houndix yuyu!! ᐡᐧﻌᐧᐡ

(...) A veces, ni el amor y la paciencia más grande del mundo son suficientes. © houndix (nepheleus en wattpad) ED. O N E - S H O T. smut; jk bottom y th top. contenido homosexual y lenguaje explícito. ☞ NO SE PERMITEN COPIAS, ADAPTACIONES O RE-PUBLICACIÓN EN OTRAS PLATAFORMAS. ¡gracias por leer!


Фанфик Знаменитости 18+. © TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS

#bangtansonyeondan #bangtanboys #bts #jeonjungkook #kimtaehyung #vkook #taekook
447
11.1k ПРОСМОТРОВ
Завершено
reading time
AA Поделиться

ÚNICO

Taehyung iba caminando como de costumbre con un café espresso Americano en mano y una resplandeciente sonrisa en sus labios. El día se encontraba en el mejor punto de la jornada; el cielo estaba completamente azul, siéndole de compañía pequeña nubes blancas y esponjosas.


El panorama era digno de fotografiar, y por supuesto que luego se daría el tiempo de disfrutar de semejante belleza, pero aquel día era especial y tenía, a toda costa, que ser perfecto.


¿La razón? Estaba de aniversario con su amado Jungkook.


En ese día se cumplían exactamente cinco años de que ambos chicos contrajeran matrimonio, pero fuera de toda la felicidad que Taehyung sentía desbordar por todo su ser, habían otras razones por las cuales sentirse dichoso y plenamente satisfecho.


Incluso si nada de lo que tenía planeado se había llevado a cabo aún.


Su sonrisa se ensanchó y no tardó en apurar su paso, ansioso por llegar pronto al departamento que compartía con su esposo. Tenía unos cuantos detalles que arreglar, y no bromeaba al decir que todo tenía que quedar perfecto. Todo tenía que salir acorde a sus planes.





[. . .]





Al llegar al departamento no fue mucho lo que tuvo que hacer. Ordenó lo mejor posible la enorme caja de regalo que tenía preparada para Jungkook, colocándola en uno de los costados de la habitación que ambos compartían y poniéndole unos cuantos adornos como moños y encintándola con papel celofán. Se sentía orgulloso de sí mismo al lograr el efecto que quería mostrar: uno de misterio y curiosidad.


También se encargó de arreglar cosas mínimas, como por ejemplo el vino junto a sus respectivas copas.


Observó su reloj de pulsera, percatándose de que su amado pronto llegaría, y no se equivocó, pues diez minutos más tarde se escuchó la puerta principal ser abierta y posteriormente cerrada.


Taehyung sirvió con rapidez el vino en las copas y tomó estas últimas entre sus manos. Seguido de aquello, se encaminó a la sala para el encuentro con su esposo.


— Ya te extrañaba. — Comentó el mayor con una enorme sonrisa al entrar al living.


— ¡Amor! — Chilló el menor, corriendo a los brazos que lo esperaban. Taehyung abrazó con sumo cuidado el cuerpo de Jungkook, velando porque el líquido vertido en las copas no se fuese a derramar. Kook sonrió, separándose luego de varios segundos y tomando una de las dichosas copas. — Creo que no merezco a un esposo tan detallista y hermoso como lo eres tú.


— ¿Qué cosas dices? — Rió, pasando una de sus manos por la cintura del castañito, el cual bebió un poco del vino y seguido de ello, depositó un suave y corto beso en la mejilla de Taehyung, quien sonrió casi embobado. — Te extrañé.


— ¿Mucho, mucho?


— Mucho... — Tomó la copa que Jungkook tenía y junto a la suya, las dejó en una de las tantas mesas que habían por el living. — Me moría por besarte, por verte de nuevo... — Susurró, su voz tornándose un tanto ronca.


— Pues ya me tienes aquí, mi amor.


— Y vaya que sabré aprovechar el tiempo. — Como si necesitara de aquello, envolvió entre sus brazos la cintura del menor con posesión. Fuerte y firme. Y sin esperar un minuto más, atacó los labios que tanto deseaba en un fogoso y apasionado beso.


