samsam Samantha Hirszenberg

[Superhero AU] ❝Vanther no era un héroe. Vanther era un hijo de puta... ¿No?❞ Solo alguien como Vanther podría hacer caer a un hombre por un edificio de diez pisos y aún así mantenerlo con vida. Claro que sus acciones le están costando caro, pero este no es el asunto más importante de toda la situación. Kim Tae Hyung caba de salvar a un hombre que tenía que haber matado y ahora... Hará lo que esté en sus manos para mantener con vida a esos ojos de cordero que parecen estar atrofiando su Mecanismo. En el universo de super héroes que todos conocemos, existe un malhablado ermitaño que se mueve por sí mismo, ignorando a la moral en su actuar irreverente...; Los tropiezos de su mecanismo perfecto, tienen una razón con nombre y apellido. Y ahora, tendrá que luchar con todo aquel que quiera perturbar la poca paz que posee... en una vida en la que los errores, están a la orden del día. ፧ ੈ Categoría: Acción | CiFi ፧ ੈ Pareja: TaeKook ⚘TaeHyung Top! ⚘JungKook Bttm! ፧ ੈ Edición: 03062020 ፧ ੈ Publicación: 15122020 ፧ ੈ Gráficos: ⠀⠀⠀» MARAVILLOSA PORTADA SEPARADORES Y BANNERS A CARGO DE: Aby Bae (@Shiroabyryuu) ♡ [De nuevo hay que venerar a Aby por el arte que se carga, ¿verdad que sí, gente?] ✦•··············•✦•··············•✦ Para comprender mejor, recomiendo leer primero el Episodio Piloto llamado "Vanther: Un Héroe Complicado" publicado a inicios del 2020 en este mismo perfil. © Samantha Hirszenberg 2020 © Se prohíben copias y/o adaptaciones


Фанфик Группы / Singers 13+.

#ia #kimtaehyung #jeonjungkook #antihero #AntiHeroAu #SuperheroAU #AntiheroAU
318
4.4k ПРОСМОТРОВ
В процессе - Новая глава Каждый четверг
reading time
AA Поделиться

00. DELIVERY

📷

⠀⠀⠀⠀⠀영 |DELIVERY

Todos saben que Vanther nunca falla. Ese es su mantra de vida y su lista perfecta de misiones exitosas dan fe de ello.

El susurro de la ciudad es constante, sereno y apacible. A mediados de agosto las temperaturas son cálidas, incluso durante la noche y están a lo mucho a veintiocho grados Celsius, si no es que veintinueve, pero esos son detalles de cálculo que al mecanismo le son irrelevantes. Observa desde la altura el camino que recorrería su cuerpo de caer... y no siente nada, su semblante es sereno, impasible e indiferente. El sonido de un choque llega de la nada, y lo ignora de igual manera en la que ignora la altura a la que se encuentra, o el hedor del cuerpo que carga con la mano izquierda.

—Bien, V... Necesito que traces una ruta perfecta de aquí a la oficina central de Min Corporation. Ejecuta un plan sencillo, ni siquiera necesitamos nuevos códigos de acceso. Dong Ju es un bastardo confiado, así que... no quiero errores esta vez. Llevaremos este paquete —dice, moviendo su carga en un osco sacudón—, y eso es todo.

"Comienzas a hablar solo, otra vez".

La vocecilla fastidiosa llega de pronto para perturbar su tranquilidad.

—Cierra la boca. No hablo contigo. Le hablaba a V.

"Ya sé lo que pasa. ¿Crees que no puedo ver los niveles de dopamina que estás generando en los últimos días?, también percibo un ligero aumento en la serotonina, y eso que no he pronunciado ni su nomb..."

—¡Silencio, dije! —masculla Vanther, mientras observa el curso de su salto a través de la mirilla—. No tienes ninguna prueba, ni mucho menos certeza. Solo quieres fastidiarme.

El salto debe ser en línea recta, pero debe mantener el pecho pegado a la pared para evitarse las complicaciones. El tacto en los cables es casi gélido, pero la regulación térmica parece estar funcionando sin problemas.

