Короткий рассказ
0
228 ПРОСМОТРОВ
Завершено
reading time
AA Поделиться

MALIGNO

David era un muchacho muy solitario, en el instituto no hablaba con nadie y en su casa tampoco, su madre intentaba hablar con el de cualquier cosa, pero el se encerraba en su habitación odiando al resto de la humanidad, David odiaba a todo el mundo sin ningún motivo, él decía que la humanidad existía para hacer de su vida un infierno.

Una noche David ya estaba acostado en su cama y escucho un ruido proveniente del armario, una parte de el se asusto un poco, pero su otra parte lo empujaba a mirar que era lo que, hacia ese ruido, David se levanto muy despacio de su cama y pasito a pasito fue armándose de valor para ver que o quien, hacia ese ruido en su armario, en lo que David se iba acercando el ruido fue subiendo de nivel.

Ya delante de la puerta del armario, David estiro su brazo y apoyo su mano, que en ese momento temblaba cual flan en el pomo de la puerta y aprovecho una ráfaga de valor para abrirla, en ese mismo instante los ruidos pararon de golpe, David intentaba vislumbrar algo dentro de la oscuridad del armario, pero con el pequeño rayo de luz que emitía la luz de la farola de la calle de enfrente que entraba por su ventana no veía nada.

De repente sale una respiración del armario acompañada de un rugido que deja a David helado en el sitio, David intento hablar pero no podía articular palabra alguna, y con la misma siente un dolor tan grande en el pecho que se despierta en su cama tal y como se había acostado al empezar la noche, en ese momento mira al armario con miedo y ve su armario abierto de par en par y en el suelo un peluche en forma de conejo, que esta mirando para el con unos ojos azules como el mar y una sonrisa tan grande y amigable, que parece que se estuviera riendo de él.

David se levanta de la cama sobresaltado va en dirección al armario , mueve todas las perchas pero no ve nada, solo el conejo de peluche sentado en el suelo, lo coge por una de sus orejas y sale de su habitación directo a la habitación de sus padres, donde su madre y su padre aun dormían, entra enfurecido y les dice que la broma de noche no tuvo ninguna gracia que si así criaban ellos a su único hijo, que se podría haber muerto del susto, los padres se despertaron sobresaltados por los gritos de David y le dijeron -que pasa hijo? Dijo su madre.

Mientras que su padre le decía que parara de gritar.

David le conto todo lo que había pasado esa noche a sus padres y le enseño el conejo de peluche, a lo que sus padres le dijeron que ellos no hicieron nada de nada. En ese momento sus padres fueron con él a su habitación a revisar el armario y no vieron nada.

David muy enfadado y levantando el peluche dijo – y esto de donde salió entonces?

Su padre arto de sus gritos le arrebato el peluche de las manos se dirigió a la calle y lo tiro en el cubo de basura, mientras decía – ya esta se acabó la bobería.

Su madre le dijo que dejara de gritar y de montar numeritos innecesarios y que se fuera al instituto que se le iba a hacer tarde.

Como cada día el instituto era una tortura para él, arto de las burlas de sus dos compañeros que se sentaban al lado del en clase, pidió al profesor permiso para ir al baño. En lo que David iba corriendo dirección al baño se encuentra en el pasillo el conejo de peluche que apareció en su armario y que su padre había tirado esa misma mañana a la basura, Lo coge confundido y pensando que hacia el peluche hay tirado en medio del pasillo, justo en ese momento pensó en esconderlo para que nadie lo viera en pleno instituto con un muñeco de peluche, se dirigía a su taquilla a esconder el peluche mientras pensaba -ojalá nadie me vea con esto en la mano.

