2
2.3k ПРОСМОТРОВ
Завершено
reading time
AA Поделиться

unico.

La noche era fría. Desolada y con aires de melancolía.


Sus pensamientos en una encrucijada complicada de resolver; sus pasos lo llevaron hasta la orilla del mar.


Se sentó en una de las tantas rocas que sobresalían de la blanca arena. Cerro los ojos y respiró profundo, el aroma del mar llegó hasta sus fosas nasales y la brisa golpeó su cara, haciendo que sus cabellos color castaño se movieran al compás de está.


Volvió abrir sus ojos color azabaches y contempló el panorama que se encontraba ante el. Todo era tan hermoso, el sonido de las olas romper contra el arrecife llegó hasta sus oídos y eso lo hizo sonreír casi imperceptible.


No supo cuánto tiempo estuvo en ese lugar, solo fue consciente de su alrededor, cuando a los lejos vio como un chico comenzaba a caminar hacía en la dirección contraria . Curioso por saber quién era, se acercó tratando de no hacer ruido para que no lo descubriera y se asustará.


Estuvo mirándolo por un tiempo hasta que el chico voltio haciendo contacto visual con él; sus ojos eran grandes en donde se reflejaban cuidades en llamas y cielos de Nalpam, tan azules como el océano mismo.


-¿Quién eres tú?- preguntó el chico desconocido haciéndole frente. No había observado a nadie cuándo se dirija a ese lugar.


-Taehyung-respondio absorto en la belleza de esos luceros. El tiempo que estuvo perdido en sus ojos contó quince llamas dentro de ellos.-¿Y tú?


No podía creer que una persona tuviera unos ojos tan azules y ni hablar de lo atractivo que era el chico, sus cabellos color negro se movian con el viento suave, su piel era pálida resaltada por la luz plata que emitía la luna. Solo una palabra podría describirlo, etéreo. Todo en ese chico era etéreo.


-Jungkook.- dijo después de dudar en responder, pero al final lo hizo. Algo en ese chico lo aturdía, talvez la forma en la que lo miraba, como si fuera el ser más irreal que haya visto.

-Tienes ojos oceanicos- ni siquiera dudo en acercarse un poco, como si no fuera él. Atraído por esos dos océanos que resplandecían cuál diamante.-no puedo dejar de mirar tus ojos oceanicos...son tan hermosos.


Jungkook estaba sorprendido. Era la primera vez que alguien más aparte de su madre le decía que sus ojos eran hermosos. La mayoría de las personas le decían que el era un fenómeno por no tener lo ojos oscuros como los demás. Por mucho tiempo aborreció tener los ojos de color azul.


Sus mejillas se tornaron de un color carmesí, avergonzado por las palabras dichas por el contrario; sin duda ese chico de nombre Taehyung era especial.


-Gracias- el también miro los ojos de Taehyung, se dió cuenta que eran tan oscuros como la noche y tenían estrellas reflejados en ellos.-Los tuyos también son hermosos...


Y no mentía, a pesar que eran de un color común tenían algo especial en ellos que los diferenciaba de los demás.


-¿Te asustarías si te dijera que estoy cayendo en tus ojos oceanicos?-tomo la mano de Jungkook antes de continuar y termino por acercarse quedando a centímetros de su rostro.-nunca había caído desde tan alto por unos ojos como los tuyos.


-No, no lo haría...- reforzó el agarré de sus manos y estampó sus labios con los de Taehyung.


Era un roce tímido y cautivante, conociendo la boca contaría. Se encontraban más que sorprendidos por su actuar, ellos eran unos desconocidos, más sin embargo, ahí estaban, parados a la orilla del mar besándose como si se conocieran de toda la vida.


Y Taehyung supo que ese chico con mente de diamante había llegado a su vida para quedarse. Fue consciente que todo esté tiempo, estuvo caminado por un mundo ciego; hasta que vio a esa criatura que si se lo proponía realmente sabría cómo hacerlo llorar con esos ojos oceanicos.


3 октября 2020 г. 2:20:50 0 Отчет Добавить Подписаться
0
Конец

Об авторе

Прокомментируйте

Отправить!
Нет комментариев. Будьте первым!
~