soulmateskookv ᴍɪᴜ ♡

⠀⠀Todos en esa premiación habían visto a Jungkook y a Taehyung dirigiéndose juntos al baño; sin embargo... ¿Por qué después de varios minutos nadie los había visto salir? ⠀⠀ ⠀⠀«Ninguno había pensado en el regalo perfecto hasta que se tuvieron entre sus brazos». ⠀⠀ [ 🥇 ] Historia ganadora de los BTS ONE SHOTS Awards 2020, de la Zona Roja (erotismo). [ 🥇 ] Historia ganadora de los premios Cute Word 2020.


Фанфик Группы / Singers 21+. © HISTORIA ORIGINAL Y REGISTRADA. TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS. No se permiten copias o adaptaciones.

#homosexual #erótico #bts #jungkook #taekook #kookv #taehyung #bangtan #kim-taehyung #jeon-jungkook #kooktae #jungkook-top #taehyung-bottom #canon-compliant
Короткий рассказ
1.3k
20.0k ПРОСМОТРОВ
Завершено
reading time
AA Поделиться

💌




Taehyung se encontraba con media consciencia en la realidad y media consciencia en un ensueño, sus labios tirando hacia arriba en una ligera sonrisa y los ojos suavemente cerrados mientras sus manos mantenían empuñadas las sábanas a cada lado de su cabeza; por momentos con fuerza, por momentos en un flojo agarre.


El enorme departamento se encontraba en completo silencio, y entre la neblina de sus pensamientos podía percibir el suave sonido del aire acondicionado, las patitas de su mascota caminando tranquilamente fuera de la habitación, uno que otro pajarito fuera de la ventana, su propia respiración volviéndose pesada y los pequeños soniditos húmedos de unos labios acariciando lentamente toda su piel.


Volvió a sonreír queriendo dormir y queriendo despertarse por completo al mismo tiempo, y, por tanto, no pudiendo lograr ninguna de las dos.


—Siento que... no he dormido nada —logró susurrar, su voz rasposa, profunda y suave por el despertar.


Su acompañante soltó una dulce sonrisa al escucharlo, acercándose más a su rostro para dejar un par de chupetones ligeros en la piel de su mandíbula, justo donde el nacimiento de una barba raspaba imperceptiblemente contra su lengua. Cuando llegó a sus carnosos labios sellados, los delineó lentamente con la lengua y mordió con la fuerza justa para que Kim temblara y soltara un suspiro gustoso, más éste siguió sin permitirle acceso al interior de su boca.


—Vamos amor, ya despierta. No tenemos mucho tiempo.


—Quiero dormir...


—Has dormido incluso más que yo.


—¿Y... ? —se quejó bajito—. Sígueme tocando...


Jungkook se rió apoyando su cabeza al lado de la de Taehyung y dejando caer parte de su cuerpo desnudo sobre el mismo.


—Quieres dormir, te dejaré dormir.


—También te quiero... a ti.


Negando la cabeza con una sonrisa resignada, Jungkook acarició suavemente la oreja de Taehyung con la nariz, su mano derecha acariciando la piel suave de su torso mientras alejaba la tentación de bajar más para seguir acariciándole la semi-dura erección a su hombre. En cambio, pensó esperar a que se relajara de nuevo para que durmiera un poco más, ya que realmente no tenían mucho tiempo para seguir ahí.


La noche anterior había sido una noche muy movida y, tristemente, para nada referente a algo sexual. Sus agendas de trabajo estaban llenas para asistir a un montón de entrevistas, premiaciones y reuniones durante todo ese mes; y apenas hacía unas horas atrás que habían regresado de una post fiesta no oficial después de una premiación. Normalmente ellos no organizaban ese tipo de fiestas, pero como tendrían el día siguiente libre y habían triunfado en todas sus nominaciones, todos pensaron que sería una buena idea celebrar.


No lo fue, después de todo.


