kookie_red7 ••𝚀𝚞𝚊𝚛𝚊𝚗𝚝𝚒𝚗𝚎••

Jungkook esperaba ansioso la llegada de la "Kermes", pues no perdería oportunidad para pedirle al dulce Taecito su manito para casarse. Ya tenía preparado el anillito que logró sacar en su caja de cereal. 🍯KookTae 🍯Historia 100% mía 🍯One Shot 🍯Fluff


Фанфик Всех возростов.

#niños #boda #jungkook #kookv #taehyung #kooktae #kermes
Короткий рассказ
41
3.5k ПРОСМОТРОВ
Завершено
reading time
AA Поделиться

Kermes🍯

Un pequeño azabache daba vueltas sin parar por su habitación, el gran día había llegado y aún no estaba listo, sus tenis de Iron Man no aparecían, el anillo que logró conseguir después de 6 cajas de cereales, estaba en alguna parte de su mesita, sus shortcitos cafés ya estaban arrugados y su camiseta tenía una mancha en el hombro izquierdo.


- ¡¡Papá!!.- gritó alto, sus piecitos cubiertos por las calcetas blancas daban fuertes pisadas contra el piso de madera.


El mencionado no tardó en aparecer asustado por el gran grito de su niño, pero calmándose al ver el pucherito. Caminó hacia el infante y se agachó para tomarlo por los hombros.


- ¿Qué le pasa a mi lindo Kookie?.- preguntó el mayor, acariciaba los cabellos, el pequeño molesto quitó la mano de su padre.


- Papá mis orejitas de conejo. - se quejo y suspiró. - No encuentro mis tennis favoritos y hoy debo verme guapísimo. - alargó la "O". - Es la kermes y necesito que Tete solo me mire a mi. - se apuntó a sí mismo.


El mayor sonrió, su pequeño de cinco años suspiraba cada que el hijo de los Kim aparecía, sus mejillas gorditas se pintaban de un rojo intenso después de recibir besitos del pequeño Taehyung. Había esperado por largas semanas para el festival escolar, donde se daría una pequeño Kermes, y lo que más llamaba la atención del pequeño Jeon, era llegar tomado de la mano de su dulce Tete al puesto de matrimonios.


- Tranquilo Kookie, tú mamá dejo los tennis abajo. - el pequeño sonrió. - Ahora date prisa o llegaras tarde.


Emocionado el pequeño Jungkook corrió, tomó su mochila de zanahorias, acomodo sus orejitas de conejo, en sus pequeñas manitas guardaba con cuidado el anillo que sellará su amor con el más bonito niño para sus ojitos. Feliz se mantenía cantando en su asiento e la parte trasera del auto de su papá, su mirada se posó en la gran construcción que llamaba escuela, había globos recibiendo a los pequeños y papeletas de colores, no pudo evitar aplaudir emocionado. Que bonita mañana seria.


- Papá apúrate, apúrate. -pedía removiéndose en el asiento con estampado de cochecitos. Si no tuviera los cinturones de seguridad cruzados por su cuerpecito, ya estaría brincando.


- Kookie cálmate.- pidió el mayor. Sonrió y vio por el retrovisor a su niño ansioso.


Jungkook chilló emocionado cuando fue bajado del auto, tomó las riendas de la situación y jaló la mano de su papi para entrar muy rápido, la dulce maestra Naeyon recibió al azabache con mucho amor, los ojitos del pequeño.


- Llegaste temprano Kookie.- habló la maestra acariciando las orejitas de conejito.


- ¡Chi!.- brinco emocionado.- ¿Ya llego Tete?.


- No cielo, aún no.- el pequeño hizo un mofin.- ¿Por qué no pasas y lo esperas en tu pupitre?.


Se despidió de su papi y entró dando brinquitos, sujetaba las correas de su mochila, su cabello se movía al igual que las orejitas. Mientras Jungkook contaba los minutos para que la Kermes iniciaría, otro pequeño no paraba de pelear frente al televisor mientras desayunaba.


