winterxkookie Winter Kookie

Kim Taehyung sólo quería tener una novia como cualquier chico de 20 años. ¿El problema? Sus padres tenían otros planes para él. "¿No te lo dije antes? Él es Jeon Jungkook, el hijo de mi mejor amigo... Y tu prometido." KookTae / AU


Фанфик Группы / Singers 13+.

#romance #comedia #fanfiction #bts #vkook #taekook #kookv #kooktae
47
2.2k ПРОСМОТРОВ
В процессе - Новая глава Каждый вторник
reading time
AA Поделиться

Prólogo: Compromiso


Hola a todos~ Esta es la primer historia KookTae que escribo. Soy bastante nueva en el fandom, por lo que dudé mucho en publicar. Pero la vida está para arriesgarse, ¿verdad? Así aquí estoy. Si les gusta no duden en hacérmelo saber, de antemano gracias por darle una oportunidad. 💜



Prólogo: Compromiso



Taehyung’s POV


de Septiembre, nunca olvidaré esa fecha.


Fue el día de la catástrofe, el mismo en que mi vida cambió por completo.


Un giro de 180 grados que pondría mi mundo entero de cabeza.


Claro, que no había forma de que yo pudiera saber lo que me esperaba a partir de aquella revelación…



—¿Por qué simplemente no pueden aceptarlo? ¡No lo entiendo! —Grité, más que enojado, y no pude contener el soltar un manotazo contra la mesa.


—Cariño, cálmate por favor. —Por el contrario, mi madre parecía tranquila, e incluso dio un sorbo a su taza de té, con un aura de paz y armonía que rompía completamente con la situación.


—Tu madre tiene razón, Taehyung. Necesitas tranquilizarte y actuar como un hombre adulto. —El tono de mi padre fue duro, como si el lunático en medio de todo esto fuera yo.


—¿Que actúe como un adulto? ¡Si los que están siendo totalmente irracionales son ustedes dos! No tiene ningún sentido.

—Dije lo último en un murmullo y me dejé caer nuevamente sobre la silla, en un intento por calmar mi ira.


Sentados al otro extremo, mis padres se miraron el uno al otro, como si supieran algo que yo simplemente no podía entender.


De acuerdo, quizás en ese momento parecía más un niño que atravesaba un berrinche frente a sus padres, pero habíamos tenido tantas veces la misma conversación que ya había perdido la cuenta.


—Entiendo que estés molesto, cariño, pero tenemos nuestras razones. —Mi madre extendió su mano sobre la mesa y la colocó sobre la mía. Sus delgados dedos estaban adornados por una serie de anillos lujosos, sus favoritos sin duda. Me dedicó una mirada serena y llena de ternura, lo cual consiguió calmarme un poco.


—¿Y cuál puede ser la razón por la cual no me han permitido tener una sola novia en toda mi vida? ¡Tengo 20 años, ya no soy un niño! —Apreté los dientes, en un intento por no perder el control de nuevo.


En realidad, quería romper algo y gritarles que era injusto.


Tal vez si hacía pedazos la colección de porcelana china de mi madre, o alguna pieza de arte de la exclusiva adquisición de mi padre.


A veces me sentía como si viviéramos en el siglo XVIII y necesitara su consentimiento para hacer mi vida.


¿Qué clase de progenitores negaban a su propio hijo una decisión tan natural?


El que mi padre fuera dueño de una compañía importante, no le daba ningún derecho.


Simplemente no podía entenderlo…


—Creo que ya es hora de que te digamos la verdad. Y hoy, precisamente, es un día importante. —La voz de mi padre me sacó de mis pensamientos. Alcé la mirada, sólo para encontrar que me observaba con una determinación que nunca había visto en él.


—Cariño, ¿estás seguro? —Mi madre también miró a mi padre cuando éste se levantó y comenzó a caminar lentamente por el salón.


—Hoy es Septiembre 1. Ya es hora de que lo sepa.


—¿De qué “verdad” estás hablando? —No pude evitar preguntar.


A estas alturas, lo único que quería era una explicación.


Siempre sucedía lo mismo. Cada vez que tocaba el tema de querer tener una novia, o incluso mencionaba que me gustaba alguien, mis padres negaban rotundamente la posibilidad y exigían que ni siquiera lo pensara.


