kookie_red7 ••𝚀𝚞𝚊𝚛𝚊𝚗𝚝𝚒𝚗𝚎••

El profesor de piano más reconocido en Seúl, tiene la tarea de enseñar al pequeño hijo de los Kim. Todo mundo cree que el pequeño Taehyung, es el ser más inocente y tímido. Sin saber que disfruta jugando a seducir al guapo profesor. Las teclas del piano quedan muy marcadas en sus esponjosas pompas mientras el profe Jeon menea sus caderas contra el cuerpecito recargado en el caro artefacto musical. ○Kookv ○Historia 100% mía. ○One Shot


Фанфик 18+.

#pianista #os #jungkook #taehyung #vottom #kookv #kooktae
Короткий рассказ
76
4.0k ПРОСМОТРОВ
Завершено
reading time
AA Поделиться

🎼

Seúl, 2020


Sonidos desentonados sonaban por la amplia habitación, un hombre alto y bien vestido estaba observando todo en una esquina, medio escondido. El causante de dichos ruidos, pegaba con sus finos dedos las teclas color blanco, intercalando con las negras. Quería recitar con completa claridad lo indicado por su profesor. Pero le era imposible hacerlo tan bien como su mayor. Frustrado le pegó a las teclas y se levantó de golpe del cómodo asiento con cojín. Tiro las partituras enojado y camino hacia la gran figura imponente.


_¡Esto no sirve!- dijo molesto, su cuerpo pequeño llegaba apenas al pecho del gran hombre, tuvo que elevar su cabeza para que el contrario viera el fuego en sus ojos- ¡Quiero irme a casa!.


_Aun falta una hora para que te retires, levanta las partituras, acomodalas en su lugar e inicia con tu práctica, otra vez- respondió el gran hombre.


_Eres un bastardo arrogante- escupió con enojo- ¿No ves que no puedo? Odio tus idioteces de clase. ¡No puedo!- chillo golpeando varias veces el suelo con sus chiquitos pies.


_Taehyung, tienes 17 años, compórtate como el joven maduro que creo que puedes ser- le tomo de la mano para regresarlo al gran piano- Inténtalo una vez más, recuerda como te enseñé- insistió.


_Jungkook, no puedo. Enserio- paso una mano por su cabello oscuro, frustrado por la situación- Déjame ir a casa- pego una mano en el pecho del mayor y la otra la subió al cabello castaño, tuvo que pararse de puntitas para poder enredar unos cabellos en sus largos dedos.


El castaño suspiró, sabía lo manipulador que era el chiquillo. Llevaba 6 meses siendo su profesor de piano. 6 meses en los que tuvo que aguantar los primeros 3 de las pesadas bromas del menor y los otros 3 calentado su colchón. No le molestaba tocarlo y hacerlo gozar. El disfrutaba cada interacción con el chico. El único detalle estaba en que su relación estaba avanzando, no sabia que nombre ponerle, ni como le explicaría al padre del menor, Kim Seokjin, que su hijo en ese tiempo sabía más de cómo hacer un buen oral que recitar "martinillo" sin ni una falla. Estaba jodido. A sus 27 años no creyó que estaría en una situación así. Siendo dominado por un pequeño caprichoso.


_Tae, necesito que lo intentes. Si tu padre descubre que no has aprendido nada en este tiempo,comenzará a preguntar ¿por qué demonios paga tanto? por algo que por lo visto su hijo no aprende- tomo asiento en el banquillo donde minutos atrás estuvo el pequeño peli negro.


_Kookie, no te enfades conmigo, sabes que me cuesta concentrarme- se acercó al mayor para colocar sus manos sobre los hombros contrarios- Tal vez si utilizarás otros métodos, sería más fácil- coqueteo.


El mayor sabía a lo que se refería. Así es como jugaba el menor de los Kim. Y el como el idiota que era, terminaba cediendo ante la coquetería de un chico de tan solo 17. Sin esperar. Tomo con fuerza la cintura del peli negro, para hacer que con un movimiento se sentara en su regazo, con las piernas del menor extendidas a cada extremo de su cadera.


