rubyjjosh 𝐉 🦋

Enamorarse del enemigo de su novio no era el plan de Taehyung, pero díganme ¿quien no cae por Jeon JungKook el sexy futbolista? Portada hecha por @BlodyWhite 20012021


Короткий рассказ Всех возростов.

#yoonmin #amor #romance #kooktae #kookv #taehyung #jungkook
Короткий рассказ
42
1.0k ПРОСМОТРОВ
Завершено
reading time
AA Поделиться

único.

Los gritos por todo el estadio se escuchaban, los fanáticos alegres apoyando a su equipo. Y Taehyung ya no soportaba aquello.


Siempre iba a apoyar a su novio en todos los partidos que podía pero aveces le fastidiaba escuchar gritos por aquí y por allá, aunque entendía el porqué.


Quisiera decir que estaba aburrido pero sería una completa mentira. El jugador del equipo enemigo de su novio le llamaba más la atención.


Aquel Alfa era demasiado guapo como para no dirigirle una mirada. Músculos por aquí y por allá, piernas largas y fuertes, una cintura fina, alto, su rostro con facciones duras y perfectas, labios delgados pero deseosos, su mirada te come vivo.


En serio que Taehyung no podía dejar de verlo, jugaba como un experto y domara el balón tan tranquilo como si no estuviera compitiendo con otro equipo importante, el sudor bajando por su frente y los cabellos que no estaban amarrados con aquella cola pegados a su frente haciéndolo ver sexy a su parecer.


Dios lo perdone por desear a un hombre que no era su novio.


JiMin al ver lo que veía su amigo casi le da un infarto, hasta el podía olfatear el olor de su amigo.


—Tae, sabes que el esta prohibido, ¿verdad? —Le dijo en su oído asustando al contrario. —Guarda tus ganas que hasta aquí apesta.


El rubio rodó los ojos para verle: —Lo se, pero no me niegues que no esta guapo, hasta déjame decirte, esta mas guapo que Hyujin.


En eso JiMin no podía decir que no, aquel Alfa era hermoso por donde lo vieras, todos los Omegas querían con el. Mala suerte que se rumoreaba que tenía pareja.


—Tienes razón, pero tiene pareja no puedes meterte entre ellos, no eres así Tae.


El Omega menor por meses suspiró y rodó los ojos otra vez.


—Es solo un rumor, a veces uno debe de experimentar cosas. No quiero seguir siendo el Omega perfecto que no se da cuenta de las infidelidades de su pareja y de que todo el mundo lo sabe, menos el. —Habló.


Hyujin no era el Alfa Perfecto que todos decían, no cuando una Omega había hecho drama al futbolista diciendo que habían tenido un polvo. Taehyung lloro esa vez porque estaba enamorado del Alfa y le perdono, si fue un tonto, luego pasaron muchas más que hasta ya no le afectaba. El rubio trató de terminar con el futbolista pero aquel cambiaba de tema cada vez, siéndole imposible acabar con eso, todo el mundo se dio cuenta de aquellas infidelidades sin preguntarse como el Omega no sabía nada.


Los comentarios malos llegaron hasta que ni siquiera le importaba aquello, era modelo las críticas iban y venían en ese mundo. Ya no le afectaban como al principio.


—Entonces acaba con el y listo, puedes tirarte a Jungkook el sexy. —Le dijo su amigo con una sonrisa el rubio asintió.


—Llevo intentando hacerlo pero el jodido cambia de tem...


Unos gritos de escucharon provocándole un susto que le hizo llevarse la mano a su pecho.


—¡GOOOOL! De Jungkook, de último minuto. —Alargó la sílaba “o”.


El equipo de Jeon había empatado quedando así tres a tres, justo en el minuto cuarenta y cuatro del segundo tiempo.


Los fanáticos quienes habían perdido la esperanza de ganar revivieron al instante. Tal vez no se llevaban la victoria pero tampoco habían perdido en su propio estadio.


Taehyung vio la cara de su novio en total disgusto por el empate que le causó risa junto a JiMin.


—Bueno, al parecer tendrán otro partido pero el estadio del equipo de tu novio —Habló JiMin cuando se dio por finalizado todo.


