dayaxkim DayaxKim

Kim Taehyung es profesor, esposo y futuro padre de familia, con una vida común y bastante feliz; aunque existen ciertos rumores que corren por ahí. Se cree que el profesor Kim se folla a uno de sus estudiantes, a uno lindo y de buen cuerpo llamado Jeon Jungkook. —Contenido homosexual y explícito. —Mini historia de trece capítulos. —Pareja: TaeKook | VKook —Taehyung (Top) | Jungkook (Bottom) —Historia original. —Obra escrita por DayaxKim. No se permiten copias o adaptaciones de ningún tipo.


Фанфик Сериалы/Дорамы/Мыльные оперы 18+. © Todos los derechos reservados

#bts #kimtaehyung #jeonjungkook #jungkook #vkook #taekook #kookv #taehyung #kooktae #btsjungkook #btstaehyung #btsfanfic #fanficbts #btsvkook
216
7.1k ПРОСМОТРОВ
Завершено
reading time
AA Поделиться

Capítulo 1: Nos mata el hecho de ser un secreto



Nos mata el hecho de ser un secreto.

—DayaxKim



🦋





—¿Por qué esa cara, profesor Kim?


¿Pero cómo se atreve a preguntar? Exactamente hace diecisiete minutos con quince segundos su estúpido amigo le entregó una maldita caja de chocolates, y bueno, el niño bonito frente a mí la aceptó con una gran sonrisa.


—Todavía lo preguntas— Siento mi sangre hervir, ¿es normal estar tan furioso?


—Huh— No Taehyung, sus pucheros no pueden contigo, ¡deja de mirarlo!— ¿Es por Hoseok?— Se condujo tranquilamente a la puerta, la cerró y tras haberlo hecho presionó el seguro—Profesor Kim usted es tan celoso conmigo.


—...— Trazó una sonrisita traviesa en medio del potente rosa acumulado en sus mejillas, me quedé en silencio, bufé molesto bajando la mirada hacia mi escritorio donde estaban muchas evaluaciones que aún no he calificado, maldita sea, quiero ahorcar a Hoseok.


—Cuantas veces te he dicho que él es sólo un amigo— Se acercó y tomó rápidamente asiento en mis piernas. Lo miré y caí en el inevitable efecto de Jeon Jungkook a pesar de estarme muriendo de coraje.


—¿Entonces por qué aceptaste esa horrible caja de chocolates? Y aún peor ¿por qué le sonreíste cuando la tomaste?— Siento que estoy echando humo por las orejas. A Hoseok le gusta Jungkook, ni siquiera hace el esfuerzo por esconder sus sentimientos y eso me llena de rabia, siempre está dándole detalles, siempre está coqueteándole, siempre está invitándolo a salir ¡maldición!


Y a veces temo que Jungkook que cambie por él, porque con él no tiene que esconderse...


—Hoseok siempre me ha tratado de esa forma, ambos sentimos una linda amistad por el otro, nada más que eso— Abultó sus labios enredando sus brazos en mi cuello.


El caos en mi cabeza aumenta intensamente cada vez que lo veo a los ojos y me pregunto ¿qué realmente siento por él?. Pero es ridículo y peligroso cuestionarme demasiado acerca de él, porque lo único que nos une es el deseo prohibido entre profesor y alumno.


Nada más que eso.


—Tae— El roce de sus suaves labios me trajeron de vuelta a la realidad. Acarició mis mejillas estando cerca de mi rostro— No estés molesto uh, no siento nada por Hoseok, nada nadita.


Pero él es de tu edad, él no está con nadie, él tiene en claro lo que siente por ti.

—Taeee— Plantó en beso en mi mandíbula, su pucherito lo hacía ver tan adorable.


—Ah bien, pero aún no se me pasa el coraje— No hice el intento por sonreír o algo, eso a él le causo gracia y rió, siempre se ríe de mí, pero no me quejo, pues su sonrisa es un portal a un hermoso y lejano mundo.


—Profesor Kim sonría, si lo hace le daré lo que usted quiera.


—¿Lo que yo quiera?— Demasiado tentador.


—Sí, lo que usted quiera, daddy— Mordió su labio bajo aguantándose una risita, sabe que no debe provocarme en el colegio y aún así lo hace— No me disculparé por decirle esas cosas aquí, huh.


—¿Ah si?— Sonreí tomándole su cintura, amo que sea así, simplemente me encanta.


—Sí, nunca olvides que el que manda aquí soy yo— Me tiene loco desde el primer día.