Porque temprano en la mañana los celulares de Taehyung y Jungkook habían vibrado en la mesa de noche, y al estar Jungkook más cerca, fue quién los percibió y contestó su llamada. Eran sus jefes para ordenarles una reunión urgente y obligatoria dentro de una hora; cosa que solo significaba que ese día sería tan movido como el anterior.


Y tan jodido.


Jungkook suspiró por la nariz, ¿por qué justo tenían que joderles ese día?


Acercándose más al oído de un Taehyung que tenía un puchero pronunciado en sus labios junto a una expresión de disgusto ante la falta de contacto, dejó unos cuantos besitos antes de empezar a tararear en voz baja una canción parecida a la del cumpleaños, pero precisamente, sustituyendo esa palabra por aniversario.


Taehyung abrió los ojos de golpe y sintió toda su consciencia ordenarse de la misma forma, el latir de su corazón de repente yendo a un ritmo demasiado acelerado, y Jungkook, sin dejar de cantar, sonreía viendo su reacción.


—Ggukie... —susurró sin aliento conectándose con la mirada contraria, y antes de que Jungkook pudiese terminar la canción, Taehyung se había lanzado sobre él para ocupar esa boca con un beso un tanto desesperado.


Habían muchos tipos de besos, y este no era ni suave ni salvaje, ni cariñoso, ni tórrido; solo apasionado. No habían mordeduras de labios y se estaban besando con la boca abierta, acariciándose las lenguas y los labios con parsimonia y a la misma vez con fuerza; solo sintiéndose mutuamente mientras soltaban ligeros gemidos cargados de deleite.


Cuando sintieron que ya se habían transmitido el suficiente amor por ese momento, ambos se separaron con unas sonrisas amplias y los ojos brillantes, casi que con lágrimas sin derramar.


—Feliz aniversario, Ggukie.


—Te amo.


—También te amo. Tanto, tanto.


Taehyung soltó una risa cuando Jungkook se lanzó de vuelta a él, a abrazarlo y hacerle cosquillas a la vez para evitar que llorara. Y es que podrían parecer exageradas sus reacciones ante una fecha como esa, pero literalmente nadie más que sus respectivos padres sabían que ellos escondían una relación amorosa y, por tanto, literalmente nadie podría imaginarse lo difícil que había sido y seguía siendo para ellos el sostenerla. Cada te amo era un logro para ambos y se sentían muy felices por seguir juntos después de tres complicados años.


Cuando las risas cesaron, Jungkook besó la nuca de Taehyung con la boca abierta mientras lo apegaba más a su cuerpo y le acariciaba con una mano todo el cuerpo caliente hasta llegar a sus genitales. Taehyung suspiraba encantado, pegando más su espalda al pecho del pelinegro y besando el níveo brazo que rodeaba su cuello.


—No puedo creer que haya olvidado que hoy era nuestro día —soltó de repente Taehyung, riéndose.


—Es entendible.


—¿Cómo que entendible? —Taehyung iba a girarse para encararlo, pero Jungkook no lo dejó, afianzando su agarre mientras metía un dedo lubricado en su entrada. —Ooh... —gimió—, vas rápido.


Jungkook sonrió, ahora chupando toda su mandíbula y frotándose contra su culo sin sacar el dedo de ahí. Había deseado tanto que Taehyung despertara y quisiera follar un rato, maldición, su erección literalmente dolía.


—Hemos estado corriendo todos estos días —susurró contra su oído, sin dejar de saborear toda la piel a su alcance—, es normal olvidarse de las fechas..., e incluso esta madrugada ninguna de los dos nos acordamos. Y también...


Jungkook no pudo seguir hablando, desconectó la boca del cerebro y gruñó cuando logró meter dos dedos. Taehyung se quejó tensando su entrada en una deliciosa contracción, temblando cuando uno de esos dedos dio con su próstata. Después de un corto rato, el pelinegro se separó entonces, para levantar el culo de Taehyung en una posición de perrito y arrastrarlo hasta la orilla de la cama mientras él se ponía de pie.


—Dios, de verdad vas a ir muy rápido —dijo Taehyung mirándolo por sobre su hombro, captando sus intenciones y viendo como se untaba una gran cantidad de lubricante por todo el pene erecto y marcado por las venas.