Volteo a Taehyung quien tenía la mirada clavada en el Alfa que le llamaba la atención, vio al futbolista quien le miraba también. Sus miradas no se despegaban, hasta el sintióla tensión que había entre esos dos.


Sabía que Taehyung algo le ocultaba y que tenía que ver con aquel hombre.


—Kim Taehyung, deja de verlo y no seas tan obvio por favor. —Le regaño.


El rubio volteó a verlo con sus mejillas rojas.


—Ay no importa, joder me puse cachondo. —Se abanicó con su mano derecha.


—Dios contigo no se puede —Negó divertido. —Bueno, me voy que YoonGi me ha de estar esperando para irnos, despídete mi amor —Le dijo a su pequeño.


—Adiosh tío bonito —Le sonrió dejando ver la misma sonrisa que su padre Alfa.


Taehyung murió de ternura al verlo sonreír con sus mejillas abultadas igual a JiMin.


—Adios, pequeño —Le revolvió el cabello. —Adios, JiMin por favor cuídate —Le beso la mejilla viendo cómo el Omega se encontraba con su Alfa quien estaba platicando con Jungkook.


Dandole una mirada al Alfa fue camino hacia su novio quien estaba con otros jugadores de su equipo.


—¿Viste la jugada que hice? Sin mi no hubieran anotado el gol. —Esa actitud arrogante cada vez que realizaba una buena jugada le tenía fastidiado.


Sonrio asintiendo.


—Si, fue increíble. —Asintió aunque ni siquiera se acordará de eso.


—Todo lo hago bien.


Pero no cuidar de tu Omega, Alfa estupido.


Salieron de ahí cuando ya se habían cambiado y estaban limpios, camino hacia el hotel en Turín, Italia.


A pesar de que estuvo sentado en todo el partido estaba cansado por escuchar tantos gritos que lo dejaban mareado. Estaba sensible y la voz de Hyujin no ayudaba en nada, solo quería llegar al hotel y descansar para quizás recorrer la ciudad un poco.


—Tiene novio el chico Jeon, no tienes chance para tenerlo como tú Omega. —Le intentó dar razón el mayor siendo en vano.


—El es mi Omega. Y haré lo que sea para tenerlo conmigo, ese Alfa no lo merece después de todas esos polvos. —Su Alfa lo quería con el a su lado, y Hyujin no sería impedimento para eso.


—Bien, pero piensa bien todo. —Le dijo Yoongi sin querer decirle más nada.


—Lo he hecho.


•••


Habían llegado al hotel y el menor solo quería acostarse para dormir, aunque Hyujin no lo dejaría.


—¿Que hacías mirando a Jeon?


El rubio rodó los ojos fastidiado.


—¿Ahora no puedo mirar a la gente? —Le preguntó quitando su chaqueta dirigiéndose a la cama.


—No a Jeon, puedes ver a otro pero no a él peor de esa forma como si fueran a follar. —Le miró serio.


—El burro hablando de orejas. Por favor necesito descansar, Choi, deja de hablar. —Se recostó sintiéndose aliviado.


—Tienes días de estar así, no lo entiendo.


—Vine antes que ti por una pasarela me la pasé trabajando y estoy cansado. —Claro trabajando —Necesito descansar.


Y cerró sus ojos sin más, soñando con un futbolista que no era su novio.


La semana pasó rápido y ya se encontraban en España para el último partido de aquel campeonato.


Taehyung había descansado perfectamente pero su cuerpo como que seguía con el mismo cansancio, sin tomarle importancia hizo una sesión que tenía en Madrid siendo la portada de aquella revista.


—Lo has hecho otra vez y ni siquiera te da vergüenza admitirlo. —Le miró sin poder creerse el cinismo que tenía el Alfa.


—Solo fue una vez, haces drama por nada.


La risa incrédula de Taehyung se escuchó en la habitación.


—¿Sabes que? Toda esta mierda se terminó, sigue tu vida de promiscuo, termino contigo Hyujin. —Agarro su abrigo y bolso queriendo salir de ahí.


