allxhime Hi Me

Jungkook se ha dedicado a trabajar muy duro durante los últimos 3 años desde que se volvió el CEO de la compañía de su familia, Taehyung es un cantante en ascenso con muchas deudas por pagar con un pasado bastante oscuro. Un fin de semana en Las Vegas lleno de aventuras, drama e intriga es lo único que necesitan para caer el uno por el otro pero las cosas nunca son tan sencillas como parecen. Como bien dicen por ahí: "Lo que pasa en Las Vegas, se queda en Las Vegas". Registro Safe Creative: 2008305197416 ⚜ Allxhime © 2018 • BTS; Taehyung Top! Jungkook Bottom! • Menciones: Sujin, Nammin, Markson • Aventura/Angst/Hurt/Drama/Romance • Advertencia: Violencia física, mención de prostitución, uso de lenguaje vulgar y sexual, contenido fuerte y explicito para algunos, sensible para algunos. Todos los derechos reservados No copies, no adaptes, no re-subas.


Фанфик Группы / Singers 13+.

#bts #jungkook #vkook #taekook #taehyung
109
4.2k ПРОСМОТРОВ
Завершено
reading time
AA Поделиться

Bienvenido a Las Vegas

Jungkook se tronó el cuello sintiendo como sus músculos se encogían ante el acto que acababa de realizar, solo era otro día más que se quedaba hasta tarde trabajando.

Los últimos empleados habían salido hace una hora y ahora se encontraba en su oficina de la empresa que había heredado de su padre hace cuatro años después de que él había muerto producto de un infarto cerebral que lo había mantenido en coma durante 4 meses, motivo por el que había tenido que volver a Seúl después de haber vivido gran parte de su vida adulta en Nueva York.

Estiró los brazos hacia arriba y empezó a teclear de nuevo en su portátil, debía terminar con esos gráficos pronto si quería ir a dormir, aunque sea por unas dos horas y estar listo para la junta que tendría con los accionistas en la mañana, necesitaba el apoyo de todos los miembros si quería que Jeon Enterprise siguiera siendo lo que había sido los últimos 20 años.

Se recostó un rato sobre el cómodo respaldo del sillón que había sido de su padre, mientras leía de manera rápido todo lo que llevaba hecho hasta ese momento, bien, todo estaba en orden hasta ahora, desvió la mirada de la computadora y la centro en los tres porta-retratos que tenía sobre su escritorio, uno de su familia donde estaba con su madre y su hermano mayor Seonhee, uno con sus mejores amigos Yoongi y Hoseok y otro de su padre, cogió el suyo con la mano derecha y se lo quedó mirando durante un largo rato.

— Te lo prometo padre —dijo después de un rato — No te voy a defraudar.

Dejo el portarretrato a un lado de su computadora y prosiguió con su trabajo, todo tenía que salir bien en esa junta y él se encargaría personalmente de que fuera así, le demostraría a todos los que pensaban que no podía con el cargo solo por ser demasiado joven que estaban completamente equivocados, les cerraría la boca a muchas personas.

Cuando por fin terminó con su trabajo ya era pasadas las 3 de la mañana, cerró la computadora, agarró su saco del respaldo de su silla y se encaminó a la salida directo al estacionamiento, despidiéndose con una venia del guardia de seguridad en turno, solo quería llegar a su cama pronto.

Al ingresar a su departamento dejó las llaves sobre la mesa y se dirigió directo a su habitación, se cambió el incómodo traje que debía lucir todos los días por cuestiones de etiqueta por una camisa blanca holgada y un pantalón deportivo e ingreso a su cama para dormir por unas cuantas horas, tendría un día demasiado agitado y necesitaba estar completamente preparado para él.

Abrió los ojos cuando su alarma comenzó a sonar y gruño por lo bajo, los días en los que podía levantarse hasta tarde había quedado atrás cuando había asumido la presidencia de Jeon Enterprise, Seonhee había simplemente declinado el puesto cediéndole a él y ahora debía hacerse cargo del negocio familiar, se puso de pie a regañadientes e ingreso al baño para ducharse.

