yoongifem Maggie Magga Mags yoongifem

"No puedo creer que te estén haciendo esto... pero yo voy a sacarte de aquí." -Shipp secundario: YoonMin. -Capítulos cortos.


Фанфик Группы / Singers 18+.

#bts #yoonmin #kooktae
40
1.5k ПРОСМОТРОВ
Завершено
reading time
AA Поделиться

1

—Estoy cansada, ¿van a quedarse hasta tarde? —preguntó la tía de Hoseok.

Min Yoongi y Jung Hoseok eran mejores amigos. Compañeros de escuela, con gustos parecidos, conociéndose desde niños. Se contaban todo y hacían maratón de series siempre que se juntaban. Jugaban videojuegos, eran sociables... nada fuera de lo normal en la vida de ambos.

Tenían un especial gusto por las cosas gore y los creepypastas. De hecho, no era raro ver a Yoongi con su remera de Jeff The Killer, importándole poco que le dijeran que así no conseguiría novia o que le llamaran niño rata. Y aunque Hoseok era más cuidadoso con las cosas que usaba, no podía evitar ser gran fan de las cosas que le dieran miedo. Porque no era el más valiente, pero la curiosidad mataba al gato, ¿no?

Lo bueno de la tía de Hoseok es que su departamento quedaba cerca del colegio, y años de amistad había llevado a que sus familias se conocieran lo suficiente como para tener cierto nivel de confianza al dejar ir a los pequeños de un lado a otro, alternando entre sus hogares.

Era miércoles ya de noche. Habían cenado unas deliciosas pizzas caseras junto a un jugo de naranja-banana, y a pesar de haberse levantado temprano, los menores parecían tener las energías al máximo. Muy diferente a la tía, que estaba agotada, y no veía la hora de irse a dormir para descansar como se merecía luego de todo un día de trabajo.

De igual modo, no era la primera vez que aquellos dos se quedaban. De ruidos no iba a quejarse.

—No vamos a molestar. —afirmó Hoseok.

—No dejen todas las luces prendidas. —dijo ella.

—Estaremos a oscuras, como se debe para una noche de terror. —dijo Yoongi, moviendo sus manos en un intento de crear misterio.

—Será divertido. —dijo Hoseok, aunque la mayor parte del tiempo se la pasaba preguntando si lo feo ya había terminado.

—Solo no se acuesten tarde. —avisó su tía, para luego irse a encerrarse a su cuarto.

Los menores no tardaron en volver cama el sofá, desparramando frazadas y almohadas para estar más cómodos. Se quitaron las zapatillas y se acomodaron viendo el televisor, el cual podían conectar a la notebook de Hoseok y ver más cómodos lo que quisieran.

Las horas pasaron y el reloj daba las doce de la noche. Era tarde y ya habían visto varios capítulos de la serie favorita de ambos. Aunque aún seguían sin sueño.

—¿Qué vamos a ver ahora? —preguntó Hoseok. Pues las mejores cosas por ver se iban acabando, y no tenía ganas de morir en una película barata.

—No se, algo para que no te duermas... o podemos buscar juegos de invocación en Youtube. —le lanzó una mirada pirada a su amigo.

—El otro día vi uno que se hace en un baño y te aparece un bebé fantasma. ¿Puedes creerlo?

—Ya se cual es, pero no, ese se escucha algo aburrido. Además no me gustan los bebés.

—¿Entonces qué propones?

—Oye, este edificio tiene diez pisos, ¿verdad? —su mejor amigo asintió.— Es perfecto para intentar hacer el juego del ascensor. —alcanzó su mochila, tomando de adentro su cuaderno negro.

—Ah, Yoongi no. ¿Sigues con esa idea?

—Obvio si, men. Es interesante. —lo tomó del brazo, moviéndolo en un intento de convencerlo al ver su ceño fruncido.— Lo haremos, confirmaremos que no es verdad y luego veremos lo que quieras, incluso porno.

—No volveré a ver eso contigo. La ultima vez casi nos ven y me morí de vergüenza. —se levantó de donde estaba sentado, calzando sus zapatillas e ignorando el fanboyeo silencioso de su amigo.

Ya listos y en un completo silencio, ambos jóvenes salieron del departamento. Estaba algo helado por los pasillos del edificio, además se veía super tétrico todo, sumado al intenso silencio que era asfixiante para alguien como Hoseok, que a la mínima cosa ya gritaba.

—Da un poco de miedo ver los pasillos así de solos. —dijo Hoseok por lo bajo, mientras caminaba pegado a Yoongi. Los vecinos dormían.

—Nada va a salir a correrte. —aseguró.

—¿Estás seguro de querer hacer esto?

—¿Te da miedo? —se detuvo a verlo.

—Bueno, no es que hagamos este tipo de cosas muy seguido...