_Intentemos que aprendas de otra manera¿te parece?- susurro muy cerca del cuello del menor.


_S-si- respondió rápido el menor- Quiero aprender.


_Lo harás bebé- cogió otra vez la delgada cintura para elevar el cuerpecito hasta lo alto del piano. Iniciando un beso nada suave. Su lengua se hacía entrada en la dulce boca. Sus manos acariciaban esa tierna piel que quemaba en su manos por pronto ser besada.


Jungkook no sabía cómo parar los sentimientos desenfrenados que salían cada que tocaba al menor. Su cuerpo parecía reconocer cada tramo de esa morena piel. Su aroma tan conocido le hacía querer siempre más, y disfrutaba ver el cuerpo delgado retorciendo bajo el. Pero lo que más adoraba era escuchar su nombre bajo los gemidos del tierno Taehyung.


_Quiero sentirte- dijo el peli negro, pasando sus manitas por el fuerte pecho que muchas veces beso.


_¡Shh! Calma pequeño- dejo un beso de pico sobre los labios esponjaditos- Quedamos en que hoy serías un buen chico, intentarías hacer lo que te pedía- mordió el cuello largo y delgado- Pero como siempre, me has jugado chueco bebé- subió sus besos hacia la mandíbula mientras con su manos mágicas masajeaba los muslos regordetes que estaban cubiertos por una tela muy fina y delgada-¿Como le explicare a tu padre esto?- llevo la manita del peli negro hacia su ya creciente erección, muy notoria incluso en el pantalón de vestir.


_El no tiene que saber- dijo bajito- No sabe y no sabrá- estaba extasiado por los besos repartidos por su sensible cuello-Mi profesor es muy cobarde como para admitir que me quiere solo para el- bromeo- Por eso me folla aquí, donde nadie ve ni escucha, donde mis gemidos se combinan con las suaves melodías.


_Bebé, me he cansado de insinuar, que por ti yo lucharía- subió sus manos al plano pecho, pellizcando sobre la tela gris, los pezones parados-Es otro el que no estaría dispuesto- beso otra vez los labios del menor.


_Papá hará que te corran cuando se entere donde han estado tus manos- sonrió mientras enredaba sus piernas en la cadera del mayor.


_Bebé travieso-pego su pelvis a la contraria, inicio unos movimientos lentos, rozando su hombría contra el menor, besando los dulces labios que amaba.


Se separo del menor y tomo asiento en el banquillo, controlando su respiración y quitando sus manos del cuerpo que deseaba.


_¡Ven aquí!-señalo su regazo-Vas a tocar la tecla que te indique-el menor bajo para tomar asiento sobre los firmes muslos. Rodeo con un brazo la cintura estrecha del peli negro-Si te beso aquí-beso e largo cuello-Tocas "DO"-chupo el cuello antes de separarse-Si te beso aquí-dejo un beso en la oreja izquierda-Tocas "MI"-el peli negro asentía totalmente excitado-Si te digo que toques "FA", te tocare aquí-presiono el pezón derecho con su mano-el menor gimió al sentir las cálidas manos sobre su camisa-Ahora cuando diga "SOL" haré esto-empujo su pelvis contra las nalgas del menor haciendo que este ultimo brincara-¿Entiendes?-el menor solo gimió-Dije ¿Entiendes? respondeme.


_S-si ¡Joder! lo entendí. No pares-el menor movía sus pompas contra la creciente erección de su profesor.


_De acuerdo bebé, agreguemos unas ultimas cosas. Te las diré una vez y mas te vale comprender-el menor asintió-Cuando quiera que toques "LA" voy hacer esto-bajo su mano hacia la entrepierna del pequeño y presiono suavemente-Por ultimo si quiero que toques "RE"-la mano traviesa se movió hacia las nalgas cubiertas por un fino bóxer y con cuidado llego hasta el agujero estrecho, pasando la yema de un dedo por ese lugar-¿Todo claro bebé?.