"Oh, claro que tengo pruebas. Cuando llegues a la casa, te muestro tu Registro Neuronal. ¿Quieres apostar algo realmente bueno?, como por ejemplo... ¿Quién preparará la cena los fines de semana? Estos niveles de dopamina me dan la razón. Serás mi sirviente a partir del siguiente lunes".

—¿Por qué no mejor te vas a joder a otro lado, Jung? No eres más que un... —No pudo concluir con su blasfemia, porque entonces el mecanismo le avisaba que el edificio estaba despejado. Los ruidos de la ciudad se hacen paulatinamente más y más elevados, más y más estresantes; entonces Vanther ordena al mecanismo disminuir la percepción de ruido externo. Silencio... Así es más feliz, a decir verdad. Un movimiento en falso y el "paquete" se tambalea peligrosamente entre el vacío.

"Cuando tu maduración cerebral llegue a su totalidad, podrás mandar a tu superior por un tubo, ¿verdad? Ahora por favor, Vanthy, trata de no hacer tantos berrinches. No queremos agregar más números a tu lista de deudas, ¿o sí?"

Tae Hyung aprieta los dientes, y dedica una mirada furibunda hacia el vacío.

Odia tener que depender de Jung para sus misiones. Pero mientras no se arreglase el problema del mecanismo —ese que le causó problemas con cierto chiquillo de ojos bonitos en una noche tranquila como esta—, tendrá que necesitar ayuda externa para mantener todo en orden. Así que, ahogándose todas las maldiciones hacia Ho Seok, ajusta bien el arnés mientras sostiene el paquete con un poco más de fuerza; Lo carga con la intención de calcular. Setenta kilogramos. Jung se había pasado por cuatro kilos y doscientos cincuenta gramos, esperaba que Min no se diera cuenta de la diferencia. (Al menos deseó que la edad fuera parecida, porque si no, entonces sí que lo mataría).

"No eres mi superior" quiso decirle. Pero se mordió la lengua, pues, aquí entre nos, ya no tenía energías para la misma maldita discusión de siempre. Por eso es que amaba más trabajar solo. Los equipos no son algo que le encanten.

—¿Y para eso cuánto falta, eh? Estarás fastidiándome hasta que cumpla los treinta, qué vergüenza... A penas busque cómo arreglar esto, te irás al demonio —susurra, mientras acomoda el arnés para poder bajar de la azotea sin hacer tanto ruido—, ¿por qué diablos Padre no me puso propulsores para volar? Escalar es una mierda. Spider-Min lo hace ver tan sencillo... pequeño bastardo de mierda.

Vanther no podía saberlo, pero al otro lado, el señor Hope se estaba divirtiendo de lo lindo con sus enojos.

El viento gélido de la ciudad revolotea entre sus negros cabellos, mientras cambia la posición del paquete para llevarlo sobre los hombros. En los impolutos cristales del edificio se reflejaban los pocos destellos verdes que traspasaban su atuendo y la enredadera de arneses que lo mantienen a flote. Odia ver su figura en el cristal, por lo que sacude fuertemente la cabeza, antes de seguir bajando, con cuidado de no golpear demasiado lo que lleva sobre los hombros.

"Es un pequeño precio para todo lo que el mecanismo te ofrece, ¿no?"

Vanther bufa de inmediato.

Ahí estaba de nuevo esa estúpida premisa. "Lo que el Mecanismo te ofrece".

Jung simplemente no tenía ni idea de lo que hablaba. En lo que a Vanther respecta, esa cirugía no consensuada solo le había traído una vida demasiado ajetreada para su gusto. Es decir, no es como que conociera una vida diferente, los primeros veinte años están en blanco, y... ¿a quién realmente le importa?; Pero a veces, solo a veces, desearía tener una biografía un poco más tranquila, un itinerario aburrido, eso le vendría bien; Entonces rectifica sus pensamientos. El mecanismo le dice qué hacer y mantiene con vida su cuerpo. ¡No podría pedir nada más!, ¿no? Es estúpido negar que el mecanismo le da más de lo que le quita y es estúpido dar vueltas al mismo pensamiento irrelevante, pero...