—No sucederá nada, estas cosas no existen. Solo vamos a dar vueltas en el elevador.

—Bien, vamos. —bufo.— Si me pasa algo será tu culpa.

—No se cuantas veces te dije ya que nada sucederá. —rio por lo bajo.

Entraron al ascensor y se dirigieron al último piso del edificio. Una vez allí, salieron, dejando que las puertas se cerraran. Yoongi buscó en su cuaderno los pasos anotados, leyendo con atención las instrucciones.

—Hay que hacer todo este recorrido. Si lo hacemos bien, supuestamente debe llevarnos a otra dimensión. —sonrió Yoongi, y apretó el botón que abrieron las puertas del ascensor.

—¿Seguro? —lo vio entrar.

—Seguro.

Hoseok se quedó un instante observando la caja de metal, limpia y con espejos en sus paredes, los cuales no le gustaban. Yoongi se veía entusiasmado, pero la verdad es que a él no le daba buena espina. Ya no estaba tan seguro de querer intentarlo, aunque ya de por si no lo estaba desde el vamos.

—Sabes que... mejor no hago esto, me esta dando miedo. —habló Hoseok, decepcionando a Yoongi, quien se quejó.

—Dah, ¿Hablas en serio?

—Si, mejor me salgo de la idea. Puedes hacerlo si quieres, yo solo esperaré.

—¡Ahhh vamos! ¿Vas a dejarme solo? No va a pasar nada.

—Hazlo tú mejor. —negó.

—Eres demasiado marica como para que te guste lo creepy. —exclamó, molesto.— Espérame aquí.

—Cállate y hazlo rápido. —llegó a decir, antes de que las puertas se cerraran y perdiera de vista a su amigo.

Hoseok miró a ambos lados, algo asustado, mentalizándose que nada malo sucedería. Llevó su vista a la placa luminosa que informaba en qué piso se encontraba el ascensor, pero eso solo lo ponía más nervioso.

Vio los números cambiar en el orden indicado según el juego: Cuatro, dos, seis, dos, diez, cinco.

Se suponía debía volver al piso uno luego del cinco, pero se sorprendió al ver que el número comenzaba a elevarse hasta el diez nuevamente. Su ceño se frunció y no dudo en ir corriendo a las escaleras. Seguro Yoongi le estaba jugando una broma y no tenía muchas ganas de seguir estando allí parado.

Terminó agotado, pero valía la pena con tal de llegar rápido al piso diez, aunque su tía vivía en el tres. En casa piso verificaba que el ascensor siguiera en el diez, y efectivamente así era, sin embargo, al llegar no vio a su amigo. La caja de metal tenía sus puertas abiertas, pero Yoongi no estaba dentro.

—¿Yoongi? —preguntó Hoseok, viendo para todos lados. Pero la verdad es que allí no había más que los últimos departamentos y la puerta a la azotea.— Sal ya, Yoongi. —se asomó por el ascensor, asegurándose de que no estuviera escondido a los lados. Le sorprendió ver el cuaderno negro en el suelo.— Esto no es divertido.

Observó a su alrededor con desesperación. Comenzaba a sentir un gran miedo y los espejos no ayudaban, así que tomó rápidamente el cuaderno de Yoongi y salió, apretando varias veces el botón para que las puertas se cerraran. Llevó su vista a la puerta de la azotea, para comprobar que tenía candado. Yoongi no podía haberse escondido ahí fuera. ¿Entonces dónde? Por las escaleras lo hubiera visto.

—Ya no estoy jugando, sal ya de ahí. —sus ojos vagaron desesperados por el lugar, sin saber qué hacer. Sus manos temblaban al igual que sus piernas, comenzaba a sudar frío.— Voy a decirle a mi tía si no sales. Ya deja de asustarme.

Dando un último vistazo, bajó a toda velocidad las escaleras, pues no pensaba tomar el ascensor. Buscó en cada piso a su amigo, para luego regresar al departamento de su tía. Quizá su amigo ya estaba ahí y él como un idiota todo paranoico pensando cosas imposibles.

Sin embargo, al llegar al departamento y examinar por todas partes, Yoongi seguía sin dar rastro alguno de su paradero. ¿Acaso se estaba volviendo loco?

No podía ser cierto. Yoongi había desaparecido.

6 января 2021 г. 4:02:53 0 Отчет Добавить Подписаться
5
Прочтите следующую главу 2

Прокомментируйте

Отправить!
Нет комментариев. Будьте первым!
~

Вы наслаждаетесь чтением?

У вас все ещё остались 23 главы в этой истории.
Чтобы продолжить, пожалуйста, зарегистрируйтесь или войдите. Бесплатно!

Войти через Facebook Войти через Twitter

или используйте обычную регистрационную форму