- ¡Noo! Dora atrás de ti.- el pequeño rubio sostenía en una mano su waffle. Se giró molesto a su madre para dar una pequeña queja.- Mami, Dora no me hace caso. ¿Para qué hace preguntas si no hará caso? ¡Jum!. No es justo, ella elige sola.


El rubio mordió su waffle, se mantenía aún con sus pantuflas de ositos y su uniforme recién planchado, en sus cabellos dorados una tierna diadema de tigrito y en sus shortcitos cafés, su mami había añadido una larga colita que combinaba con las orejitas. Dio dos mordiscos más y fue elevado por su progenitora.


- Deja de pelear mi tigrito.- beso las mejillas.- Ahora busca tu bolsito y lava tus dientes, debemos apurarnos o llegarás tarde a la kermes.


- Si mami.- respondió y fue bajado de los cálidos brazos para correr a hacer lo pedido.


- ¡Tae te lavas los dientes sin trampas!.- gritó la mujer.


Taehyung cumplió, emocionado incluso trago un poco de pasta dental, casi olvidaba que ese día algo especial iba a pasar, la kermes. Y en su llegada el puesto de matrimonio. Dio brinquitos dificultando la tarea de colocar sus zapatitos de broche, su bolsita de osito se movía sin parar, incluso pidió a su mami algo de bálsamo labial.


El pequeño rubio miraba su manita mientras su mamita conducía al lugar esperado. Pensaba que después de dar el si, en su dedito existiría un lindo anillito que su Kookie había prometido. El muro decorado con dibujos infantiles apareció en el campo de visión del menor.


- ¡Yujuuuu! Llegamos, llegamos.- chillo emocionado el rubio.- ¡Kermes, kermes, kermes!.- comenzó a corear.


La señora Kim intentó detener al pequeño que apenas puso un pie en el suelo, corrió hacia la entrada del Kinder, la maestra Naeyon le tomó entre sus brazos y dejó un besito en cada mejilla.


- Alguien te espera adentro cielo.- dijo la maestra Naeyon y el pequeño rubio soltó un gritito. Se dio la vuelta para despedirse de su mami y entró emocionado.

El pequeño Jungkook estaba arriba de la mesita esperando a su dulce Taecito. Movía sus piecitos haciendo que las luces de los tennis brillarán, mantenía la mochila de zanahorias en su espaldita guardando el precioso anillo y contando con sus deditos cuanto faltaba para por fin dar el gran si.


- ¡Kookie!.- entró gritando el rubio. El pequeño Jungkook saltó de la mesita y corrió para abrazar a su dulce Taecito.


- ¡Tete!. Es hoy.- se separó y tomó las manitas chiquitas.


- ¡¡Es hoy!!.- decían a la vez ambos infantes.


Por fin juntos esperaron nada pacientes, preguntando cada cinco minutos a la maestra Naeyon cuando por fin saldrían a la Kermes y podrían salir a probar los ricos platillos elaborados por las mamitas, jugar un ratito y claro, de la manita ir al puesto de matrimonio.


Cansada de repetir lo mismo, Naeyon suspiró y vencida, decidió que sacarlos unos minutos antes no estaría mal. Se asomó por la ventana, ya todos los pequeños puestos estaban acomodados en el amplio patio de la escuelita. Muchos globos, listones de colores, piñatas de frutitas, el rico aroma de los guisados, el puesto de palomitas comenzaba a funcionar y el salón que usarían como cine ya estaba listo para empezar, entre mantitas de corazones, papelitos en formas de actas y las liguitas que usarían como anillos, el localito más esperado comenzaba a trabajar.


- De acuerdo niños. - habló la maestra. - Ya pueden salir pero en or...


No acabo de hablar cuando Jungkook grito emocionado, levantó su puñito y sus orejitas de conejito se movieron en el aire. Los demás niños que siempre solían seguir al azabache, comenzaron a brincar igual. Naeyon llevó su mano a su cara, el pequeño Jeon era inigualable, parecia que tenia pila para todo el dia y solo se mantenía calladito cuando cierto niño rubio depositaba besitos en sus mejillas gorditas.