Jungkook tomó el cuello de Taehyung, brindándole pequeñas caricias con sus dedos y, muy de vez en cuando, subiendo hasta su cuero cabelludo para jalar con suma suavidad de aquellas hermosas hebras rojizas que poseía su esposo. Estaba tan impregnado en el beso que se le hizo inevitable no soltar un pequeño gemido al momento en el que Taehyung se encargó de que sus lenguas se encontraran.


— Amor... — Gimoteó, separándose por breves segundos con el único propósito de tomar aire; no obstante, el pelirrojo volvió a capturar sus labios, sólo que con más lentitud y menos brusquedad.


Y así pasaron segundos. Segundos que no parecían nada, porque cuando sus labios se descubrían el uno al otro, era como si ni siquiera todo el tiempo del mundo fuese suficiente.


O al menos así lo sentía Taehyung.


El mayor besaba al menor como si quisiera recordar aquellos preciosos y delicados belfos por el resto de su vida. Como si quisiera impregnarse de él para jamás olvidarlo. Y por supuesto que a Jungkook se le hizo extraño, pero no hizo ni dijo nada. Después de todo, él lo estaba disfrutando.


Taehyung sonrió entre el besuqueo y apretujó la anatomía de Kook un poco más contra la suya. Sus manos comenzaron un paseo lleno de deseo por la espalda del castaño; también por sus glúteos, los cuales apretó y masajeó.


Jungkook gimió.


— Quiero hacerte el amor. — Expresó el pelirrojo al dar por acabado el beso, y sin dejar de apretujar las nalgas que tenía entre sus manos.


Jeon respiró hondamente, esperanzado en recuperar aunque fuera un poco el aliento.


— Sólo hazlo.


Y sin hacerse esperar un minuto más, Taehyung empujó al menor hacia el gran sofá que se encontraba en el living. Jungkook cayó boca arriba y apoyó sus codos en la superficie acolchada, mientras observaba fijamente a Taehyung quitarse la camisa y desabrocharse con prontitud el pantalón.


Kook también se desprendió de su prenda superior, y fue el mayor quien acabó con la distancia entre ambos, posicionándose a horcajadas del castañito y comenzando a besar de nueva cuenta aquellos labios que tan loco lo estaban volviendo.


Y que serían por siempre suyos.


Siempre.


Las manos de Jungkook pasearon por los hombros de su esposo, a los cuales le brindaba ligeros apretones de vez en cuando. Taehyung no se quedaba atrás, pues del mismo modo acariciaba la silueta de quien tenía a abajo, con tanta delicadeza que al menor le era completamente imposible no suspirar y jadear ante tan placenteras atenciones.


Taehyung se separó del beso y se concentró al instante en el cuello de Jeon, chupándolo, mordiéndolo, lamiéndolo y dejando miles de marcas ahí, a la misma vez que sus manos se encargaban de desabrochar el pantalón del menor y, posteriormente, desprenderse de él junto a su bóxer, dejándolo totalmente desnudo.


— Eres perfecto... — Comentó con un tono ronco cuando se tomó el tiempo de analizar de arriba a abajo el excitante cuerpo de Jungkook sin ropa alguna que obstruyera su visión, como Dios lo había traído al mundo. — Y mío. Sólo mío. ¿Verdad, cariño?


Kook asintió, mordiendo su labio inferior y entrecerrando sus ojos por milésimas de segundo. Le encantaba cuando Taehyung le hablaba así.


— Sólo tuyo, Tae...


El mencionado sonrió con soberbia, demasiado orgulloso de lo que tenía. Se reincorporó un poco e imitando lo que había hecho con su esposo, también se desprendió de sus pantalones como a la misma vez de su bóxer. Igualmente quedando desnudo.


— Bésame. — Pidió Jungkook y Taehyung obedeció, dándole inicio a un nuevo, pero candente beso. Tanto así que a Kook le fue difícil llevarle el ritmo a su mayor.


Hoy estaba, en cierto modo, salvaje.