Cuando salió después de un rato con una toalla enrollada en el torso con el pecho completamente descubierto y con unas cuantas gotas que aún caían de su reluciente y azabache cabellera, se decidió por un traje negro, una camisa blanca a juego, una corbata gris oscura y unos zapatos negros perfectamente lustrados.

Cuando bajo a la primera planta, se encontró con el desayuno hecho como todos los días y se dispuso a comer, debía tener las energías necesarias para poder aguantar hasta medio día, no es como si no supiera cocinar, pero si tiempo era tan limitado que no tenía de tiempo para hacerlo por lo que había contratado a una señora que se encargaba de preparar la comida por él y otra que limpiaba el apartamento donde vivía actualmente.

Cuando llegó al lobby, saludo al encargado y se dirigió al estacionamiento, entro en su auto y se dirigió a la empresa, una vez ahí saludo a todos sus empleados y se dirigió a la sala de juntas de la mesa directiva.

— Buenos días, Jungkook — saludo su asistente.

— Buenos días, Eunha — le sonrió — ¿Cómo va todo?

— Todo en orden jefe, todos los accionistas ya están dentro esperando por ti — dijo la castaña — Tu hermano igual está adentro.

— ¿Seonhee hyung está aquí? — Eunha asintió — No sabía que había vuelto a Seúl tan pronto.

— Yoongi llamó para rectificar que tengas tu agenda liberada para el fin de semana — Jungkook suspiró — Tengo los boletos listos para entregártelos cuando me los pidas.

— Tengo que ir con ellos, ¿verdad? No dejarán de molestar sino lo hago.

— Está bien Jungkook, puedes tomarlo como un pequeño descanso trabajas demasiado, solo son Las Vegas no tienes por qué asustarte.

— De acuerdo iré, pero solo por lo que acabas de decir — la pequeña castaña sonrió.

Ingresó a la sala de juntas y se sentó en su puesto designado, Seonhee le dedico un asentimiento de cabeza y miró finalmente a todos los hombres de negocio que estaban sentado alrededor de la gran mesa rectangular que había en el centro del lugar, Lisa tomó su puesto detrás de la silla de él y de dispuso a tomar nota de todo lo que se dijera en la junta.

— Gracias a todos por estar presentes hoy — dijo con voz firme — Todos saben mejor que nadie el motivo de esta junta.

Vio como las secretarias repartían las carpetas con todo el material que había estado haciendo a cada persona en esa sala.

Seonhee le sonrió.

— Demos por iniciada entonces esta junta.

Todos los hombres en esa sala salieron conformes con la decisión que se había tomado, cada uno fue saliendo de la sala después de estrechar su mano y susurrar un "tu padre estaría orgulloso de ti hijo" al oído hasta que quedó vacía casi por completo, Seonhee había permanecido en su lugar todo el tiempo y se puso de pie cuando Eunha los dejos solos a ambos.

— Te lo dije, tenía razón.

Jungkook miró a su hermano mayor expectante.

— Dejarte a la cabeza fue la mejor elección.

El azabache sonrió.

— Ha pasado un tiempo desde que estuviste aquí hyung.

— Bueno he estado muy ocupado Kook — se encogió de hombros — Escuche que irás a Las Vegas con Yoongi y Hoseok — el menor frunció el ceño — Hice que Eunha me lo dijera.

—Tus modales son pésimos hyung — se rio por lo bajo mostrando sus dientes centrales que se parecían a los de un conejo — ¿Cuánto tiempo estarás por aquí?

El mayor lo miró pensativo.

— Por lo menos hasta que regreses de la ciudad del pecado

Jungkook se cruzó de brazos y lo miró incrédulo.

—Vamos Jungkook no soy tan malo, que no quiera estar atado aquí no significa que no pueda ayudarte — depositó su mano derecha en el hombro del menor — además tú necesitas aprender a relajarte. ¿Cuándo fue la última vez que te tomaste unas jodidas vacaciones? Las Vegas te hará bien, no pudieron elegir un mejor lugar al cual ir.

— Esta bien hyung, te creo — comenzó a caminar hacia la salida de la sala con Seonhee — ¿Almorzarás conmigo o tienes planes con alguien más?