El pequeño rubio y azabache salieron del salón tomados de las manitas, las luces de los tennis de Iron Man les acompañaban con cada paso dado, entre la multitud, las orejitas de tigrito y conejito relucían. Jungkook guardaba en su mochilita algunos wones que su mami le había dado y claro el anillo especial. Taehyung llevaba en su bolsita lo necesario para comprarle una rica paleta de chocolate a su kookie amado. Caminaban hacia el puesto deseado, el profesor Kim ya estaba listo, incluso se había peinado y sus lentes de pasta negra había colocado.


- Kookie vamos antes que se llene. - jalaba la manita del azabache.


- Pero Tete no te he comprado tus palomitas, ni algodón de azúcar. - el pequeño Jungkook fue aconsejado por sus papis, debía llenar no solo el corazoncito del rubito, también esa pancita antes de dar el sí. -Vamos primero por comidita ¿si?.- el pequeño rubio puchero, pero su pancita no negaría cositas ricas.


Los niños cambiaron sus pasos hacia los puestos de comida, Jungkook sacaba de su mochilita los wones para ir comprando lo deseado por el rubito, ricos corn dog's, después palomitas, lechita de sabores y jugaron en un puesto de tiro. El pequeño Jungkook logro atinar a todas las pelotitas, ganándose el precioso muñeco de puerquito enorme, después una cajita de colores y dos libros para colorear. Alegres saltaban, sus pancitas ya estaban llenas, sus manitas algo sudadas por no haberse soltado en ni un momento y sus corazoncitos latiendo sin parar pues por fin ya iban al gran puestito.


La fila era larga, pero aun así los niños esperaron por su turno, vieron a compañeritos pasar, usar la diadema con velo y el sombrero negro, luego colocaban en sus deditos la liguilla. Su turno llegó y alegres se miraron.


- Pequeño Kookie y Tete ¿están listos?. - preguntó el profesor Namjoon. Ambos niños asintieron. - De acuerdo.


Con cuidado el profesor reemplazo la diadema de trigito por una que mantenía un velo blanco corto, y la de orejitas de conejo por el sombrero negro. Los subió a un pequeño pedestal y sacó un papel en forma de acta. Dejos los regalos de los niños aun lado. Aclaro su garganta y se fijó en los niños tomados de las manos, el azabache tenía la boca manchada de ketchup por las orillas y el rubio la mejilla con rayones de plumones. Sonrió y aclaró su garganta.


- Bueno, estamos reunidos el día de hoy para unir en sagrado matrimonio a dos niños muy lindos...


-Y enamorados. -interrumpe Kookie siendo seguido del rubio que asintió rápido para confirmar lo dicho.


- Claro que si, dos niños enamorados.- corrigió el mayor.- Hoy por fin serán dos lindos espositos que se amaran mucho, se cuidaran y sacaran muchos dieces en sus notas.- lo último causó que Jungkook negara ¿sacar diez en clase de Inglés? ¡Jamás!.- Ahora mírense.-los niños acataron la orden sin rechistar. - Jungkook ¿aceptas...


- ¡Espere!.- volvió a interrumpir el niño. - ¿Cuando diré mis votos?. - metió su manita a su shortcito y sacó un papel arrugado que escribió con ayuda de su papá.

- ¿Quieren hacerlo así?. -pregunto Namjoon sin poder evitar sentir ternura, que bonito era el amor de los niños. Sacudió los cabellos negros del niño y luego acarició las mejillas del rubio. - Niños digan sus votos ¿también hiciste los tuyos Tete?.- el niño asintió y sacó de su carterita de ositos su papelito. - De acuerdo, Kookie dile tus votos a Tete.


- Tete, Taecito, Taehyungie.- tenía una manita del rubio tomada y con la otra sostenía sus papelito, la verdad no entendía que había escrito, no sabía leer muy bien, así que invito la mayor parte. - Te amito muchísimo porque eres bonito, hueles rico, me das besitos, me compartes de tus dulces.- hacia el conteo con un dedito.- Y eso es muy, muy, muy importante, también eres bueno y me ayudas a pintar sin salirme de la rayita. Así que yo. -soltó el papel y se apuntó a sí mismo. - Prometo cuidarte, amarte, darte besitos y comprarte corn dog's con mis domingos ahorrados.-ya estaba por finalizar cuando recordó lo que su papá le enseñó. - Casi lo olvido, también prometo que seré fuerte para protegerte de todo. - levantó su bracito pequeño, señalo a donde según el pequeño en unos años habría grandes músculos. - Te quiero Tete.- se giró al profesor. - Ya termine.