El pelirrojo tomó las piernas del castaño por la parte inferior y las separó, colocándose entre estas segundos después, rozando su miembro con el ajeno y pegando su pelvis a la de Jungkook, quien gimió cuando Taehyung empezó a simular embestidas. El pene de este último se rozaba con la entrada del menor, y en él no se hicieron esperar las ganas de tenerlo adentro.


— T-Tae...


— Shh. — Tomó entre sus dientes el labio inferior de Jeon y lo jaló, solamente para volver a besarlo después. Sus dedos se dirigieron a la entrada de Jungkook y con su índice y dedo medio empezó a acariciar la zona, haciendo estremecer al castaño, el cual curvaba su espalda debido al placer. — Quédate quieto, precioso.


Y metió su índice en aquella cavidad, sintiendo la estrechez y calidez que le brindaba.


— A-Ahh... — Taehyung sentía que esos gemidos agudos eran como el paraíso.


No le faltaban ganas de entrar bruscamente en él solamente para escucharlo gemir y observar las expresiones que hacía cuando lo follaba.


Le encantaba ver a su esposo moviéndose violentamente contra cualquier superficie, ya sea la cama, el sofá, el piso, la pared. Sólo le encantaba verlo sudando, moviéndose al compás de como lo penetraba: sin piedad y con violencia.


Le encantaba.


Si pudiera, pasaría toda la eternidad haciéndole el amor. Si pudiera.


Metió otro dedo, el del medio, y empezó a moverlos como si se trataran de una especie de tijera. Jungkook gemía y podía verse fácilmente cómo su respiración se había comenzado a acelerar y él a desesperar.


Taehyung también estaba desesperado por metérsela de una buena vez.


Metió el último dedo, y luego de haberle dado la preparación correcta al menor, tomó su miembro y lo alineó a la entrada de Kook; no obstante, no lo metió. Por el contrario, restregó y presionó tortuosamente el glande contra el área, en espera de aquella petición que tanto le fascinaba oír.


— T-Tae... por favor... — Suplicó Jungkook casi lloriqueando. Taehyung sonrió ladino y frotó aún más su pene con la entrada del castaño. — Mh... Ah...


— Pídelo. — Demandó en un tono grave, que lo único que logró fue excitar más al menor. — Vamos, Kookie.


— Hazme... h-hazme tuyo...


— Eso no me convence...


— Hazme el amor, fóllame, cógeme, todos los sinónimos qu... — Y obedeció, callándolo. Metió primeramente la punta, y luego, de una sola estocada, su miembro por completo. — ¡A-aah!


Los ojos de Jungkook se aguaron. Sus dientes atraparon su labio inferior y su pecho subía y bajaba con rapidez. Se sentía lleno, y pese al dolor, no le importaba que el mayor lo quisiera romper en dos. Él siempre cedería.


Taehyung esperó a que el menor se acostumbrara al tamaño de su pene, y por mientras besó su mejilla y también sus labios. Tomó con sus manos las de su esposo y las entrelazó con las suyas, colocándolas a cada lado de la cabeza del castañito, quien apretó el agarre, anhelando sentir más de cerca al pelirrojo.


Kim dio la primera embestida y Jungkook gimió. Ya se sentía listo.


Taehyung levantó un poco su torso y empezó a mover su pelvis con fuerza y rapidez, penetrando a Kook con deseo y desdén. Observó la imagen que tenía frente a sus ojos y, sin duda, era su favorita.


Ahí estaba Jungkook, gimiendo, con los ojos cerrados, con pequeñas gotas de sudor resbalando por su frente y con su cuerpo moviéndose violentamente contra, en ese caso, el sofá. Inmovilizado de forma dulce por las manos entrelazadas de Taehyung y con aquellos labios rojos y bastante hinchados por los besos salvajes que anteriormente ambos se habían dado.


— Me encantas. — Confesó con la respiración entrecortada el mayor, sacando su miembro por completo, para luego adentrarlo a fondo.


— ¡Aah! — Y joder, haría eso cuantas veces fueran sólo para oírlo gemir así. Repitió su acción, y Jungkook lloriqueó. — ¡T-Tae... Taehyung!


