hwajisung01 HwaJi Sung

Oneshot KookTae basado en la canción "Over again" de One Direction No se permiten copias, ni adaptaciones o traducciones de ningún tipo.


Фанфик Группы / Singers 18+.

#bts #jungkook #taekook #taehyung #kooktae
Короткий рассказ
49
935 ПРОСМОТРОВ
Завершено
reading time
AA Поделиться

Over Again

Taehyung



¿Quieres que salgamos a algún lado? Conozco un sitio que te encantará...


Reí sarcásticamente por el ofrecimiento de Namjoon, quien aún no parecía entender que no quería salir con nadie.


No se cuantas veces más quieres ser rechazado, Namjoon...


Vamos... Tu lo quieres tanto como yo... —se apegó a mi oído, a lo que yo respondí empujándole para que ya no me siguiera distrayendo.


Terminé de retocar las fotos para la exposición, estaba cansado y los ojos me picaban; necesitaba mi cama y una buena siesta sin interrupciones.


Me fui dejando todo ordenado y despidiéndome de Namjoon, quien seguiría trabajando un rato más.


Miré mi móvil, no tenía ningún mensaje, esto ya se había vuelto algo muy común, últimamente sentía que me había alejado mucho de mis amigos, me había convertido en alguien sin vida social. El trabajo me estaba absorbiendo, además que yo decidí estar sólo por un tiempo; todo debido a mis bajos ánimos.


Llegar a mi casa me tomó un buen rato debido al tráfico que había. Mi cuerpo se sentía cada vez más pesado, mi mente parecía desconectada y parecía estar en piloto automático: desde tomar el elevador hasta usar las llaves para entrar en mi departamento. Ni siquiera recordé que no había cenado.


Una vez que estuve en mi cama creí que caería dormido de inmediato, más esto no fue así, mi mente pareció despertarse y ya no querer dormir. No quise ver el móvil por que si no jamás conseguiría dormirme, pero en verdad me estaba aburriendo.


En el momento en que abrí la galería, supe que debí haber apagado el celular e intentado dormir como sea.


Aún no había borrado las fotos de Jungkook.


¿Por qué aún las seguía teniendo? Era algo masoquista, después de que terminaramos hace meses y de una manera tan negativa, ya no debería seguir conservando nada de él, sin embargo lo hacía.


Y era eso lo que me estaba entristeciendo.






🖤






No te ves bien...


—Gracias Jimin, yo también te quiero —respondí con ironía ante lo dicho por mi amigo, quien no dejaba de parlotear, sentado en mi escritorio.


Lo digo enserio... Podría ver esas ojeras desde kilómetros, además te ves más delgado... ¿Has estado comiendo siquiera?


—Si, Jimin, si he estado comiendo... —su voz había comenzado a darme migraña.


Esa mirada gruñona no funciona conmigo, Kim Taehyung... Así que saldremos de aquí y comerás algo así tenga que metertelo por la garganta...


—¿Por qué estás siendo tan molesto? —pregunté masajeando mis sienes.


—¡Por qué me preocupas! ¿Acaso no te has visto al espejo? Ni siquiera te reconozco... Has cambiado, no pareces tú...


En su rostro pude ver que no mentía. Su expresión preocupada me hizo entender de que solo quería verme sonreír, así que intenté forzar una sonrisa que más parecía una mueca.

Mis ojos se cristalizaron y Jimin se apresuró a envolverme entre sus brazos, el calor de su abrigo fue reconfortante y su perfume me calmó un poco, dejándome una sensación de añoranza.


Vamos a comer, TaeTae...






🧡






¿Por qué; de todos los sitios posibles en la ciudad, me tuvo que traer Jimin aquí? Esta cafetería era a la que siempre venía con Jungkook, era como nuestro lugar favorito para vernos, sabiendo hasta lo que ordenariamos sin siquiera ojear el menú.


Todo el lugar se veía exactamente igual a como lo recordaba; las mesas, las macetas con plantas artificiales, el olor del café en el aire...


