samsam Samantha Hirszenberg

El señor Seung es un honorable anciano que acaba de rentar un apartamento en el barrio más concurrido de Busan. La renta es bastante barata y le alcanza con lo que su hijo, aquel muchacho que no le visita desde que cumplió la veintena, le manda una vez cada dos meses por medio de un sucio correo postal que siempre llega retrasado. Le llama un par de veces al mes, pero en ninguna de esas llamadas, ha sido capaz de decirle... que en armario se esconde un escalofriante cadáver andante.


Ужасы Готический ужас 21+.

#oscuro #suspenso #misterio #horror #terror
2
1.0k ПРОСМОТРОВ
В процессе - Новая глава Каждый понедельник
reading time
AA Поделиться

01. Arrendar

⠀⠀⠀ ➧ CAPÍTULO UNO

⠀⠀⠀ EL ANCIANO Y EL CADÁVER


Haneul, los niños aún le llaman de esa forma. No es necesario pensar en el nombre del anciano, sino en la manera tan interesante en la que ha envejecido. Aún si de vez en cuando decide ir al templo Beomeosa para rememorar los viejos tiempos en los que los edificios hoteleros no llenaban la vista de su hogar, estar en casa le da una paz interna inimaginable que puede tomar como consuelo.


A los setenta y nueve años que llevaba en el mundo, los huesos le dolían más de lo necesario, por lo que, si no tenía que caminar, mejor para él. Sus días se reducían a una emocionante viaje desde la puerta de su casita, hasta la verja en el jardín para recoger el periódico, todo porque Nun, su adorable cachorro, no era lo suficientemente listo como para entender sus señales cuando le pedía que fuera por él.


Haneul se quejaba bajito, pero tampoco era como que le importara demasiado. Olvidaba muy rápido su enojo, entonces se ponía a leer los anuncios de los periódicos, como si buscara un trabajo. Ya estaba jubilado, realmente no necesitaba tanto dinero extra, y con lo que le mandaba su hijo, vivía bastante bien. Pero siempre le fue difícil desprenderse de las viejas costumbres. (Si Min Soo siguiera viva, seguro le diría que dejase de perder el tiempo en algo tan aburrido como aquello). Pero estaba solo.


Los días se pasaban lentos, uno tras otro.


"¡Nun-ah!" Llamó al perro, cuando no obtuvo respuesta, supuso en entrar a la casa y abrirle cuando él estuviera listo para enrollarse entre sus piernas y hacerle compañía. Lo cierto era que, a pesar de que la casa se posaba vacía entre cada habitación maloliente a naftalina, la compañía nunca le hizo falta.


En la mesa de la entrada, en donde aún mantiene instalado el teléfono fijo que nunca suena, tiene un sobre amarillo que contiene el motivo "para papá". Lo abre con cuidado de no romper demasiado la pestaña pegada y se asegura de de el dinero esté en orden. Es más o menos la misma cantidad que le viene entregando desde hacía dos años, cuando la pensión ya no le fue suficiente para pagar las medicinas.


Toma los anteojos colgantes en el bolsillo delantero de su camisa y se los pone con mucho cuidado, cierto, no ha ido a visitarle como había prometido y en una notita arrugada dentro del sobre, su único hijo le explica el porqué. Se dispone a caminar con lentitud hacia la parte posterior de la casa, luego sube las escaleras entre quejidos y ruiditos de molestia, pues los huesos le truenan al menor movimiento.


Al llegar al ático, por medio de una pequeña compuerta, da un rápido saludo. Dedica una sonrisa amable al cadáver del hombre joven en la esquina derecha de la habitación... No hay nada extraño en saludar a un inquilino, mucho menos si este inquilino en cuestión vivió en la casa desde mucho antes de que Haneul decidiera que aquel sería su nuevo hogar.


Él anciano se queda callado, y un par de minutos después, justo como esperaba... El cuerpo inerte le devuelve el saludo.



19122020 | Love, Sam.


19 декабря 2020 г. 18:49:44 0 Отчет Добавить Подписаться
2
Продолжение следует… Новая глава Каждый понедельник.

Об авторе

Samantha Hirszenberg ♥️ Soy Sam Hirszenberg, es un gusto conocerte.

Прокомментируйте

Отправить!
Нет комментариев. Будьте первым!
~