El castaño tragó saliva abriéndose más de piernas y sujetando las sábanas con fuerza en anticipación. Jungkook de verdad estaba muy excitado esa mañana, eufórico, y Taehyung sabía que cuando el menor se encontraba así, no le gustaba pensar en otras cosas que no fuera su cuerpo, por lo tanto, no hablaba. Y también sabía que cuando el menor se ponía así, era porque no tenían mucho tiempo para follar y estaba desesperado por poseerlo; algo que en ese momento le causaba curiosidad porque hasta donde él sabía, tenían ese día libre de lo laboral y podían e iban a follar todo lo que quisieran.


Taehyung no pensaba salir de la cama con lo tanto que había extrañado ese pene.


Pero bueno, ya tendría tiempo para resolver sus dudas luego, por el momento toda su concentración estaba siendo dirigida directamente a enfocarse en la dura erección abriéndose paso en la entrada de su culo. Rápido.


Sus manos empuñaron las sábanas tan fuertes que podía sentir las uñas lastimar sus palmas a pesar de la tela en medio. Jungkook había entrado rápido y empezó a moverse de la misma forma sin darle mucho tiempo a acostumbrarse al dolor, pero también besaba la extensión de su espalda, acariciándole el pene y los pezones con las manos como proporción de alivio.


Esa posición era peligrosa porque se trataba de Jeon Jungkook. A Taehyung no le molestaba apoyarse de sus manos y rodillas, es más, le encantaba porque podía sentir mejor cómo lo follaban; pero sí le ponía nervioso que Jungkook estuviese de pie a orillas de la cama porque así tenía mucho soporte e iría más rápido y fuerte de lo que lo hacía normalmente cuando estaba sobre la cama.


Y pudo confirmar su punto rápidamente, cuando Jungkook se separó para tomar sus caderas y empezó a retirarse y a empujarse de vuelta con tal fuerza que casi sale disparado hasta al otro lado de la cama y un grito desgarró su garganta.


Jungkook sonrió ante eso, y reajustó las caderas de su novio con más fuerza para repetir el mismo movimiento sin pretender detenerse.


Los brazos de Taehyung perdieron fuerza rápidamente y solo podía agarrarse como podía ante las embestidas que no cesaban y se combinaban con un ligero dolor que se extendía por todo su culo y espalda. La sensación era una mezcla extraña entre dolor y demasiado placer ante el contiguo roce directo en su próstata, y entonces le era imposible controlar el volumen de sus bufidos, gemidos y lloriqueos.


El sudor cubría sus cuerpos rápidamente hasta el punto que las embestidas se volvían más difíciles porque las pieles resbalaban y era difícil para ambos sostenerse. Taehyung estaba seguro que los dedos de Jungkook quedarían pintados en su dorada piel de lo fuerte que lo sostenía, tan doloroso a la vez que probablemente tendría que masajearse la zona después; pero por un infierno, le encataba lo rudo que Jungkook estaba siendo y se moría de ganas por tener un espejo al frente y poder ver su cara expresando salvajismo.


Y si Taehyung creyó que Jungkook no podría volverse peor, o que disminuiría su velocidad conforme al cansancio, ahora se sentía como un completo estúpido en cuanto Jungkook subió un pie al colchón y empezó a penetrarlo incluso más fuerte que antes. La sorpresa en Taehyung siendo reflejada a través de sus gritos.


Dios, hasta Kim Yeontan había levantado las orejitas mirando en dirección al pasillo de la habitación de su papá, evaluando si esos sonidos representaban peligro o no.


Jungkook sonrió viendo lo desechó que estaba quedando Taehyung, y soltó un gemido alto echando la cabeza hacia atrás por el placer que sentía en todo su cuerpo. Ya podía sentir ese cosquilleo inmenso recorriéndole el vientre, queriéndolo hacer estallar. El sonido de los gemidos y lloriqueos de Taehyung, combinados con sus propios gemidos y el sonido chicloso de sus pieles húmedas chocando, lo estaban volviendo loco y ya no podría aguantar.