... un sándwich triple, un croissant, un café americano, y... ¿Tae, qué pediras tú?


—¿Eh? —me había quedado divagando un momento —Lo mismo que tú...


Jimin pagó antes que pudiera sacar mi tarjeta, dándome una advertencia con la mirada y llevándome hasta una mesa. El lugar sólo tenía unas cuantas personas, ya era bastante tarde de echo.


Una vez que nos trajeron las órdenes tuve que comer a pesar que no sintiera mucha hambre, pero la mirada de Jimin era demasiada intensa y era mejor no hacerlo enfadar.


... Entonces yo le dije que debía de renunciar, era lo más sensato... Pero ella es demasiado terca... Aún no se da cuenta que él solo está jugando con ella... ¿Taehyung me estás escuchando?


—Si, si, claro que te oí, Jimin...


—No mientas, se que no estabas prestando atención a nada de lo que dije...


—Lo siento...


—Olvídalo —dijo quitándole importancia —¿Has vuelto a hablar con...? Jungkook...


La vista de Jimin se desvió hacia la puerta donde estaban ingresando dos personas, una chica de cabello rubio que se me hacía familiar, y a su costado estaba...


Jungkook


Podemos irnos antes que nos vea...


Aunque fue muy tarde cuando Jimin lo dijo. Jungkook miró hacia nuestra mesa dándose cuenta inmediatamente de nuestra presencia. Su rostro cambió de sorprendido a uno con una expresión que no supe identificar del todo cuando fijo su mirada en mí, haciendo el amago de querer decir algo.


La chica que estaba con él; Eunha, ahora sí había podido reconocerla, le jaló del brazo antes de que pudiera decirnos palabra alguna. Ella no parecía haber reparado en nuestra presencia, por lo que preferí levantarme de la silla e irme, no quería ver a Jungkook ni a Eunha.


Jimin me siguió y los dos salimos de la cafetería, yo ya no quería volver más ahí, el único sitio donde necesitaba estar era en mi casa, envuelto en mis cobijas. El corazón me seguía latiendo furiosamente por haberlo visto, aunque fuera por muy poco tiempo.


Taehyung...


Era él.


Vámonos TaeTae... —dijo Jimin tomando mi mano.


Jungkook al ver esto frunció el ceño, sin embargo yo no me moví ni un centímetro de mi sitio.


Jungkook.


—No pensé verte por aquí... Tú... ¿Crees que podríamos hablar?


—¿No viniste con tu novia? No deberías dejarla esperándote, Jungkook... —habló Jimin.


Eunha no es mi novia... Además que eso no es asunto tuyo, hyung —respondió Jungkook con un rostro aparentemente sereno.


Regresó su vista hacia mí, pero justo cuando parecía querer decir algo, Eunha salió de la cafetería y se acercó a nosotros.


Taehyung... Jimin...


Ese impulso que me pedía quedarme ahora me decía que me fuera lo más rápido posible, así que sin vacilar apreté la mano de Jimin y me di la media vuelta, él lo captó de inmediato y los dos nos fuimos lo más rápido y decentemente posible, sin escuchar nada de lo que quisieran decir Jungkook o Eunha.


Tae... Tae... Espera, Tae... —Jimin me tomó de los hombros, examinandome con la mirada —Respira un poco, hemos caminado demasiado rápido hasta tu casa...


Alcé la vista y vi la fachada de mi departamento. Tomé una bocanada de aire y solté la pregunta que necesitaba sacar de mi cabeza, aquello que rondó por mi mente en todo el camino:


¿Crees que Eunha no sea su novia?


Jimin se tomó su tiempo antes de contestar —No lo sé... Parecía sincero, pero no puedo asegurar nada... ¿Quieres que me quede contigo esta noche?


—No. Mañana tienes que trabajar y no quiero que llegues tarde por mí... No te preocupes, Jimin, estaré bien...


—¿Seguro? Está bien, te creo, pero si me necesitas no dudes en llamarme ¿Vale?


