasta que llegó a llenarlo por completo.

De más esta decir que Taehyung sentía una especie de dolor mezclado con el placer, que le estaba gustando demasiado, Jungkook espero a que el mayor se adaptase a él para empezar a moverse.

– ¿Estás listo? – Preguntó a susurros, solo hizo falta que el mayor empujara sus caderas para más contacto.

– S...si – Respondió jadeando por el contacto.

Entonces Jungkook empezó con el vaivén, primero lentamente y jodidamente profundo, Taehyung se sentía en el cielo, pero quería más, quería sentirse en el jodido infierno.

– Uhm... Uh... No... No soy de Cristal ¿sabes?– Dijo Taehyung entre jadeos.

– Entonces, ¿De que estás hecho?.– Dijo Jungkook mientras embestía más fuerte, sacándole casi un gritó al mayor.

– ¡Joder! Si... Jodidamente así...– Taehyung se deshizo en gemidos, solo atinó a agarrarse más fuerte.

– Me encanta que hables así– Susurro Jungkook contra el oído del mayor.

– Ahh.. ah ... Uhmm ¿Te gusta verme... Ah ah ... Maldecir?– Pregunto Taehyung entre gemidos.

– Dios, ah si, uhm te ves jodidamente ardiente... Uhh tu gemidos solo hacen que quiera darte toda la noche.– Sinceró Jungkook.

– Joder, quiero verte, necesito ver tu cara ah... De placer en este ... Uhmm uhmm en este momento, de saber cómo te hago sentir.– Taehyung dijo.

Jungkook hizo caso, saco su miembro del mayor y este volteó, apenas lo vió, con lágrimas de placer acumuladas y los labios ligeramente inchados, se lanzó a su labios,mientras lo besaba salvajemente, tomo sus muslos, mientras los enredaba a su cuerpo y se adentro en él mayor de una sola estocada, sacándole un gritó de placer.

– ¡DIOS MIO!–

Los sucios sonidos de la carne chocando entre si, los gemidos ahogados, jadeos y gritos de placer se adueñaban del ambiente, era lo único que se escuchaba allí.

Jungkook empezó a embestir más fuerte, mientras observaba el rostro rojo y las lágrimas de placer de Taehyung, era demasiado excitante, los gemidos y las uñas del mayor clavándose en su espalda, empezó a besar salvajemente el cuello de Taehyung.

Tener Taehyung gimiendo en su oído era demasiado, empezó a marcar el cuello del mayor, mientras este gritaba de placer por tanta estimulación.

Taehyung se sintió desfallecer, un espasmo en su vientre bajo, indicaba que el tan esperado orgasmo estaba por llegar.

– Kookie... Ah... Me voy a uhm uhm, me voy a venir.– Dijo susurrando en su oído.

– Hazlo.– Dijo Jungkook con su sexy voz, mientras daba certero en el punto dulce del mayor.

– Oh.. oh... Ah... ¡JO-DER!– Gritó Tae cuando llegó a su tan esperado clímax.

Jungkook dio dos estocadas más y sintió su orgasmo liberarse gracias a las apretadas paredes del mayor.

Ambos acabaron sudados y con la respiración agitada, Jungkook mordió el cuello de Tae por última vez antes de bajarlo de su regazo.

Taehyung, tenia las piernas adormecidas el cuello le dolía el trasero también, pero decir que no lo disfrutó sería una gran mentira, no se arrepentía para nada.

– Eres un jodido Dios en esto... ¿Lo sabías?– Pregunto Taehyung aún con la respiración agitada.

– Nunca me le dijeron así pero gracias, no te quedas atrás, tu gemidos son demasiado, creo que extrañare esto.– Dijo Jungkook sinceramente.

– Podríamos repetir– Sonrió Taehyung seductoramente– cuando quieras.

– Créeme que sí quiero.– Dijo Jungkook mientras tomaba a Taehyung de la cintura y besaba sus labios, está vez más lento y profundo.

La puerta principal abriéndose los exaltó a ambos que aún estaban desnudos.

– Taehyung, amor, llegue a casa, te busque en la cafetería, pero no estabas allí.– Dijo una voz que ambos conocían muy bien.

Se quedaron helados al escucharlo.

– Pensé que te habías divorciado.– Susurró Jungkook.

– Eh... No lo hice.–

– ¡Kim Taehyung!– Medio susurró y gritó Jungkook.

– Tae bebé, ¿Estás con alguien? Este abrigo no es tuyo.– Dijo HoSeok desde la sala.

Ambos estaban quietos y en silencio, hasta que HoSeok entro a la cocina y los vió.

– Hola, Amor.– Sonrió falsamente Taehyung.

– Qu..e – HoSeok dejó caer el regalo que tenía en las manos– Tae, ¿Qué haces desnudo?.

Jungkook se acercó a Taehyung por la espalda y lo abrazó, este no le apartó.

– ¿Qué crees que pasó? – Pregunto Jungkook besando el lóbulo del oído de Tae, en frente de su esposo.

– HoSeok... Quiero el divorcio.– Habló decidido Taehyung.

– ¿Qu... Qué?– pregunto HoSeok aún perplejo.

– Lo que oíste Hobi.– Dijo Jungkook altaneramente.




THE END




20 марта 2021 г. 6:55:11 0 Отчет Добавить Подписаться
1
Конец

Об авторе

Прокомментируйте

Отправить!
Нет комментариев. Будьте первым!
~