Entonces Jungkook enredó una de sus manos en el cabello tintado de Taehyung y tiró de su cabeza hacia atrás para besarlo en la boca mientras tocaba su erección goteante, y éste casi se desploma en la cama por la sobre estimulación, provocándole un espasmo que, inevitablemente, atrajo de golpe el orgasmo de Jungkook entre aquellos sonidos sucios que amaba tanto.


Taehyung estaba apunto de correrse también, Jungkook aún no se detenía y ese calor espeso llenándole le hizo poner los ojos en blanco mientras sentía cómo su pene estaba a punto de estallar en la mano de Jungkook.


Sin embargo, el cuerpo era algo jodido y mientras luchabas minutos para conseguir un buen orgasmo, cualquier cosa podría bajarte de la nube de placer en un dos por tres.


En este caso, una llamada sintiéndose estridente de su celular le cortó todo el rollo a Taehyung, asustándole e interrumpiendo su momento llegando al clímax.


—Déjalo que suene —exhaló Jungkook cerca de su oído, tratando de no relajarse todavía—. Córrete primero, bebé.


Pero Taehyung no podía hacer tal cosa al ver la foto de Namjoon en la pantalla de su teléfono.


Y es que eso, a esas horas de la mañana significaba peligro.


Así que Jungkook lo dejó ir mientras él gateaba con dificultad hasta su celular. A Taehyung no le preocupaba que hayan interrumpido su orgasmo, después de todo tenían todo el día libre para correrse no una, sino diez veces más.


Eres tan ingenuo, Tae. Se dijo, en tanto bajaba el teléfono al culminar la llamada y las palabras de Namjoon cobraban real sentido en su cabeza.


Mierda, ¿cómo pudo confiar en las palabras "día libre" sabiendo lo ambiciosos que eran los jefes de la compañía a la que trabajaban? Debió esperarse que éstos no desperdiciarían algo como un evento popular solo porque se suponía era un día de descanso.


—Por eso corrías tanto, ¿no es así? —susurró frustrado mirando a Jungkook, el cual, a pesar del desánimo, le devolvía una mirada cargada de plenitud por lo relajado que se sentía su cuerpo.


Y eso solo hizo que Taehyung sintiera más rabia porque él no había alcanzado a llegar a ese punto.


Ahora solo les quedaban alrededor de diez minutos para salir y ni siquiera se habían bañado. Su calentura entonces bajó por completo al comprender que no tendrían más tiempo para nada.


En esos momentos, Taehyung odiaba a la compañía con toda su alma.




ৎ୭




Resultaba que la reunión había sido para informarles que se les había adelantado un evento y ese día tenían que asistir a unas premiaciones importantes. No se tenían que presentar ni nada, solo asistir y esperar un posible premio.


Entonces Taehyung estaba enojado como la mierda porque encima que habían arruinado su día especial, debía ir a un aburrido evento en el que ni siquiera iba a presentarse y poder sacarse toda la frustración que llevaba encima.


Jungkook notaba su mal humor y sabiendo de primeras por qué estaba así, trataba de disipar su mala cara portándose como el amigo más atento del mundo. Taehyung era una persona táctil, le gustaba ser mimado a dónde fuera, aunque sabía que no podía permitirse eso debido a sus preferencias sexuales no tan aceptadas por la sociedad; así que cuando Jungkook rompía un poco esa barrera para portarse cariñoso con él en público, Taehyung se ponía tan feliz que amenazaba con dar saltitos.


Y bien, Taehyung no tenía ganas de saltar esa noche; pero Jungkook sí había logrado disipar un poco su mal rato y hacerlo reír en más de una ocasión. E incluso, cuando estaban en sus asientos frente al escenario, ellos no podían dejar de verse y hablar de cualquier cosa, ajenos al lugar donde se encontraban.


Si los observabas desde la distancia, podías ver sus cabecitas juntas, a diferencia de todos los demás en sus asientos.