Me dio un último abrazo y unas palmaditas en la cabeza, que sabía que me molestaban —No dejes que te perturbe, TaeTae... Lo de ustedes dos ya terminó...


Le vi marcharse, y mientras llegaba a mi departamento, aquellas palabras seguían resonando en mi mente.



《Lo de ustedes dos ya terminó》







💛






—Me gustan tus manos...


—¿Mis manos? ¿Por qué? —pregunté con curiosidad. Jungkook sonrió y entrelazó sus dedos con los míos.


—Porque son sexys... Y porque hacen unos masajes increíbles... —dijo riendose —Y porque tienes una habilidad increíble para cocinar...


—¿Quieres que te cocine, no? Solo me halagas cuando quieres algo de mí... Eres un aprovechado...


Jungkook puso esos ojitos tiernos que siempre hacía cuando quería evadir la culpa, sabiendo que caería rendido a sus encantos, como siempre.


Me levanté para prepararle algo, pero antes de que pudiera dar más pasos, él ya había envuelto sus fornidos brazos en mi cintura, pegando su boca en mi cuello y dejando ligeros besos que me estremecían.


—Espera Kook... ¿No querías comer?


—Podemos comer después... Déjame disfrutarte un rato más ¿sí? Hoy te ves más encantador que nunca...


Di la vuelta para tomar su delicado rostro entre mis manos, los dos nos besabamos como si no importara nada más; a su lado yo me sentía protegido de todo, sentía que podría enfrentar miles de cosas si lo tenía a él a mi lado.


Jungkook me alzó en sus brazos y puso mis piernas en su cintura, llevándome hasta la habitación, dispuesto a hacerme suyo, igual que todas las noches...






💙






Había sido un sueño.


¿Por qué siempre soñaba lo mismo? Bueno, no exactamente lo mismo, pero sí a la misma persona. Siempre eran sueños de los momentos que había vivido con Jungkook, como si su recuerdo fuera un fantasma que no estaba dispuesto a soltarme, por más que lo intentara, burlándose de mi poca capacidad para olvidarle.


Puse las manos sobre mis labios, aún podía sentir las mordidas de Jungkook, su desesperación por no separarse de mí, como me susurraba que me amaba, que lo volvía loco, que...


Quería que no me alejara nunca.


Aquellos toques se habían sentido tan reales que aún podía sentir como las manos de Jungkook apretaban mi cintura.



《Basta, Taehyung》



Mi móvil estaba tan cerca, tan cerca, que no me tomaría ni un minuto llamarle, aún no había borrado su número, y aún si lo hubiese hecho, me lo sabía de memoria.


¿Pero, en qué estoy pensando? ¿Llamarle? ¿Qué le diría? ¿Que no pude dormir por estar pensando en él? Hasta en su mente aquello sonaba ridículo.


Ya tenía el celular en la mano, debatiendome entre marcarle o arrojarlo hacia el otro extremo de la habitación, así al menos me salvaría de la vergüenza.


El ruido del timbre me hizo soltarlo, al recogerlo vi que la pantalla seguía intacta, en la pantalla brillaba la hora.


1:07 am


¿Quién podría ser a esta hora? ¿Un ladrón? Trató de no entrar en pánico mientras se acercaba a la puerta, viendo por la mirilla a una figura vestida totalmente de negro. Su corazón se aceleró al reconocer quien era, sus manos temblaron al quitar el seguro y abrir la puerta por completo.


—Jungkook... ¿Qué haces aquí?


—Yo solo... ¿Podemos hablar, Taehyung?


Me hice a un lado dejándole entrar, su vista se paseó por todo el lugar, como si lo estuviera analizando.


—¿Quieres agua o...


—No es mi novia.


—¿Eh?


—Eunha. No es mi novia... Yo... Ella me vio decaído y me invitó a tomar un café pero no sabía que iríamos ahí hasta que el taxi nos dejó...


—¿Porque me estás diciendo todo esto? ¿Y por qué a esta hora? ¿Sabes que son la una de la madrugada?