— Si quieres que almuerce contigo solo tienes que decirlo — pellizco los cachetes del menor.

— Basta hyung, ya no soy un niño — dijo enfadado y se dirigió al elevador.

El almuerzo había sido bastante entretenido, Seonhee tenía tantas historias que contarle que no había dejado un solo momento para algún posible silencio incómodo, cuando volvió a la empresa se encerró en su oficina y se dispuso a trabajar hasta que su celular comenzó a sonar y el identificador mostró el número de Yoongi.

Hyung.

— Más te vale que ya tengas el boleto listo, Kook.

— Eunha fue quien lo compró. Claro que lo tengo listo.

Puso los ojos en blanco.

— Hemos estado planeando esto por meses, Kook.

— Lo sé hyung.

— Bien, porque no te lo hubiéramos perdonado si hubieras dicho que no al final.

Jungkook suspiró.

— Lo dejaste muy en claro hace meses hyung, si desistía al final, dijiste que me ibas a romper la cara.

La risa del mayor se hizo presente.

Me alegra que te haya quedado perfectamente en claro. Pasaremos por ti en hora y media, así que deja de perder el tiempo y alistaste.

Abrió la boca para responder a lo que su mejor amigo había dicho, cuando dijo que dejará de perder el tiempo, él nunca perdía el tiempo, pero antes de poder decir cualquier cosa el mayor cortó la llamada, la puerta de su oficina se abrió y Eunha apareció de brazos cruzados y con una pequeña sonrisa de complicidad en los labios, ah este era su fin.

La castaña se acercó a él y le extendió el boleto de abordaje con destino a Las Vegas junto con su pasaporte, ella igual se había encargado de eso, extendió la mano y agarró ambas cosas, las miro con detenimiento durante un largo rato antes de levantarse de su cómodo sillón, sin duda lo iba a extrañar durante los próximos días.

• • • •

Cuando ingresó al aeropuerto de Incheon en lo único que Jungkook podía pensar era en lo incómodo que sería estar más de 13 horas sentado en ese asiento del avión, cuando finalmente pudiera salir de él estaba seguro de que el poco trasero que tenía desaparecería por completo.

Siguió a los mayores por el gran pasillo, pasó por el puesto de seguridad y dejó sus llaves, celular y cosas de metal en el lugar que se le indicó, una vez terminaron de revisarlo y a su maleta, tomo sus cosas, registró su maleta y fue a encontrarse con sus amigos los cuales lo miraban un tanto divertido.

— Es genial que estés aquí Jungkookie — dijo Hoseok — No estaba completamente seguro de si lograríamos sacarte de Jeon Enterprise.

El menor le sonrió.

— Es bueno despegarse de vez en cuando del trabajo hyung, además solo estaremos allá dos días ¿Qué podría pasar?

Yoongi se rio con ganas al escuchar su vaga respuesta.

— Cuidado Kook, si yo fuera tú no subestimaría el poder de Las Vegas.

— No seas ridículo hyung — puso los ojos en blanco — No pasará nada malo.

Hoseok miraba con diversión como sus amigos discutían hasta que el alto parlante anunció su vuelo y se dirigieron hacia la zona de embarque, se formaron en la fila, entregaron sus boletos, enseñaron sus pasaportes e ingresaron al avión.

Tenía que reconocer que los asientos de primera clase eran cómodos, tenía que tomar nota de la aerolínea para seguir usándola en el futuro, se abrochó el cinturón para el despegue, conecto su iPod y se colocó los audífonos, aprovecharía a dormir un par de horas más, después de todo ahora lo único que tendría era tiempo para poder hacerlo, escuchó vagamente las voces de Yoongi y Hoseok mientras conversaban sobre algo hasta que se dejó vencer por el cansancio y de escuchar cualquier otro sonido.

Iba a ser un vuelo realmente largo.

• • • •

La música dejo de sonar a mitad de la práctica, haciendo que el pequeño azabache con mechones amarillos que se encontraba en esos momentos sobre el escenario frunciera el ceño con molestia ante la acción del encargado del sonido.

