papitafritauwu Papita Frita

«Ellos no te dejarán sólo, si así quisieras.» Los gritos de niños en la madrugada se vuelven un constante despertador, siendo la alarma que avisa que Arón ya va a despertar. Una simple nota es la única pista que consigue para descubrir que sucede en aquel aparente internado donde ha vivido toda su vida. Confiar nunca es una buena opción, porque hasta aquellas inocentes risas son el detonante de una verdadera catástrofe. ¿Quién será el malo esta vez?


Саспенс 13+.

#terror #internado #thriller-psicológico
0
2.3k ПРОСМОТРОВ
В процессе - Новая глава Каждый понедельник
reading time
AA Поделиться

•Prefacio•

El piso de aquel pasillo sombrío y oscuro retumbaba bastante fuerte tras los pasos pesados de un cruel villano.


—No pasará de nuevo...No, por favor—. Eran los únicos susurros que daba señal de vida en la habitación número seis


Como no se imaginaba aquel inocente personaje, los pasos se escucharon pasar por frente a la puerta en la que se escondía el pequeño, deteniéndose en tres alcobas después de llegar a la nombrada, sin embargo, unos toques leves y asustadizos retumbaron en la puerta, sobresaltando al que se escondía debajo la cama, entre las crueles rendijas que marcaban su pequeña espalda, y el frío piso que dañaba sus pulmones.


—Por favor—. Se escuchó un susurro bastante audible.— Ahí viene, no quiero que me encuentre, por favor.


Conocía plenamente esa dulce voz, le costó salir de esa trampa de metal en el que había estado prisionero para poder salvar a el niño que en su momento lo ayudó a él.


A pesar de que esa pequeña ventana casi junto al techo, la cubría una pequeña cortina clara y unos barrotes ocultos después de ella, se colaba la luz de la luna, dándole más terror a la escena.




Si no fuese porque le pesó demasiado la culpa, no hubiese arrancado la cortina de un jalón descubriendo las ventanas y los barrotes.


Se acercó lentamente a la puerta sintiéndose tan pesado como si llevase un yunque en la espalda, amarrado a sus brazos, imposibilitando su caminata, pero para él era mucho mejor salvar la vida de un amigo y perder la suya en el intento.


Y por fin, después de tanta tensión lo hizo, abrió la única puerta que separaba a ambos.


Que lástima que no hizo caso a su mente que intentaba impedir que llegara a la puerta y luego abrirla dándole paso a su atacante, y dejando un niño menos en el pequeño reclusorio que se ocultaba en una carretera junto a la preciosa playa, pero un desaparecido más.



1 сентября 2020 г. 10:25:46 0 Отчет Добавить Подписаться
0
Прочтите следующую главу •Paredes lloronas•

Прокомментируйте

Отправить!
Нет комментариев. Будьте первым!
~

Вы наслаждаетесь чтением?

У вас все ещё остались 1 главы в этой истории.
Чтобы продолжить, пожалуйста, зарегистрируйтесь или войдите. Бесплатно!

Войти через Facebook Войти через Twitter

или используйте обычную регистрационную форму