—Tu no te irás a ningún lado, eres mi novio, mi Omega no puedes dejarme por ésto. —Su mano aferrada a la del rubio.


—Estoy arto de que todo el mundo me vea como un estupido que no me doy cuenta de lo qué haces, he terminado contigo ya no soy tu novio ni Omega, olvídate de esto así como lo hacías cuando estabas con otros. —Con brusquedad quito la mano del contrario.


—Te iras con ese estupido ¿no es así? A venderte como la puta que eres. —Habló con enojo y su orgullo de mierda herido.


Taehyung no entendía como los Alfas insultaban a la que había sido su pareja cuando estos se iban, estupidos todos.


—Y si es así ¿que? ¿Cual es tu estupido problema? Que yo sepa ya no somos nada. —Camino hacia la puerta. —Las maletas las vendrá a recoger Dahyun.


Y salió echando chispas, había terminado con ese idiota por fin. Saco de su bolso el celular para marcar a quien lo sacaría de ahí.


—Belleza, ¿qué tal? —El rubio sonrió al escucharlo.


—¿Puedes venir por mi? —Teniendo una respuesta positiva camino hasta salir del hotel esperando a Jungkook.


Quedo ahí unos cuantos minutos hasta que vio un auto que llamaba mucho la atención parar frente suyo. Sonrió y subió mirando si había algún chismoso por ahí, quito el cubre bocas sintiendo la mirada de Jungkook en el.


—¿Que ha pasado? —Agarro su mano entre acariciando esta.


—He terminado con el. —Sonrió devolviendo las mismas caricias a Jungkook.


El castaño sintió una alegría invadir todo su cuerpo su lobo moviendo su cola contento.


—¿Puedo besarte?


—Todo lo que quieras, koo.


Sus labios se encontraron empezando un beso que los prendió a los dos. Sus lenguas en una lucha, mordiscos y chupones no faltaban, disfrutando aquello como si no se hubieran visto días atrás.


Las manos de Taehyung acariciaban los cabellos de Jungkook sintiendo la colita en ellos, mientras que el contrario puso una mano en su cintura acariciando lentamente deseando abrazarle y jamás soltarle.


El aire empezó a faltar siéndoles imposible seguir con el acto, unieron sus frentes empezando a respirar rápidamente.


—Te necesito, Jeon.


Y con eso partieron al hotel donde se había hospedado Jungkook para pasar la tarde juntos, muy juntos.


Las piernas de Taehyung enrolladas en la cintura de Jungkook mientras se besaban y las manos del mayor acariciando las hermosas piernas del Omega.


En toda la habitación se escuchaban los chasquidos del beso que los amantes compartían, las prendas desaparecieron rápidamente quedando completamente desnudos. Sus miradas brillando viendo al otro como si nunca se hubieran visto anteriormente.


Nadie mas que ellos sabían de la aventura que habían tenido hasta que se volvió algo que ninguno de los dos quería parar. Se volvieron exclusivos y los sentimientos surgieron.


El mayor colocó con cuidado a Taehyung en la cama disfrutando el toque que aquel cuerpo le daba, su Omega era hermoso como ningún otro. Su Perfecto rostro junto con aquella mirada que le ponía nervioso, sus ojos miel que lo enamoraban más, sus labios ahora hinchados provocándolo a por óbralos de nuevo, su piel canela, esos apetitosos pezones que había probado más de una vez, su linda y pequeña cintura que se amoldaba a sus manos perfectamente, sus piernas largas y rechonchas. Suspiro por el arte que sus ojos veían.


Nunca se cansaría de ver y apreciar lo hermoso que Kim Taehyung era.


Las mejillas de Taehyung si antes estaban rojas pues hoy lo estaban más, la mirada de Jungkook siempre le ponía tímido. Amaba como en sus ojos se formaba una galaxia al verlo, solo a él, un cálido calorcito en su pecho sintió.


—A-ah~ jungkookie.—Gimió al sentir la cavidad del Alfa lamer su entrada húmeda.


Los gruñidos del Alfa se escuchaban al lamer y chupar el culo del menor, nunca se cansaría de aquello. Taehyung derretido por la sensación jadeaba fuertemente sintiendo las manos de JungKook acariciar sus nalgas.