—Todavía tengo mis dudas —dice con ironía.

La verdad es que, no le molestaría levantarse los domingos y no hacer más que rascarse el trasero, recostado en una gran cama, enfrente de una buena maratón Matrix en la televisión. Pero no, a él le tocaba currar, le tocaba el trabajo pesado, el trabajo sucio. Y aunque, para ser honestos, no le molesta la paga, hay momentos en que la añoranza parece hacer estragos en su mente. Entonces el sistema entra en acción y borra los pensamientos innecesarios, él no puede estarse distrayendo con esto justo ahora.

"Gajes del oficio", pensó.

Vanther llega al penúltimo piso, en donde está el imbécil de su cliente, esperando por su entrega. No se confíen, él de verdad pensó en la ilusa posibilidad de subir el paquete por medio de los elevadores. Eso casi le hace ahogar una risilla tonta. No, no. No se iba a arriesgar a que alguna gota de sangre cayera sobre las alfombras de nuevo. Min enloquecería como la última vez y no necesita a un cliente regateando su paga a miserias por una estupidez como esa.

Ahora, solo necesitaba romper la ventana sin hacer ningún ruido. Un pequeño laser que tiene salida desde los nudillos de sus guantes, y puff, no más vidrios. Ni siquiera emitió un maldito sonido. ¡Cómo si fuese magia, Vanther ya está adentro!, porque los cristales se desintegran ante la tecnología de Padre.

—Viejo estúpido, al menos tus juguetes aún resultan efectivos —susurra.

"¿Has hablado con... él?"

La voz de Ho Seok llega hasta el interior de sus oídos por medio de la mirilla que se interna en su sistema auditivo. Los implantes internos de Jung son los únicos dispositivos capaces de sortear rastreos indeseados. No se quejó cuando se los implantaron, se quejaba ahora que no podía callar la voz de Jung tan arbitrariamente como antes, como cuando era libre. Ahora pensaba que no apreció el tiempo en que un simple "mute" le había entregado tanta paz mental.

Uh, eso le recuerda que debe activar el sonido de nuevo. Una ligera orden al mecanismo, y el incesante ruido de la ciudad, regresa.

—¡Qué va! —contesta irritado—. Ese bastardo está desaparecido desde hace más de... —a decir verdad, ya había perdido la cuenta —Qué importa, él ya no está aquí. —De pronto, un estruendo se escuchó a sus pies. Al mirar hacia abajo a través del ventanal perforado, Tae Hyung presenció un choque de autos en la avenida colindante con el edificio. Y era una lástima, porque parecía que esa sería una noche tranquila. Ahora no tardarían en aparecer las ambulancias y los policías regados por todos lados. Eso le haría las cosas más difíciles. Tae Hyung bufó—. Imbéciles, ¿quién diablos les enseñó a conducir? —se quejó a regañadientes—; ¡Jung!, ¿sigues ahí?

"Siempre estoy aquí, Van".

—Bien, asegúrate de ajustar el área fusiforme de las caras esta vez y... —dijo mientras se adentraba en el edificio, aún con la enorme bolsa blanca cubriendo la entrega—, déjame el resto. El mecanismo y yo terminaremos con todo antes de las nueve.

"¿Qué le digo al cachorro?".

Uh, fibra sensible... Y eso que no hemos hablado de este asunto. Ahí estaba su más reciente dolor de muelas... "El cachorro" como estúpidamente le llamaba Jung al joven Boseman.

Jung Kook Boseman: La única entrega que le había salido mal en todos sus años en el negocio. La única razón por la que ahora es objeto de burlas por parte de Jung y su estúpido sentido del humor. Si ahora está metido en todos estos inútiles e innecesarios problemas, es por culpa de Boseman y su... cara bonita. Las imágenes se despliegan con rapidez dentro del mecanismo. Pronto, toda la pantalla interna en la retina de Vanther está repleta de esos ojos miel y esa boca de cereza, abultada, como si hiciera un permanente berrinche. Jung Kook riendo en medio de su universidad. Jung Kook llorando en medio de la obscuridad. Jung Kook mirándole muy feo. Jung Kook cayendo de un edificio. Jung Kook y sus labios rojizos a la intemperie... Jung Kook... ¡Ah!