—Me siento mal, ¿sabes? —susurró Jungkook en el oído de Taehyung, de forma casi inaudible—. Hace un mes atrás pensé que cuando llegaría este día, como regalo podría llevarte a algún lugar y pasaríamos todo el rato juntos.


Taehyung suspiró dedicándole una mirada algo triste.


—También pensaba lo mismo desde hace meses, pero ya ves que con esta vida no podemos permitirnos esas cosas —bufó mirando al frente para buscar entretenimiento y evitar ablandarse—. Incluso hasta terminé olvidando que hoy era el día....


—Yo también lo olvidé, solo que lo recordé primero.


—Pues somos una pareja de puta madre.


Jungkook se rió y, luego de unos segundos, Taehyung también hizo lo mismo.


Después de eso se quedaron en silencio por un rato, para disimular que no estaban prestando atención a nada de lo que ocurría alrededor.


—Pero podemos hacerlo todavía —susurró Jungkook otra vez—. Después de esto no tenemos más nada en nuestras agendas, podemos retomar nuestro día y pasarlo juntos en cualquier lugar.


—Sí, y ¿cuánto tiempo tendríamos para eso? ¿cinco horas?


—Vamos, Tae, que el mal humor no te gane.


El mencionado bufó de nueva cuenta, tratando con todas sus fuerzas no fruncir los labios y expresar su molestia.


—Lo siento, ¿sí? Es solo que... El inicio del día fue bueno y estaba muy ilusionado y...


—Cuando salgamos de aquí, te prometo que voy a hacer todo lo que tú quieras hasta verte satisfecho, ¿vale?


En seguida Taehyung lo miró con sorpresa y un brillo interesado en sus ojos.


—¿Lo... lo que yo quiera?


Jungkook se pasó la lengua por el labio inferior y miró al frente con una ligera sonrisa ladina.


Esa era su respuesta y Taehyung la había captado en seguida.


De inmediato pudo sentir un cosquilleo en su vientre extendiéndose por todo su cuerpo y volviendo a acumularse en su entrepierna. Su pobre polla que había quedado sensible y adolorida porque no alcanzó a correrse después de tremenda ronda sexual en la mañana; y justo porque había sido un sexo tan duro y salvaje, Taehyung se había rehusado a usar una mano para revivir su erección y así correrse mientras se bañaba. No, señor; eso hubiera sido el doble de indignante de lo que ya lo era la situación.


Así que con solo el pensamiento de lo que podría hacer con Jungkook el resto de lo que quedaba del día, su erección se hizo presente, tan rápido que parecía ridículo.


Mierda.


Taehyung agradecía haberse puesto un bóxer bastante ajustado con esos pantalones de pinza, así podía disimular bastante y su bulto era prácticamente invisible. No obstante, por otro lado, realmente se quería morir y gritar de la frustración porque la polla le dolía en esa estrechez y ahora más que nunca solo quería que su Ggukie le ayudara a liberarse.


Sin expresar ninguna emoción en su rostro, Taehyung se levantó junto a los demás cuando fueron llamados al escenario. Su talento para la actuación saliendo a flote mientras sonreía reflejando emoción por haberse ganado el premio.


Jungkook lo miró levantando una ceja y Taehyung desvió la cara tratando de parecer normal ante él.


Pero Jungkook lo conocía lo suficientemente bien para saber que algo le pasaba, así que con naturalidad llamó la atención de Taehyung ajustando las solapas de su traje y cuando sus ojos se encontraron por una fracción de segundos, Jungkook supo que algo andaba mal.


—¿Estás bien? —le susurró al oído. Taehyung lo miró una vez, asintiendo con la cabeza, pero el pelinegro no se tragó esa respuesta.


Taehyung trataba de mirar al frente mientras el líder de su grupo hablaba ante el público, pero sentía la mirada pesada de Jungkook a su lado y le era inevitable sentirse nervioso. Con disimulo bajó la mirada por su propio cuerpo, fingiendo acomodarse el traje mientras realmente se aseguraba que su problemita ahí abajo no fuera notorio.