_Muy claro, estoy listo-dijo cerrando sus ojos.


Jungkook sonrió contra la nuca del menor. Beso el cuello de Taehyung, y este como lo habían dicho se apresuro a tocar la nota pedida. No tardo en seguir con besos a la oreja izquierda,. Siguió cada nota dicha. El menor llevaba sus manos temblorosas al piano, siguiendo la indicación. La canción de "martinillo" sonaba por todo el gran salón. Afuera muchos creerían que por fin el menor había aprendido a tocar, el gran señor Kim estaría orgulloso de su querido hijo.


Pero en esas 4 paredes, las dulces teclas eran solo la música de fondo para el encuentro sexual que proseguía. Jungkook sin poder contenerse más, se levanto del banquillo, posiciono al menor sobre donde minutos atrás sus manos bailaban por las teclas con tanta elegancia. Como una bestia necesitada, quito su elegante camisa color blanca, dejando expuesto su torso bien trabajado. Los ojos afilados del menor recorrieron su mejor lugar para posar su cabecita antes de dormir. Su garganta se seco. Podía ver ese cuerpo que le hacia el amor con tanta pasión , una vez tras otra y nunca cansarse de suspirar. Aunque muchos le vieran como un niño, el pequeño heredero, caprichoso y molestoso. Pero para Jeon era el cuerpo que le hacia gozar, el chico que no podía parar de amar. Un niño rico con quien conoció el amor.


_¿Vas a tomarme ya?-pregunto el menor sentando sobre las teclas finas, sus piernas abiertas y su respiración agitada. La escena perfecta de Jungkook.


_Mi dulce bebé esta impaciente-con delicadeza saco la camisa del menor, sus abdomen plano y sus pezones rosados. Tenia que besarles. Los gemidos del menor eran su melodía favorita. Se deshizo con agilidad de toda prenda que cubría el exquisito cuerpo pecador. Su creciente pene se apretaba en el pantalón. Su pelvis rogaba por impactar contra el menor. Con mucho amor, beso los labios decorados de pasión. Los labios del menor se habían vuelto expertos en besar al profesor Jeon. Sus cuerpos necesitados despojaron todo lo que se interponía para poder besarse y tocarse. Un desnudo Taehyung sentía las teclas del piano chocar con sus pompas, mientras Jungkook le impulsaba a iniciar un movimiento de caderas, los fuertes brazos le sujetaban con tanta pasión al menor. Cuando el juego previo no fue suficiente. El profesor elevo una delgada pierna a su hombro y sin despegarse de los labios del hijo de Kim, llevo un dedo a la pequeña entrada, entro como un pequeño ladrón, sin avisar. El menor se retorció, pero los labios del mayor le impedían quejarse. Las teclas aplastadas sonaban sin cesar, ya no era la conocida melodía angelical, eran sonidos sin sentido que escondían el más hermoso encuentro sexual.


Estaba listo para ingresar. Las palabras sobraban. Conocía tan bien al menor, que no necesitaba adivinar lo que quería. Acerco su rudo genital a la conocida entrada. Se introdujo lentamente, callando los gemidos de dolor, con dulces besos sobre el menor.


_Tranquilo mi amor, pasara-acaricio la tierna carita, que abría la boca en "o" por la gran intromisión.


Taehyung amaba la sensación de dolor y placer al sentir al mayor dentro de el. Siempre cuidaba de el, le decía suaves palabras de amor. Lo mimaba como el dulce chiquillo que era. Cuando su cuerpo se adapto al tamaño, movió sus caderitas para indicarle a su amor que se moviera. Jungkook se pego mas al menor, tomo la otra pierna y la subió sobre su hombro, el cuerpecito se impacto mas contra las teclas, Taehyung se sostuvo del piano costoso, su cuerpo se retorcía bajo el cuerpo mayor. Duras embestidas creaban sonidos disparejos, los cuerpos encajaban con tanta perfección.