El lubricante natural salía en corrientes a la misma vez que el lo probaba, los grititos que el menor soltaba al sentir su lengua viajar deliciosamente hasta donde podía.


En un movimiento las posiciones cambiaron hoy el Omega lamiendo y chupando la polla de JungKook. Su cabeza bajaba y subía creando un sonido chicloso, lamía exquisitamente acariciando las bolas de su amante mientras éste gemía y gruñía por la sensación.


Nunca se cansaban de probarse.


El gran mano de JungKook fue a parar el cabello mojado del menor para adentrar más su pene en aquella linda boquita roja por los movimientos.


—O-oh t-taehyung, joderrr tan b-bueno.


Apuntó de que se corriera dejó de sentir al menor hacer magia para sentirlo sentarse en su regazo con sus piernas a cada lado, restregando su lindo culo pomposo en su polla.


—o-oh cariño~ Eres tan sorpréndete, Taehyungie —Gimió.


El Omega sonrió pícaro, desearía poder seguir con alguno jueguitos pero él necesitaba de su Alfa, sentirlo dentro para delirar del placer.


Agarro con su mano el miembro duro y erguido de JungKook para dirigirlo a su entrada que esperaba ansiosa, sentándose suavemente sintiendo como el duro pene entraba abriendo sus paredes hasta que desapareció ahí dentro.


—d-delicioso agh ah~ —Hecho su cabeza hacia atrás por el placer.


—J-jungkoo-ok dios oh~


Sus manos fueron dirigidas al abdomen de JungKook para empezar a impulsarse hacia arriba moviendo su culo de arriba hacia abajo.


Las piernas del Alfa se encogieron hasta que sus pies quedaron apoyados en la cama y el aliento caliente de Taehyung en su cuello escuchando los jadeos de este mismo, sus manos se dirigieron hacia la cintura que esperaba por el. El Omega sin objetar nada por el cambio siguió moviendo sus caderas sintiendo el pene de JungKook salir y entrar rápidamente sintiéndose lleno.


El Alfa empezó a mover su cintura impulsándose con ayuda de sus pies entrando más en su Omega y tocando aquel punto que hizo delirar a Taehyung, las embestidas aumentaron el ritmo volviéndose duras y salvajes, JungKook acariciaba la cintura, espalda y culo del moreno a la misma vez que gruñía y gemía fuertemente.


El rubio tenía sus manos a cada lado de la cabeza de JungKook y su culo siendo maltratado por el mayor mientras se desasía en gemidos y grititos, miraba las expresiones del Alfa amando el ceño fruncido de este mismo y su boca abierta dejando salir jadeos. Sus cuerpos sudados y las estocadas no paraban.


El cosquilleo en sus partes bajas se sintió provocando que los movimientos aumentaran de velocidad.


—Ah ah ah~


Gemían los dos consecutivamente, Taehyung escondió su rostro en el cuello del mayor mordiendo ahí mismo ante el placer que sentía y rasgando los hombros del mismo al tenerlo abrazado.


—Y-ya casi am-or


De pronto por toda la habitación y quizás por todo el pasillo se escuchó el grito de ambos al acabar con aquel acto.


Las tiras blancas salieron disparadas entre el abdomen del Alfa y Omega, mientras que el mayor de corrió dentro de Taehyung, el nudo formándose y el cuello del Omega siendo mordido empezando aquel lazo que jamás los separaría.


Sus respiraciones fueron regulándose con el tiempo sin separarse de aquella posición.


—Creo que estoy embarazado.


El futbolista entró en una especie de shock al escuchar decir a su Omega aquello. Las primeras veces de sus encuentros fueron cuidadosos ninguno quería sorpresas pero con el tiempo no les importó, sus sentimientos cambiaron y veían un futuro juntos.


Ninguno se preocupó por cuidarse, sabían que cualquier momento algo así pasaría.


—¿Has estado mal estos días? —Preguntó acariciando la espalda del Omega.