Pero Jungkook —que, aclaremos, lo conocía demasiado bien—, inmediatamente lo notó. Y una parte suya quiso reírse.


No lo podía creer.


Nop, no estás bien.


Taehyung lo miró de nuevo, haciéndose el confundido y Jungkook solo movió ligeramente la cabeza hacia abajo, avergonzando al mayor internamente porque, demonios, lo había descubierto. ¿Pero cómo? ¿Ahora qué iba a hacer?


Las palmas de las manos de Taehyung entonces habían empezado a sudar, de repente necesitaba esconderse en el baño un rato para mojarse con algo de agua fría y poder relajar a su maldito cuerpo caliente. En esos momentos se sentía más frustrado y enojado que nunca, Dios, si el mundo fuera perfecto su jefe se caería de los escalones mientras bajaban del escenario y él se reiría en venganza. ¡Porque los odiaba a todos!


Pero desafortunadamente, su jefe no cayó mientras bajaban del escenario y a Taehyung solo le quedó escaparse rápidamente al baño con ganas de echar humo por las orejas.


Para que no le jodieran más, pasó por alto el baño del piso donde se encontraban y subió las escaleras para entrar al baño del piso siguiente. La ventaja de estar en un edificio privado dedicado a alquilar salas de reuniones; ni siquiera habían cámaras por los pasillos.


No había encendido muy bien las luces del baño cuando su espalda fue impactada contra una pared y sus labios fueron besados con ahínco.


Taehyung gimió envolviendo sus brazos en el cuello de Jungkook y frotando su erección contra el muslo del otro entre sus piernas. No le sorprendía que el pelinegro estuviera ahí, de hecho lo sintió detrás durante todo el recorrido y por eso se desvió adrede hacia esa zona solitaria.


Jungkook no perdió tiempo liberando la erección de Taehyung y entonces dejó de besarlo para que los labios de ambos no quedaran alterados.


—Siento que voy a correrme en nada —lloriqueó Taehyung con un puchero mientras Jungkook lo masturbaba—. Yo no quería así, pero mis bolas están que quieren explotar.


Jungkook rió —¿quieres que te la chupe?


—Mucho. Pero ahora no puedes, tus sensibles labios nos pondrían en evidencia.


El pelinegro chasqueó la lengua y se alejó un momento para tomar una cantidad prudente de papel y ponerla al lado del lavabo más cerca.


—Entonces lo haré con mi mano.


El puchero de Taehyung se pronunció.


—No quiero nada de eso.


—Eres un bebé —sonrió besándole los labios.


—Quiero llegar mientras estás dentro de mí, de lo contrario no quiero nada... ¿Por qué crees que estoy tan frustrado?


Se miraron fijamente el uno al otro por varios segundos, en una batalla silenciosa donde ninguno de los dos saldría perdiendo pero sí dejarían un desastre de por medio.


Entonces, como si hubiesen estado en pause y alguien hubiese picado el botón de replay, de repente unieron sus bocas con rapidez y empezaron a besarse de forma lasciva mientras Taehyung se deshacía rápidamente del cierre de los pantalones de Jungkook y se caía de rodillas para terminar de endurecer el miembro con su boca.


Lo que tenían estos momentos de adrenalina que Jungkook y Taehyung conocían muy bien, era que aumentaban el libido y podían excitarte tan rápido cómo hacerte acabar. Así que Taehyung no tuvo que hacer mucho para que la erección de Jungkook despertara por completo, y éste último tampoco tuvo que hacer mucho con un sobre lubricante de emergencias para que Taehyung ya sintiera suficiente con sus dedos y necesitara la polla de su hombre de una buena vez.


—Los demás deben estar preguntándose por nuestra tardanza —decía Jungkook con una ligera sonrisa en lo que entraba en el mayor de una sola estocada.


Taehyung echó la cabeza hacia atrás de pura satisfacción y alivio, parecía que su culo siempre hubiese estado vacío y esperaba anhelante que esa polla lo llenara de nuevo.


Por fin.


—Hay... hay una presentación ahora. Así que ni se acordarán de noso... Oooh mierda, sí... Nosotros...