—No podía dormir... No quería que pensaras que la llevaría ahí, es... sabes lo que significa ese sitio para mí...


—No tienes porque darme explicaciones de nada Jungkook... Puedes llevar a Eunha o a quien quiera ahí... A mí ya no me importa..


Al ver su mirada herida me arrepentí de inmediato por lo que dije, aunque traté de disimularlo.


¿Enserio no te importa?


—N-no... No me importa... —a pesar de mi respuesta, Jungkook soltó una risa sarcástica.


—Mientes muy mal, Taehyung... Después de todo nunca pudiste hacerlo bien...


¿A que viniste realmente, Jungkook? —ya estaba harto de aquella situación.


—Vine para hablar...


—¿Hablar? ¿De qué podríamos hablar tu y yo? Terminamos hace meses, Jungkook... Y en todo ese tiempo no me dirigiste la palabra...


—¡Fue porque sabía que seguías enojado! —exclamó alzando un poco la voz.


—¿Y qué esperabas? —yo también elevé la mía —¡Sabes bien porque terminamos!... No somos buenos para estar juntos... Esas peleas que teníamos estaban cansandome... Nos estábamos haciendo daño...


—¿Crees que no lo sé? Yo también me sentía así, Taehyung... A veces creía que no podía controlarme y terminaría por explotar contigo de una manera de la que luego me iba a arrepentir... Y se que a ti también te sucedía lo mismo... —dijo cubriendo su rostro con las manos para que no viera que estaba a punto de llorar.


—¿Y entonces a que viniste? ¿Para que venir hasta aquí, en plena madrugada, solo para decirme todo esto?


Porque aún te amo


Tan certero. Tan directo como solo él podía ser. Con solo esas palabras me había desequilibrado por completo.


Tu... No puedes venir y soltar eso como si nada, Jeon Jungkook...


—Taehyung... —habló tomando mis hombros.


—¡No! ¡Ya basta! —grité intentando alejarme de su toque —¡No puedes venir y seguir creyendo que es tan fácil olvidar todo lo que pasó entre nosotros, y que mágicamente podremos estar juntos como si nos lleváramos de maravilla...


¿Aún me amas? preguntó, acercándose más a mí. Sus ojos parecían suplicantes ante mi respuesta.


—Sueltame... —no soportaba verle a los ojos, si lo hacía era capaz de olvidarme de todo y decirle que sí de nuevo.


—Respóndeme... Por favor, Tete... —su voz salió como un susurro, como una caricia en mi rostro.


Sabes que sí... —ya no soportaba no decirlo.


—Entonces démonos una oportunidad... Podríamos ir a sesiones de pareja si tu quieres, no tenemos que apresurarnos, iremos poco a poco...


¿Por qué mi corazón rogaba por una respuesta afirmativa? Quería decirle que sí, que no le había olvidado, que yo también quería mejorar por él y ya no cometer los errores del pasado.


—...Prometí que nunca te dejaría... Haberme alejado de ti fue como tener un agujero en el pecho... —me sostuvo entre sus brazos, permitiendome oir los latidos rápidos de su corazón. Sus grandes manos pasaban por mi rostro borrando mis lágrimas, pero aún así yo no dejaba de llorar, sin poder creer que de nuevo estuviésemos juntos —Déjame reparar tu corazón, Tete... Empecemos de nuevo...


Ya no tenía nada que pensar. Quería estar con él, aún si fuese complicado.


Si, Jungkook... Empecemos de nuevo...






💜 FIN 💜





Hwa Ji Sung

14 февраля 2021 г. 17:47:47 4 Отчет Добавить Подписаться
28
Конец

Об авторе

HwaJi Sung ARMY 💜 MOA 💙 DIRECTIONER 🌈 JHOPE biased ☀️ ❤ Para amar se necesita coraje ❤

Прокомментируйте

Отправить!
Maricela Yudith Maricela Yudith
Hermoso 💕

marlene marlene
Que bonito

~