—Vas a hacer que pierda el control— Le robé un corto beso que nos dejó a ambos sonriendo durante unos segundos— Tengo algo para ti, espérame un momento ¿sí? —Tomé despacio sus caderas y lo levanté de mi regazo para ponerlo encima del escritorio.


Hoy es 1 de septiembre. Un día como hoy hace dieciocho años nació el chico más hermoso del planeta.


Caminé hacia el gran armario ubicado al fondo del salón. En la mañana, antes de que él y los demás estudiantes llegaran, escondí un ramo de tulipanes que compré por su día especial.


Saqué el ramo del armario. Me sentí un poco mal porque los tulipanes no lucían tan hermosos como cuando los compré en la mañana.


—Emm bebé...perdón por si están algo estropeados — Las flores son sensibles y yo las vengo a meter en un armario lleno de cosas, increíble Taehyung, aunque bueno no tenía en donde más esconderlas— Lo siento...


—Tae...— Sus bellos ojos se habían cristalizado y sus labios rojos acomodaron un puchero, quizá su corazón está latiendo tan violento como el mío.


—Hace unas semanas me dijiste que amas los tulipanes, más si eran de muchos colores...— Llegué a donde él y le extendí su gran ramo multicolor. Sus ojitos brillaban ¿cómo no derretirse con eso?— ¿Te gustan?


—S-sí...e-están muy hermosos, ¿en verdad compraste esto para mí?— Tomó el ramo luciendo radiante y feliz, sus pequeños dedos rozaron los delicados pétalos mientras una linda sonrisa no hacía más que crecer en su angelical rostro— Gracias Tae, p-pensé que no te acordarías de mi cumpleaños, lo siento, es que te lo dije hace meses— Aunque hubieran pasado años, yo no lo habría olvidado.—E-estoy muy feliz, es mi primer cumpleaños contigo— Y eso es lo que me hace más feliz.


Mis manos sostuvieron sutilmente su rostro, nos miramos sin pensar en nada más durante unos escasos segundos, acerqué mis labios a los suyos, por instinto sus ojos se cerraron, y antes de finalmente besarlo me tomé un pequeño tiempo para guardar esa linda y tierna imagen él en mi corazón.


Hice que nuestros labios se encontraran, de inmediato accionaron vehementes y tan sutiles que el ambiente que volvió más cálido. Mis manos descendieron por su espalda, deteniéndose por unos instantes en su estrecha cintura, tan pequeña y elástica que me enloquece; bajé un poco más, yendo sin prisa a su redondo trasero.


Dócilmente apreté sus nalgas provocando que arqueara su espalda y gimiera en medio del fogoso beso.


—Hoy en la mañana, me vi allí y seguía rojo huh, dolía un poquito, fuiste muy rudo conmigo ayer.


—No me digas eso ahora, harás que vuelva a nalguearte como ayer— Sonriente deslizó su lengua por mi boca. Agarré sus nalgas tan fuerte que chilló, sus dientes atraparon mi labio inferior.


—Q-quiero que lo hagas, pero...— La puerta fue tocada dos veces seguidas, mierda— A esta hora viene tu esposa.


—...— Aún mirándonos a los ojos nos alejamos— Jungkook...— Dejó de verme, bajó del escritorio y se encaminó a su banca para tomar su mochila. La puerta volvió a ser golpeada, esta vez acompañada por la voz de mi esposa Suni.


Jungkook avanzó a abrirle, le retiró el seguro a la manija y giró de esta, encontrándose pronto con la siempre presente sonrisa de Suni.


—Hola Kookie, ¿cómo te fue hoy?— Ella preguntó acariciando la oscura cabellera de Jungkook. Es desagradable verlos interactuar, me hace sentir tan mierda.


—Bien...señora Kim— La voz de Jungkook se volvió frágil, quebradiza. Volteó a verme, el brillo en sus ojos se había desvanecido— Nos vemos mañana profesor Kim.



11 декабря 2020 г. 18:25:59 2 Отчет Добавить Подписаться
54
Прочтите следующую главу Capítulo 2: Jungkook es...sólo una distracción

Прокомментируйте

Отправить!
Vale ♡ Vale ♡
Ta potente 👁👄👁
Mochi Park Mochi Park
AMOOOOOWNXLQNDNAM
~

Вы наслаждаетесь чтением?

У вас все ещё остались 13 главы в этой истории.
Чтобы продолжить, пожалуйста, зарегистрируйтесь или войдите. Бесплатно!

Войти через Facebook Войти через Twitter

или используйте обычную регистрационную форму