Jungkook soltó una risa contra el hombro del otro y empezó a acelerar aún más sus embestidas al ritmo del movimiento de su mano en la húmeda erección de Taehyung. No había tiempo ni para descansar un segundo, por lo que rápidamente el cuarto de baño se llenó de jadeos y gemidos controlados.


—Tan bueno... —lloriqueaba bajito Taehyung—. Tan rico, Ggukie... Si paras... Si te detienes, me mato... ¡Ooh!


Jungkook no podía hablar, pero por la adrenalina, Taehyung lo apretaba más de lo normal y su polla penetrándolo se sentía en la gloria.


Y tal vez pasaron más minutos de los que ellos pudieron percibir, pero sintieron que en cuestión de segundos el orgasmo se acumulaba para estallar y Jungkook casi ni logró evitar un desastre con el papel reteniendo todo el semen de Taehyung, el cual había sido abundante y tenía al hombre gimiendo y moviéndose preso de la sensación gloriosa del orgasmo aún después de haber pasado varios segundos.


Unos cuantos empujes más y Jungkook también se había dejado ir, llenando el condón de toda su esencia. Y siguió moviéndose poquito dentro de Taehyung hasta que sus cuerpos se sintieron relajados y momentáneamente saciados.


Compartieron un abrazo después de deshacerse de las secuelas del encuentro, sus corazones acariciándose a través de las pulsaciones pecho contra pecho, hasta que ambos continuaron con un ritmo suave. Jungkook besó suavemente a Taehyung manteniéndolo pegado a su cuerpo, y este último pasaba sus manos por la delgada cintura del menor.


—Feliz aniversario, mi amor —susurró sobre sus labios, acariciándole el cuero cabelludo con una mano y el culo a través del pantalón con la otra.


Taehyung sonrió mostrando todos sus dientes en una fascinante sonrisa cuadrada.


—No puedo creer lo enojado que me sentía, ahora estoy feliz y no odio tanto a nuestros jefes —se rió bajito, dándole otro beso a Jungkook y acariciando sus narices después—. Feliz aniversario, amor mío, gracias por darme este regalo.


—¿Cuál regalo? —rió chocando sus narices en provocación.


— Tú. Tú eres lo único que quiero y necesito este día porque tu amor es el regalo más bonito que tengo en mi vida. No necesito nada más que tú para ser feliz.


Jungkook hizo un sonido con la garganta, expresando fascinación y diversión a la vez, y Taehyung se rió aferrándose más a su cintura en un nuevo abrazo.


—¿Cómo pudiste decir exactamente lo mismo que yo pienso de ti? ¿Es esto acaso magia?


—Dios, eres un idiota.


Y entre risas, entre los brazos del otro y atrapados en su propia burbuja de amor, ambos compartían el mismo sentimiento de ese día solo necesitarse mutuamente para ser feliz. No necesitaban una cita despampanante o una cena en lo más alto de la ciudad, nunca lo habían necesitado; y precisamente habían llegado tan lejos porque lo primordial para ambos siempre habían sido los momentos íntimos entre los dos.


Ese día, ninguno se había preocupado mucho por pensar en un perfecto regalo material de aniversario, y una vez más, descubrieron que no había mejor regalo que estar entre los brazos del otro.


Todavía les quedaban muchas horas para que culminara el día, y después de soltar una excusa bien elaborada ante los demás por la tardanza, y salir de ese edificio una vez todo el evento había culminado; ambos se encargaron de celebrar su día especial organizando una cena a mano propia y compartiendo mutuamente la dicha de estar junto al otro. Porque no había mejor regalo que ese y no necesitaban nada más.