De inmediato Vanther le ordena al mecanismo inhibir cualquier información que tenga que ver con Boseman y su apariencia de ensueño. "No me estés jodiendo ahora" quiso decirle, pero entonces tuvo miedo de que Jung estuviera escuchando. Era una verdadera mierda. En ocasiones normales, si él quería distraerse con cualquier cosa, ahí estaba el mecanismo para mantenerlo a raya y concluir con sus trabajos con la mayor de las inflexibilidades. Pero si se trataba de Boseman... Entonces sí, el estúpido mecanismo se ponía... flexible.

—Maldita maquina inservible —se quejó, ahora sí de mal humor.

Esperó las burlas acerca de su Registro Neuronal, acerca de la manera en la que una simple imagen ponía como loca a la tecnología en su cerebro. Pronto, el monitoreo que le ayudaba a vivir con mayor dignidad, se estaba convirtiendo en una molestia, porque el mecanismo parece estar obsesionado con ese chiquillo y Vanther no entiende la razón.

Pero las burlas no llegan.

Y eso Vanther lo agradece desde el fondo de ese corazón que aún no está lleno de metralla... Al menos no del todo. Porque entonces comenzaría a hablar por hablar y eso no es algo que disfrute hacer. Deja anotado en el mecanismo que debe tener cuidado cuando tenga a Ho Seok en frente, que no debe hablar de más, o se pondrá en evidencia y eso dará pie a situaciones incómodas. Él evitará las situaciones incómodas a como dé lugar.

—Dile que... llevaré hamburguesas para cenar —dice con determinación, justo antes de que Jung corte la línea dejándole solo con sus pensamientos. Un pequeño sensor de huella dactilar debajo de su oreja izquierda, lo presiona muy ligeramente y el mecanismo se está reiniciando. Últimamente tiene que reiniciarlo muy seguido. Todo por algo que está decidido a bautizar como "Virus JK". Y aunque no está dispuesto a explicar las razones del nombre... seguro ustedes entienden.

Al llegar, un par de guardias se ponen en alerta al verlo. Le apuntan con sus armas con toda la determinación de volarle la cabeza.

—Tranquilos, solo vine a hacer un trabajo —dice con tranquilidad, sin aminorar el paso dentro de las oficinas de Min Corporation, se quita los arneses con total indiferencia y los avienta por algún lado en su camino. Los tres guardias le miran sorprendidos y de mala gana.

—¡Alto ahí! —El pobre guardia de seguridad se planta en frente de Vanther y tira del gatillo apuntando a su pierna derecha. De inmediato la bala da un tremendo rebote que da a parar en el brazo de uno de sus compañeros a su izquierda.

"Argh, ¿en serio creías que...? Menudo trío de imbéciles".

📷📷

Vanther saca el STI desde la parte baja de su espalda y tira del gatillo sin siquiera pensarlo un momento. El estruendo es casi nulo gracias al silenciador, lo que sí es completamente audible, son los gritos de agonía que profiere el guardia que le disparó, al caer estrepitosamente en el bonito enlosado del edificio.

Kim Seok Jin, el Jefe de Seguridad del edificio, abre de inmediato la puerta de la oficina al escuchar el ruido, y lo primero que se encuentra es una punzada en la cabeza que le dice que su migraña regresó. Gruñe con fastidio y se dirige a Vanther con la incredulidad en su cerúlea mirada.

¡Cómo se podía ser tan bestia!

—Eres un animal, Tae Hyung. Cada vez que vienes te cargas a dos de nuestros hombres. ¡Para ya!

—Ellos me apuntaron primero. Además, él le disparó a él —dice Vanther, apuntando al primer guardia que disparó y a su compañero herido por su propia bala. Los guardias se miran entre ellos y luego observan a Seok Jin, quien no está dispuesto a escuchar sus quejas.

