milinvisibles Milagros Borro

Descendía la escalera con temor al no saber contra qué se enfrentaba. Cuando sus ojos se adaptaron a la oscuridad del nuevo lugar, reconoció la figura de Fred. Se entraba sentado a uno de los costados de la celda con los brazos abrazados a sus rodillas. Con su cabeza apoyada en ellas y sus ojos escaneándola fijamente, la hechizada no supo hacer otra cosa que dejar que sus miradas hablasen recorriéndose mutuamente. Fred sin entender nada de lo que ocurría allí, esperó a que ella hablara primero.

#magia #maldicion #amor
  8 февраля 2019 г. 20:38:56
AA Поделиться

Прокомментируйте

0 Комментарии
Отправить!
Нет комментариев. Будьте первым!

More microfictions