Así es, gime mi nombre, pensó Kim, sólo mi nombre.


Bajó el ritmo de las embestidas; sin embargo, las hizo más profundas. Salía casi por completo del menor, y luego entraba totalmente, tocando el punto que hacía enloquecer al castaño y que lo hacía gemir como gatita en celo.


Una mala comparación, pero vaya que bastante acertada.


Y volvió al ritmo violento. Tan violento que se vio obligado a soltar las manos de Jeon para, en cambio, tomar firmemente su cintura y no permitir que su cuerpo se alejase o moviese mucho. Y para seguir marcando profundidad, claro estaba.


— ¡Joder, Tae... Aaahh! — Lloriqueó. — Po-Por favor... mh...


— ¿Por favor... qué? — Relamió sus labios fugazmente. Enterró sus dedos en las caderas de su amado, estando seguro de que cuando las soltara quedarían marcas, pero poco le importó.


— Y-Yo... Aah... — Lloriqueó aún más fuerte. Aún más placentero a oídos de Taehyung. Encorvó su espalda y mordisqueó sus labios, el placer era demasiado. — Necesito...


Y se calló abruptamente cuando una de las manos del mayor tomó su miembro, masturbándolo al mismo ritmo de las penetraciones que estaba recibiendo.


Sus gemidos aumentaron y su desespero también. Se sentía en el cielo, pero también sentía que de repente era arrastrado al infierno.


Y sólo Kim Taehyung lo hacía sentir así.


— ¡Taehyung! — Chilló. Las embestidas disminuyeron la velocidad y fue algo que agradeció; sin embargo, la masturbación seguía siendo la misma. Inhaló profundamente, tratando de recuperar un poco la cordura y regular su alterada respiración. Misión imposible. — Mh...


— Dime que eres sólo mío. — Exigió, dejando en plena quietud su pelvis. — Dímelo.


Jungkook abrió los ojos, encontrándose con aquella brillante y estridente mirada. Taehyung era tan sexy, Dios, de verdad lo era. Sus labios, aquel singular color de piel que bañada de sudor se veía tan sexy, sus ojos, su cabello húmedo y su voz profunda y retadora lo eran todo.


— Soy tuyo... — Susurró, manteniéndole la mirada a su mayor, quien sonrió una vez más con desbordante soberbia. — Siempre será así.


— Siempre. — Aseguró y su pelvis empezó a moverse de nuevo. Con la misma precisión y salvajez que era tan característica en él.


Jungkook soltó unos cuantos gemidos más agudos que los anteriores al sentir aquel cosquilleo en la parte baja de su abdomen que le indicaba el clímax.


— ¡A-Aaah, Tae! — Lloriqueó. — ¡Te amo!


Y se corrió, empapando de semen su abdomen y el del pelirrojo, el cual luego de un par de embestidas más también llegó al orgasmo, corriéndose dentro del castaño.


Taehyung se recostó en el pecho de Kook, ambos tratando vagamente de regular sus respiraciones. Jungkook llevó una de sus manos a la cabellera impropia, brindándole pequeñas caricias.


— También te amo. — Respondió Kim minutos después. — Demasiado, y es una lástima.


— ¿Lástima? — Cuestionó el menor con un puchero en sus labios. — ¿Por qué lástima?


— Olvídalo. — Sonrió, alzando su cabeza y robándole un diminuto beso. El uno al otro se sonrieron y comenzaron una infantil guerra de piquitos.


Continuaron así por un tiempo considerable. Dándose mimos, diciéndose palabras de amor, besándose y recordándose cuánto se amaban.


— Tengo una sorpresa para ti. — Mencionó Taehyung, animándose a sacar su pene de la entrada del menor.


— ¿¡En serio!? ¿Qué es? ¡Dime!


— ¿Por qué no vas a ver por ti mismo? — Sonriente, le dio espacio para que pudiera pararse. — Está en la habitación.


Jungkook no tardó en ponerse de pie, entre quejas y lloriqueos, pues su trasero dolía a horrores. Taehyung se distrajo mirándole aquella zona. Caía semen de su entrada y se veía jodidamente sensual.