—Uh, sí, y te dolieron tanto los balazos, ¿no? —exclama el bonito rubio de los labios gruesos con ironía mientras camina en dirección a la oficina central del edificio. En el camino, toma su teléfono, llama a la enfermería del edificio y se la entrega a uno de los guardias de seguridad que tiene la pierna ensangrentada y la cara roja de dolor. Pobre Roberts, apenas es su primer día y ya se encontraron con su problemático Buscador de Tesoros—. Toma, dile a la aseguradora que les dé un par de semanas de descanso —dice el jefe de seguridad con un rostro ligeramente apenado.

—¡Es un criminal!

—¿Ah, sí?, no me digas —prolifera Vanther con seriedad. La misma risita irónica de siempre está expuesta en su rostro solo para Roberts.

Con la misma Seok Jin camina acomodando su traje, rumbo a la oficina de Min. Tae Hyung le sigue el paso sin siquiera inmutarse por los hombres a los que acaba de herir sin razón. "A la próxima no disparen primero" piensa en sus adentros con profunda obviedad, mientras se encoje de hombros y guarda la STI de nuevo tras su espalda.

—¿En dónde está Min? —pregunta Vanther con fastidio. El lindo Kim lo mira con una risita divertida. Tienen cuentas qué saldar, pero esta historia apenas va por el prólogo, así que, tendremos que aguantamos antes de contar los dramas entre ambos "Kim"; lo que sí es seguro, es que Seok Jin es una constante piedra en el zapato que es muy difícil de quitar y que, sin su favor, quizá las cosas no habrían salido tan bien la otra noche—. ¿Qué tanto miras, Seok Jin?

—Nada, Tae Tae. Solo pensaba... En que tenemos una cita pendiente.

Tae Hyung toma el cuerpo y lo deja caer con violencia en la alfombra. Seok Jin se sobresalta ante el acto tan descortés.

—Lo siento, hoy tengo planes.

De inmediato puede ver como Seok Jin voltea los ojos con fastidio.

—¿Crees que no se dará cuenta?

—Avísame cuando comience a sospechar... No tardaré en conseguirles lo que necesitan. Me gusta más moverme en la noche y los niños nerds de preparatoria suelen dormirse temprano.

—No, no. Dong Ju ya ha logrado contactar con SpiderMin. —Vanther abre ligeramente los ojos por la sorpresa. Ahí iba otro jugoso contrato a la basura. Bueno, qué importaba. Tenía más clientes en la lista de espera, una princesa en japón que quiere regresar a su castillo, un elefante en áfrica que debe ser trasladado hasta California, un empresario que quiere acabar con su hermano para quedarse con la empresa. Tendrá que organizarse si quiere concluir con todo a tiempo—: Tuvieron una conversación no muy agradable esta misma tarde, tú sabes que ese niño es muy escurridizo. Ah, ¡de solo saber que estaba aquí me ponía de los nervios!

—Querrás decir muy resbaloso —exclama Vanther con la mirada impasible, revisando que los archivos en su mecanismo estén en orden. Le quedan a lo mucho treinta minutos, no, veintiocho; si luego en el restaurante del rey hay demasiada gente, llegará tarde a casa y entonces tendrá que soportar los reclamos de Jung durante al menos tres horas. Además de que todavía quiere ver a...—. ¿Estás celoso, acaso?

Seok Jin casi se ahoga con su propia saliva al escuchar aquello. ¿Como se podía ser tan descarado? Entonces observa que del cuerpo que acaba de traer Vanther, emanan un par de gotas que manchan la preciada alfombra de su jefe. Maldito Kim Tae Hyung que siempre se pasaba las normas por el arco del triunfo. Al menos las misiones, aunque no les salían baratas, siempre resultaban exitosas, de otra forma, no se veía con la capacidad de soportarlo. ¿Alguien en el mundo podía? Realmente lo dudaba.