Justo cuando esta llegando a su taquilla suena el timbre del cambio de clase y el pasillo antes desértico se llenó de adolescentes, justo en ese mismo instante a David le da tiempo de esconder el conejito de peluche en su taquilla, mientras entre todo el bullicio escucha las voces de Héctor y Juan que decían – a ver si encontramos a ese friki

David rezaba mentalmente para que no fuera a el a quien buscaban esos dos, pero sus plegarias no fueron oídas y antes de darse la vuelta, ya Juan le estaba soltando un puñetazo en la cara y Héctor le gritaba - ¡para que aprendas cacho de mierda!

En ese momento David se libro de que la agresión fuera a mas porque paso una profesora y Héctor y Juan salieron corriendo, David se dio la vuelta y oculto su cara entra las taquillas mientras una lagrima le recorría la mejilla y balbuceaba -ojalá se mueran esos dos. El resto de horas del instituto paso normal sin mas imprevistos dado que en las siguientes clases ya no le tocaba con Héctor ni con Juan.

A la salida de la ultima clase David se dirige a su taquilla para dejar los libros de ingles y al abrirla se acuerda del peluche, en un movimiento rápido guarda en la taquilla los libros de ingles y mete en la mochila el muñeco de peluche, cierra la taquilla y va a la salida del centro para dirigirse a los aparcamientos de bicicletas, cuando a lo lejos ve que Héctor y Juan están al lado de su bici esperándolo para zurrarle de nuevo, en ese momento David piensa -otra vez toca ir a pie.

Y empieza a correr dirección a su casa sin que aquellos dos lo vean. A los 20 minutos llega a su casa (que tampoco queda tan lejos del instituto), entra por la puerta se dirige a su habitación y se encierra como hacia todos los días y solo salía para comer algo e ir al baño. Tiro la maleta en el suelo y se acostó en la cama boca abajo con la almohada encima de la cabeza. Cuando despertó ya era entrada la noche y se acordó de Héctor y Juan, en ese momento se le paso un pensamiento maligno por la cabeza -ojalá que se mueran y que sufran todo o mas de lo que me han hecho sufrir.

Al día siguiente ya otra vez en el instituto David se fijo que aquellos dos innombrables no habían ido a clase, cuando de repente la directora le hace señales a la profesora desde la puerta para que salga y le dice algo en el oído, la profesora iba poniendo una cara entre sorpresa, pena e incredulidad, con la misma la profesora entra blanca como la nieve y con voz temblorosa dice, chicos-chicas la directora os quiere comunicar una cosa…

Doña Candelaria (la directora del instituto), intenta hablar, pero se le empieza a quebrar la voz e intenta vocalizar para decir que esta mañana se han encontrado el cadáver de dos alumnos muertos en extrañas circunstancias. Ese día se fueron todos los alumnos antes a casa y le dieron 1 semana libre por toda la carga emocional que conlleva, en lo que David iba caminando a casa escuchaba que la gente no paraba de hablar del tema de echo iba hacer la comidilla de todos esos días, decían que eso solo lo podía haber hecho algún animal salvaje.

Sin saber por que un escalofrió le recorría la espalda y solo podía pensar en el conejito de peluche.

Ya en su casa David fue a buscar el conejo en su mochila donde lo había metido días antes y no lo encontró, recorrió con la mirada su habitación y vio a el conejo en la silla de su escritorio y algo en él había cambiado, ahora tenia en sus patas unas pequeñas uñas que recordaban a unas garras sucias y mugrientas, su sonrisa amigable se había vuelto media diabólica y sus ojos antes azules ahora tenían un perturbador color rojizo , una de sus orejas estaba rota de echo le faltaba la mitad dentro de esa siniestra imagen se dio cuenta que el conejo tenia unas pequeñas gotas rojas que recorrían su cuerpo a lo que David se percato que eran de sangre…

No pudo evitar el relacionar la muerte de aquellos dos indeseables con el conejo, pero asta en su cabeza sonaba muy estúpida la idea de que un conejo de peluche matara a nadie, pero entonces, esos cambios en el cuerpo del conejo? ¿Y esas gotas de sangre? ¿De dónde salió todo eso?, lejos de asustarse por esa situación, un oscuro pensamiento recorrió su mente, -anoche desee que se murieran y el conejo los mato, entonces… si todo el que me moleste le digo al conejo que lo mate… desaparecerá de mi camino.