Sonrió con nostalgia al recordar que sería la última vez que lo vería así.


El castaño se aproximó a encaminarse a la habitación, demasiado emocionado e ilusionado por el regalo que su esposo había hecho el esmero de preparar para él. Por su mente cruzaban varias ideas, aunque, ciertamente, él sería feliz con todo, incluso con un chicle, sólo si venía de parte de Taehyung.


De su amado Taehyung.


Sus ojos se agrandaron al ver una enorme caja de regalo en uno de los costados del cuarto. Sus manos con prontitud empezaron a quitar el papel celofán que adornaba el objeto de cartón, como también los moños y demás cosas. Su mente revoloteaba ante la cuestión sobre qué cosa era como para ser digno de una caja tan grande y ancha.


Y nada, pero absolutamente nada en el mundo lo hubiera preparado para la reacción que tuvo al tener una vista perfecta del dichoso "regalo".


Sus manos cubrieron su boca, pero los sollozos ya eran lo suficientemente audibles como para querer ocultarlos. Sus mejillas estaban empapadas de lágrimas y su corazón estaba irremediablemente roto. Estaba en shock; asustado. Se sentía tan mal en aquel momento que ni siquiera se volteó cuando sintió la presencia de "su amado" detrás suyo.


— ¿Por qué lo hiciste? — Cuestionó entre lágrimas, anhelando que todo fuera una pesadilla o una broma de mal gusto.


Pero estaba lejos de ser una.


— Dímelo tú. — Jungkook se percató de que el tono de su voz había cambiado. Ya no era el mismo. Era un idiota por no haberse dado cuenta antes. — Siempre fui rencoroso, mi amor. ¿O pensabas que no iba a darme cuenta de que me engañabas con Jimin?


Kook hipó en lágrimas y se volteó, por fin dignándose a darle la cara al pelirrojo, quien sujetaba un arma que lo estaba apuntando a él.


Su miedo aumentó, pero era más el dolor.


Dolor de todo. Dolor por todo.


— Feliz aniversario, cariño. Este día también se convertirá en el día que celebraré los años de tu muerte.


Y con una punzada en su corazón que era similar al de una espina que poco a poco se iba enterrando más y más, con el dolor de su alma, con un debate entre su mente y su corazón y lamentándose tempranamente por lo que estaba a punto de hacer, disparó.


Le disparó a Jeon Jungkook, a su amado esposo, al amor de su vida y "fiel" compañero.


Le disparó a él y a todas las ilusiones que alguna vez tuvo. Porque sí, él había sido el único iluso que pensaba que en el matrimonio todo era felicidad, que creía que el amor de Jungkook era tan grande como el que él tenía, que siempre creyó firmemente ser el único dueño del corazón del castaño. Pero se equivocó.


Siempre estuvo equivocado.


Afortunadamente, para casos como aquellos existía la muerte.


"Hasta que la muerte los separe", dijo el cura cuando los casó. Y vaya que tenía razón.


La muerte los separó, no Park Jimin.


O eso quiso creer.



—houndix (nepheleus en wattpad)




24 сентября 2020 г. 6:25:53 37 Отчет Добавить Подписаться
192
Конец

Об авторе

yuyu!! ᐡᐧﻌᐧᐡ ¡holap! antes solía ser 'houndix' en wattpad, pero allí ahora estoy como houndixe (con e) y nepheleus. para información exclusiva o mensajes está mi Instagram, cuyo nombre de usuario es houndix (o el personal, que es biyuiri). muchísimas gracias por seguirme hasta aquí y sobre todo por leerme. ♡