El éxtasis estaba por llegarles, una fuerte embestida hacia el menor, le hizo explotar sobre el abdomen marcado del mayor. Al sentir el orgasmo del menor, Jungkook no aguanto, vaciando su viscosa semilla en el interior, su cuerpo fuerte se debilito y se dejo caer sobre el menor, haciendo sonar un sonoro "Do". Intentaron regular sus respiraciones, Taehyung aun tenia sus piernas sobre los hombros del mayor, el pene flácido medio metido en su interior. La respiración de su profesor chocaba en su cuello sudado. El mayor reforzó su agarre en el cuerpo de su amado, dejo unos besos por el cuello empapado y luego en los labios esponjados. Podían seguir toda la tarde haciendo el amor, pero desgraciadamente el reloj avanzó.


El sonido de la puerta siendo tocada los alarmo.


_Joven Kim, es hora de retirarnos-hablo una voz fuera de la habitación.


_Un momento-respondió con la voz algo rasposa.


Jeon se levanto, saliendo por completo del interior cálido que le gustaba, comenzaron a vestirse en silencio. Taehyung tomo su maletín café, peino sus lacios cabellos y se volteo hacia el mayor.


_¿Que tal lo hice hoy?-pregunto con una sonrisa.


_Mejor que nunca amor -tomo el delicado rostro entre sus manos y dejo un beso en la frente. La puerta volvió a sonar-Debes darte prisa-Taehyung abrazo el cuerpo del castaño, aspirando el perfume en su camisa. No quería irse. Anhelaba el momento en que no le dejara.


_Jungkook-su cara estaba pegada en el pecho del mayor- Yo creo que te amo-confeso por fin con timidez.


_Eso es perfecto-sonrió el mayor. Hizo que el menor se separara para ver a los ojos a su amor-Yo también te amo.


_¿Lucharas por mi?-pregunto mirándole con sus enormes ojos de cachorro.


_Lo haré amor-dejo otro beso en los labios-¿Aceptas ser el novio de un simple pianista?


_¡Siiii!-chillo eufórico-Te amo, estoy muy feliz.


_Yo más. Te prometo que apenas cumplas los 18 años, te robare para que nos vayamos juntos a París, como lo deseas mi amor.


_Solo faltan 9 meses-dijo con emoción.


La puerta volvió a sonar y ambos caminaron para salir, se despidieron de la manera habitual ante los ojos de los demás. Jungkook volvió al piano con la emoción de que en poco tiempo Taehyung por fin seria suyo. Nueve meses pasaban rápido, podría aguantarlo. Camino hacia el bote de basura para sacar el contenido. Después de sus encuentros solía vaciarlo para no dejar rastros de lo cometido. Un condón en el salón musical no seria bien visto. Pero grande fue su sorpresa al ver que esta vez no había ni un solo condón. Al parecer esos 9 meses serian los mas interesantes.


[...]

25 августа 2020 г. 22:17:28 8 Отчет Добавить Подписаться
64
Конец

Об авторе

••𝚀𝚞𝚊𝚛𝚊𝚗𝚝𝚒𝚗𝚎•• ホぁ !estas entrando a un sitio de pornoche. ⠀⠀⫘⫘⫘⫘⫘⫘⫘⫘⫘⫘⫘⫘⫘⫘⫘⫘⫘⫘⠀ →Sweek: kookie_7 →Ao3: kookiered_7 →Wattpad: GgukSeven

Прокомментируйте

Отправить!
Jose José Jose José
Muy bonito 😍!!
Itzel Itzel
👀 Jajajajaja que interesante van esos 9 meses
MC Melizza Corrales
Me eh leído tus historias en 3 días, eres una escritora tan genial, de verdad tu talento es enorme

Sathma Vargas Sathma Vargas
Escribes: ARTE

~