Él jodidamente había detenido la música en la mejor parte de su canción y solo por contestar una estúpida llamada.

Jimin se cruzó de brazos cuando lo escuchó reír y salir de la sala como si nada, liberó un suspiró cargado de cansancio y se sentó a la orilla del escenario con abatimiento.

El sonido de alguien aclarándose la garganta lo hizo levantar el rostro encontrando una pequeña botella de agua enfrente suyo, sonrió y cogió la botella.

Mientras bebía de ella a pequeños sorbos, no perdía de vista ninguno de los movimientos de su amigo y lo miró un tanto divertido, deseaba saber que era lo que tanto pensaba en esos momentos.

— Wow realmente te ves mal — le dijo en tono un tanto divertido.

— ¿Tanto se nota? — la gutural voz de Taehyung hizo su aparición finalmente.

— No, pero te conozco mejor que nadie Tae Tae — el menor soltó un suspiró — ¿Qué es ahora? Si me lo dices ahora podría hablar con Joonie para que él hable con Mark y Jackson.

— Estoy bien Jiminie.

— ¿Estás jugando conmigo? Todo lo que ganas aquí termina en manos de esos sujetos ¿Cuándo te saldrás de vivir de ese lugar? — su pequeño rostro denotaba preocupación por su amigo — No quiero que te pase algo, sabes muy bien como son las cosas por esos sitios, eres mi mejor amigo y me preocupo por ti, sabes que puedes venir a mi vivir con nosotros, por Nam no hay problema.

— Estoy bien Jiminie, lo juro — lo mostró su singular sonrisa cuadrada.

El encargado del sonido regresó, pero en vez de reanudar la canción de Jimin comenzó a sonar el ritmo lento de la pista de la nueva canción de Taehyung.

Se subió al escenario y ajustó el micrófono a su altura, le indicó con la mano al ingeniero que prosiguiera y este aumento el volumen haciendo que el ritmo melodioso se esparciera por el interior de todo el lugar.


A sound of something breaking
I awake from sleep
A sound full of unfamiliarity
Try to cover my ears but can't go to sleep
The pain in my throat gets worse
Try to cover it
I don't have a voice
Today I hear that sound again


• • • •

It's ringing again, that sound
A crack again on this frozen lake
I dumped myself into the lake
I buried my voice for you


Jungkook ingresó al lugar después de Yoongi y Hoseok, en el hotel donde se estaban hospedando los habían recomendado venir a Omnesia y aquí se encontraban ahora.


Al llegar a la recepción del lugar fueron recibidos por una chica de cabellera castaña llamada Hyorin, los acompaño al interior del lugar hasta que los tres estuvieron sentados en su mesa, los muebles eran cómodos y muy elegantes, como todo lo que había en ese lugar que gritaba costoso por todos lados.


Hyolyn les ofreció una botella de champagne de bienvenida, cortesía de los dueños del club, mientras se llevaba un poco del espumoso vino a la boca, se dedicó a escuchar atentamente la canción que la persona que estaba sobre el escenario interpretaba en esos precisos momentos, se escuchaba tan íntima que incluso se sentía desnudo delante de tal interpretación, la melodiosa voz del chico que estaba sobre el escenario lo tenía un pelín perdido en ella, desde el lugar en donde estaba tenía una perfecta vista y dios, jamás había visto a un ser tan perfecto como era ese chico.


Over the winter lake I was thrown
A thick ice has formed
In the dream I shortly went into
My agonizing phantom pain is still the same

Have I lost myself
Or have I gained you
I suddenly run to the lake
There's my face in it


— Es muy bueno — dijo Hoseok finalmente después de estarlo escuchando durante un rato en silencio.


Demonios, sí que lo era y también era hermoso.


Please don't say anything
Reach my hand out to cover the mouth


Taehyung abrió lentamente los ojos, encontrándose con un par de ojos azabaches que estaban mirándolo totalmente embobado en esos momentos.


But in the end, spring will come someday
The ice will melt and flow away


Lo miró atentamente, sin perder en ningún momento la conexión que tenía en con aquel azabache, que no había visto, se notaba a lenguas que ers un cliente nuevo del lugar.