- Muy bien Kookie. Tete di tus votos. - el rubio vio que su papelito había dibujos y rió bajito.


- Kookie, Jungkookie. Yo te amo mucho mucho como la cola del chucho. - tapo su boquita para contener la risita. - Y me gustas, me das comidita y ganas peluchitos por mi, también me visitas cuando me da gripa y me das besitos lindos que hacen que mi pancita se sienta bonita. -masajeo la ahora hinchada pancita por lo comido anteriormente. - Así que espero me ames siempre porque yo lo haré, y me dejaré cuidar, también que seas más alto que yo. Te quiero Kookie.


Enternecido el profesor no pudo evitar soltar un: "Aww". Aclaro su garganta una vez más antes de hablar. No podía retrasarse más, la fila se comenzaba a llenar.


- Bueno niños, el amor que se tienen hoy dio frutos y por fin "Los declaro esposos". -ambos niños chillaron emocionados. - Pueden darse un beso, pero chiquito.


Jungkook tomó la carita del rubio y dejó un piquito causando que los profesores y niños atrás aplaudieran, la maestra Naeyon no pudo evitar gritar:


- ¡Que vivan los novios!.


Los pequeños se separaron totalmente sonrojados, Jungkook rápidamente se apuró a sacar el precioso anillo de plástico antes que el profesor Namjoon le pusiera la liga.


- Profe, yo traje mi anillo para Tete. -mostró la pieza y el rubio chilló emocionado, su corazoncito no podía más.


- Pónmelo Kookie, ya acepte, ponlo en mi dedito. - estiró la manita y el azabache con delicadeza colocó el anillo para luego besar el pequeño dorso de su nuevo esposito. - Es muy hermoso Kookie, me encanta.


- Tuve que comer seis cajas de cereal hasta que logre sacarlo.-presumió orgulloso.


El profesor Namjoon se acercó a los niños con el acta y les paso una crayola.

- Niños ahora dejen su firma ahí. - señaló un cuadrito blanco, ambos hicieron garabatos, cuando terminaron volvieron a tomarse de las manitas. - Listo, ahora si niños vayan a celebrar comiendo algodón de azúcar.


Los infantes se bajaron felices, tomaron sus cositas y caminaron de la manita, ambos contentos, comieron su algodón de azúcar con emoción, intercalando lindos besitos, disfrutaron la pequeña kermes y cansados se refugiaron en el salón de clases dispuestos a estrenar sus libros de dibujo. El ahora esposo de Tete yacía encima de la mesa, sus tennis tirados a un lado, su mochilita de zanahoria abierta y tirada sobre la mesa, mientras que el esposo de Kookie estaba descalzo paradito coloreando su manita luciendo el anillo, las crayolas alborotadas, pero valía la pena, cuando acabaron su gran dibujo ambos miraron juntos su creación, era su futura familia, el papá Jungkookie, el papito Taecito y sus hijos con trajecitos de conejitos y tigritos.


• • •

2 сентября 2020 г. 16:53:21 3 Отчет Добавить Подписаться
38
Конец

Об авторе

••𝚀𝚞𝚊𝚛𝚊𝚗𝚝𝚒𝚗𝚎•• ホぁ !estas entrando a un sitio de pornoche. ⠀⠀⫘⫘⫘⫘⫘⫘⫘⫘⫘⫘⫘⫘⫘⫘⫘⫘⫘⫘⠀ →Sweek: kookie_7 →Ao3: kookiered_7 →Wattpad: GgukSeven

Прокомментируйте

Отправить!
Suni16 Enghel Suni16 Enghel
Me causó alta ternura esto, lo ame💜💜💜

~