ginyales Gin Les

El terror ya había pasado, el centro palpitaba de placer, en sus manos amarradas el dolor yacía su deber. ¿Quién iba a pensar que en su perversión encontraría su perdición? Tres dedos ya le habían cortado, el cuarto aún seguía medio colgado.

#inkspired #dia1 #micromes
  1 июля 2019 г. 0:48:12
AA Поделиться

Прокомментируйте

0 Комментарии
Отправить!
Нет комментариев. Будьте первым!

More microfictions