—Si, he estado muy cansado y es algo raro en mi soy muy activo en todo, he tenido mareos y JiMin dijo que sentía mi aroma con un toque más dulzón. —Le comentó con sus corazoncito latiendo en su pecho —Creo que es demasiado obvio.


El castaño olfateó el cuello del menor siendo cierto aquello, el aroma que dejaba en claro la espera de un cachorro. Una sonrisa apareció en su rostro formado arruguitas en las esquinas de sus ojos.


—¡Seremos padres, amor! —Le abrazo con todas sus fuerzas riendo de felicidad.


—Lo se, mi Alfa. —Río contagiándose de la felicidad del mayor.


Sus sonrisas no desaparecían por nada del mundo. Estaban felices.


Ese día se la habían pasado en cama haciendo sus cositas ahora con más cuidado por su hijo que iba creciendo. Al día siguiente habían confirmado aquello con un examen de sangre que le hicieron al Omega. JungKook estaba feliz que ya nada le importaba y Taehyung estaba en las mismas.


Después de una semana el partido que definiría quien ganaba el campeonato de aquella liga se llevó acabo. Los fanáticos nerviosos y contentos por ver a sus favoritos jugar.


Los cantos y gritos se escuchaban dando ánimos a los jugadores quienes se ponían en sus posiciones. El árbitro en medio con una moneda para ver a quien de los dos iba la pelota quedándose con el equipo de JungKook.


Todos en sus puesto y el silbato sonó dando por empezado aquel juego.


—Termine con Hyujin, y ahora estoy con JungKook y tendremos un bebé. —Le soltó a su mejor amigo.


JiMin quien se encontraba a su lado le miró asombrado y horrorizado.


—¿¡Que!? ¿Como coño pasó éso? Taehyung eres una bestia.


—Ya estaba cansado de mi relación con Hyujin y terminamos, y con Jeon pues llevamos meses viéndonos, nos enamoramos, y ahora estoy bien embarazado. —Le explicó rápidamente.


Su mejor amigo no salía de su asombro, Taehyung era una máquina.


—Al menos Saliste de aquello con Hyujin, y estás con el Alfa que deseaste y esperando un hijo. —Le sonrio felizmente.


—¡Gooool! —Grito el pequeño Jimsu —Papi anotó un gol, papa.


Emocionado miro a YoonGi quien había anotado el primer punto para el equipo visitante. JiMin vio a su Alfa mirarle y señalarle a él y su hijo indicando que les dedicaba aquel gol, con sus mejillas rojizas el mayor por meses le sonrió feliz y su pequeño levantaba sus brazos emocionado.


Taehyung admiro aquello sonriendo feliz por su mejor amigo, el equipo de JungKook iba ganado por un punto.


Y así continuaron los siguientes cuarenta y cinco minutos del primer tiempo, el equipo en el que Hyujin estaba había empatado y quizás todo se definiría en el segundo tiempo.


El público estaba nervioso aquel juego estaba difícil.


—Tenemos que ganar este campeonato no podemos dejar que la Juventus se lleve la copa de nuevo. —Dijo seriamente Hyujin.


Y con aquellas palabras volvieron al campo. Se dio inicio el segundo tiempo.


Taehyung miraba todo nervioso y emocionado, nunca se había entretenido tanto en un partido de fútbol quizás era porque veía a una hermosa Alfa correr y hacer maniobras con la pelota.


—¡Goool! Del Real Madrid, ¡a los diez minutos después de haber empezado!


Los fanáticos de la Juventus seguían apoyando a su equipo a pesar de eso y los del contrario gritaban de felicidad.


Taehyung y JiMin veían todo expectantes, el pequeño Jimsu un poco triste pero confiaba en su papá que ganaría y en el tío JungKook.


El empate fue claro después de un tiro de esquina en el que JungKook mandó la pelota directo al ángulo marcando el Dos a Dos en el minuto setenta y seis. Los gritos se escucharon y las banderas de blanco y negro con una ‘J’ se dieron a relucir quedándose impactados a al ver que JungKook señaló al Omega rubio ex-novio de Hyujin.


El rubio estaba rojisimo, todos le miraron y el solo pudo ver a su Alfa mirándole emocionado.