GIFT 2 es un extra de mi historia titulada «Never Not». Si quieres saber lo ocurrido detrás de este One Shot, deberías leerla... Gracias por leerme ♥
21 июля 2020 г. 2:42:03 30 Отчет Добавить Подписаться
515
Конец

Об авторе

ᴍɪᴜ ♡ Me gusta escribir y por primera vez he decidido hacerlo sobre las personas que más amo: Jungkook y Taehyung. ¡Bienvenidx a este pedacito de mi mente y gracias por dejar amor y palabras bonitas en él! ⠀ » También puedes encontrarme en Wattpad con el mismo user.♡

Прокомментируйте

Отправить!
Fernanda Villa Fernanda Villa
ME GUSTO MUCHO LA REDACCION DE ESTA HISTORIA, VOY A IRME A LEER TUS DEMAS HISTORIAS
SENSXTIVE . SENSXTIVE .
Lit estoy haciendo maratón de tus historias JAJAJAJAJ

  • ᴍɪᴜ ♡ ᴍɪᴜ ♡
    jajsja gracias por pasarte por aquí 💜 February 13, 2021, 23:34
kim vante kim vante
Me estoy volviendo adicta a tus historias🥺

  • ᴍɪᴜ ♡ ᴍɪᴜ ♡
    jsjdjsaj eso me hace feliz 💜 December 09, 2020, 01:46
MH Mariel Hidalgo
TRANSMITE MUCHO, ESTUVO MUY BONITO DE LEER 😭💜

ℒ𝒶𝓊𝓇𝒶🍓 ℒ𝒶𝓊𝓇𝒶🍓
Ay! Estuvo maravilloso. Disfruté cada palabra. 💜

Rita Barreto Rita Barreto
So cute... son buenos pero quedo picada necesito más capítulos... saludos Soulmates

  • ᴍɪᴜ ♡ ᴍɪᴜ ♡
    Gracias por pasarte por aquí 🥺 October 21, 2020, 02:28
Eileen Styles Eileen Styles
Son las 1:48 am, la emoción al haber leído esto es realmente fabuloso... Amo, amo, amo.

Reila Mit Reila Mit
Es gracioso porque me cuesta trabajo empatizar con el kookv XD generalmente ponen a jk muy macho y a tae demasiado feminizado que es despersonalizante....entonces como lo has planteado es impresionante y me parece bien hecho, así que lo he disfutado.

Mary  Mary
Awww las dos paryes estuvieron geniales me enamore de tu historia felicitaciones nuevamente escribes hermoso👏🏻👏🏻👏🏻🥰💜💜

  • ᴍɪᴜ ♡ ᴍɪᴜ ♡
    me alegra que te gustaran 🥺💕 October 13, 2020, 16:54
MJ M J
Tan bonito, me encanta como se ve una relación tan bonita y estable ♡
Nubia Edith Nubia Edith
Te felicito tu historia es realmente hermosa, y nos lleva a pensar que lo material no lo es todo. Que un simple detalle con amor es el mejor regalo, y lo más gratificante es que sea de la persona que amas.

  • ᴍɪᴜ ♡ ᴍɪᴜ ♡
    Woah lo entendiste todo, muchísimas gracias por leerme 💜 September 15, 2020, 00:19
FritUra^poP^ FritUra^poP^
Wooaaa me encantó esto,fue tan cachondo pero cuando se dicen mi amor me llega a mi corazón 😍
Evelyn Ricaldes Evelyn Ricaldes
Lo ame, me encanta la redacción y el contenido perfecto
Gumimarii ˋωˊ Gumimarii ˋωˊ
Fascinante...!!! Me encanta...como van de lo erotico y super pervertido a lo romantico y dulce :3
Յҽ𝕔𝕔ɐ ▒᪶⃜⃞⃬🕸️ Յҽ𝕔𝕔ɐ ▒᪶⃜⃞⃬🕸️
y por cierto! MENCANTÓOO ヾ(˙ᵕ˙)ノ♡

  • ᴍɪᴜ ♡ ᴍɪᴜ ♡
    jsjsjaj muchísimas gracias, me alegra que te gustara 💜 July 21, 2020, 04:15
Յҽ𝕔𝕔ɐ ▒᪶⃜⃞⃬🕸️ Յҽ𝕔𝕔ɐ ▒᪶⃜⃞⃬🕸️
ahh, me siento extraña al no poder comentar en cada párrafo :(

~