Прокомментируйте

Отправить!
NC Nicoll Castro
Woow siento que tienes una ligera obsesión por terminar la historia con la muerte de alguno de los dos personajes, pero aun así me gusta.
Mar Mar
ay yo siento que ni lo estaba engañando JAJSJAJA free jk#
AI Ariana Ipanaque
Estuvo increíble la historia, pero estoy algo confundida, por qué Jungkook hablaba de Tae como si realmente la amara, siempre recalcandolo , cuando al parecer no ,brambien aparecía que al momento de Tae apuntarlo le dolía todo, o es que Tae creyó que lo engañaba o realmente lo engañaba 🤨🤔🤔 Aclarenme eso plis🥺🥺🥺
Caos Vicenttx Caos Vicenttx
Pues... Se esperaba y aunque soy muy nostálgica igualmente estoy feli por Tete, así de hace, nene.
liscookie111 liscookie111
Me encantó, sabía que no terminaría bien Jusksvshs
Lie Lie
Sabia que hiba a terminar mal, HDKDHSKAJKA.
Tamarita Morales Tamarita Morales
Desde que empecé a leerla supe que algo andaba mal con Koo y joder tenía razón, y eso me dió miedo KAKSKD esta muy buena la historia dioss
li; anixᴮᴱ⁷🧈 li; anixᴮᴱ⁷🧈
KAHSJKHDJKAAD DIOS, AME
li; anixᴮᴱ⁷🧈 li; anixᴮᴱ⁷🧈
KAHSJKHDJKAAD DIOS, AME
li; anixᴮᴱ⁷🧈 li; anixᴮᴱ⁷🧈
KAHSJKHDJKAAD DIOS, AME
nose o nose o
Me dejo en shock ese final, pero igual me encanto :,,,)
Arlet tea Arlet tea
Por qué JK habla de Tae cómo si realmente lo amara, incluso dice que aunque sea mínimo querrá cualquier cosa de su amado Tae, ¿Realmente lo engañó?:c

  • TaeGuk_^•^ mis TaeGuk_^•^ mis
    Eso lo que me pregunto, estoy confundida pero esto es ARTE 😔👌🏻 July 30, 2021, 17:06
  • TaeGuk_^•^ mis TaeGuk_^•^ mis
    Eso lo que me pregunto, estoy confundida pero esto es ARTE 😔👌🏻 July 30, 2021, 17:06
itsminlynnie itsminlynnie
después de mucho tiempo la volví a leer, ES LA MISMA SENSACION COMO LA PRIMERA VEZ
Evelyn Robledo Evelyn Robledo
Queeeee brgas había en la cajaaaa

Estela3088 Estela3088
hermoso !!! ppero una pena el final , llore a mares
Jennii Suárez Jennii Suárez
Este es el tercer one shot de houndix que leo y ya debería saber que la mayoría tiene finales tristes, esta porquería se va a romper 👉💔 Si en mi mente imagino que no tuvo ese final ya no duele :")
Mimilu Miel Mimilu Miel
No mmn, me encantó
Wana Onne Wana Onne
Amo~ tus historias son hermosas <3<3
BelS BelS
Yo al comienzo e intermedio de la historia; (●♡∀♡) Yo al final; ⊙_ʘ
Sofia Montoya Sofia Montoya
Aaa..... Igual que los viejos tiempos. Y igual dolía xddd
Genesis Genesis
Suputamadre me encanto:D
Jensweet Jensweet
Ya me imaginaba algo así
Mayra Fuentes Mayra Fuentes
Jo-der quedé traumada :'v pero me encantó
Valentina Valentina
PERO- vine a leer algo soft y terminé en Shock :'v , ni siquiera le dio tiempo para explicarse o contar el porqué hizo eso :c
Nemo Nemo
Te juro que pensé que terminaría llorando pero aaaaa impactante dkdkfnf aml tus historias.
Reila Mit Reila Mit
Algo andaba mal pero no sabía que iba a ser tan malo jajaj :c no sé si llorar o admirarte. Haré las dos.
Reila Mit Reila Mit
PERO QUE ACABO DE LEER
tae xtieely tae xtieely
No sé si llorar o ns q a ver dime tu, que hago porque No se como sentirme xdd
tae xtieely tae xtieely
No sé si llorar o ns q a ver dime tu, que hago porque No se como sentirme xdd
lamelangas_2379 lamelangas_2379
Quedé en shock, sabía que algo andaba mal, pero AAAAAHH ME ENCANTA, T AMO
ann ann ann ann
este os siempre será de mis favoritos <3
~