—Largo. Te daré la mitad del pago extra, te ayudo a que no te corten la cabeza y me pagas con tus burlas. Eres tan malo, Tae Tae —dice Seok Jin con determinación mientras afloja el nudo en su corbata. Lo cierto es que los cadáveres no son algo que le encanten. Se da la vuelta para ignorarlo, mientras desde la computadora en el escritorio de su jefe, hace una transferencia por dos millones de dólares repartidas en las cuentas dispersas de Vanther. El hombre de la mirada de esmeralda observa cómo el dinero es depositado en sus cuentas bancarias a través de la mirilla del mecanismo y una risita ladina llega hasta sus labios al tiempo en que los ceros aumentan incesantemente, (sin duda su parte favorita de los trabajos). Tae Hyung no hace más que dedicar una reverencia, como pensó que se hacía en Corea, y se dispone a regresar por el mismo agujero en el que había entrado.

En el pasillo aún están los guardias que le miran con recelo, mientras son atendidos por un par de enfermeros. Vanther dedica el signo de paz con dos dedos al aire, y luego los enmarca en el ojo que lleva la mirilla. Eso pareció enojar a Roberts.

—Ay, Tae Tae... No te prometo poder aguantar por mucho tiempo. Ya sabes que yo soy muy cercano a mi jefe. Lo adoro. Si tengo algún secreto interesante, tarde o temprano... él lo descubrirá. Y eso que todavía no sabe que ese niño, eh... Boseman, está en el continente. Si se entera, uh... —Seok Jin parpadea llevando la mirada al techo, como una burla hacia Tae Hyung—. Seguro que tu maquinita interna se vuelve loca y la de él también... Si sabes a lo que me refiero.

Vanther no hace más que mostrarle el dedo de en medio y rodar los ojos, mientras desaparece en medio de la noche, como diciéndole entre dientes "haz lo que quieras, no me importa".

De un salto ya está de nuevo en la parte exterior del edificio, rumbo a la azotea. Los ruidos de la ambulancia y los policías se ven más calmados, ahora solo queda una patrulla. Una sola no es problema y ahora está limpio, ya no lleva cosas ilegales encima, por lo que, con toda la confianza del mundo, se posa en el borde del rascacielos y de un gran salto... Toma camino rumbo al Chateu.

"Misión Cumplida" apunta el mecanismo en su retina, con una lucecita tenue que parpadea con suavidad en la pantalla.

—V —llama al mecanismo en voz alta. Es una maravilla, la manera en la que simples señales neuronales le dan una capacidad sobre humana para realizar cualquier tarea. Desde aumentar su capacidad auditiva y visual, hasta incrementar la fuerza en músculos específicos en los momentos pertinentes. Por ejemplo, justo ahora, ha ordenado a sus piernas hacerse aún más fuertes para efectuar el salto de un edificio a otro sin gran problema. El estruendo el cemento bajo sus pies le indican que lo ha logrado a la perfección, como siempre. Va saltando de un lado a otro, pensando muy seriamente en la posibilidad de comprarse un auto.

Ahg, lo que daría por uno con tecnología Wakandiana... Pero ni en vida juntará tanto dinero para obtener uno. Y duda mucho que le dejen entrar al país sin un contacto o una invitación expresa. Y en serio, duda muchísimo más algún día obtener una. Un verdadero fastidio.

Pero no necesita el auto, le dice el mecanismo.

Cada fibra de su cuerpo puede ser controlada a niveles inimaginables.

Solo tiene qué pensar en un propósito. Podrán incluso sus manos lucir delgadas y frágiles, pero si él así lo desea, sus huesos pueden volverse tan sólidos como el más denso de los metales. Sus nudillos han desprendido más quijadas de las que puede recordar... Y se siente tan orgulloso de ello, como de cada Misión Cumplida que ha efectuado a lo largo de esos cinco años con el Mecanismo funcionando y andante. Por lo que ahora que ha concluido con la misión, puede prestar atención a otros aspectos más importantes, tales como—: ¿Cuál es el Burger King más cercano?

Sí, su listado de Misiones Exitosas es su mayor orgullo y seguiría perfecta, impoluta e intachable, hasta el final de sus días...

¿No es así?

📷

16122020 | Love, Sam.