Pero esta vez… Esta vez parecía que había algo diferente.


—Supongo que has escuchado hablar de las antiguas tradiciones de la familia Kim. —Empezó a decir mi padre. Se encontraba de espaldas, por lo que no pude ver su expresión— Como sabrás, nuestro linaje es muy respetado y algo que tomamos muy en serio es el honor de nuestra palabra.


—¿Pero qué tienen que ver las tradiciones y el honor en todo esto? —Quise saber, más confundido que nunca.


—Hace 20 años, hice una promesa a Jeon Choi que te involucra directamente, Taehyung.


—¿Y quién diablos es Jeon Choi?


—Cariño, cuida tus modales, por favor. —Pidió mi madre con voz tranquila, pero tranquilidad era precisamente lo que me faltaba a mí.


—Tú no lo recuerdas porque eras muy pequeño, pero cuando naciste nuestra familia atravesaba por un momento complicado y casi estábamos en la ruina. —Nunca había escuchado a mi padre hablar del pasado, y no me agradó nada hacia donde estaba llevando la conversación— Si no fuera por Jeon Choi, tú no estarías aquí disfrutando de los lujos que te hemos brindado. Por eso, le hice una promesa que ya es hora de cumplir.


Sentí la garganta seca, como si estuviera a punto de escuchar algo que cambiaría mi vida por completo.


—Papá… ¿Qué fue lo que le prometiste a ese tal Jeon Choi?


Por alguna razón, tuve miedo de escuchar la respuesta.


Mi padre se giró para observarme, clavando sus filosos ojos como dagas que dieron en el blanco.


—Como muestra de agradecimiento por lo que su familia hizo por la nuestra, le prometí que nuestros primogénitos contraerían matrimonio una vez que tuvieran la edad suficiente.


Silencio.


Por unos segundos, lo único que pude escuchar fue el tic tac del gran reloj y mi propia respiración.


Matrimonio… Mi padre me había sentenciado a una clase de matrimonio arreglado desde que era un bebé, y yo no tenía la menor idea.


Hasta el día de hoy, había creído que todo se debía a que mis padres eran en exceso conservadores, pero esto… Esto superaba cualquier cosa que pudiera imaginar.


—¿Como que matrimonio? ¡¿De qué mierda estás hablando, papá?! —Me levanté abruptamente y pegué un golpe sobre la mesa de cristal, sin importarme si llegaba a romperse o algo.


Esta vez, de verdad deseé quebrar algo con mis propias manos, tal como el mundo parecía resquebrajarse sobre mí.


—Taehyung, querido, tranquilízate y escucha a tu padre.


—¡No, no me pidas que me calme, mamá, porque nada de esto tiene sentido!


—Suficiente —La voz de mi padre resonó, tan potente que retrocedí un par de pasos. —Para ser sincero, no esperaba esta reacción, Taehyung. Eres demasiado joven, pero ya deberías ser capaz de comprender el valor de una promesa.


—¡No me vengas a hablar de promesas estúpidas! ¡Prácticamente me están obligando a casarme con una completa extraña! ¡Una mujer a la que ni siquiera conozco! —Mi respiración se volvió irregular, me costó tomar aire.


Demasiada información para procesar.


¿Cómo era eso que de repente debía casarme con la hija del amigo de mi padre, del que nunca antes había escuchado?


Quise lanzar el costoso florero de la mesa y que se estampara contra la pared.


Pero en lugar de eso, miré a mi padre con los ojos más desafiantes que pude, sin esperar jamás lo que vino después.


—¿Y quién dijo que era una “mujer”? —Alzó una ceja, y en ese momento supe que no me gustaría lo que diría a continuación— Jeon Choi jamás tuvo hijas. En realidad, tu prometido es un varón. Su nombre es Jeon Jungkook y ya va siendo hora de que se conozcan.

27 декабря 2020 г. 21:00:30 0 Отчет Добавить Подписаться
6
Прочтите следующую главу Capítulo 1: Magnolias

Прокомментируйте

Отправить!
Нет комментариев. Будьте первым!
~

Вы наслаждаетесь чтением?

У вас все ещё остались 10 главы в этой истории.
Чтобы продолжить, пожалуйста, зарегистрируйтесь или войдите. Бесплатно!

Войти через Facebook Войти через Twitter

или используйте обычную регистрационную форму