Los ojos de David tomaron un matiz oscuro, salió de su habitación y se dirigió al salón donde estaba su madre y su padre y les dijo, -disfrutad de esta noche por que será la última.

Sus padres sorprendidos no supieron que decir y vieron como David volvía a su habitación riéndose, los padres lejos de echarle la bronca o penarlo, pasaron de él ya que estaban acostumbrados a las reiteradas amenazas de su hijo. El resto de la tarde paso normal excepto en la habitación de David, que no se separaba del conejo de peluche y le decía -mata a mis padres, mata a mis padres, mátalos a todos, primero a mis padres y luego a todos los que me han amargado la vida.

Esa noche los padres de David se acostaron después de cenar como hacían siempre a eso de las 21:00, David también se fue a la cama, no sin antes decirle al conejo que matara a sus padres esa noche.

Esa misma noche la vecina escucho unos gritos provenientes de la casa de David y llamo a la policía, cuando la patrulla policial llego a la casa, desde fuera todo parecía tranquilo y solo vieron una luz encendida que provenía de la habitación de los padres de David, la vecina salió a hablar con la policía y le dijo que había escuchado unos gritos desgarradores y que entre los gritos escuchaba lo que parecía un rugido como de un animal o una bestia.

El agente no pudo evitar el pensar que a lo mejor se podía tratar del ataque de un animal salvaje, como un oso, entonces el agente y su compañero entraron en la casa en silencio, por si aun estuviera el animal dentro. Una vez dentro de la casa los agentes notaban una energía muy negativa, recorrieron toda la primera planta de la casa y no vieron nada fuera de lo normal, entonces uno de los agentes dijo en voz baja -subamos a ver la segunda planta.

En ese momento ninguno de los agentes se podían imaginar la aterradora imagen que iban a ver. Al terminar de subir las escaleras la primera puerta era la del baño, que estaba abierta y todo tranquilo, al final del pasillo estaban la puerta de la habitación de David y justo en frente la de los padres, los agentes caminaban por el pasillo de la casa y un mal presentimiento les recorría la espalda, cuando los agentes llegaron al final del pasillo miraron primero en la habitación de los padres de David ya que estaba la luz encendida y vieron lo peor que se podían encontrar, vieron el cuerpo de padre de David tirado en el suelo lleno de arañazos profundos y sin cabeza. En la cama vieron el cuerpo de la madre igual que el del padre, lleno de arañazos profundos y sin cabeza, los policías se estremecieron, uno de ellos pidió refuerzo por la emisora que llevan encima, en medio del ruido de la interferencia de la emisora justo detrás de ellos proveniente de la habitación de David escucharon un pequeño rugido, los policías se dieron la vuelta y con la linterna encendida buscaron el interruptor de la luz, al encender la luz vieron a David en la esquina de su habitación con la cabeza de sus padres una en cada mano. Los agentes le apuntaron con la pistola y le dijeron ke se tirará al suelo y que soltara las cabezas, David los miro y riéndose les dijo -fue el conejo, él lo hizo.

Los policías lo redujeron y le pusieron las esposas, al momento llegaron los refuerzos y se llevaron a David esposado. David acabo en una habitación de seguridad en un manicomio, y solo dice una cosa -fue el conejo de peluche, fue el conejo, el los mato.

Los policías y los investigadores nunca vieron ningún conejo de peluche en la casa, pero para David el culpable de las muertes será ese conejo de peluche que solo existía en su mente macabra.

13 февраля 2021 г. 0:43:51 0 Отчет Добавить Подписаться
1
Конец

Об авторе

Прокомментируйте

Отправить!
Нет комментариев. Будьте первым!
~