17 декабря 2020 г. 2:30:34 19 Отчет Добавить Подписаться
36
Прочтите следующую главу 01. INSECURITY

Прокомментируйте

Отправить!
Lyn Lyn
encontre la historia y la ame tan pronto la vi ,espro y puedas publicar pronto
Pam ☀⁷ Pam ☀⁷
Acabo de encontrar esta joyita y ya me enamoré 🤯💜
MM Mariana M
Amo en serio espero que continúes con esta historia porque es p e r f e c t a

Venus Jeon Venus Jeon
AAAAA AAAAH ESTÁ GENIAL GDBTDJYFWHKT ojalá la actualices pronto 🥺💖💖💖💖💖💖💖💖💖💖💖💖💖💖💖💖💖💖💖💖💖💖💖💖💖💖💖💖💖

  • Samantha Hirszenberg Samantha Hirszenberg
    ¡Claro! Ya estoy trabajando en el siguiente. Diciembre es el mes de Vanther :3 December 19, 2020, 04:10
  • Venus Jeon Venus Jeon
    ENSERIO?! Me diste un gran motivo para alegrar mi día, te amo🥺💖 December 19, 2020, 08:18
  • Venus Jeon Venus Jeon
    Actualizarás? Sigo con vida por esto🥺💖😔 January 11, 2021, 08:59
  • Samantha Hirszenberg Samantha Hirszenberg
    Ohhh, disculpa. He estado teniendo unos problemas en la escuela, por eso no he podido sentarme a escribir como debería. ¡Pero sí actualizaré! No diré fecha, pero... Solo dame chance de organizarme por aquí :c gracias por esperar :c ❤️ January 14, 2021, 15:35
  • Venus Jeon Venus Jeon
    No no no,no importa, cuando tengas tiempo Tú tranquila, cuando puedas. 💖✨ January 14, 2021, 16:12
Taylor Elliot Taylor Elliot
La emoción fue real, oh Dios mío xndndk.

CamTaekook CamTaekook
Llegando ando Se viene artw

  • Samantha Hirszenberg Samantha Hirszenberg
    💖💖💖💖 jsjs. ¿Has leído Vanther antes? December 17, 2020, 03:29
  • CamTaekook CamTaekook
    No. No he leído antes, pero he leído tus historias taekook, como Ramé o cólera December 17, 2020, 20:18
  • CamTaekook CamTaekook
    Nono me confundí de nombre. Tu eres la escriotra de ¿Stigma? Si no me equivoco. Lo sieEnto =( Soy mala con los nombres, espero no confundirme esta vez December 17, 2020, 20:21
  • Samantha Hirszenberg Samantha Hirszenberg
    ¡No, no! Para nada. Las obras que mencionas no son mías ^^ December 17, 2020, 21:30
  • Samantha Hirszenberg Samantha Hirszenberg
    NONONO PERDÓN. ME DESUBIQUÉ HORRIBLE. Yo tengo una historia llamada Stigma, sí, sí, esa sí es mía. Pero Ramé y Cólera NO SON MÍAS, son de Houndix uwu. December 17, 2020, 21:41
  • CamTaekook CamTaekook
    Sisisi, entre s tu perfil. Es que soy mala con los nombred ah December 17, 2020, 21:49
~

Вы наслаждаетесь чтением?

У вас все ещё остались 2 главы в этой истории.
Чтобы продолжить, пожалуйста, зарегистрируйтесь или войдите. Бесплатно!

Войти через Facebook Войти через Twitter

или используйте обычную регистрационную форму

Golden Universe
Golden Universe

ALTO CONTENIDO DE SPOILERS. Golden Universe es un espacio de creación y planeación. En los siguientes apartados, se presenta un poco más a los personajes que conforman el mundo de "Vanther". Aprovecho entonces para explicar todo cuanto tenga para decir acerca de El Mecanismo, Vanther y su historia. Por ahora, me reservo un poco de la información en las fichas de personajes, hasta tener un poco más avanzada "Misiones Fallidas", pero también les comparto una serie de artículos y lecturas interesantes para entrar de a poco en este mundillo de redadas y corajes. ¡Bonita lectura! Nota; Referencias puntuales de los Cómics de Marvel, sobre todo cualquier cosa que tenga que ver con Corea del Sur o la tecnología Wakandiana. Узнайте больше о Golden Universe.