—JiMin, agarrame que me va a dar algo.—Dijo abanicándose.


—Estás sentado TaeTae , ademas yo que tú me fuera acostumbrando. —Le sonrio su amigo rubio.


La cara de disgusto de Hyujin fue vista por todos y de pronto sintió un enojo por aquella escena de los noviecitos. Volviéndose egoísta.


Todos estaban que se mordían las uñas, diez minutos faltaban para que aquello terminara y los dos equipos anotaran un gol. Las jugadas eran perfectas.


El pito sonó y la tarjeta amarilla salió a relucirse, Hyujin había cometido una falta al dar una patada hacia JungKook antes de tocar el balón dando así un tiro libre.


Que poco profesionalismo Hyujin.


JungKook le dio al balón pasándoselo a YoonGi y este mismo haciendo un movimiento dejando silbando en la loma a algunos jugadores contrarios y pasándosela a Jackson quien la empujó yéndose a la esquina derecha corriendo rápidamente, la estatura te da ventaja, ahí mismo se vio acorralado por tres jugadores del equipo adversario de una patada la envió Justo en el medio donde se encontraba Jeon listo para marcar el gol que lo definiría todo, de un salto y con la cabeza le pegó al balón este mismo entrando a la meta.


Todos los fanáticos de la Juventus se alborotaron, gritos se escucharon por todo el estadio.


Taehyung y JiMin saltaron de sus asientos al ver la pelota entrar a la meta y gritaron felices, el pequeño Jimsu levantó sus manitas y parado en el asiento grito también. JungKook corrió a abrazar a sus compañeros quienes le derribaron y aplastaron todo gritando de felicidad y emoción.


El equipo de blanco miraban todo con resignación, algunos mirando fijamente a Hyujin y otros secándose el sudor vencidos o con las manos en la cintura.


El silbato sonó dando por finalizado el partido, la Juventus había ganado por tercera vez consecutiva y el Real Madrid había perdido en su propio estadio.


Los jugadores del ganador se abrazaron de nuevo felicitándose entre ellos mismos y otros dándose abrazos con los jugadores contrarios, las esposas o esposos bajaron a felicitarles. JiMin bajo con su cachorro hacia YoonGi dejando que Jimsu corriera hacia su padre para abrazarle por ganar y este mismo le levantó dándole vueltas haciendo que riera cuando estuvo a la par de ellos beso a su Alfa colocando una mano en su cuello y la otra abrazando en donde estaba su hijo siendo cargado, la mano de YoonGi se dirigió a su cintura para abrazarles más.


Taehyung después de una lucha contra sí mismo tomó el mismo rumbo que su mejor amigo y corrió hacia su Alfa tirándosele encima enrollando sus piernas en la cintura de JungKook y este mismo sosteniéndole con sus manos colocándolas en su trasero, se miraron fijamente sonriendo y se besaron.


Aquel beso lento y con mucho amor, mordieron y chuparon sus labios a su antojo. Aquella escena fue vista por todos siendo el chisme del año.


—Felicidades amor. —Le sonrio después de se separarán.


—Gracias, mi Omega. —Y le beso de nuevo.


Después de aquello las medallas fueron entregadas, la copa en manos de la Juventus otra vez.


JungKook estaba feliz por haber ganado la copa, y después de ocho meses dos lindas criaturas fueron bienvenidos al mundo haciendo más felices a la pareja.


Los comentarios malos fueron dirigidos hacia ellos más no les importó, eran felices con lo que tenían. Jeon Hanha y Jeon Jungseok habían nacido después de meses, el Omega todavía recordaba el llanto de su Alfa al ver a sus pequeños hijos por primera vez. El amor entre ellos solamente creció volviéndose fuerte y el anillo brillante en el dedo anular de Taehyung lo confirma.



Fin.


21 января 2021 г. 1:48:35 3 Отчет Добавить Подписаться
33
Конец

Об авторе

𝐉 🦋 Cuenta en Wattpad: @rubyjjosh

Прокомментируйте

Отправить!
k karina
Hermoso, me encanta como escribes👏❤
j jazmil
Me encantó ❤️
~