Tell me if my voice isn't real
If I shouldn't have thrown myself away
Tell me if even this pain isn't real
What I was supposed to do back then.


La música se detuvo y todos comenzaron a aplaudir, Jungkook se puso de pie y comenzó a ovacionar a aquel chico con el resto del público.


Taehyung se llevó la mano derecha al pecho y se reverencio un par de veces ante el público el cual lo clamaba de manera eufórica incluso después de que desapareció tras vestidores, Jimin que se encontraba en el camerino que ocupaba a veces, lo miró cómplice y choco lo puños con él, todo iba bien esta noche.


Se dio los últimos retoques y salió de los camerinos y siguió el pasillo que lo llevaba hacia el interior del club, la gente comenzó a felicitarlo y darle pequeños apretones de mano hasta el momento en que llegó a la barra.


Se dejo caer con gracia sobre el taburete y se llevó la mano a la frente.


— Whisky — dijo un desconocido que se acercó a la barra — Y lo que sea que él tome.


Taehyung quitó su brazo de barra y se dispuso a mirar mal a aquel desconocido que le estaba invitando un tragó ¿Quién demonios se creía que era? ¿le veía cara de que necesitará que alguien le pagará los tragos?


Pero antes de poder decir algo sus palabras murieron en su garganta cuando encaró al desconocido, encontrándose de nuevo con ese par de ojos oscuros que lo habían estado observando tan minuciosamente mientras cantaba.


— Puedo pagarme mis tragos solo — dijo finalmente — No es necesario, gracias.


— Lo sé, nunca dije que no pudieras — dijo el sujeto — pero después de esa interpretación creo que alguien debía invitarte un tragó ¿no crees?


Taehyung arqueo una ceja y sonrió finalmente.


El barman lo miró expectante — Lo de siempre Jisoo.


Jisoo asintió y se dio la media vuelta dejándolos solos por un rato.


— Nunca te había visto por aquí, supongo que vienes de visita.


— ¿Tanto se nota que es mi primera vez aquí?


Taehyung se encogió de hombros mientras veía a Jisoo depositar su bebida enfrente de él y dedicarle una pequeña sonrisa antes de dirigirse hacia otro lado de la barra.


— Conozco a las personas que vienen aquí — la dio un sorbo al tragó — Sus miradas son las mismas siempre, la tuya es diferente.


— ¿Diferente? ¿Cómo?


— No está llena de lujuria, incluso podría apostar que ni siquiera querías venir aquí — lo volteó a ver — eres un hombre de negocios, todo esto es demasiado para ti, pero déjame decirte algo, bonito.


Jungkook sintió su corazón acelerarse cuando el cantante le dijo "bonito", intento mantenerse sereno, no tenía que actuar como un jodido adolescente hormonal en esos momentos.


— Incluso los hombres de negocio deben relajarse y divertirse de vez en cuando, creo que has venido al lugar indicado para poder hacerlo, bienvenido a Las Vegas.


Jungkook sonrió, ya había escuchado eso antes en labios de su asistente y de su hermano, pero si ese chico hermoso lo decía se escuchaba jodidamente mil veces mejor.


— Supongo que valió la pena venir hasta acá, después de todo.


— Hombre no tienes ni idea, pero la diversión esta allá afuera no aquí — extendió una de sus manos — ¿Qué dices?


Se quedó viendo su larga mano y se debatió internamente sobre si sería correcto que hiciera aquello, después de todo no conocía en absoluto a ese chico, él se encontraba muy lejos de casa, podrían secuestrarlo y nadie volvería a saber nada de él jamás.


Taehyung suspiró.


— Supongo que eso es un no — se tomó el resto de su tragó de golpe y se puso de pie — Suerte bonito, espero que te sueltes un poco más, estás en Las Vegas después de todo — comenzó a caminar lejos de él.


Jungkook se quedó mirando por donde aquel pelinegro estaba desapareciendo, no lo perdió de vista cuando llegó a la puerta y compartió un par de risas con el encargado de abrirla, se mordió el labio inferior y regresó hacia su mesa rápido.


Yeah it's my truth
It's my truth
I will be covered with wounds all over


Yoongi y Hoseok miraban atentos a la persona que ahora se encontraba en el escenario.


But it's my fate
It's my fate
Still, I want to struggle and fight


Jungkook sonrió cuando vio que Yoongi no apartaba su mirada de aquel chico apuesto de amplios hombros, así que era por esto que había aceptado venir aquí eh.


Maybe I, I can never fly
I can't fly like the flower petals over there
Or as though I have wings
Maybe I, I can't touch the sky
Still, I want to stretch my hand out
I want to run, just a bit more


Hoseok se percató de su presencia, lo volteó a ver y le sonrió.


— Hyung, ¿está bien si me retiro primero?


Hoseok lo miró confundido — ¿Estás cansado Jungkookie?


El menor negó con la cabeza.


— Oh — Hoseok le sonrió con picardía al comprender — Diviértete pequeño.


— Usa protección igual — dijo Yoongi — ¿Qué? — volteó a ver a Hoseok — Nunca sabes quién te puede llegar a pegar una buena ETS.


Jungkook puso los ojos en blanco, se levantó y se dirigió a la salida, ¿él seguiría ahí?


Hizo una venía al sujeto que le abrió la puerta y camino por el pasillo por donde había ingresado, pasó por la recepción y se dirigió al exterior del lugar.


Se dispuso a buscarlo, pero justo cuando iba a hacerlo lo vio parado en la acera, revisaba su celular tranquilamente ajeno a todo lo que lo rodeaba.


Inspiró y suspiró un par de veces y se acercó lentamente, extendió el brazo y le tocó el hombro haciéndolo voltearse al momento.


— Hola de nuevo.


Taehyung sonrió a lo grande mostrando por primera vez para él su singular sonrisa cuadrada y sintió un pequeño golpe en el interior de su corazón.


— Así que el hombre de negocios decidió venir a divertirse después de todo — su gutural risa de hizo presente.


— Dígamos que quedé un poco intrigado al respecto por tu propuesta.


— Hiciste una buena elección.


Jungkook sonrió — ¿Ahora qué hacemos?


— Nos aventuramos a la ciudad — contestó Taehyung — ¿Estás listo para conocer Las Vegas, bonito?


— No me llamo bonito — dijo él — Soy Jeon Jungkook y yo siempre estoy listo.


Taehyung sonrió ante su respuesta un tanto arrogante, probablemente con cualquier otra le habría parecido absurda, pero era atractivo en él.


— Es un placer Jungkook, soy Kim Taehyung y seré tu guía durante esta noche — extendió la mano — Vamos a divertirnos juntos ¿te parece?


— Hmm, hagamos eso Taehyung.


Levantó su mano y la estrechó sintiendo como una corriente eléctrica le recorría la espina dorsal, Taehyung soltó su mano y le indicó que lo siguiera.


Jungkook suspiró lentamente y comenzó a seguirlo, esta noche no sería el joven CEO Jeon Jungkook de Jeon Enterprise, sería solo un turista más recorriendo por las noches las calles de Las Vegas con alguien más, se olvidaría de sus típicas preocupaciones diarias y se comportaría como un chico de su edad, después de todo


Lo que pasa en Las Vegas se queda en Las Vegas ¿no?


• • • •

• • • •


Hi, hi it's me again ~

Empecemos de cero desde aquí, iré subiendo mis historias poco a poco ¿de acuerdo?


Disfruten nuevamente de la lectura, besos.



20 сентября 2020 г. 6:05:04 3 Отчет Добавить Подписаться
14
Прочтите следующую главу Lo que pasa en Las Vegas

Прокомментируйте

Отправить!
Jenny♡ Jenny♡
Actualizaaa );
Jenny♡ Jenny♡
¿Cómo se escribe? Ah si... 😀💜

~

Вы наслаждаетесь чтением?

У вас все ещё остались 3 главы в этой истории.
Чтобы продолжить, пожалуйста, зарегистрируйтесь или войдите. Бесплатно!

Войти через Facebook Войти через Twitter

или используйте обычную регистрационную форму